La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos. JOSÉ CARLOS FRANCISCO (CEOE Tenerife): “El nuevo Gobierno regional puede ser provisional”

José Carlos Francisco

POR CARMELO RIVERO / FOTOS: SERGIO MÉNDEZ

En la pequeña atalaya de su casa, el presidente de la CEOE de Tenerife, José Carlos Francisco, se eleva sobre el suelo como un farero y domina una vista apacible de Santa Cruz. Allí tiene su despacho, donde lee con profusión acerca del mundo y las islas del mundo, sobre las que piensa escribir sin prisas su próximo libro, y fuma puros sin proselitismo. “Que cada cual decida con información”, afirma el presidente de honor del Club Tabaquero Tenerife City, cuya actividad profesional no consiste en vender humo, sino análisis prospectivos de la economía a través de Corporación 5, la empresa que preside y fundó hace 25 años. Hace 20, cuando era un treintañero, llevó las riendas de la economía de Canarias como consejero en el Gobierno autónomo con Manuel Hermoso.

Transmite esa sensación cuando habla de las elecciones del pasado domingo y del futuro cercano: la de alguien que tiene una visión global. El torreoncito hogareño se lo permite, y el uso habitual del avión que lo suele llevar lejos, a China, Malasia, Tailandia o Hong Kong, como hará este próximo mes. No obstante, la conversación discurre, como en los libros que escribe, como en el mismo fútbol que le apasiona: rematando la jugada, sin echar balones fuera. Tras el Día de Canarias, proclama antes de que entremos en harina: “Yo soy un canario optimista que cree en las posibilidades de su tierra”. Y acto seguido, escrutamos el 24M. Los empresarios quieren un gobierno estable en Canarias, si es de dos, mejor; si no, de tres, y si es con el que gobierne en España en noviembre, mejor que mejor. “Pero esto no lo sabe nadie”, remacha.

-¿Esto para ustedes, los empresarios, es verle las orejas al lobo, verdad?

“Sí, lo del 24M es verle las orejas al lobo. Y Madrid y Barcelona le han visto las orejas, la cara y las patas. Han visto al lobo entero”.

-¿Qué piensan los mercados del sorpasso de la izquierda?

“En las próximas semanas lo dirán dos indicadores: la evolución de la Bolsa y la prima de riesgo”.

-¿Qué auguran los resultados?

“Mayores dificultades para gobernar, en una proliferación de pactos, si bien Canarias tiene fácil la estabilidad.Las urnas les han dicho a CC y PSOE que, si lo estiman, vuelvan a gobernar. El castigo al PP (de 21 a 12) ha sido muy fuerte. Me ha sorprendido mucho el resultado en Las Palmas de Gran Canaria. La mácula estuvo en Ciudadanos, excluido del Parlamento víctima de la ley electoral”.

-¿La cambiaría o no, por pudor con las islas menores?

“Es duro que un partido no entre en el Parlamento con más de 50.000 votos y otro con 5.000 tenga tres diputados, que 1.800.000 habitantes elijan al 50% de los escaños y los 200.000 restantes al otro 50%. Comparto el derecho a algún escaño por el hecho de ser isla, pero hay una asimetría exagerada”.

-Mañana continuarán hablando CC y PSOE, pero, ¿qué pacto prefieren los empresarios en Canarias?

“Caben cuatro opciones: CC-PSOE, CC-PP-NC, CC-PP-ASG y la propuesta de Soria: CC en solitario hasta las generales, con apoyo externo. Mi opinión y la de los empresarios es que, si hay gobierno estable, mejor”.

-¿Que sea con el que gobierna en España importa?

“Sí importa tener una relación fluida con el Gobierno central. Si el escenario probable es que va a seguir gobernando el PP, conviene pactar con el PP, pero no se sabe y quizá mande la aritmética y sea más fácil pactar con el PSOE”.

-¿Como presidente de la CEOE de Tenerife qué pediría a ese pacto?

“Para nosotros, los empresarios, lo importante es que el gobierno tenga claras dos cosas: ajustar la Administración y hacerla eficiente, y desregular, tirar abajo toda la legislación que afecta al territorio y paraliza las inversiones y el empleo. Fernando Clavijo ha hecho declaraciones en ese sentido, y también el PP, pero los socialistas no han sido claros y NC ha dicho que no. Si se acuerdan esos temas, yo estaría mucho más tranquilo”.

-No ha mencionado el REF económico. ¿Por qué?

“Por suerte ya hemos sacado el REF fiscal y es cierto que falta el económico. Pero para crear empleo de verdad lo que urge es lo que le he dicho”.

-¿Hacer una ley antileyes?

“Eso, una ley que quite leyes y entienda todo el mundo”.

-¿No se sentaría a esperar a ver qué pasa en noviembre?

“Es que un gobierno de 18 diputados, aunque tenga apoyo desde fuera, tendrá que hacer un presupuesto nuevo y aprobarlo entre noviembre y diciembre”.

-¿Cualquier gobierno ahora, entonces, será provisional?

“El nuevo Gobierno canario podría, en efecto, ser provisional. Nadie puede asegurar que el pacto que se haga ahora se va a mantener en 2016”.

-Que Gran Canaria le dé la espalda a CC, ¿qué supone?

“Que sigue siendo su asignatura pendiente; le falta la pata de Gran Canaria para ser un partido hegemónico”.

-¿Llegó la hora de la reconciliación nacionalista?

“NC es una escisión de CC que ha ido sumando mientras CC no ha sido capaz. Una alternativa es que vuelvan a integrarse en un solo partido que se llame PNC”.

José Carlos Francisco

-Lo tiene claro.

“Dices PNC = CC + NC, y ya está, es una buena fórmula matemática. Obtendría cuatro diputados al Congreso”.

-La Palma y La Laguna se interponen entre CC y el PSOE.

“El PSOE lo puede parar. Ya ha pasado que por un interés superior alguien sale perjudicado”.

-¿Qué puede estar pensando Paulino Rivero?

“Hablé con él, y considera que se han salvado los muebles. Es un hombre leal, colaborará esté donde esté”.

-¿Usted sigue en CC?

“No, me desligué por razones profesionales en el 2000. Ahí hay gente a la que tengo mucho aprecio”.

-¿El petróleo influyó?

“Yo creo que algo sí”.

-Político antes que empresario y analista económico, ¿cuál es su diagnóstico?

“Lo que viene es la consecuencia de lo que denominé en un libro ‘la crisis de nuestras vidas’ (2008 y 2014), la más grave después del 29 y la peor situación tras la II Guerra Mundial. Estos son los efectos sociales. Los historiadores dirán que hubo un cambio de percepciones y mucha gente dejó de creer en los partidos tradicionales para creer en los populistas. Se vislumbra un parlamento nacional fragmentado e inestable”.

-¿La recuperación se da de bruces con la inestabilidad?

“El empresario necesita previsibilidad en los escenarios”.

-La consultora financiera Merril Lynch lo llama las tres ‘íes’ que más temen los inversores: inestabilidad, incertidumbre e izquierda radical. ¿Es así?

“Los radicalismos no gustan al empresariado, ni de izquierda, ni de derecha. El PSOE fue a veces más favorable a las empresas que el PP. Podemos nace deprisa en la Complutense y se hace con poder en poco tiempo. Entiendo que hayan querido captar el descontento y la desesperación, pero, sinceramente, creo que no están para gobernar de la noche a la mañana”.

-¿Puede ganar las elecciones generales?

“Si tuviera que apostar ahora diría que no las gana ni de broma. Si la economía sigue creando dos mil empleos diarios de aquí a las elecciones. Sacará 40 diputados y será la tercera fuerza; Ciudadanos, la cuarta. Sospecho que ya hay gente que se ha sentido satisfecha con el castigo que ha infligido a los partidos tradicionales y puede que en las generales se lo piense. Al final, todos somos bastante conservadores”.

-El presidente del Instituto de Empresa Familiar, Javier Moll, pidió en la víspera responsabilidad a los partidos. Pedro Sánchez les prometió que no pactaría con Podemos. Ya ve.

“Este Partido Socialista no es una incógnita del tamaño de Podemos, pero es una incógnita. Tiene líderes nuevos y no los conocemos. No son previsibles. No son un Rubalcaba, un González, un Bono. Es la primera vez que toman decisiones y pactan. Confieso que tengo miedo de que el PSOE se deje abducir por el efecto Podemos. Ese no es su universo ideológico, sino la socialdemocracia y la economía de mercado, desde el 82”.

-Todo apunta a una inercia de izquierda PSOE-Podemos.

“Si hay un pacto global, si se abraza a Podemos, el PSOE se echa al monte”.

-¿Y si pactan la Moncloa?

“Los mercados podrían tomarlo como una vuelta atrás en las políticas europeas. Cuando la austeridad da datos positivos, un pacto así equivaldría a las dos primeras ‘íes’ de Merryl Lynch: inestabilidad e incertidumbre. ¿Ahora hay incertidumbre? Sí. Mucha.

-El lunes 25, el Ibex nos salió vendedor y el selectivo cerró con una caída del 2%. No parecía contento.

“Un 2% intradía es importante, pero no es una caída del 6 o el 7%, y el Ibex sigue ganando en el conjunto del año”.

-Usted es una de las treinta y pocas personas que se sientan en el comité ejecutivo nacional de la CEOE. ¿Qué clima se respira?

“Solo hemos tenido contactos informales. Si la economía continúa tirando, el deterioro del PP puede que no vaya a más, sino a menos; falta saber si Ciudadanos suma con él”.

-Vinculado a FEDEA, el think tank de las grandes empresas, se dice de Ciudadanos que es el partido del Ibex 35 y Albert Rivera su príncipe azul. ¿Qué me dice?

“Estuvimos con Albert Rivera en la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD). Ciudadanos es bastante más liberal que el PP. Por tanto, es lógico que el Ibex lo vea bien, con buenos ojos, y que, sabiendo que el PP va a perder la mayoría absoluta, lo considere el mejor aliado para un Gobierno de centro-derecha”.

-¿Descarta un pacto de Estado PP-PSOE?

“Ese es un escenario muy improbable”.

-¿PP-Ciudadanos?

“Ese es un escenario probable. Podrían formar el próximo Gobierno. Ciudadanos puede obtener 25 diputados. Esperemos que basten, o entraríamos en una situación de riesgo de ingobernabilidad y el PP tendría que echar mano de nuevo de los nacionalistas”.

-¿PSOE y Podemos están condenados a ser oposición?

“Condenados no, son alternativa. En la política -lo decía Lenin- lo importante es tener el poder, y Podemos tiene voluntad de tomar el poder”.

-¿Ha comenzado el asalto al cielo?

“La nueva izquierda ha tomado posiciones. No tiene aún el fortín, pero está cerca”.

-¿Asistimos a una revolución por vías democráticas?

“Todo lo que ocurra dentro del sistema democrático es legítimo. En Venezuela, Hugo Chávez tomó el poder por cauces democráticos tras el fracaso de los partidos tradicionales, Copei y Acción Democrática (AD). No es el caso español, donde los partidos, con errores, no han tenido un comportamiento tan deleznable. Es verdad que la crisis y una mala praxis política han traído a Podemos. Pero también que estamos recuperándonos. Podemos quiere hacer una revolución democrática en España como en Venezuela, pero no tendrá los votos necesarios. Las sociedades evolucionan de forma darwiniana. Sin llegar a gobernar, Podemos va a influir, y eso supondrá una adaptación de la sociedad para continuar sobreviviendo en situaciones democráticas”.

-¿Europa enfocará a España hasta noviembre?

“Hombre, el foco está en Grecia”.

-Pero España es la quinta economía de Europa.

“También Italia da motivos. Pero, sí, qué duda cabe de que ahora hay un foco sobre España”.

-¿Una España fractal acabaría como Italia?

“En Italia se llevó por delante a la Democracia Cristiana y el Partido Socialista. Aquí los damnificados son IU y UPyD. La fragmentación sí hace temer por la inestabilidad”.

-¿Qué meses nos esperan?

“¿Hasta las generales? Políticamente, muy convulsos. La campaña permanente. Pero pueden pasar muchas cosas estos meses. Económicamente, espero que no se produzca ningún freno de mano. Habrá empresas que no aprieten el acelerador. El abaratamiento del petróleo, los tipos de interés a mínimos históricos y la política de liquidez del BCE son viento a favor que empuja el avión”.

-¿Cree que ahora hay voto arrepentido?

“Ojo, algunos que votaron a Podemos no lo harán en las generales, pero también es previsible lo contrario”.

-¿Rajoy debe mirarse en el espejo?

“Lo de Bárcenas y Rato le ha afectado a él y al PP. Si Rajoy me preguntara, que obviamente no lo va a hacer, le diría que no tomara ninguna decisión en caliente. Que esperara tres meses. Ahora no”.

José Carlos Francisco

-En Canarias. La Transformación, su último libro, propone ir a Cuba. ¿Como a África?

“Cuba es mucho más fácil para nosotros, por cuestiones de historia, cultura e idioma. Yo creo que es una oportunidad. Lo planteé cuando todavía Obama no había desbloqueado las relaciones”.

-Ya sé que no cree en alternativas milagrosas al turismo, pero el Cine parece que va en serio.

“Los incentivos fiscales a la producción de películas en Canarias se han reforzado. Y se ha ido creando la masa crítica. El presidente Paulino Rivero se reunió en Los Ángeles con grandes productoras. Creo que podemos tener nuestro Canarywood, nuestro nicho en la industria”.

-¿Con el turismo podemos dormir tranquilos?

“Con los negocios siempre conviene dormir con un ojo abierto. Por si hay una estabilización en los países árabes o una subida del petróleo. Pero es donde tenemos nuestra mayor ventaja comparativa y va a seguir siendo el motor de nuestra economía”.

-¿La población dejó de ser un problema?

“Yo solo digo que la población se duplica en Canarias cada 50 años. En 2065 seremos cuatro millones de habitantes”.

-¿Será sostenible? ¿Somos Singapur?

“Lo hará sostenible la tecnología. Singapur es un paradigma, un territorio como La Palma con cinco millones de habitantes y una renta per cápita altísima”.

-¿A usted qué le preocupa?

“Que la actividad empresarial se demonice”.

-Díaz-Ferrán no ayuda.

“No ayudó, está en la cárcel. Pero empresarios y sindicatos han dado una muestra de diálogo firmando el acuerdo marco nacional para 2015 y 2016”.

-¿Creceremos en Canarias un 3% este año?

“Vamos a crecer un poco menos y crear 25.000 empleos”.

-Los EE.UU. invertirán 22 millones en la base de Morón (Sevilla). ¿Justifica tener una base militar?

“Soy partidario de una base de la OTAN en Canarias: genera empleo. Si, igual que somos una base de alimentos para África, tuviésemos una base de la OTAN, estaríamos fomentando actividad. Hawái, el archipiélago de mayor renta per cápita del mundo -más de 40.000 dólares per cápita-, tiene la base del Pacífico y crea 100.000 empleos”.

-El 27,7% de los canarios está en riesgo de pobreza, según dijo el INE 48 horas después de las elecciones. ¿Sobre qué volcán vivimos?

“El desempleo”.

-¿Cómo lo está haciendo Soria?

“Es un buen ministro. Quizá le ha podido el complejo de no parecer canario”.

-¿Qué le diría a Clavijo?

“Que no pierda la confianza en sí mismo y que se plantee disminuir la burocracia y desregular”.

-¿Cuándo saldremos de la crisis?

“Ya salimos de la recesión. De la crisis, cuando el paro esté en el 10% de 2006, nuestra mejor etapa, no será antes de 2020. Las crisis se definen de dos maneras: por lo que caes y por lo que duras en el pozo. Caímos bastante y llevamos mucho tiempo en el pozo. Se nos cayó la mina encima y nos van sacando, como en Chile, poco a poco. El año pasado sacaron de la mina a 20.000 personas, pero siguen abajo más de 250.000”.

No era pescado, era serpiente

Oyeron por la megafonía que llamaban a los últimos pasajeros y corrieron a buscar a Adán Martín, que se cepillaba tranquilamente los zapatos con un betunero en el aeropuerto. “Así era aquel hombre maravilloso, el tiempo en él era una variable elástica; te llamaba de madrugada y te daba un susto tremendo. Pero, ¡qué cómodo era trabajar a su lado! Adán era un jefe espléndido. El cáncer se lo llevó volando, nos dejó con esta pena”. En esa generación de la isla coincidieron varios líderes sociales. En la última etapa de Javier Pérez, José Carlos Francisco formó parte de su equipo directivo, y, con la perspectiva del tiempo, recuerda al “presidente más importante de la historia del Tenerife” como a un alquimista que “nos hizo llorar llevándonos a Europa y a la élite de Primera”. Hermoso fichó a Francisco para la política cuando tenía 27 años y venia de dar clases en la Universidad de La Laguna y de gestionar un hospital privado. “Hombre, debes ir”, le dijo, valiéndose de la amistad, para engrosar una lista perdedora al Cabildo. “Y en contra de todos los pronósticos, Adán ganó”. Entre aquel año (1987) y este ha discurrido la vida pública del actual presidente de la CEOE de Tenerife, en la que se mezclan la política, la economía y el fútbol. Ha tenido que regatear más de una vez. “Un tal Calatrava” -por entonces desconocido- hizo el Recinto Ferial, pero quien negoció con el consejero Francisco fue la mujer, suiza, “un hueso duro”. Ahora negocia los acuerdos en el extranjero en inglés. “Lo hablo mejor que Aznar”, bromea orgulloso de su prueba de disciplina: practica a primera hora tres veces en semana con un profesor nativo.

Elogia a la nueva hornada de líderes empresariales, como Juan Rosell, presidente de la CEOE, ingeniero industrial, “porque son gente formada”. En los círculos periodísticos se recurre con frecuencia a José Carlos Francisco, porque es un buen comunicador, durante años ha sido tertuliano de radio y televisión y ahora es un híbrido muy curioso de gurú de la recesión y líder empresarial. Alertó con bastante antelación de la ‘crisis de nuestras vidas’, como la titula en una de sus obras, y timonea la patronal de Tenerife, que heredó de un presidente histórico, José Fernando Rodríguez de Azero, desde 2010, en el vórtice de la recesión, sin perder la flema, que le adorna con cierta cachaza de los aplomos canarios. Francisco escribe cuando se cabrea libros sobre economía fáciles de leer; en el último propugna una “destrucción creativa” en nuestra economía, siguiendo los pasos de un autor de su biblioteca, Schumpeter, que derribe leyes burocráticas: “La reforma es un maquillaje, un tratamiento de botox, cortarse el pelo, hacer dieta… La transformación sería un cambio de sexo”. De esta manera invoca la transformación de Canarias el hijo de Isidro y Tomasa, que no es un empresario al uso. “Yo, cuando compruebo que algo no funciona, busco otra solución distinta”. Esta frase le retrata según el exministro Jordi Sevilla, que prologó su libro más reciente. Sus padres eran pequeños empresarios autónomos que tenían una máxima: “Gánate la vida por ti mismo y pide poco a los demás”, que recuerda a la sentencia de Kennedy: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país”.

Tiene un hermano mayor y dos hijos, chico y chica, que estudiaron Administración y Dirección de Empresas y, además, Derecho, en el caso del varón. En su casa se amontonan los libros de economía: antes lo leía todo de Galbraith y Paul Krugman, pero ahora anda huérfano de autores de cabecera, si bien está leyendo a James Gleick, el divulgador de la teoría del caos, y libros de Big Data, porque es consejero de la sociedad del supercomputador del ITER. “En el futuro próximo las compañías de más valor serán las que más información manejen”. Él agasajó junto a la empresa Atos al astrofísico Stephen Hawking cuando visitó la máquina. Francisco, que lidera la Fundación Starlight dedicada a certificar los cielos limpios para la observación, suele cruzar el cielo habitualmente por motivos de trabajo, y lo llama “el mejor momento de relax”, hasta que autoricen a usar el móvil en los aviones. Solo ha sentido miedo en una ciudad: Caracas. Su mujer, Lourdes, cuenta, delante de una mesa en el jardín, que bajo el cristal hay una enorme puerta árabe que su marido compró en Marruecos y que durante años ella no supo dónde meter. En uno de esos viajes Francisco recuerda el menú: “Me pusieron un pájaro entero con pico y todo en China para que me lo comiera, y me dio reparo”, y en Malí le sirvieron otro plato con sorpresa: “Era arroz y pensé que pescado del río en el que estábamos, pero después me enteré que era serpiente.”

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario