“EL CERTIFICADO DE RESIDENCIA HA HECHO MUCHO POR EL NACIONALISMO CANARIO”

 

 

Miguel Zerolo, este martes en LAS MAÑANAS DEL MENCEY (EL BALCÓN, TEIDE RADIO)

Miguel Zerolo, este martes en LAS MAÑANAS DEL MENCEY (EL BALCÓN, TEIDE RADIO)

 

 

Declaraciones de Miguel Zerolo a ‘LAS MAÑANAS DEL MENCEY’ (‘EL BALCÓN’, TEIDE RADIO)

 

.”Voy más allá que Paulino Rivero en lo de la desafección. Nunca el Gobierno español ha sido consciente de que un archipiélago a 2.000 kilómetros de la capital es un lujo”

.Colabora en la actualidad con el concejal Hilario Rodríguez en la corriente de opinión de CC ‘Taller de Secundino Delgado’

.“Que Paulino Rivero quiera repetir es un deseo legítimo, como lo es que otras personas quieran hacer lo mismo.”

.”¿Cómodo en CC? No sé cómo no me han expulsado. Siempre he dicho lo que he pensado”

.”Cuando mandaban los ‘estalinistas’ yo era contrario a pactar con el PSOE”

.(sobre el ‘caso Teresitas) “Llevo 8 años de espera. En términos históricos es poco, en términos humanos y personales, mucho. Pero duermo con la conciencia tranquila”

.”Me parece injusto y desproporcionado lo que se ha liado con la infanta Cristina”

.”Además de la valla en la Plaza Roja de Moscú y la pancarta en la Gran Muralla China, quisimos ponerle a Fidel una guayabera con ‘Canarias, Naturaleza Cálida’, y no lo conseguimos”

.”Negarse a averiguar si hay petróleo no es lógico, sino ideológico o sentimental. Otra cosa es decidir si se extrae o no”

 

Miguel Zerolo estima que “algunos gestos del PP con Canarias han hecho daño al concepto de Estado” y puso de ejemplo el certificado de residencia de papel, que dijo que es como “una chispa”, dentro del debate abierto sobre la supuesta ‘desafección’ de Canarias hacia el Estado. Se solidarizó con la infanta Cristina, víctima, a su juicio, de una campaña “injusta y desproporcionada”. Y afirmó sentirse cómodo en su partido. “No sé cómo no me han expulsado”, dijo en referencia a su trayectoria libérrima dentro de CC.

 

Estas declaraciones las hizo este martes, 4 de febrero, el exalcalde y actual senador nacionalista Miguel Zerolo, en la primera entrevista de ‘LAS MAÑANAS DEL MENCEY’, dentro del programa ‘EL BALCÓN’, de TEIDE RADIO, durante la jornada inaugural de la nueva etapa de la emisora, que arranca en 2014. El político nacionalista fue preguntado por la directora y presentadora del espacio, Marlene Meneses, y los contertulios habituales José Antonio Pardellas y un servidor (en ausencia de Leopoldo Fernández, de viaje fuera de las islas).

 

Ante la hipótesis de un eventual brote independentista, señaló que “al final, no se sabe cuál es la chispa, pero el certificado de residencia ha hecho mucho por el nacionalismo canario.” Zerolo reprochó la imposición del comprobante de pertenecer al padrón municipal para poder comprar el billete aéreo con la bonificación del 50%: “Cualquier canario puede preguntarse por qué tiene que llevar ese documento y por qué no le basta con el DNI, y, al final, esas cosas son las que van calentando.”

 

Abundó en el caldo de cultivo de una semilla independentista, recordando que, a finales de los 70, “la UPC obtuvo la alcaldía de Las Palmas (Manuel Bermejo) y en Santa Cruz de Tenerife sacó un 17% de los votos. Y eso está ahí todavía.”

 

Manuel Bermejo, de UPC, primer alcalde democrático de Las Palmas de Gran Canaria, en 1979 /intersindicalcanaria.com

Manuel Bermejo, de UPC, primer alcalde democrático de Las Palmas de Gran Canaria, en 1979 /intersindicalcanaria.com

 

La desafección

 

El político nacionalista dijo ir “más allá” en la alerta por carta del presidente Paulino Rivero a Rajoy y el Rey sobre una posible “desafección” de Canarias hacia el Estado. “Hace mucho que no se nos tiene en cuenta. Aznar, en campaña, prometió concedernos el 50% de reducción del IRPF de Ceuta y Melilla, y luego se olvidó. Nunca el Gobierno español ha sido consciente de que un archipiélago a 2.000 kilómetros de la capital es un lujo y hay que pagarlo. Nosotros no podemos vivir de la subvención, necesitamos una caña para pescar, y hay mecanismos económicos que no se nos han querido dar.” La historia dice, según sostuvo, que “cuando mejor le ha ido a Canarias ha sido cuando ha tenido especificidades fiscales y arancelarias y, en caso contrario, le ha ido peor.”

 

No se considera un extremista. “Nunca he sido nacionalista radical y no me gusta llorar. Siempre digo que la culpa es nuestra, de los canarios, no de Madrid. Hay muchas cosas que hay que hacer por esta tierra todavía y depende de los canarios.” Según contó, en la actualidad “echa una mano” al concejal Hilario Rodríguez en la corriente de opinión (‘Taller de Secundino Delgado’) dentro de CC.

 

¿Se siente cómodo en CC?, se le preguntó. La respuesta fue afirmativa, con esta apostilla: “No sé cómo no me han expulsado. Siempre he dicho lo que he pensado y me he sentido cómodo. Cuando éramos ATI yo decía que era independiente de los independientes.”

 

La infanta Cristina /zoomnews.es

La infanta Cristina /zoomnews.es

 

Una lanza por la infanta Cristina

 

El senador de CC rompió una lanza por la infanta Cristina, a la que se refirió -consciente de que ambos saben lo que es estar imputado- en términos comprensivos, “que sé que no son políticamente correctos”. En su apreciación sobre el trance que soporta la infanta, adujo que se ha montado un proceso “exagerado” sobre la persona de la hija del Rey. “Se han utilizado todas las fuerzas de la izquierda republicana para obtener un rédito político.” Trató de ponerse en la piel de la infanta, para abordar en el plano doméstico su actitud. Explicó que la infanta, con cargo a una sociedad, pudo imputar gastos indebidamente, siguiendo la pauta de quienes “camban las cortinas de su casa y atenúan el pago de impuestos” por ese procedimiento, hasta que la inspección de Hacienda interviene. “Otra cosa es lo que ha podido hacer su marido, porque una fundación no tiene ánimo de lucro.” Desligó la situación de la infanta de la de Iñaki Urdangarín, y atribuyó el escándalo a su figura y el contexto: “Va en el cargo de ser infanta y vivir en el momento social en el que estamos.” Pero reiteró: “Me parece injusto, desproporcionado, desmedido lo que se ha liado.”

 

La “fuerza” de Canarias en Madrid se reduce, en su opinión, a “tener más presencia” en las Cortes. “Me dan envidia CIU y PNV. Nosotros presentamos 154 enmiendas a los presupuestos del Estado y no aceptaron ni una. ¿Por qué? Porque somos dos senadores, Narvay y yo.” El papel de los nacionalistas en Madrid, que no es otro, según recordó, “que obtener el máximo posible para Canarias”, depende de esa premisa: “Tener fuerza parlamentaria.” Y aclaró que el criterio es igualmente válido con un gobierno central de un signo o de otro.

 

Paulino Rivero / DIARIO DE AVISOS

Paulino Rivero / DIARIO DE AVISOS

 

Pactos, candidatos, elecciones

 

Zerolo reconoce que en su momento era refractario a pactar con el PSOE. “Se trata de un PSOE en manos de los que yo llamaba ‘estalinistas’, pero ahora estos están fuera, y no tengo inconveniente; cosa distinta es si Juan Fernando López Aguilar mandara en el PSOE canario.”

 

La muy probable intención –no anunciada públicamente- del presidente Paulino Rivero de optar a un tercer mandato en las urnas como candidato de CC es, a juicio de Miguel Zerolo, “un deseo legítimo; no nos engañemos, ocurre en todas las actividades y es normal, como lo es que otras personas quieran hacer lo mismo.”

 

Calificó las inminentes elecciones europeas como “raras” y pronosticó una alta abstención, si bien, pese a todo, “los grandes partidos seguirán saliendo beneficiados”. Habló del “desencanto político” con cierto distanciamiento de la faceta pública en la que se ha desenvuelto en las tres últimas décadas, pero buscó las razones más allá o más acá de la política y de este país en particular. “No creo que España sea mejor ni peor que el resto de estados europeos. La clase política española responde a lo que es la sociedad española. Somos españoles, no alemanes.”

 

El mini job y la hipocresía

 

¿Aplicaría, por cierto, el mini job alemán (máximo 15 horas de trabajo a la semana, remunerado con 400 euros al mes, desde 2003), como herramienta para reducir las escandalosas cifras de paro? Esta fue su respuesta: “Somos unos hipócritas. Todos. Queremos ser como Alemania, pero no adoptar las condiciones laborales de Alemania, eso no. Y no nos queda otra que asumirlas y que los bancos, a su vez, comiencen a dar crédito.” Luego, se quejó de la mala imagen que se da en España del empresario, en contraste con el prestigio del que goza en la citada Alemania. “Si queremos cuestionar el modelo capitalista, entonces tenemos que discutir de eso y buscar la alternativa, pero si no, de nada vale poner a parir a un empresario porque gana dinero.”

 

La guayabera de Fidel

 

Cuando Zerolo, en su etapa de consejero de Turismo del Gobierno canario, a comienzos de los 90, ideó una campaña de promoción en la Plaza Roja de Moscú para atraer turistas rusos, dijeron que estaba loco. Ahora, que es una realidad emergente la llegada de visitantes de la antigua Unión Soviética, recuerda su iniciativa como una aventura en el tiempo, por haberse adelantado al presente boom de “turistas e inversores rusos”, lo cual celebró con cierta modestia: “Por lo visto, no lo hicimos tan mal.” Zerolo reveló este martes, en ‘LAS MAÑANAS DEL MENCEY’, que por entonces, además de la valla publicitaria junto al Kremlin y la pancarta en la gran muralla china (en ambos casos, el gancho residía en que se exhibía publicidad por primera vez, “violando” un dogma comunista), pretendió “ponerle una guayabera a Fidel con el eslogan ‘Canarias, Naturaleza Cálida, pero no lo conseguimos”.

 

Era una época de ebullición de proyectos para llamar la atención, y su departamento promovió un monumento a la paz en Lanzarote con un misil ruso ‘scud’ y otro ‘patriot’ norteamericano, ambos desactivados. “El americano lo pusieron ellos en la isla, mientras el ruso lo trajimos por toda Europa, y los alemanes lo inspeccionaron por si llevaba una cabeza nuclear”. La escultura, que contaba con un diseño de César Manrique e iba a ser inaugurada por Gorbachov y Reagan, se frustró al final por desavenencias entre políticos locales.

 

8 años en capilla

 

“Llevo 8 años de espera. En términos históricos es poco, en términos humanos y personales es mucho. Pero duermo con la conciencia tranquila”, afirmó al ser preguntado por el tiempo que lleva aguardando un desenlace judicial al ‘caso de las Teresitas’. Su imputación corresponde al Tribunal Supremo, por la condición de aforado en Madrid (senador), y aún no se ha procedido al trámite previo del suplicatorio. En este período ha recibido severas críticas de otras fuerzas políticas. En el Senado ha visto cómo el PP echaba la culpa al PSOE y ahora ocurre al revés, según dijo. “Si les hace felices, encantado”, añadió, dirigiéndose a sus críticos. En este tiempo no ha perdido amigos. “Los sigo manteniendo y cuando uno se ve solo, a veces es mejor estar solo que mal acompañado.”

 

Pese a ser el padre de la idea de transformar el Lazareto en un Palmétum, justificó su ausencia en la inauguración por los príncipes, pese a haber sido invitado. “Yo cuando me voy de los sitios lo hago con todas las consecuencias.”

 

Quiso mostrarse constructivo sobre la actual etapa del Ayuntamiento de Santa Cruz, pese a que en el pacto municipal su partido, CC, cuenta como socios con quienes emprendieron contra él en las filas del PSOE las acciones judiciales por la compra del frente de la polémica playa. “Le dediqué muchos años a esta ciudad y me alegra cada vez que sacan adelante una obra que estuviera pendiente, como el Palmétum o el túnel de la Plaza de España.” Sobre la Refinería recordó que, siendo alcalde, “le dimos un plazo para que salieran, y todo el mundo sabe la que se lió. Encargamos un análisis universitario de calidad del aire en Santiago de Compostela, y no nos apoyó ninguna institución. Estábamos solos. Ahora hay otra predisposición. Sucedió igual cuando declaramos el estado de emergencia para acelerar los expedientes de asuntos sociales.”

 

Los dos debates del petróleo

 

En relación con las conflictivas prospecciones de petróleo, consideró oportuno averiguar si hay crudo bajo el agua cerca de las islas. “Negarse a ello no es lógico, sino ideológico o sentimental.” Otra cosa, precisó a continuación, es determinar qué se hace y cómo con esa riqueza. “Otra cosa es decidir si se extrae o no y cuáles son las condiciones”. Según dijo, no hay uno, sino dos debates sobre el petróleo: el de ahora y el de después.

 

Este joven veterano de la política canaria, que ha pasado el Rubicón entre partidarios y detractores, con períodos largos e intensos en distintas instituciones locales, como consejero del Cabildo tinerfeño y alcalde, o en la comunidad como consejero del Gobierno canario, y ahora en el Senado, bregado en las trifulcas de la política, no ha conseguido deshacerse por completo del hábito de fumar, si bien ya sabe que no es imposible. “Dejé de hacerlo 25 días y pensé que ya lo tenía superado, me fumé uno y la fastidié.”

 

¿Se arrepiente de algo?, le pregunté la conductora del programa, a lo que Zerolo contestó: “Siempre uno piensa que habría hecho más cosas y mejor. Si uno hace algo que no debe, o no debes cruzar y cruzas, puedes sentirte arrepentido, pero si no cruzas, no lo estarás nunca.”


 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión Comentarios desactivados

Añadir comentario