Operaría antes de un año, según dijo hoy Jorge Marichal (Ashotel) en LAS MAÑANAS DEL MENCEY/ EMPRESARIOS TURÍSTICOS CANARIOS QUIEREN CREAR UNA NUEVA COMPAÑÍA AÉREA

.”Esta idea sólo saldrá con empresarios valientes; hemos sido muy desconfiados e individualistas hasta ahora”

.”Este año va a ser histórico en turistas de Europa del este”

.”Hay que poner las condiciones para que vengan los millonarios árabes”

.Gibraltar: deponer “el orgullo patriota” e imponer “la diplomacia”

.La crisis de Egipto: “Los beneficios se notarán en invierno”

.En caso de una guerra internacional en Siria, “hay que esperar, como en el 11-S, que no disminuya el tráfico aéreo”

.”El turismo peninsular ya tocó fondo y ahora empezará a dar números positivos”

.”Estoy hastiado de que sindicatos y políticos nos disparen por el tema del empleo”

.”No contratamos por vivir en Canarias, sino por estar preparados”

.”Con idiomas, el que no trabaja es porque no quiere”

.”Superaremos los 12 millones de turistas al año”

.Respecto a Bravo de Laguna: “Es falso que la Ley de Turismo impida construir hoteles de cuatro estrellas”

 

Antes de un año, Canarias podría contar con una nueva compañía aérea, si prosperan los contactos que viene manteniendo varios empresarios turísticos con esa idea, según reveló este lunes en LAS MAÑANAS DEL MENCEY (‘CANARIAS EN LA ONDA’, TEIDE RADIO ONDA CERO) el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, que se confesó implicado estrechamente en sacar adelante el proyecto, convencido de que “puede cuajar”. “Este año va a ser histórico por el fuerte incremento de turistas procedentes de Europa del Este”, dijo a propósito del ‘boom’ de los rusos, y anunció también que a partir de ahora empezarán a llegar de nuevo los peninsulares.

 

Con la desaparición de líneas aéreas y touroperadores, hay una cuota de mercado que deberán absorber otros. Según explicó, a los inversores canarios partidarios de entrar en este nicho de negocio –el aéreo- les cabe elegir entre dos direcciones: adquirir un paquete accionarial de alguna compañía existente para entrar en los órganos donde se adoptan las decisiones, o crear una nueva sociedad: una aerolínea y/o un touroperador.  Está convencido de que “esto –crear una nueva compañía- es viable”. Luego desmenuzó las nuevas condiciones del sector con la crisis: “Los márgenes se han de reducir, naturalmente.” Puso como ejemplo de rentabilidad potencial el caso de Ryanair. “Que le pregunten si está ganando dinero”, dijo conociendo la respuesta.

 

Jorge Marichal González, “un hombre de ciencias, con mentalidad muy práctica” (“habría preferido aprender alemán, en lugar de latín en el instituto”), consejero delegado de Inversiones Marylanza, preside desde noviembre de 2011 la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, ASHOTEL. En esta entrevista respondió a las preguntas que le formulamos el equipo habitual del espacio, entre los que me cuento, junto a la conductora del programa, Marlene Meneses, Leopoldo Fernández Cabeza de Vaca y José Antonio Pardellas.

 

Respecto a las garantías de éxito de una iniciativa como esa nueva compañía aérea en  el archipiélago, se escudó en otras experiencias similares de hoteleros nacionales “con buen resultado”. “Yo estoy intentando que esa compañía salga en un año”, declaró el máximo dirigente del sector. La pregunta no se hizo esperar sobre la mesa: “¿Con qué empresarios?” “Con empresarios valientes. Aquí hemos sido muy desconfiados, muy individualistas hasta ahora”, respondió sin dudarlo, que fue la tónica general de la entrevista.

 

Siria y Gibraltar

 

Si se desata un conflicto armado en Siria por parte de potencias occidentales, tras el ataque químico del miércoles en Damasco, que los inspectores de la ONU tratan desde hoy de verificar sobre el terreno, el presidente de Ashotel confía en que no se retraiga el tráfico aéreo de turistas. En este sentido, se remontó a septiembre de 2001. “Cuando cayeron las torres gemelas, a los diez minutos me estaban llamando los jefes de contratación de los touroperadores para que les rebajáramos los precios ante una eventual merma del flujo de clientes, y resultó lo contrario, vinieron más. Todo es cambiante.”

 

“El turismo peninsular ha tocado fondo y la próxima temporada comenzará a arrojar número positivos”, señaló Jorge Marichal. De confirmarse la recuperación económica y generarse empleo, en España “volverán las ganas de coger vacaciones.”

 

Rechazó cualquier veleidad sobre Gibraltar en aras de “resolver las diferencias en los foros pertinentes”. Sin llegar a temer por las campañas de boicot contra los destinos vacacionales de los británicos en España, como es el caso de Canarias (conviene recordar que una eurodiputada inglesa, Julie Girling, ha propuesto a sus compatriotas que dejen de visitarnos, en tanto algunos restaurantes de Londres han retirado de sus cartas vino español), sí abogó por dejar a un lado el “orgullo político patriota” y poner en primer plano ”la diplomacia” en un asunto que se presenta especialmente sensible entre la opinión pública.

 

El dedo del empleo en el ojo

 

Marichal desmintió de un modo categórico que el turismo no esté creando suficiente empleo. “Este es el sector más dinámico de la economía canaria. Estoy hastiado de que  nos pongan el dedo en el ojo con este tema”, señaló, y recriminó a “sindicatos y algunos políticos” por “disparar contra nosotros, cuando debería ser todo lo contrario”. Se remitió a las últimas informaciones sobre irregularidades en la inspección de trabajo en hostelería, “lo cual no sucede en las empresas hoteleras, donde los comités funcionan con normalidad, hemos negociado un convenio colectivo, y no sólo mantenemos, sino que creamos empleo neto, y no habló del éter, sino de estadísticas.”

 

Egipto es, sin duda, en calidad de competidor turístico asolado por un conflicto, un balón de oxígeno indirecto para el sector en las islas, si bien aún “es pronto, ayuda a mantener los precios y de cara al invierno podrá notarse más”, según el presidente de Ashotel.

 

El titular de la patronal no duda que “se revalide e, incluso, se supere la cifra de 12 millones de turistas en Canarias”. Y advierte del inevitable cambio de orientación que experimentará el sector cuando cesen algunos conflictos actuales en regiones turísticas calientes. “Hay que estar preparados para cuando los touroperadores giren los morros de sus aviones hacia los destinos más atractivos, a sabiendas de que los lugares que ahora tienen problemas se recuperarán.

 

Rebatió al presidente canario Paulino Rivero, que defendió en su blog la máxima de que el trabajo sea para los residentes en Canarias, tras la firma de un convenio de formación, precisamente, con Ashotel. “Nosotros no contratamos por la procedencia de la gente, sino por sus aptitudes. De lo que se debe hablar es de la formación de nuestra mano de obra, para que podamos darle trabajo a la gente de aquí.” Enumeró algunas razones y destaco ésta: “El 60% de nuestros jóvenes no tiene el graduado escolar y en turismo la cualificación es la clave.” Y añadió que el sector no contrata “por ser canario, sino por estar preparado”.

El ‘boom’ de los rusos

 

A tal fin, abundó en la importancia del idioma, para aconsejar el aprendizaje no sólo del inglés o el alemán: “Aprendamos igualmente ruso, que va a crecer mucho en los próximos años.” Los rusos, apostilló, van a invertir mucho en las islas, “y son noticias que empezarán a trascender en invierno”. Se refería a inversiones de tipo industrial, según indicó. “Están acostumbrados a hacerlo en sitios como Dubai, Turquía o Bulgaria, y ahora están aquí.” El presidente de Ashotel subrayó el despegue de turistas procedentes de Europa del Este. “Este año va a ser histórico.”

 

Y puso el ejemplo del recepcionista: “Lo buscamos allí de dónde venga, con tal de que sepa idiomas.” El paro juvenil pasa, en parte, por este déficit, a su juicio: “A nuestros hijos hay que ponerles las pilas en idiomas”, y añadió una sentencia que puede ser controvertida: “Con idiomas hay trabajo y el que no trabaja es porque no quiere.”

 

A preguntas de oyentes, a través de las redes sociales, el dirigente empresarial defendió la política de sueldos del sector turístico canario. “Tenemos un convenio colectivo, unas categorías profesionales establecidas y tablas salariales en todos los hoteles. Sueldos por encima de 1.400 euros no creo que estén nada mal…”

 

Al presidente de Ashotel le parece fuera de lugar la cruzada del máximo responsable del Cabildo grancanario, José Miguel Bravo de Laguna contra la nueva Ley Turística. “Es falso que la norma no permita la construcción de hoteles de cuatro y menos estrellas; basta con acudir al banco de bonos de camas, para comprarlas y levantar el hotel. También lo autoriza, como se sabe, mediante la renovación. Pero es que si no, lo que estamos es provocando una planta cada vez más obsoleta y el hundimiento progresivo de los precios.”

 

Comparó esta polémica con la de las tasas aéreas. “Es de sentido común, si las tasas bajan, viene más turismo, así de sencillo.”

 

Especializarse y diferenciar el producto

 

Basó buena parte del éxito del turismo canario en la oferta complementaria de ocio y recalcó insistentemente la necesidad de “especializarse y diferenciar el producto”. Sugirió, entre otras novedades, fomentar el turismo árabe ofreciéndole sus gustos culinarios y estilo de vida. “Puede parecer peregrino que venga esa clase de turista, pero hay muchos multimillonarios árabes que lo harían si encuentran condiciones favorables. Que se lo pregunten a Marbella.”

 

Asimismo, en sintonía con el presidente de la CEOE, el economista José Carlos Francisco, consideró viable una industria del juego, “que pasa por liberalizar los casinos”. Francisco había sugerido en su día que Canarias se convirtiera en ‘Las Vegas de Europa’, una iniciativa que más tarde se vio desbordada con el desembarco de Sheldon Adelson en Madrid.

 

La mala prensa que tiene  el ‘todo incluido’ (es una de las preguntas recurrentes cuando se le entrevista, según dijo) no le impide reconocer que “damos productos para quienes los demandan, y si no los damos nosotros, como en el caso del ‘todo incluido’, otros lo harán, Túnez, por ejemplo.” Calculó en un 17% de la oferta de Tenerife el referido a este apartado.

 

Ante los rigores de la crisis, muchos canarios optaron por no viajar fuera y muchos de ellos engrosaron el llamado turismo interior, que, según el presidente de Ashotel, “ha funcionado este verano y ha salvado la temporada en las islas menores”.

 

Las trabas burocráticas para la apertura de negocios (la concesión de licencias, en primer lugar) persisten, en contra de lo que se anuncia con cada nueva ley. “Ocurre en todo lo que concierne a planeamiento y planificación, hay un exceso de intervencionismo”, denunció por último.

 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario