Paloma Gómez Borrero, en LAS MAÑANAS DEL MENCEY (TEIDE RADIO): “EL PAPA FRANCISCO NOS ESTÁ SORPRENDIENDO A TODOS”

 

.”Canarias estaba en el corazón del papa Juan Pablo II. Quería venir, pero la salud se lo impidió.”

.Olarte siempre ha creído que España vetó esa visita para no mezclar a Canarias con África

.Wojtyla la llamaba ‘Papaloma’

.”Juan Pablo I murió de un trombo, no lo mataron”

.”Las homilías del papa Francisco son breve y directas, no suelta rollos.”

 

Paloma Gómez Borrero, la periodista que mejor conoce la vida cotidiana del Vaticano y los entresijos históricos de sus inquilinos, le preguntó en una ocasión a Juan Pablo II si pensaba visitar las Islas Canarias. Sobrevolaban en ese instante el archipiélago, y el papa que dio la vuelta al mundo 29 veces le contestó que le encantaría hacerlo alguna vez. Fue una respuesta efusiva que revelaba “una sincera ilusión”, como la definió la autora del libro ‘De Benedicto XVI a Francisco’ (sobre el cónclave del cambio), este martes en LAS MAÑANAS DEL MENCEY de CANARIAS EN LA ONDA (TEIDE RADIO ONDA CERO).

 

Pero el viaje, “más deseado que finalmente programado”, señaló la veterana corresponsal en la Santa Sede, nunca se hizo realidad. “Se pensó en hacer en Canarias un alto en el camino hacia África de aquel papa viajero.” La periodista, que lo acompañó a todas partes durante más de cien desplazamientos, no sabría precisar en qué fecha se planeó esa escala de Juan Pablo II en las islas, “si fue después del viaje a Cuba, o antes, no sabría decir, sí que correspondió a la etapa final de su pontificado”. ¿Y, entonces, cuál fue la causa de que se frustrara la visita?, pregunté. “La salud”, dijo, “su mala salud no se lo permitió”.

 

Ese ha sido un pasaje controvertido. El expresidente canario Lorenzo Olarte, que tuvo la oportunidad de entrevistarse con Juan Pablo II en audiencia privada, acompañado de su familia, ha asegurado siempre que el Gobierno español desaconsejó aquella visita, porque se habría realizado, en efecto, en el marco de un viaje a África, y las autoridades no eran partidarias de mezclar Canarias con el continente vecino en plena ebullición de la ofensiva argelina del abogado independentista Antonio Cubillo.

 

La versión de Gómez Borrero, ‘Papaloma’, como la llamaba Wojtyla, alude, en cambio, a la frágil salud del tercer papa más longevo de la historia al frente del colegio apostólico. “Tenía una gran ilusión por venir a conocer estas islas, quería hacerlo con verdadero interés, eso puedo asegurarlo. Pasábamos por encima de aquí y se me ocurrió hacerle la pregunta. La respuesta no dejó lugar a dudas, y luego confirmé esa voluntad decidida de viajar a Canarias ante el cardenal Angelo Sodano, Secretario de Estado Vaticano. Canarias estaba en el corazón del papa Juan Pablo II”.

 

Secretos de la curia

 

La periodista de la cadena Cope que nos ha narrado la vida de los últimos tres papas, pronunció una conferencia en el Casino de Tenerife, con José Carlos Marrero de anfitrión. En la terraza del Mencey, bajo el cielo claro de los últimos días de primavera, enumeró anécdotas y vivencias de Juan Pablo II a Francisco pasando por Benedicto XVI, sin obviar la breve huella de Juan Pablo I, que murió prematuramente al cabo de tan sólo 33 días al frente de la Iglesia, dando pábulo a la tesis conspirativa de que hubiera podido ser envenenado por el alcance de las reformas que se había propuesto llevar a cabo. Sin embargo, Paloma Gómez Borrero comparte la versión oficial de que murió víctima de un trombo, dada su salud extremadamente delicada. “Estaba muy enfermo, tenía hinchadas las piernas, se medicaba con sintrom, todos estaban preocupados, y lo encontró sin vida una monja, lo que disparó tales sospechas fuera de lugar. No lo mataron.”

 

¿Le está sorprendiendo el papa Francisco?, le preguntó el periodista José Antonio Pardellas. “Sí, sin duda”, comentó sin pensarlo dos veces, “es un papa muy cercano, que nos está sorprendiendo a todos”. Y contó la anécdota de su nieta de once años que, durante un encuentro con estudiantes, le preguntó si se había ido “por pobreza” a vivir a un hotel de Santa Marta “y no a la casa del papa” y por lo mismo no utilizaba el “coche de papa”. Francisco le confesó que “necesita vivir con la gente”. La periodista mencionó las misas que el papa oficia todas las mañanas en la capilla de Santa marta, “a las que invita a los trabajadores (bomberos, enfermeras…) y habla con ellos, mientras va tomando el pulso a la curia.”

 

Ángeles y demonios

 

Le comento la leyenda negra con que se le recibió una vez elegido, sobre su supuesta connivencia con la dictadura argentina y la foto falsa de su etapa de arzobispo dando la comunión a Videla. “Los dos jesuitas citados en esa historia y el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, también  argentino, han salido al paso de esas críticas infundadas”.

 

A Marlene Meneses, conductora del programa, le interesaba saber si este papa “será capaz de devolvernos la fe a quienes la hemos perdido”. “Es un papa, como digo, muy llano y convincente, que ofrece homilías certeras y breves, porque lo primero que tendrían que hacer los curas es no soltar rollos. Y tuitea y llega a los jóvenes.” Inevitablemente, durante unos minutos derivamos hacia las novelas y el cine que se han inspirado en la Iglesia, desde ‘Ángeles y demonios’ (Dan Brown, autor por último de ‘Inferno’) hasta ‘Las sandalias del pescador’ (la célebre película protagonizado por Anthony Quinn, basada en la novela de Morris West). “Nos encanta buscar paralelismo en las novelas cuando hablamos de la Iglesia”, indica Gómez Borrero, autora de numerosos libros sobre el tema que mejor domina (el Vaticano) y la cocina, dentro de la cual aborda la emblemática pasta italiana y las dietas sanas sin sal.

 

La historia reciente de la Iglesia ha estado condimentada con sal y pimienta, como demuestra el informe que tres cardenales octogenarios redactaron para el anterior papa sobre la situación interna a raíz del escándalo del ‘Vatileaks’, tras cuya lectura decidió renunciar y reservar el contenido de la investigación a su sucesor en un lugar seguro. “Nadie, salvo el actual papa, ha podido leer después esas páginas sobre las que se ha especulado tanto”, afirma la galardonada con el Premio Bravo Especial a la trayectoria ejemplar de toda una vida (2010, Conferencia Episcopal). “Son, tengo entendido, unas 400 páginas, donde se dicen cosas graves, pero, claro, eso es lo que se dice, porque nadie, salvo ambos papas, lo han podido leer.”

 

La introversión de Juan Pablo II

 

Gómez Borrero admite que el papa polaco Juan Pablo II (al que Gorbachov reconoció un papel decisivo en la caída del muro de Berlín), pese a su fama de carismático y comunicativo, no era siempre muy afable en la intimidad. “Benedicto es más sencillo y próximo. Juan Pablo II, si te conocía, podía ser divertido, pero te tenía que conocer, si no, no crean que era muy abierto.” Contó que casi no llega a ser elegido papa, porque se quedó tirado en la carretera y tuvo que hacer autostop. “Cada vez que iba a Roma solía acudir a una parroquia de un pueblo cercano, pero aquel día que le tocaba acudir al cónclave en el que era uno de los favoritos, se le averió el coche, y tuvo la suerte de parar a otro vehículo, cuyo conductor resultó ser amañado y se lo arregló. Luego tomaron café y se despidieron. A continuación fue elegido papa, y en otra ocasión volvió a la parroquia y pidió que le localizaran a aquel hombre, Giuseppe. Se volvieron a ver y recordaron su primer encuentro entre bromas.” Ésta y otras anécdotas poco o nada conocidas sobre el carismático papa en vías de canonización, que guarda la periodista en su memoria de ‘corresponsal en la casa de Dios’, saldrán a la luz en los próximos meses bajo el título de ‘Píldoras de Juan Pablo’

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario