LA ESCLEROSIS Y LA DESINFORMACIÓN

 

 

La esclerosis múltiple afecta a unas 2.000 personas en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Es una enfermedad severa y desconocida por la sociedad en general, lo que se traduce, de forma involuntaria, en una evidente insensibilidad hacia quienes la padecen y una falta de conciencia del riesgo de sufrirla en carne propia. Esta patología sufre otros inconvenientes: el diagnóstico en sí mismo es una carrera de obstáculos. Transcurren meses, incluso un año, hasta que se verifica su alcance. Y la persona que se enfrenta a la terminología del caso (oye hablar de lesiones desmielinizantes y se queda en 33), infiere malamente la naturaleza de su problema de salud. El desafío tras esta fase inicial de incertidumbre, una vez confirmada la enfermedad, no es otro que aprender a vivir con la esclerosis, a saber que siendo degenerativa, hay tratamientos que la retrasan, métodos de rehabilitación imprescindibles, ejercicios de motivación y estímulo para demorar el deterioro físico y cognitivo, y, a su vez, frente a prejuicios indeseables, hay un reto añadido determinante: no es una enfermedad contagiosa, ni mortal.

(Escuchamos atentamente este miércoles, 18 de diciembre, Día Internacional de la Esclerosis Múltiple, estas y otras explicaciones de Sofía Levits, trabajadora social de la Asociación Tinerfeña de Esclerosis Múltiple, en ‘Canarias en la Onda’, de Teide Radio, y nos dejó con la pelota en nuestro tejado. Informar.)

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario