HOLLANDE NO ES OBAMA… O SÍ

 

Hollande, el aspirante socialista a proclamarse el 6 de mayo presidente de la República francesa, no es el carismático Obama, que hace tres años, despertó aquel entusiasmo insospechado que beatificó su impostura apostólica hasta elevarlo a los altares del Nobel de la Paz, y luego resultó –está resultando- un presidente tan terriblemente descorazonador como sus predecesores, listo para dar una limosna con una mano y apretar el gatillo con la otra en cualquier dirección donde presuponga un enemigo. Pero Hollande sí puede ser Obama si nos decepciona, en caso de ganar la segunda vuelta a Sarkozy, y donde dije digo, digo Diego. Su propuesta de rechazar la actual política europea de ajuste fiscal exclusivo armonizándola con otras actuaciones paralelas de estímulo que reactiven el crecimiento, asusta a los inversores antes de su proclamación. La ola de ‘europánico’ que recorrió las bolsas tras vencer ajustadamente en la primera vuelta hace temer un recibimiento muy hostil de los mercados a un futuro presidente socialista que, en verdad, no despierta grandes pasiones detrás de su planta de funcionario irrelevante empujado a soportar estar bajo el foco.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario