LA ‘GUERRA DEL PETRÓLEO’ ENTRE ESPAÑA Y ARGENTINA

 

La ‘guerra del petróleo’ entre España y Argentina no es la ‘guerra de las Malvinas’, pero Madrid y Buenos Aires viven horas de ruptura que desembocarán en un divorcio histórico entre dos países hermanados por el exilio, el corralito y la memoria de Perón. Miles de canarios emigrados a Argentina se sienten en medio de un fuego cruzado que amenaza con incendiar las relaciones bilaterales y dejarlas reducidas a cenizas. Cristina Fernández compara la curva de desinversión de Repsol en su país con “la trompa del elefante”. La viuda justicialista rinde homenajes patrióticos al marido muerto y nacionaliza la mayoría de las acciones de la filial de la petrolera española como si fuera un brindis con el ectoplasma del líder desaparecido. Argentina no puede con los ingleses y se muerde la lengua con las Malvinas, pero sabe que España hinca la rodilla ante la crisis y sufre el mayor desgaste de la Monarquía, por eso se ríe de la caída africana del Rey. Es un acto soberanista que humilla a la España de Rajoy en horas bajas. Cuando sufrió el corralito, desde Madrid le tendieron la mano a los argentinos, pero Repsol no está libre de culpa, al parecer ha hecho la vista gorda a la hora de cumplir con las inversiones comprometidas y le ha puesto en bandeja a la inquilina de la Casa Rosada el decreto de la demagogia, que celebran los argentinos como si fuera una victoria futbolística al campeón mundial. Repsol cotiza a la baja en la bolsa peligrosamente y pierde una parte sustancial de su producción total. Le quedan las bolsas en las aguas revueltas de Canarias, pero las últimas noticias de Casablanca son desalentadoras. Si, como dijo el monarca marroquí al presidente canario, en los yacimientos de su costa nada sale y nada hay que sacar, ¿se decidirá Repsol a meter la aguja en los pozos submarinos de las islas, siendo más cara la inversión de las prospecciones que las de una hipotética extracción ulterior? Cunde el desánimo en la empresa que preside Brufau. Y mientras se establecen las oportunas “represalias”, el ministro canario José Manuel Soria enfrenta su primer desafío serio desde que está en el gobierno. No le ha salido bien hasta ahora el contencioso Madrid-Buenos Aires, que pasa por su Ministerio. Rajoy, de viaje a destiempo a México con motivo de la cumbre del G-20, bajo el alud de la prima de riesgo y los intereses de la deuda, que alarman a los mercados y movilizan a De Guindos, ahora de minigira apafuegos por Europa, se reunió, en gabinete de crisis, con García Margallo (titular de Exteriores) y el propio Soria. El paisano es el ministro de referencia en la crisis diplomática. Y este su mejor test. Le serán útiles sus conocimientos del territorio y la política latinoamericana, que datan de cuando fue analista de mercado en Venezuela y el Caribe en la embajada española en Caracas.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión 3 comentarios

3 Respuestas a LA ‘GUERRA DEL PETRÓLEO’ ENTRE ESPAÑA Y ARGENTINA

  1. Carlos

    Carmelo: un periodista de tu enjundia, no puede cometer el error de llamar a Cristina K. la viuda justicialista……….. Ya deberías saber que ella pertenece a la Unión Cívica Radical que es justo la antítesis del justicialismo peronista…….. Así que espabila y rectifica eso en tu artículo que te desprestigia bastante……. Saludos y suerte…. Carlos

     
    • Carmelo Rivero

      Creo, amigo-a que cometes un error, quizá en la precipitación de querer hallar un patinazo en mi texto, para finalmente deslizarte por él, que no deja de ser fruto de tu imaginación, Desde la muerte de Nestor Kirchner, la presidencia del PJ quedó en manos del gobernador bonaerense y los afines a la viuda aspiraron a que ella, tras las elecciones, tome las riendas. En cuanto a la UCR, imperdonable tu desliz. No mezcles a la señora presidenta con las filas del recordado Raúl Alfonsín, que gobernó en los 80, y en cuyo período tuve oportunidad de visitar la Casa Rosada. Creo que confundes las siglas. Crisrtina Fernández y su esposo han sido candidatos por el Frente para la Victoria, que es una alianza amplia, y que en Buenos Aires está integrado originalmente por el Partido Justicialista. En fin, lamento desprestigiarme a tus erróneos ojos, tan esmerados, según veo, en enmendarme la plana. Sólo que para ello deberás esperar a mejor ocasión.

       
  2. susana isoletta

    Estave en Argentina pocos días antes de la expropiación. Nací allí, pero llevo más de media vida en España y tuve ocasión de comprobar tanto en la Aduana de Buenos Aires como al intentar cambiar moneda el control de la población a través de esos procedimientos.
    El chovinismo peronista (en mi opinión lo peor que le ha ocurrido a Argentina en su historia) puede llevar a justificar frente a la ciertos fanáticos que invadan la casa de los los directivos españoles de repsol con total impunidad y que realicen esta expropiación salvaje. Que Argentina no exporte carne vacuna es más que un síntoma de la locura colectiva, de igual manera que su mínima tasa de crecimiento frente a las de Brasil y Chile. Una pena de país. Pero ellos votaron a este personaje más que siniestro, y no aprenden que el peronismo es “alpargatas si, libros no” (como dijo en su día el general).
    http://www.susanaisoletta.com

     

Añadir comentario