IGNACIO EYRIES: “EL ENVEJECIMIENTO ES UNA ENFERMEDAD SILENCIOSA”

 

Ignacio Eyries, director general de Caser: "Sin el mundo del seguro no despegaría un solo avión de las Islas Canarias"

Ignacio Eyries, director general de Caser: “Sin el mundo del seguro no despegaría un solo avión de las Islas Canarias”

 

Entrevista en ‘EL BALCÓN’, DE TEIDE RADIO (‘LAS MAÑANAS DEL MENCEY’), con el director general de Caser

 

.En Japón estalló la ‘bomba’ de la tercera edad y el ministro de Finanzas escandalizó a la opinión pública pidiendo a los ancianos que “se den prisa en morir”

.”De la crisis saldremos, pero los problemas del envejecimiento tienen más difícil solución”

.”Según el Observatorio de Caser, Canarias es la segunda comunidad de España con mayor porcentaje de personas que ahorran para la jubilación”

.”Con la crisis cogemos menos el coche y recibimos menos golpes”

 

El envejecimiento es una “enfermedad silenciosa”, que se manifiesta más en unas comunidades autónomas que en otras, como se comprueba en el caso de Canarias, según subraya Ignacio Eyries, director general desde 2002 de Caser (compañía de seguros española, cuyo accionariado original han sido las Cajas de Ahorros). Para este ‘ejecutivo del año’ en 2010, el condicionante social de la longevidad tiene repercusiones “no sólo en el capítulo de las pensiones, de la dependencia y la salud (la compañía de seguros y reaseguros que dirige posee residencias y una fundación al respecto), sino también en el consumo, porque es una franja de la población que consume poco porque necesita menos”.

 

Eyries García de Vinuesa, que concedió una entrevista a ‘El Balcón’, de Teide Radio, dentro de la tertulia diaria ‘Las Mañanas del Mencey’ (Leopoldo Fernández, José Antonio Pardellas y un servidor, bajo la conducción de Marlene Meneses), es un ingeniero de caminos, con una larga trayectoria en el mundo de la empresa, en el sector de la construcción, la consultoría y los seguros.

 

Este fenómeno ha explosionado en algunas sociedades como la japonesa, cuya senectud ha sido objeto de declaraciones polémicas, como las del ministro de Finanzas, Taro Aso, que (el año pasado) formuló el deseo de que las personas de edad más avanzada cedieran su lugar mediante procesos de defunción más sostenibles.

 

 

"Los españoles están mentalizados en ahorrar para la jubilación" (el director general de Caser durante la entrevista en la terraza del Hotel Mencey)

“Los españoles están mentalizados en ahorrar para la jubilación” (el director general de Caser durante la entrevista en la terraza del Hotel Mencey)

 

 

Japón al por mayor

 

Pidió a los ancianos que “se den prisa en morir”, para que el Estado, al borde de la recesión y acuciado por el devastador tsunami de 2011, no tenga que pagar la costosa atención sanitaria que la tercera edad exige en un país donde la cuarta parte de sus 128 millones de habitantes corresponde a ciudadanos mayores de 60 años.

 

“Conozco Japón y he podido comprobar el impacto de esa realidad y la precaria natalidad, que ejerce una presión social hasta el punto de tales manifestaciones de un ministro del Gobierno”, señaló Eyries. “De la crisis saldremos, si bien los problemas del envejecimiento de la sociedad española tienen más difícil solución, al tratarse de una cuestión estructural”, dijo en relación con España. En otras palabras, de la crisis saldremos más viejos.

 

El Observatorio de CASER –un sondeo anual del estado de opinión de la sociedad- revela que “los españoles están mentalizados con su corresponsabilidad en el ámbito de las pensiones. Ello es interesante, porque nos indica que se promoverá el ahorro privado”, apunta el director general de la compañía. Advirtió, en este sentido, que las pólizas y planes de pensiones no eximen del pago de impuestos, que se dilata en el tiempo y se hace efectivo en el momento del rescate.

 

Canarias ahorra para la jubilación

 

Canarias, según dicho observatorio, “es la segunda comunidad de España con mayor porcentaje de personas que ahorran para la jubilación”. El mismo estudio detecta que el grueso de esta tendencia se localiza en ciudadanos de mayor nivel de renta, sobre todo son mujeres y autónomos, por encima de 45 años.

 

La crisis económica ha reorientado la oferta de seguros a la medida del poder adquisitivo de la nueva demanda. A primas más bajas, menor cobertura. A su vez, la crisis reduce la tasa de siniestralidad: a mayor crisis, menor actividad y riesgo. “Cogemos menos el coche y recibimos menos golpes”, abrevió Ignacio Eyries.

 

“No hay un seguro que lo cubra todo”, pero las nuevas características de la sociedad y la incidencia de las nuevas tecnologías generan nuevas modalidades de prevención. “Este es un sector que trabaja a largo plazo, de ahí que sortee mejor la crisis; no basamos nuestra actividad en áreas de renta especulativa.” En empresas como Caser, con más de 70 años de historia, conviven la faceta financiera (productos de ahorro) y la economía real, que atañe a la vida y los bienes de la gente, desde la preservación de la casa al fallecimiento del inquilino, desde la sanidad al transporte…”

 

Son estos dos aspectos, el encuentro entre esos dos ámbitos, el ahorro y la persona, lo que le lleva a calificar su trabajo de “apasionante”. Eyries reflexiona, en síntesis, sobre el sentido de esa labor en un ámbito como el nuestro: “Sin el mundo del seguro no despegaría un solo avión de las Islas Canarias”.  

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario