En la calle Brubakken de la ciudad de Trondheim, en Noruega, utilizan desde 1993 un ascensor especial para bicicletas que da un pequeño empujón sin tener que bajarse del sillín y ocupando el menos espacio posible. El modelo original fue sustituido en 2012 por una versión producida a escala industrial y mucho más segura de cuya fabricación se encarga la compañía francesa POMA.

El ascensor funciona siguiendo el mismo principio que el teleski de una estación de invierno, aunque los cables, en este caso, se despliegan por debajo de la calzada. Basta con dar a un botón y una zapata comienza a deslizarse por un raíl en el suelo. El ciclista apoya el pie derecho sobre ella e inmediatamente estará rodando a 1,5 metros por segundo cuesta arriba. El dispositivo tiene cabida para 300 usuarios a la hora y puede salvar desniveles de hasta 18º de pendiente y medio kilómetro de distancia.

Realmente sería una solución en una ciudad como Santa Cruz de Tenerife. ¿Tú que opinas? ¿Lo ves factible?

Detalle de la plataforma. | DA
Detalle de la plataforma. | DA

Publicado por Bici Home

2 thoughts on “Una solución para las cuestas de Tenerife: el Cyclocable

  1. No lo veo una solución muy práctica que digamos, ni prioritaria. La democratización de la bici eléctrica es la solución, sobre todo que baje su precio medio. A lo mejor no sería ningún disparate incentivar su compra. Lo que sí es prioritario es tener carriles, sendas, zonas 30 y señalética horizontal y vertical adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *