El exministro socialista Jerónimo Saavedra avala que el PSOE apoye un Gobierno de Rajoy en minoría

JERONIMO SAAVEDRA SONRIENTE

 

Por CARMELO RIVERO

Pedro Sánchez debe aceptar que el comité federal del PSOE “manda” y negociar una salida “con realismo y sensatez”, que permita gobernar a Mariano Rajoy en minoría, mediante la abstención de los socialista. Así lo defendió ayer Jerónimo Saavedra, expresidente del Gobierno canario y exministro con Felipe González, en una entrevista concedida al magazín ¡Viva la Radio!, en Canal 4 Radio, que produce Plató del Atlántico.

“No hay otra fórmula”, enfatizó el histórico secretario general del PSOE canario en los años 70 y 80. Solo cabe, según dedujo del 20D, “un gobierno de pactos, con abstenciones, a cambio de leyes concretas a las que debe comprometerse el PP”. Repetir elecciones sería, según declaró, “un gran fracaso como país y se radicalizaría la campaña”. Para este clima de ofuscación recomendó “recuperar el sentido del equilibrio de la Transición”.

A juicio de Saavedra, Sánchez, del que se considera “amigo personal”, ha mantenido en los últimos días una “posición radical”, respecto a otros compañeros del comité federal, que parecen “más en contacto con la realidad y la gente”. Aún no es la hora de Susana Díaz, según Saavedra, que sí la cree “una magnífica candidata” para unas próximas elecciones generales”. “Ahora, Sánchez debería permanecer como secretario general, timoneando la delicada situación política tras las elecciones, en medio de una crisis en el partido importantísima”, sugirió.

La propuesta de Ciudadanos para aunar fuerzas que desbloqueen el colapso político actual le pareció “interesante, a falta de conocerla en detalles, para determinar si se refiere a un pacto de investidura o también de gobierno”. Saavedra lamenta que en España no haya una contrastada tradición política de alianzas, lo que habría permitido ahora mirar con un gran angular fórmulas de gobierno que no excluyera a los dos grandes partidos: “No existe esa cultura de pactos, sino de enfrentamiento, y en la última campaña electoral, incluso de insultos.” Según subrayó, “en la mayoría de los países europeos, no solo en Alemania, hay gobiernos de pactos. Es lo predominante. Los partidos se sientan a negociar y renuncian a puntos programáticos”.

¿Cómo ha de corregir el rumbo Sánchez, tras su deriva hacia Podemos, para acercarse al PP? Saavedra responde que no hay otra manera que “ir cubriendo las etapas, con reflexión, y tras la primera o segunda votación de investidura, iniciar negociaciones para salir de la situación, posiblemente a fines de febrero, y facilitar con la abstención un gobierno en minoría del PP”.

Un pentapartito “espeluznante”

El exministro de Educación y Ciencia (1995-96) cree que, a cambio, deberían incluirse retoques de la ley educativa, así como de la reforma laboral -“en lo relativo a los derechos de los trabajadores”-, el Poder Judicial, “y dos o tres cosas, más el Senado, en cuanto a la Constitución”.

“No se puede tensar la cuerda en el partido con tal de intentar ser presidente”, recomendó a su amigo, el secretario general, “aunque hayas sido elegido en primarias; hay que saber estar a la altura de las circunstancias”. Saavedra descarta un pentapartito encabezado por Sánchez con Podemos, Unidad Popular y fuerzas nacionalistas catalanas y vascas. “Sería una cosa espeluznante”. El que también fuera ministro de Administraciones Públicas entre 1991 y 1993 interpreta que la posible investidura de Artur Mas -si consigue el sábado el apoyo de la CUP-, “dará argumentos para facilitar un gobierno en España con mayor realismo y sensatez y capacidad de negociación que hasta ahora”. De su etapa ministerial, recuerda un debate en el Senado con el PNV, “en el que me di cuenta que el federalismo les quedaba corto y ya solo cabía concederles la confederación, un modelo en el que no tenemos experiencia alguna”.

Puso por delante las prioridades del momento: “La necesidad de salir de una crisis, con una recuperación que está cogida con alfileres, y el problema catalán aconsejan facilitar un Gobierno por responsabilidad”.

El discurso navideño del rey fue valorado por el actual Diputado del Común, “por su imagen y firmeza, y por las palabras que empleó y las que no empleó”. El político canario, que en el mes de julio cumple 80 años, mostró su “preocupación” ante el “síndrome de juvenalia” que ha atacado a la sociedad española. “Los que tienen menos de 50 años no conocieron la Transición y quieren fundarlo todo de nuevo, como si la historia arrancara con ellos”. Sin embargo, citó a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de 71 años, y a Rajoy, de 60, que contradicen, “por suerte”, esa moda de cuño español. “En otros países de Europa se combina a los veteranos con los jóvenes y los intermedios”, apostilló Saavedra.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario