Mario Cabrera en ‘El Envite’ (TVC) contra las prospecciones: “NO CAMBIARÉ DE OPINIÓN NI POR TODO EL DINERO QUE DEN LOS BARRILES DE PETRÓLEO”

 

“No hay otro sitio en el planeta que dependa casi exclusivamente del turismo como Fuerteventura y Lanzarote”, afirmó Mario Cabrera, presidente del Cabildo de Fuerteventura, este jueves, en el programa ‘El Envite’, de la TVC, para defender su irreductible rechazo a las prospecciones y extracciones de petróleo cerca de sus costas, en vísperas del debate sobre el estado de la nacionalidad, previsto para el martes y miércoles en el Parlamento de Canarias. Dijo que, a su juicio, el Gobierno de Rajoy trata de favorecer los intereses de Repsol, dándose prisa para que la normativa europea prevista no le encarezca tales labores. “Por beneficiar a una empresa privada no se puede poner en riesgo la gallina de los huevos de oro, que es nuestro turismo”, subrayó.

Cabrera, que convocó a la ciudadanía de ambas islas a una concentración de protesta el sábado 24, denunció que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, ha omitido “intencionadamente” la opinión de determinadas instituciones canarias en el proceso de alegaciones. Se preguntó si las dos islas mayores habrían sido tan poco enérgicas en este asunto de haber estado el petróleo a escasos kilómetros “de las Teresitas o de Maspalomas”. Y se respondió: “Estoy seguro de que no”.

No al petróleo, sí al turismo

“No, es un no al petróleo y un sí al turismo y no cambiaré de opinión ni por todo el dinero que den los barriles de petróleo”, declaró el presidente del Cabildo de Fuerteventura. El ‘no’ a las prospecciones, según dijo, “es un sí a la energías alternativas”. El dirigente nacionalista insistió una y otra vez, a lo largo del interrogatorio al que lo sometieron los periodistas, en la idea generatriz de su oposición: “Turismo y petróleo, ahora mismo, son incompatibles”. Y apeló a la solidaridad de las demás islas (se quejó de que no sea así), al tiempo que señaló que, una vez conocida también la negativa del Parlamento canario, el Gobierno central no actúe en contra autorizando finalmente las prospecciones. “Sería como desoír a toda una sociedad”, dijo el dirigente de CC.

Cabrera empezó por descartar, ante la pregunta del periodista Carlos Sosa (director de Canarias Ahora), que su Cabildo y el de Lanzarote (principales objetores de las prospecciones por su cercanía a los pozos) puedan cambiar de opinión “a cambio de dinero por parte del Estado”. Tampoco aceptó, cuestionado por el periodista Manuel Mederos (director adjunto de Canarias7), que éste sea “un no político de CC de carácter estratégico”. Recordó que ya se habían negado a los ensayos de Repsol con otro gobierno, el del socialista de Zapatero. Y puso sobre la mesa, además del temor a un derrame de crudo que afecte a “la imagen idílica de Canarias y de su seguridad”, el riesgo que entraña para el abastecimiento de agua de la isla. “Nuestra agua es desalada y si se produce un accidente ecológico, tendrían que volver los barcos cuba a suministrarnos”.

El daño ecológico

El presidente del Cabildo majorero considera que un desastre ecológico a causa de las futuras extracciones no es descartable, “ni por parte de Repsol”, y el daño “tardaría años en ser reparado”. En este punto, debatió con el periodista Leopoldo Fernández (analista y exdirector de Diario de Avisos), sobre la repercusión de cualquier accidente ambiental. Fernández le invitó a reconsiderar su tajante no al petróleo, dado que hasta las mayores tragedias registradas en Canarias (citó el accidente aéreo de Los Rodeos, el más grave de la historia), han sido superadas con el paso del tiempo. Cabrera discrepó y puso el ejemplo del turismo nórdico que se retiró de Fuerteventura “hace 17 años por una mala noticia”.

A su juicio, es falso que las islas corran involuntariamente el mismo riesgo de desatarse un vertido en las extracciones que acometa en su costa Marruecos. “Ahí las profundidades son mucho menores que en nuestra aguas y el peligro, por tanto, inferior”, si bien reclamó de España que presione a las autoridades de Rabat, como hizo cuando el proyecto de central nuclear en Tan Tan. “Ahora se trata de aguas ocupadas y España debe actuar”, señaló.

La periodista ambiental Sofía Menéndez felicitó a Mario Cabrera por ponerse al frente de una reivindicación que defiende el medio ambiente frente a los intereses de una compañía petrolera. Cabrera indicó que, tras hablar personalmente con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se reafirma en su oposición a los proyectos de Repsol en estas aguas. “Allí, el Gobierno le da la razón a Valencia por tres argumentos: la salvaguarda de un pasillo con fauna protegida, los intereses del sector primario y la prioridad del turismo. Los tres valen para nosotros, además de nuestra dependencia del agua desalada”.

La sombra del Prestige

“No queremos acostarnos cada noche temiendo despertarnos con un vertido”. A su vez, cuestionó los anuncios de empleo hechos por Repsol. “Se está jugando con la gente, con las esperanzas de los parados”, dijo. Mencionó la advertencia formulada en las últimas horas por TUI, el principal turoperador alemán, que alertó del riesgo de un derrame “para la marca turística canaria”.

El político nacionalista majorero respondió también a las preguntas de tres alumnas de Periodismo, Laura Barrera, Escarlata Dios y Brenda Frénquel, que, entre otros titulares, eligieron esta declaración de Mario Cabrera durante el programa: “El Prestige será una anécdota con lo que podría suceder en Canarias”.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión 1 comentario

Respuesta a Mario Cabrera en ‘El Envite’ (TVC) contra las prospecciones: “NO CAMBIARÉ DE OPINIÓN NI POR TODO EL DINERO QUE DEN LOS BARRILES DE PETRÓLEO”

  1. Adolfo Vargas

    Bravo Mario Cabrera, estoy completamente de acuerdo con tus inquietudes

     

Añadir comentario