Rafael Díaz, en ‘LAS MAÑANAS DEL MENCEY’ de Teide Radio EL PRESIDENTE DE LA AUDIENCIA DE CUENTAS, PARTIDARIO DE REDUCIR AYUNTAMIENTOS

 

 

El fiscalizador principal de las Administraciones públicas canarias, Rafael Díaz, presidente de la Audiencia de Cuentas (institución que goza de poca trascendencia pública), es partidario de estudiar el caso de los municipios y de reducir su número en las islas. No precisó cuántos ayuntamientos, a su juicio, deben desaparecer en  el archipiélago, a falta de ese trabajo de investigación que reconoció estar interesado en hacer. Díaz intervino este lunes en ‘Las Mañanas del Mencey’, de ‘Canarias en la Onda’, que presenta Marlene Meneses en Teide Radio Onda Cero.

 

En cada informe que ha de emitir este organismo en diciembre al Parlamento, del que depende orgánicamente, “si algo chirría pedimos más información en el acto”, señaló. Según el plan estratégico que fue aprobado en diciembre, la institución “está bien dotada técnicamente; el grueso de su plantilla son técnicos superiores por oposición, gente muy cualificada”.

 

La Audiencia de Cuentas acomete en la actualidad auditorías operativas, a iniciativa propia, sobre la eficacia de los servicios, al objeto de elaborar una batería de conclusiones en cada caso, a título orientativo. Una de estas auditorías, en pleno proceso de elaboración, consiste en un estudio integral sobre las aguas de consumo en Canarias. A su juicio, “por lo general, las cuentas canarias están bien justificadas si las comparamos con las de otras comunidades.” Este organismo está obligado a trasladar el Tribunal de Cuentas “cualquier irregularidad que detectemos, pues carecemos de competencias jurisdiccionales”. Remitió a la página web de la Audiencia de Cuentas, donde los informes se cuelgan para poder ser consultados por todos los ciudadanos.

 

Hasta que vuelva el crédito

 

Rafael Díaz fue cauto respecto al futuro de la crisis, a la luz de la información que maneja. “El nuestro es un futuro ligado al de España y Europa. La crisis se está alargando bastante, no veo todavía brotes verdes, y creo que aún le falta, hasta el día que vuelva a circular el crédito, que es la única puerta de salida de esta situación”. Díaz se alineó con las voces que piden, llegados a este trance, “medidas de impulso.”

 

Para adentrarnos con buen pie en ese futuro incierto, no dudó de lo que dicen los datos que obran en su poder: “Debemos apostar decididamente por el turismo, no podemos permitir que se le deje caer.” Al margen, citó el yacimiento de las energías renovables como alternativa para volver a crecer. Sobre la morosidad de las administraciones, subrayó que “si no hay actividad productiva, no hay manera de evitar el endeudamiento”.

 

El binomio petróleo-gas es fuente de una viva controversia entre políticos y expertos de las islas en la actualidad. Díaz mostró reticencias medioambientales sobre la extracción de los combustibles en aguas canarias, al responder a la pregunta de José Antonio Pardellas. Pareció, en su respuesta, querer evitar una oposición tajante a las prospecciones, “siempre que se garantice la protección medioambiental”, pero, a continuación, se dejó guiar por prudencia “hasta que se `pronuncien los tribunales”.

 

Apoyó la iniciativa del Gobierno canario de acudir al Fondo de Liquidez Autonómico, por ofrecer intereses más baratos. Explicó que el remanente de gastos de infraestructura de la Audiencia en el pasado ejercicio (586.000 euros de ahorro) no puede dedicarse a otros fines (como salarios de funcionarios en conflicto) o se frustraría el citado plan estratégico, que contempla inversiones obligadas para la modernización de la Audiencia de Cuentas. “El plan informático estaba a punto de caerse”, dijo a modo de ejemplo.

 

La reforma de la Administración Local supone, a su juicio, una oportunidad para una institución como el Cabildo, que asumirá las competencias que no puedan desempeñar los municipios menos poblados. “Ahora se debe clarificar el marco competencial. Las tareas de planificación, recaudación, educación y sanidad deben permanecer en manos del ejecutivo autonómico.”

 

El caso canario es menos grave que el nacional, pero “del total de ayuntamientos que hay en las islas, un número de ellos, que desconozco cuál será, deberá desaparecer. “El estudio de viabilidad de esos ayuntamientos debería realizarlo la Audiencia de Cuentas.”

 

Tras ser cuestionado por parte de Leopoldo Fernández sobre la politización de los miembros de la Audiencia de Cuentas, dijo que lo está en la medida que sucede con el Consejo General del Poder Judicial o el Tribunal Constitucional.  “Mi experiencia personal es la de haber actuado siempre con independencia y sin presiones”. Reconoció que entró en política por “vocación de servicio y no me arrepiento.”

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario