LA LIBRETA DONDE HABLA FIDEL

 

 

Enla Palmahablé este miércoles de periodismo (la comunicación social en las relaciones con Cuba), de Prensa Latina y de una libreta. La libreta es un pequeño cuaderno de argollas que había extraviado durante 13 años con un cara a cara con Fidel en el mítico Palacio dela Revolución, enLa Habana, con numerosos testigos.

 

El documento, manuscrito con las preguntas y respuestas del Comandante, estuvo ‘missing’ todo este tiempo y lo di por perdido definitivamente, hasta que la semana pasada, rebuscando papeles viejos en los sitios más recónditos de mi despacho, salió a la superficie la esquiva libreta y he podido recordar literalmente unas extensas y reveladoras declaraciones que me hizo Fidel en su ‘cuartel general’ en abril de 1998. No tienen desperdicio las palabras del controvertido estadista que se sublevó en Sierra Maestra y, tras conquistar el poder, dio un paso al costado, por razones de salud,  después de casi 50 años al frente de Cuba con luces y sombras.

 

He conocido en mi vida a tres estadistas que tuvieron una influencia decisiva en el mundo: Fidel, Gorbachov y Clinton. Los tres dejan huella en la historia. Fidel me habló de Clinton y Bill Gates, de Kennedy y Ted Turner, del Che y el Papa Juan Pablo II, de sus padres y la infancia, de Bahía Cochinos y la revolución, de la salud, de los vegueros canarios, de la música cubana y la disidencia. Cuatro horas de vis a vis, rodeados de gente que asistía atónita a las confesiones del legendario Jefe de Estado cubano. La razón de aquella catarsis de Fidel la cuento en un capítulo de un libro que escribo en la actualidad. Ofrecí un avance de ese texto en la conferencia de Santa Cruz deLa Palmay pienso publicar una entrega del mismo en Diario de Avisos. Una historia que estaba incompleta hasta que resurgió de su escondite la dichosa libreta de marras. La libreta donde habla Fidel. Ella se esfumó por su cuenta y cuando le ha parecido ha vuelto a las manos que escribieron en sus páginas, aquella larga noche, el encuentro con el hombre que hace medio siglo estuvo en el epicentro de la que pudo haber sidola IIIGuerraMundial: la crisis de los misiles.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario