EL NUEVO PRESIDENTE DE LA CÁMARA PIDE UNA DOBLE FISCALIDAD PARA LAS EMPRESAS

JOSE LUIS GARCIA PDTE CAMARA

DECLARACIONES DE JOSÉ LUIS GARCÍA EN ‘LAS MAÑANAS DEL MENCEY’

.”Debe crearse un fondo para que las indemnizaciones de los despidos no recaigan en los empresarios”
.”Las cotizaciones a la Seguridad Social son elevadísimas”
.Elogia ‘Plenilunio’ y pide a la Sociedad de Desarrollo “que cuente con nosotros”
.”La victoria de Merkel es buena para España”
.”La situación ha mejorado, tenemos trabajo, antes no sabíamos qué hacer con el personal”
.”Ignacio González sacó a la Cámara de las cenizas”
El nuevo presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, José Luis García Martínez, propugna “que se baje la presión fiscal a las pymes y micropymes” y que, si no hay otra solución, “se aplique una doble fiscalidad, una para las grandes empresas y otra para las pequeñas”. Es partidario, también, de que se cree “un fondo para que las indemnizaciones por despidos no recaigan sobre la empresarios”. Calificó las cotizaciones a la Seguridad Social de “elevadísimas”.
El dirigente empresarial, que a su vez preside la Federación de Empresarios del Metal y Nuevas Tecnologías (Femete), concedió este lunes una amplia entrevista a TEIDE RADIO ONDA CERO en LAS MAÑANAS DEL MENCEY, dentro del pograma CANARIAS EN LA ONDA.
El nuevo presidente de la Cámara de Comercio aún no se explica por qué Ángeles Palmero renunció la víspera a ser la sustituta de Ignacio González y al día siguiente, en el pleno en que lo iba a comunicar, se arrepintió y anunció su candidatura”, obligando a votar a los miembros camerales que ostentan ese derecho. García fue elegido por sorpresa. “El primer sorprendido soy yo”, dijo en Teide Radio, y relató las peripecias del proceso en el que fue aupado a la presidencia de la noche a la mañana. Cuando Marlene Meneses, conductora del programa, le recordó la época de vacas flacas en que accede al cargo, sin las cuotas obligatorias de las empresas integrantes de la Cámara, según la última modificación legal, el nuevo titular del organismo no mostró aprensión alguna al desafío económico que afronta en su gestión: “Como dijo Einstein, las crisis agudizan el ingenio; buscaremos recursos con el gran equipo humano con que contamos”, y emplazó para conocer la solución definitiva a la próxima ley de Cámaras, que definirá las fuentes de financiación. Le acompañó durante la entrevista la directora de Comunicación de la Cámara, Rosalba Díaz.
Después, regresó, inexorablemente, a unas declaraciones previas, en la radio y televisión de El Dia, sobre el despido libre. Le hice saber que una aclaración parecía pertinente, dado el revuelo que levantaron sus palabras. “El despido libre ya existe, porque un empresario puede despedir a cualquiera y después el juez obligarlo a readmitirlo o a indemnizarle. Lo que yo planteo es por qué la indemnización tiene que recaer sobre el empresario. De ese modo se descapitalizan las empresas. No hablo de la pérdida de los derechos de los trabajadores..”
“No quise despedir y me equivoqué”
Abundó en el tema queriendo hacerlo con detalle. “Una empresa sin trabajadores no es nada. ¿Por qué un empresario despide a un trabajador?Por dos motivos: por falta de actividad de la empresa,  mi opinión es que debe afectar al de menor carga familiar, o porque no ha superado el período de adaptación. Yo tengo empleados que llevan 20-25 años conmigo y que no se me ocurre despedir, porque si han durado tanto es porque saben hacer muy bien su trabajo.”
A una pregunta de José Antonio Pardellas, consideró que la reforma laboral “no crea empleo, pero le ha quitado el miedo a los empresarios a contratar” ,  y reiteró su propuesta más controvertida desde que debutó en el cargo, que el coste del despido no lo asuma el empresario. Puso un ejemplo: su propia empresa. “Yo llegué tarde, traté de aguantar con la plantilla sin despedir’ y me equivoqué. Al final me vi empleando toda la tesorería más créditos para hacer frente a las indemnizaciones. Y lo que quedó fue una empresa vacía, sin el famoso montoncito.”
A este fin, sugirió buscar las alternativas en otros modelos europeos (citó el austríaco, que apenas soporta un 4% de paro, equivalente al pleno empleo),  barajó la eventualidad de dotar un fondo para ese objetivo, gestionado por alguna institución como Fogasa, con el posible concurso de los empresarios. Aprovechó para decir también que “las cotizaciones de la Seguridad Social son elevadísimas.”
“Lo primero que voy a hacer, y no descansaré hasta conseguirlo, es fomentar la unidad de las organizaciones empresariales”, sentenció para fijar su primera posición como líder de una de esas patronales, para lo cual, fiel amigo del refranero, no dudó en subrayar que “la unidad hace la fuerza”. Enumeró que las batallas respecto a los impuestos, la reactivación económica y otras por el estilo, “son comunes a todos nosotros.” Respecto al necesario impulso al dinamismo económico, elogió el programa urbano de ‘Plenilunio’, el pasado sábado, en Santa Cruz de Tenerife, y se dirigió a la Sociedad de Desarrollo municipal, promotora del evento, “para que cuente con nosotros en el futuro; todos debemos ir en la misma dirección: crear empleo”.
Merkel es una buena noticia
La entrevista giró, entonces, hacia el porvenir de la crisis de los últimos cinco años y las elecciones dominicales en Alemania. “La victoria de Merkel creo que será buena para España”,comenzó diciendo casi contracorriente, si reparamos en las escasas simpatías de la canciller en la periferia europea a causa de sus posiciones inflexibles sobre la austeridad y la competencia desleal que, en ocasiones, no ha dudado en hacer a los países en recesión. “Somos europeos y sabíamos a lo que nos enfrentábamos”‘, indicó por toda reflexión.  En el mismo sentido, citó (sin aclarar si se refería indirectamente a Cataluña) el caso de Cabo Verde, “una república independiente que perteneció a Portugal y está empobrecida; en una visita, coincidí con la celebración de un aniversario de la independencia, y pensé, pobrecitos, no sé si es para celebrarlo o para arrepentirse.”
A propósito del archipiélago situado frente a Senegal, una decena de islas grandes y cinco menores, apostilló que “Canarias no son 8 islas con La Graciosa, sino también diez con el archipiélago Chinijo”.
“Somos adultos y personas formadas”
El presidente de la Cámara deslizó una afirmación que parecía contradecir todo un cuerpo teórico sobre la escasa formación de la mano de obra en Canarias: “Somos adultos y personas formadas”. Luego precisó que la cualificacion es una asignatura pendiente: “Cuando estalló el boom turístico, el campesino dejó la azada y se hizo camarero; a aquellos primeros turistas no les importaba que les atendiera una persona tosca, pero ahora vienen a Europa, a hoteles de cinco estrellas, y es otra cosa. Lo mismo pasa en Femete.” Sobre la invitación del presidente Paulino Rivero para contratar trabajadores residentes en las islas, dijo que “siempre que tengan formación”.
No le concede mayor importancia a la posibilidad de que el resto de España adopte la hora de Canarias “salvo por aquello de que dejaremos de escuchar lo de la hora menos.
“Esta rueda volverá a moler trigo”
La crisis aún no ha terminado, en su opinión, pero hay signos alentadores. “Mi experiencia particular es que la situación ha mejorado, tenemos trabajo, antes no sabíamos qué hacer con el personal, fue muy duro, y ahora hay que pedir que nos bajen los impuestos a las pymes y micropymes y, si es necesario, se apliquen dos fiscalidades, una para las grandes y otra para las pequeñas.” La banca ahora mismo no da crédito sino “a quien con toda seguridad se lo va a devolver, porque posea patrimonio suficiente”, comentó con pragmatismo. “Pero esta rueda volverà a moler trigo”.
La Refinería contamina, “pero el coche también, y la cocina de gas; en un futuro igual tendrà que irse de Santa Cruz, y la empresa verá cuánto supone moverse, porque a veces el collar cuesta más que el perro.” José Luis García no duda en apoyar la extracción de petróleo, “sí o sí”, en aguas canarias. “No hay ningún país en el mundo con recursos que no los explote. Sería una barbaridad.”
De su antecesor, Ignacio González Martín, que presidió la Cámara durante 16 años,  elogió su capacidad para “sacarla de las cenizas, abrirla a todo el mundo y convertirla en un ente que ayuda al empresario como un padre y una madre, ofreciendo al emprendedor el estudio de viabilidad de su proyecto y haciendo el seguimiento del mismo para que no fracase”.
Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión 1 comentario

Respuesta a EL NUEVO PRESIDENTE DE LA CÁMARA PIDE UNA DOBLE FISCALIDAD PARA LAS EMPRESAS

  1. Jóse

    Yo lo que opino es que este señor, después de abogar por el despido libre, no está capacitado para detentar (en el significado que loe atribuye la Real Academia) ese cargo en la Cámara de Comercio. Antes teníamos un presidente (“que cursó estudios de economía”) que por lo menos sólo se limitaba a leer -muy mal por cierto- lo que le ponían delante, pero este sujeto, el autoritarismo y prepotencia por antonomasia, sólo problemas le va a traer a esa institución obsoleta a punto de desaparecer.

     

Añadir comentario