CARLOS ALONSO, presidente del Cabildo de Tenerife, EN ‘LAS MAÑANAS DEL MENCEY’ (TEIDE RADIO). “No vengo a hacer propaganda de Carlos Alonso, sino a generar confianza y empleo”

 

 

.”Lo primero que haré es sacar un plan de empleo de 2 millones de euros”

.Alonso y Melchior presentarán este mes en la convención de Clinton en Nueva York proyectos de enfermedades tropicales, un parque tecnológico y el NAP

.”Hay que seguir contando con Ricardo Melchior en nuevas tecnologías y relaciones internacionales”

.”Creo en la renovación, hay que dar paso a las nuevas generaciones”

.En octubre presentará en Bruselas los proyectos de la red transeuropea

.”Soy novelero y transgresor, si bien no muy carnavalero”

.Una nueva terminal de contenedores en El Bufadero

.”La Refinería no se va a ir mañana, pero, a largo plazo, no cabe una industria contaminante en Santa Cruz)

 

 

 

Ricardo Melchior tiene previsto presentar a Bill Clinton a su sucesor en el Cabildo, Carlos Alonso, durante la Iniciativa Global que celebrará este mes en Nueva York el expresidente norteamericano. Alonso confirmó dicho extremo ante los micrófonos de Teide Radio, y citó algunas de las iniciativas que ambos políticos promoverán en dicho foro internacional. Entre ellas, figura la red africana de la fundación del Instituto de Enfermedades Tropicales, que dirige Basilio Valladares, y su lucha, entre otras enfermedades, contra la malaria, en colaboración con el científico colombiano Manuel Patarroyo.

 

Asimismo, Alonso y Melchior promocionarán el Parque Tecnológico de Tenerife y el NAP (Neutral Acces Point). Clinton descubrió Tenerife y Canarias, y su importancia estratégica para ayudar a África a través de su fundación, en una visita que giró a la isla en 2005, invitado por Melchior. Ambos estrecharon lazos de amistad a raíz de aquel encuentro y desde entonces, Melchior ha acudido invitado a varias ediciones de la convención Iniciativa Global que auspicia el que fuera presidente de los EE.UU. durante dos mandatos consecutivos (1993-2001)

 

En una amplia entrevista concedida este martes a LAS MAÑANAS DEL MENCEY (‘CANARIAS EN LA ONDA’, DE TEIDE RADIO), Carlos Alonso, nuevo presidente del Cabildo Insular de Tenerife, valoró en Melchior que “ha dado una muestra de generosidad como pocas. Se va a su casa apostando por la regeneración, pero no deja la política, sólo tiene 66 años, y creo que debemos seguir contando con él para el desarrollo de las nuevas tecnologías y las relaciones internacionales”.

 

La “lenta” recuperación

 

Saldremos de la crisis “lentamente”, dijo, si bien comparte la tesis de que la economía da muestras de recuperación en España, “y también en Canarias, gracias a un buen momento turístico y a la llegada de inversores de fuera que apuestan por nuestra industria.” En este sentido, está prevista la próxima apertura en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife de una fábrica de chocolate con capital ruso, así como un plan parcial de nuevas camas turísticas en Guía de Isora, también fruto de una importante inversión de origen ruso (alrededor de 60 millones de euros en total ambos proyectos, según una estimación extraoficial). “Debemos acelerar el ritmo de salida con ayuda del crédito. Tengo gran confianza en que se desbloquee el plan parcial del Mojón, una joya en el sur.”

 

“El próximo año será mejor que éste”, afirmó, “pero tenemos que trabajar mucho todavía y el problema sigue siendo la falta de crédito”.

 

Sobre la diferencia de sistema fiscal entre las islas y la Península, pidió una reflexión al respecto. “Tenemos un sistema más bajo, es cierto, pero su diferencia del peninsular genera muchas dificultades, por ejemplo, al comercio electrónico, y ello exige que revisemos las ventajas e inconvenientes”.

 

El nuevo presidente del Cabildo admite que el cargo “te cambia la vida” y espera que “no cambie la de mi familia”. Marlene Meneses lo presentó este martes en LAS MAÑANAS DEL MENCEY con nombre y apellidos, Carlos Enrique Alonso Rodríguez. “Enrique por influencia de mi padre, que se empeñó en poner nombres compuestos a sus hijos, casi todos con la ‘r’ por común denominador”. No tendrá que comprar el traje de mago, porque ya tiene varios (su preferido es el de La Orotava) y tampoco cree que se diferencie mucho de su antecesor en capacidad de “novelería”. “Soy bastante novelero y transgresor”, dijo, si bien “no muy carnavalero.”

 

El test de las urnas

 

Carlos Alonso –así se le conoce en política- discrepa de quienes le emplazan a superar el test político por encima de su perfil técnico, para ser el candidato definitivo al Cabildo por CC en las urnas. “Mi objetivo no es hacer propaganda de Carlos Alonso, sino generar confianza y empleo y después ya veremos qué pasa. Yo tengo colmada mi vocación política.” E insistió: “No estoy aquí para hacer una promoción personal, sino, como presidente del Cabildo, para resolver problemas”.

 

José Antonio Pardellas se le quedó mirando y esbozó una teoría: “Creo que usted debe de ser de los más jóvenes en llegar al cargo”. Alonso, de 43 años, lo sacó de dudas: “Las apariencias le traicionan. José Segura era más joven que yo; Adán Martín, casi tenía mi misma edad, y Ricardo Melchior era mayor cuando llegó a la presidencia, pero fue vicepresidente también a estas edades.”

 

Le pedí que desvelara su agenda de prioridades, dando por sentado que ha debido elaborarla con tiempo, pues su ascenso era, desde hacía mucho tiempo, la ‘crónica de una noticia anunciada.’ La desglosó sin titubeos: “Primero, sacar un plan de empleo de 2 millones de euros financiados por el Cabildo para que las pymes contraten: les subvencionamos el salario durante los primeros meses. Y les ayudamos a acceder al crédito, a través de Caixabank, que gestiona el fondo ‘Jeremie’”. Añadió su intención de estimular con “muchos y pequeños proyectos” el programa de inversión en el presupuesto de 2014, que será el primero de su etapa. “Con el propósito de dar trabajo a las empresas de aquí y que, a su vez, generen empleo”. El tercer vértice, según explicó, lo dedicará a “dar un nuevo impulso” a asuntos sociales, discapacitados, personas mayores, deportes, ocio y cultura.

 

Según señaló, la institución que preside desde este lunes –tras ocupar una vicepresidencia y las áreas de Economía, Competitividad. Movilidad y Turismo- soporta un endeudamiento del 65% del presupuesto, “una cantidad razonable”, gracias a lo cual podrá afrontar las nuevas inversiones. “El Cabildo es una administración tradicionalmente inversora dado que sus gastos corrientes son bajos. Y eso nos da un gran margen”.

 

Jesica Moreno, periodista de DIARIO DE AVISOS atenta a la vida política insular, le preguntó si piensa hacer cambios en el área de Hacienda. Optó por el “hermetismo”, según su propia expresión. “Debemos terminar de fraguar los cambios por parte de los socios, CC y PSOE, y los llevaremos al pleno del 27. Ahí se verá la nueva estructura del Cabildo. Hacienda va a estar en muy buenas manos y seguirá la senda de una Administración responsable”. Más adelante afirmó. “Cuento con todos los consejeros, son un equipo muy eficaz”.

 

Siempre se dijo que el Cabildo es una gran empresa. Emplea a 6.000 personas, recordó la conductora del espacio, y preguntó si esa plantilla y sus salarios gozarán de estabilidad. “Hemos practicado una política de contención de salarios –recordó Alonso- y de alta productividad (puso el ejemplo de Titsa, que de ese modo evitó despidos), y vamos a seguir manteniendo los puestos de trabajo”.

 

Papá Europa

 

Ante cada nuevo viaje a Bruselas del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, eludió dar algún consejo, pese a conocer ese terreno muy bien de la etapa en la que trabajó en el ‘frente comunitario’. Alonso, economista, realizó un máster en estudios Europeos por el Colegio de Brujas. “Todos los presidentes se han sabido siempre rodear de técnicos muy competentes en materia europea, muchos de ellos canarios becados en Brujas”. En este capítulo, destacó que “en Tenerife hemos luchado por uno de los programas de financiación, la red transeuropea” y anunció que el 23 de octubre se desplazará a Bruselas a presentar nuevos proyectos de inversión dentro de ese programa (la tanda propuesta anteriormente fue rechazada), ante la fuerte inyección económica prevista en el mismo: un hub de tráfico marítimo en la isla, conocido como ‘autopista del mar’: transporte sostenible ferroviario, y distribución de gas del sur al área metropolitana.

 

¿Y el oeste africano?, preguntó José Antonio Pardellas, sin duda esperando del nuevo presidente del Cabildo alguna iniciativa sorpresa que dé continuidad a los planes de colaboración ya realizados o en marcha. “Estamos trabajando en eso”, contestó sin dar más pistas uno de los padres del NAP, considerado el proyecto de comunicación de fibra óptica más ambiciosa de la historia para África, Canarias, Europa y América, a través de la isla de Tenerife.

 

Codo con codo con el Puerto

 

La Autoridad Portuaria –insistió varias veces Carlos Alonso- “va a tener todo el apoyo del Cabildo”. Citó la red transeuropea como marco de esa colaboración, y una planta desaladora que la institución insular pondrá a su disposición.

 

Reprochó a la Refinería su política de ‘bunkering’ (abastecimiento y repostaje de combustible de los buques). “No está haciendo todo lo que puede para captar tráfico; en las Palmas hay mayor competencia y eficacia en este mercado”, señaló. Habló de “ayudar” al puerto tinerfeño en el tráfico de contenedores, con una nueva terminal en el Bufadero”. Informó de que las obras del túnel en la vía litoral van a continuar en el trazado portuario subterráneo y en superficie, “hasta dar prolongación al proyecto de Herzog & de Meuron”.

 

El futuro de la Refinería

 

Retomé, al hilo de su primera cita, el actual contencioso sobre la Refinería y le pedí una previsión de futuro. “¡El futuro de la Refinería!”, exclamó para hacer la prospección que se le requería. “A largo plazo no cabe una industria tan contaminante en Santa Cruz. No está en el modelo de la ciudad que, a mi juicio, pasa por los servicios. La Refinería no se va a ir mañana, pero hay que ir viendo las alternativas. No se trata de hacer una especulación sobre el suelo de la Refinería.” Y pasó a referirse a la polémica toxicidad de sus emisiones. “La Refinería tiene que cumplir la normativa para garantizar la salud de todos. Como en la mili, el valor se le supone, pero debe garantizarlo.”

 

El nuevo presidente del Cabildo tinerfeño ha ocupado anteriormente altos cargos en el Gobierno autónomo (en materia europea y agrícola). Ingresó en el Cabildo en 2001 como jefe de Proyectos de Presidencia y colaboró estrechamente con Melchior en el Plan de Ganadería y el Tranvía del Área Metropolitana. Dos años después, asumió en Bruselas el cargo de administrador de la Unidad de Regiones Ultraperiféricas, de la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea. Volvió a la corporación insular, de la que fue consejero desde 2007 al frente del área de Economía y Competitividad, desde el que ha promovido el tranvía, los trenes del Norte y Sur, y el proyecto ALIX, que consagra la isla como lugar estratégico de las comunicaciones de fibra óptica en el mundo. En la última etapa, lanzó una iniciativa  pionera de promoción bajo la marca ‘Why Tenerife?’, conjuntamente con la Cámara de Comercio, Industria y Navegación, Zona Especial Canaria (ZEC), Zona Franca y Autoridad Portuaria. Una de sus premisas al frente de las áreas que ha desempeñado antes de ostentar la presidencia ha sido potenciar la conectividad de Tenerife, claramente deficitaria.

 

“Una isla ultraconectada, autónoma y exterior”, resumió en su discurso de intenciones, durante la toma de posesión, le recordó Jesica Moreno. Alonso explicó que esa triple máxima contiene la aportación que desea hacer desde el cargo, “teniendo en cuenta que Galván Bello hizo la autopista al sur, Adán Martín se preocupó, sobre todo, del territorio, y Ricardo Melchior trajo el tranvía y generó la sostenibilidad y el equipamiento de las personas”. Su propósito, abundó, consiste en “limitar el efecto de las distorsiones que genera el hecho de ser isla, mejorando la conectividad aérea y marítima, o sea, si se quiere, ser menos isla”.

 

Los trenes y el AVE a Galicia

 

No dudó en vaticinar que el aeropuerto del sur será el próximo año “el de mayor tráfico áereo” insular. Respecto a la conectividad terrestre, sostuvo que los trenes del Norte y el Sur son proyectos viables “a largo plazo” y rechazó el hecho de que el Gobierno central esté decidido a llevar el AVE a Galicia, “para una demanda menor que el tren del sur de Tenerife”, que se queda fuera en las previsiones del Ministerio de Fomento.

 

Expresó su deseo de que “no depender en el futuro de una llamada de Madrid para poder ampliar el horario de Los Rodeos.” Abogó por que la competencia sea insular, mediante acuerdos con la comunidad autónoma, del mismo modo que reivindica el traspaso de los parques nacionales o la energía.

 

Alonso evitó meterse en el ‘jardín’ de la candidatura de CC a la presidencia del Gobierno de Canarias. “Prefiero mantener en mi actual posición un perfil más institucional, pero sí diré que creo en la renovación; la política ya no es la misma de hace cinco años y hay que dar paso a las nuevas generaciones”.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario