En ‘Las Mañanas del Mencey’ (‘Canarias en la Onda’, Teide Radio Onda Cero) PEDRO HERNANDEZ REIVINDICA “SONREÍR Y DECIR GRACIAS”

 

. El psicólogo ha entrado en “los pasadizos secretos de la mente” de Bretón

.”La honestidad, la lealtad y el altruismo son valores a rescatar”

 

Dos actos tan simples como “una sonrisa y decir gracias pueden hacer feliz a la gente”. Esta es la receta de primera mano de Pedro Hernández, catedrático de Psicología Evolutiva de la Universidad de La Laguna y doctor en Pedagogía, para sortear los escollos cotidianos de la crisis y la corrupción política, que juntas nos sumergen en un estado de indefensión.

 

Pedro Hernández ‘Guanir’, autor de ‘Los moldes de la mente’ y del reciente libro ‘Los pasadizos secretos de la mente. José Bretón no es un psicópata”, intervino para hablar de este último en ‘Las Mañanas del Mencey’ (‘Canarias en la Onda’, Teide Radio Onda Cero), y, al propósito del estado de tristeza colectiva, subrayó actitudes cotidianas tan conocidas como “la afición de los vecinos de los pueblos a llenar la calle de flores para hacer agradable la vida”.

 

Algunos experimentos con animales demuestran que, ante situaciones provocadas de indefensión, la víctima acaba somatizando su estado de ánimo (de desánimo) y se cubre de úlceras. En la actualidad, bajo la ‘tormenta perfecta’ de la crisis, nos parece que el barco se hunde y cada cual busca a la desesperada un bote en medio del naufragio. “Lo importante no sólo es lo que puedes hacer por ti mismo, sino también lo que puedes hacer por los otros.” Pedro Hernández apeló al papel que ha jugado históricamente la religión “como refugio ante los vaivenes sociales, porque da seguridad y marca horizontes”. En este sentido, siguió recomendado la vieja máxima de “amar al prójimo como a ti mismo”, al tiempo que reclamó de los demás una necesaria implicación. “No podemos sólo regalar felicidad, sino que, además, la gente sea responsable socialmente”.

 

El profesor Hernández se refirió a los valores, “hemos aprendido a hacernos ricos en dos días, todo era muy fácil, y ese era un sistema perverso.” Ahora que el edificio se ha venido abajo, vemos salir las ratas y todo está negro”, para demandar, a continuación, valores que se han perdido. “Debemos volver al sentido de la honestidad, de la lealtad, del altruismo, los principios de toda la vida”.

 

Psicópata, un concepto equívoco

 

José Bretón, el padre acusado de matar a sus hijos Ruth y José en Córdoba hace más de un año, tras separarse de él su mujer, no es un psicópata, según la conclusión a la que ha llegado el autor de ‘Los pasadizos secretos de la mente’. Ante la controversia que ha desatado este pronunciamiento en ámbitos periodísticos y de la defensa jurídica de Bretón, el autor del libro afirmó en ‘Las Mañanas del Mencey’: “No he dicho que sea un santo, sino que este es un concepto equívoco, que no viene al caso. Hay muchos psicópatas que no matan y otros que lo hacen sin serlo”.

 

Pedro Hernández se remitió a su experiencia clínica en el pasado, “cuando traté a personas que eran, como Bretón, maníaco-compulsivas, y querían matar a sus padres, y viceversa, padres con esas intenciones respecto a sus hijos. Ya en la consulta empezó a interesarme este tema.” Para llevar a cabo la investigación que acaba de publicar, leyó todo y visionó todo el material audiovisual referido a Bretón y la desaparición de sus hijos.

 

Al cabo de los estudios y pruebas de observación que ha realizado con su equipo de Psicomold Proyecto sobre la compleja personalidad del presunto asesino, Hernández se ha convencido de que no se trata de un psicópata, “no llega al 30% para ser considerado tal cosa”. Según precisó, “un psicópata no es sensible, ni aprensivo, alguien lleno de dudas que intenta suicidarse tras su primer desengaño (cuando su novia lo deja, decide morir y dona sus órganos). No encaja. Sus signos de serenidad podrían llevar a confusión, ya que son una mera estrategia.”

 

“No está loco”

 

Hernández va más allá. “Bretón no es un loco, no es un psicótico, sino un convencido, como puede serlo cualquiera que lo estuviera de algo aberrante, como un terrorista o un político corrupto.” Citó algunos factores determinantes de su conducta, como los celos que albergó en la infancia, los cintarazos de su padre, comportamientos como el de orinarse en la cama hasta los 13 años… “Es un individuo que se identifica con la norma de modo exagerado y meticuloso.”

 

Aludió a un episodio clave de su vida: la experiencia de la guerra de Bosnia desde una ambulancia. “Allí, a buen seguro, pudo conocer muchos casos de incineración”, dijo el autor de ‘Los pasadizos secretos de la mente”. En este sentido, comentó que el forense Francisco Etxeberría (que confirmó la naturaleza humana de los huesos hallados entre los restos de la cremación en la finca de Las Quemadillas, propiedad de la familia de Bretón) le dio la razón sobre esa pista.

 

“Bretón es un perfeccionista, que no pegaba a los hijos. Tenía celos hacia ellos y su cuñado respecto a su mujer, vivía enfadado con la familia de ella.” Según relata en el libro, tras la separación, “en Bretón vuelve el caos a su vida y se hunde.” Entonces, le regala el libro ‘El caballero de la armadura oxidada’ y “ella le dice que no se preocupe, que siempre será el padre de sus hijos, y esto le lleva a una deducción dramática: cree que si los niños desaparecen, la mujer volverá junto a él a buscarlos, como en el caso de la unión tan fuerte entre los McCann para dar con su hija Madeleine. Tiene una imantación por lo imposible”.

 

En la actualidad, Bretón, según la descripción hecha por Pedro Hernández, “es un hombre descuidado, que se ha dejado la barba y fuma; como si se hubiera liberado de sus demonios, y tengo la impresión de que no lo van a sacar de su postura, si no es en un tono emocional con alguien que le ofrezca mucho afecto.

 

El centro del miedo

 

El catedrático universitario y autor de libros que han removido los cimientos de la Psicología, explicó que “el centro del miedo radica en la amígdala del sistema límbico, mientras en el lóbulo prefrontal reside la toma de decisiones, y hay una asociación entre ambos. Si resulta que esa autopista discurre con fluidez y continuidad, en caso de miedo la decisión es de retraimiento. Pero con los psicópatas ocurre que no tienen miedo al castigo porque la autopista está cortada. También actúa una serie de hormonas que contribuyen a esa conducta.”

 

Como indicó a continuación, en la vida cotidiana proliferan las situaciones de miedo y angustia. Y, asimismo, son frecuentes las neurosis, las obsesiones compulsivas, “gente muy maniática con el orden y la limpieza, que se lava excesivamente las manos…, cosas así”. Y, en ese sentido, sentenció que “Bretón es un obsesivo compulsivo”.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión 2 comentarios

2 Respuestas a En ‘Las Mañanas del Mencey’ (‘Canarias en la Onda’, Teide Radio Onda Cero) PEDRO HERNANDEZ REIVINDICA “SONREÍR Y DECIR GRACIAS”

  1. Pasadizos Secretos

    Para aquellos interesados en el primer libro sobre José Bretón, puedes saber más en:

    Facebook: https://www.facebook.com/pasadizossecretosdelamente

    Twitter: https://twitter.com/pasadizosbreton

    Blog: http://lospasadizossecretosdelamente.wordpress.com/

     
  2. Pingback: “No he dicho que Bretón sea un santo” | Los Pasadizos Secretos de La Mente

Añadir comentario