INDIGNAOS

El ‘¡Indignaos!’ del nonagenario Stéphane Hessel, un opúsculo de apenas 32 páginas, que una modesta editorial familiar parisina vende a tres euros desde hace unas semanas, convoca a los jóvenes franceses (y pronto de otras muchas nacionalidades, con las ediciones previstas en múltiples idiomas) a rebelarse contra los poderes fácticos que nos oprimen (banqueros, mercados y especuladores).

El librito, un best seller inesoerado en la Francia sublevada por la iracundia juvenil contra el retraso de la edad de jubilación impuesta por Sarkozy, es un panfleto certero que resume el espíritu contestarlo de esta época en crisis. Sirve como anillo al dedo para el caso galo y el griego, para el irlandés y el tunecino y todo el norte de África lanzado a la calle con una rabia adolescente.

No sirve, en cambio, para una España obsecuente cansada de sus partidos y líderes, cuyos estudiantes permanecen ajenos a los recortes de gastos y libertades; esto último exaspera particularmente al antiguo luchador contra los nazis que pasó por campos de concentración y ayudó a redactar la Declaración Universal de los Derechos Humanos antes de desahogarse en este folleto envenenado. No es obra para jóvenes españoles desmovilizados, que contrastan tanto con los de aquel activismo estudiantil que conocí en la Universidad de La Laguna contra el franquismo y sus rescoldos, durante las huelgas generales por el crimen policial de Javier Fernández Quesada a las puertas del centro, o por la muerte de Bartolomé García Lorenzo, acribillado por agentes que lo confundieron con El Rubio.

Franco y las víctimas inocentes (añado a Antonio González Ramos, a manos del comisario Matute) desataban la cólera juvenil en la calle, como los abusos del dictador y la crisis en Túnez han provocado un estallido social inédito de jóvenes dispuestos a morir. En Egipto, Mauritania y Argelia se han quemado a lo bonzo unos jóvenes desquiciados por los precios y la represión, que imitan al vendedor ambulante tunecino, que inmolándose tras serle confiscado el carro de verduras, fue la espoleta de la revolución espontánea que acabó con Ben Ali.

Que no sea ése exactamente el mensaje contenido en el alegato de Hesel, de 93 años, ‘Indignez vous!’ (‘¡Indignaos!’), una invitación a la protesta cívica sin violencia, no deja de ser una opción en casos extremos, como los de las autocracias africanas. El libro es estimulante como terapia para al menos cabrearse frente al desgobierno del mundo en manos de poderes financieros que lo devoran todo dejándonos cara de lerdos.

Hay muchos modos de decir ¡basta! y soltar los demonios. Dada la ola de reformas y  prohibiciones, muchas de éstas justificadas aunque inoportunas, apetece indignarse, cada cual a su manera, bien irrumpiendo, se me ocurre (no me hagan caso), en un bar pitillo en boca o invadiendo en masa la vía pública expeliendo humo a grandes bocanadas. A falta de conciencia política, de tan adormecida, por qué no una gran fumata en defensa de la libertad individual, dicho por un exconvicto de Condal y Peñamil. También prohibir se convierte en ocasiones para el gobernante en una formidable cortina de humo.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión 4 comentarios

4 Respuestas a INDIGNAOS

  1. Javier

    ¡¡¡ Indignez-vous !!!

    Este libro se vende en Francia por 3€.

    El nivel económico de un francés supera en más del doble al del españolito de a pie (y hablamos de medias).

    Aquí se vende por 5 €.

    Aquí a todo el mundo le ha parecido ¿NORMAL? ¿BIEN? ¿CORRECTO? ¿HABITUAL?.

    Creo que es un claro ejemplo de lo que el libro pretende denunciar.

    ¿¿¿ Dónde está nuestra “Resistencia” ??? o ¿¿¿ Nunca la ha habido ???

     
  2. elquecorreconlobos

    Nosotros los desempleados, los mal remunerados, los subcontratados, los precarios, los jóvenes… queremos un cambio y un futuro digno. Estamos hartos de reformas antisociales, de que nos dejen en el paro, de que los bancos que han provocado la crisis nos suban las hipotecas o se queden con nuestras viviendas, de que nos impongan leyes que limitan nuestra libertad en beneficio de los poderosos. Acusamos a los poderes políticos y económicos de nuestra precaria situación y exigimos un cambio de rumbo.
    Mediante esta plataforma, queremos ayudar a coordinar una acción global y común entre todas aquellas asociaciones, grupos y movimientos ciudadanos que, a través de distintas vías, están intentando contribuir a que la actual situación cambie.
    Convocamos a todos, en calidad de ciudadanos, a salir a la calle el día 15 de Mayo, a las 18 horas, bajo el lema Democracia Real YA. No somos mercancía en manos de políticos y banqueros. Te animamos a que te unas de forma pacífica y sin símbolos políticos excluyentes para hacer que se escuche una sola voz.
    Puedes enviar un mail a contacto@democraciarealya.es para adherir a la convocatoria tu grupo, asociación, blog o plataforma, o para colaborar en la difusión y organización en tu ciudad de la protesta.
    En pie de paz y de justicia social. Unidos, podemos.

     
    • Fernando

      Buen post, a este respecto el libro de Darrel Bristow yo me lldveao tu queso hace una revisif3n puntual y mordaz de los tf3picos comunes de los libros de auto ayuda: Encuentre su queso interior mientras yo me explayo usando lugares comunes, me forro los bolsillos y Ud sonrie x sus $39.90 .Muy disfrutable, muy divertido y ademe1s anda una versif3n PDF circulando por la red, o bien consigalo en su librereda favorita.Saludos

       
  3. carlos

    Extrapola todo lo que dices en tu articulo a Canarias, que esta peor que España; pero a fin de cuentas a ti te interesa mas contar con el godo que paga bien y que te deja hablar siempre que no lo contradigas. Habla mas de tu tierra, de tu patria, que para eso eres canario. Y no te lo tomes a mal porque igual de tantos años de adular al godo se te ha pegado su cerrilismo inquisitorial y a lo mejor ni me publicas estos. Canarias tiene que ser libre porque el modelo actual, disfrazado de CC.AA. ya no funciona. En realidad nunca funciono pq Canarias siempre ha sido una colonia para España, pero la crisis, si algun efecto benefico ha tenido, ha sido poner en valor de una vez las contradicciones y la situacion colonial de Canarias respecto de España. Espero, si de verdad eres democrata y respetuoso con todas las opiniones me publiques este comentario. Ahull.

     

Reply to carlos