Fuga de cómicos

Leslie Nielsen (imdb.com)

A los cómicos les ha dado ahora por desaparecer del mapa. Leslie Nielsen (84 años), el de ‘Aterriza como puedas’, se ha ido haciendo mutis por el foro, y pronto nadie se acordará de él, como ocurre con todo aquél que tiene la mala suerte de morirse. A cada deceso, se impone una amnesia instantánea que borra del recuerdo colectivo quién fue ése que se fue. En un pispás. Es un efecto fulminante, y cada día resulta más efectivo el olvido póstumo de la gente que quisimos e, incluso, admiramos, a medida que nos hacemos más insensibles y circunspectos, mal que nos pese y nos pasa.

Cuesta trabajo reír. “La risa es una cosa demasiado seria”, dijo Groucho Marx. Morirse de risa. Mario Monicelli (95), el gurú de la comedia italiana, se acaba de tirar por la ventana del quinto piso del hospital, casi ciego y mortalmente herido de la próstata. Si nos matan al mensajero, qué va a ser del humor con tanto cine, tv, literatura y facebook negros.

Vende el drama, el viejo adagio de la mala noticia. Las bombas atómicas que almacena un loco estalinista en un país asiático partido por la mitad que amenaza con desatar su guerra lunática como parte de la ceremonia de sucesión. Y las que tiene a su antojo otro país que juega con el amo del mundo al doble juego, contigo y sin ti, con el Tío Sam y con Bin Laden. Y, en general, el canguelo que le ha entrado a la Administración Obama-Hillary por la vulnerabilidad del arsenal nuclear en cualquier esquina del mundo con la revelación de infidencias en el portal de Wikileaks, que practica un terrorismo informativo inconcebiblemente saludado con entusiasmo por el periodismo, en plena pérdida de papeles.

¿Cómo echarle humor a la palabra guerra? Guerra de divisas, guerra de los mercados. ¿Cómo hizo Pancho ‘Guerra’ para sacarse del tintero a Pepe Monagas, que tanta falta nos hace, por cierto? El contagio de la deuda se expande por Europa: de Grecia a Irlanda, Portugal y España, y de España a Bélgica, a Italia…, haciendo temblar al euro. ¿Cómo tomarnos a broma el nuevo jarro de agua fría de la Comisión Europea a las previsiones económicas del Gobierno de Zapatero para 2011?

Toca reírse de uno mismo, de nuestras propias miserias, del festín del mal, mentirnos como Guido Orefice (Roberto Benigni) ideó para salvar al hijo de la crudeza del campo de concentración en ‘La vida es bella’.

De tal suerte que de crisis, nada de nada. Ignorarla por consigna. Y aplicarnos el cuento de Quevedo: ande yo caliente y ríase la gente.

Publicado el por en Opinión 1 comentario

Respuesta a Fuga de cómicos

  1. Victor

    Tiene usted toda la razón, Leslie Nielsen se ha ido haciendo mutis, me entero de la noticia leyendo su blog y me da tristeza. Quizá lo halla oído por alguna radio pero el nombre en sí no me decía mucho, sin embargo su imagen sí, y las asocio con momentos alegres. Lastima que su partida halla pasado desapercibida.

     

Añadir comentario