SEMANA SANTA LAGUNERA CON SANTO Y CATEDRAL

 

 

La escultura de San José de Anchieta en la rotonda lagunera

La escultura de San José de Anchieta en la rotonda lagunera

 

La concejala Julia Dorta aboga por redescubrir a Anchieta y recibir al Papa Francisco en la ciudad Patrimonio de la Humanidad

 

El programa ‘El Balcón’, de Teide Radio, se realizó en la Casa de los Capitanes, bajo la atmósfera del bicentenario de Viera y Clavijo

 

La Laguna, la ciudad semanasantera por antonomasia de Canarias, celebra dos acontecimientos en esta ocasión, la reapertura de la Catedral y la canonización de Anchieta. De ahí que la concejala de Patrimonio Histórico Artístico (y Gestión del Casco Histórico y Relaciones con las Instituciones Religiosas), Julia Dorta, haga votos para que el Papa Francisco acepte la invitación de visitar este destino declarado desde hace quince años Patrimonio de la Humanidad. San José de Anchieta es todavía un desconocido incomprensible en su tierra natal, y la casa en la que vivió aspira a ser el museo que en un futuro próximo actúe de polo de atracción de un turismo de fans de la vida y obra del santo lagunero. ¿Brasil se lo quiere apropiar?, le preguntamos los contertulios de Marlene Meneses en ‘El Balcón’ de la Casa de los Capitanes, este martes, y la edil sonriente eludió rivalizar con el gigante americano con el que la ciudad tinerfeña aspira a hermanarse algún día. Anchieta es el nexo de una amistad por hacer. Entre tanto, la Catedral tiene lista de espera para bodas y bautismos. “Somos ciudad patrimonio de la novelería”, bromeó benévolamente, admitiendo que es la lista de espera de la espera interminable de la santa casa de las bóvedas de nunca acabar.

La concejala Julia Dorta con los contertulios de 'El Balcón' de Teide Radio Leopoldo Fernández y José Antonio Pardellas

La concejala Julia Dorta con los contertulios de ‘El Balcón’ de Teide Radio Leopoldo Fernández y José Antonio Pardellas

 

Esta Semana Santa, con ciertas novedades en algunos recorridos de procesiones determinadas, contribuye a consolidar el rango histórico, cultural, incluso dramático de sus calles, monumentos e inmuebles. En la puerta de la Casa de toba que mandó construir el Capitán de Guerra Diego de Alvarado-Bracamonte en el siglo XVII, nos recibe un personaje ataviado con traje de época, contemporáneo de Viera y Clavijo, cuyo bicentenario de la muerte se conmemoró en 2013. “¡Pasen y vean!” Las rutas teatralizadas de La Laguna están siendo un éxito, como la de los senderos. La ciudad es “llanura y humedad, charcos y roques y bruma que aportan los alisios”, como dice Pedro Hernández en su guía ‘Descubrir y disfrutar La Laguna’. Esta vez, como tantas otras, apetece confundirse entre el río de gente dejándose llevar en la procesión de la madrugada, posar el oído en una malagueña y el paladar en una torrija. La concejala nos remite al Santuario donde se exhibirá una réplica de la Sábana Santa, y regresa a la figura del año, el santo Anchieta, con las imágenes recientes del documental recién desempolvado sobre el traslado en 1960, entre un atasco de tráfico, de la célebre estatua del poeta y misionero jesuita creada por el escultor italo-brasileño Bruno Giorgi, hasta la rotonda donde ha permanecido con el báculo entre las manos y un ligero giro de la cabeza.

 

La Catedral de La Laguna tiene lista de espera para bodas y bautizos

La Catedral de La Laguna tiene lista de espera para bodas y bautizos

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario