La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos/ MELISA RODRÍGUEZ (Ciudadanos): “Está completamente descartado en Ciudadanos apoyar un pacto PSOE-Podemos”

AG - CIUDADANOS MELISA - 03.JPG

 

Fotos: ANDRÉS GUTIÉRREZ

Por CARMELO RIVERO

España está políticamente, dramáticamente bloqueada, y Mariano Rajoy, que no logró la investidura el viernes, seguirá en funciones. Habrá, salvo sorpresa, terceras elecciones generales en diciembre, tras el no de Pedro Sánchez, que dejó en el aire el enigma de una alternativa. “Está completamente descartado que apoyemos un pacto PSOE-Podemos”, responde la portavoz adjunta de Ciudadanos (C´s) en el Congreso, la canaria Melisa Rodríguez, en la entrevista que concedió a DIARIO DE AVISOS. “Yo confío, y es una opinión personal, en que tras las elecciones vascas y gallegas del 25 de septiembre, todo dé un giro y haya gobierno”, declara, contra el pesimismo general, esta diputada emergente en su partido, que ha intervenido en la semana relámpago de negociaciones entre centristas y populares para un acuerdo de investidura, al que se sumó Coalición Canaria (CC). Un pacto cuya renovación depende ahora de un nuevo escenario incierto.

En la entrevista, la arquitecta palmera nacida en Londres, que diseña joyas, se resiste a creer que han perdido el tiempo confeccionando un plan B en lugar de irse “de vacaciones, como han hecho otros diputados”. Al cabo de nueve meses sin gobierno, apela a tres sentidos: el sentido común, el sentido de la responsabilidad y el sentido de Estado.

En las sesiones del debate de investidura la hemos visto sentada en un escaño preferente, tras Albert Rivera y Juan Carlos Girauta (portavoz centrista), y en la mesa de negociaciones con el PP era uno de los seis representantes de C’s. Un bautizo de guerra no en una encrucijada cualquiera, con el país tras su peor crisis, bajo la lupa de Europa y ante el desafío de independencia de Cataluña, nada menos.

-¿Visto el ‘éxito’ de la investidura, habrá terceras elecciones?

“Todavía hay margen para llegar a un acuerdo. Yo pienso, y esto es una opinión personal, que será más sencillo después de las elecciones vascas y gallegas. Entonces, algunos partidos se replantearán su posición. El PSOE tiene sus litigios internos y está pensando en esas campañas”.

-¿En verdad, cree posible una salida negociada entre estatuas de piedra?

“No estamos con el marco mental de terceras elecciones. Si no, nos hubiésemos ido de vacaciones como el resto, vendríamos en octubre y veríamos qué pasa. En el ADN de C’s está el desbloquear y resolver situaciones. Lo que no es de recibo son más de 300 días sin gobierno”.

elegant wedding dresses

-¿C’s está dispuesto a renunciar a su veto a Podemos para dar una salida a Pedro Sánchez?

“Nosotros en un gobierno en el que esté Podemos no vamos a participar. A mí los números de una alternativa no me dan. El PSOE más Podemos tendrían que sumar con todos los partidos independentistas. Si quieren intentarlo es su opción, pero no me salen las cuentas”.

-Joan Tardá, de Esquerra (ERC), y el ‘convergente’ Francesc Homs lelanzaron a Sánchez una oferta envenenada.

“Es que en Cataluña hay una situación ya grave del que otros partidos no son conscientes. Es la consecuencia de la dejadez del Gobierno durante años, pese a los avisos de C’s de que se radicalizaba la situación. Me pareció increíble la oferta de ERC y la antigua CiU al PSOE: “Oye, te apoyamos si nos das el referéndum de autodeterminación”. Espero que el PSOE no caiga en ese chantaje peligroso. Si accede, se situaría fuera de la Constitución, porque ese referéndum es inconstitucional”.

-¿Si el PSOE les pide la abstención para pactar con Podemos, qué harán?

“Hay cosas que van en la ideología y en la idiosincrasia de cada partido. Nosotros no podemos apoyar a una fuerza que alaba que Otegui se quiera presentar como candidato de Bildu, cuando ha estado condenado por terrorismo. Nuestras propuestas económicas son antagónicas. Una cosa son acuerdos puntuales contra la corrupción y por la regeneración, y otra es que facilitemos un gobierno en el que esté Podemos. Eso está completamente descartado”.

-¿Qué imagen está dando España?

“Una imagen bastante lamentable a nivel internacional. Los políticos españoles, incapaces de un acuerdo ante los reiterados mandatos de sus ciudadanos. Esa es la imagen. Este fracaso es una vergüenza delante de todo el mundo y afecta a la economía y a la marca España”.

-¿Cómo ha visto al PSOE?

“El no de Sánchez es el no del bloqueo y el ego. El PSOE dice que quiere hacer oposición, pero bloquea. Nosotros también queremos, pero desbloqueando. Hay que pensar en el país y remangarse para desencallar la situación”.

-¿Por qué evitaron pactar un gobierno de coalición con el PP?

“Ese era nuestro plan A, con el PP y con el PSOE. Rajoy también lo plantea. Pero él lo bloqueó antes y ahora lo impide el PSOE. Los dos tapones. Por eso pasamos al plan B. Rajoy nuestro candidato, pero sí hemos entendido que los ciudadanos decidieron que ganase las elecciones.En los 150 compromisos para mejorar España el PP cede mucho gracias a nuestros 32 escaños. El PSOE ha desaprovechado una oportunidad histórica de liderar una oposición con capacidad legislativa como nunca; capaz de hacer leyes, incluso, en contra del Gobierno”.

-¿Entonces, no era tal el bloque constitucional, dado el grave desafío económico, territorial y europeo?

“Lógicamente, tendría que darse ese acuerdo. Pero en el Congreso la lógica no siempre se aplica. Aquí, en el Congreso, se piensa más en intereses personalistas que en los ciudadanos de este país. Y he visto a algunos partidos irse de vacaciones, cuando otros nos quedábamos trabajando para desbloquear la situación”.

-No estuvo en la cocina del Pacto de ‘El Abrazo’ (PSOE-C’s), pero en este con el PP sí. ¿Qué tal la experiencia?

“Interesante, constructiva y enriquecedora. Además de un orgullo como canaria haber estado sentada en la mesa de negociación con el PP. Máxime cuando los nacionalistas no hacen más que repetir que Canarias no está representada en ningún lado. Hemos arrancado cosas al PP en materia de regeneración, que nadie había conseguido con más escaños.Fue duro y tenso, con momentos cordiales y desacuerdos”.

-El más polémico fue excluir el cine de la bajada del IVA cultural.

“Me tocó negociarlo. Yo llevaba los temas de Igualdad, Energía y Cultura. Lo defendimos hasta el final, pero el PP no transigió, sí en los espectáculos en directo o el deporte base. Nos hemos reservado el derecho a defenderlo por nuestra cuenta. Mi compañera Marta Rivera, responsable de Cultura en el partido y el Congreso, presentará una iniciativa”.

-¿Quién se opuso por el PP?

“Álvaro Nadal (director de la Oficina Económica de la Moncloa) dijo que no podían aceptar esa rebaja. Era el que llevaba toda la parte económica de la negociación por el PP. Y no es un tema de no poder, sino de voluntad”.

-El cine se ha vuelto un sector sensible en Canarias.

“Desde luego, es una inyección de dinero importante. Pero en Canarias no se está haciendo todo bien para aprovechar ese tirón. El Gobierno de Canarias puede afinar más, con pequeñas modificaciones, en la regulación para incentivar a las islas como plató de grandes producciones. El equipo de Cultura del partido está trabajando en eso y pediremos reunirnos con la consejera de Cultura del Gobierno de Canarias, si es que nos quieren recibir, porque les hemos pedido reunirnos sobre la Ley del Suelo, la Ley Electoral, los temas canarios, y aún no me han dado la oportunidad. Si el Gobierno canario quiere que las leyes en Madrid salgan adelante, debería reunirse con todos los diputados de las islas para remar en la misma dirección”.

-¿Podía imaginarse como arquitecta discutiendo sobre los pilares de un pacto de investidura?

“La verdad es que no. Tampoco nunca lo solicité. Cuando me afilié a Ciudadanos lo hice por convicción política, no por ambición política. Pretendía aportar mi granito de arena en un círculo pequeño, en Canarias, como militante de base, y la confianza que el partido y los afiliados han depositado en mí me han traído hasta aquí”.

-Este año no ha sido en blanco para usted.

“Empecé el año como diputada y ahora mi partido ha confiado en mí como portavoz adjunta en el Congreso. Me siento muy orgullosa y es una gran responsabilidad. Intentaré hacerlo lo mejor posible. Cuanto más acento canario se escuche en Madrid, mejor, sobre todo cuando algunas fuerzas sostienen que los canarios dentro de los partidos nacionales no tenemos nada que hacer. Me siento halagada por mi partido por contar con esta palmera en este momento histórico para nuestro país”.

-¿Mañana en la ejecutiva de su partido van a hablar del futuro?

“Del futuro a corto plazo, nosotros no hablamos de futuribles: que los dos grandes partidos se sienten a hablar. Insisto en que espero que después del 25 se despeje el horizonte.”

-¿Están cabreados en C’s por este segundo fracaso?

“Bueno, cabreados no. Lo que se ha visto es mucho electoralismo y poco país. Este país no se merece que los políticos salgan de una reunión diciendo, como Sánchez, que era “prescindible”. Eso es faltarle el respeto a los ciudadanos”.

-¿Ve a Rajoy noqueado o cree que lo volverá a intentar?

“Deducimos que Rajoy, por lo que ha dicho, seguirá buscando apoyos. Los 170 síes son uno más que cuando Zapatero salió investido en 2008”.

-¿Si no hay presupuesto antes del 15 de octubre, los canarios notaríamos la reprimenda de Bruselas?

“Si Bruselas nos sanciona con la retención de ayudas, veremos qué fondos vamos a tener. Los presupuestos estatales deben estar para esa fecha o Bruselas nos penaliza y seríamos el primer país sancionado en la UE”.

-¿Cómo ha visto a Albert Rivera en el debate?

“Estoy orgullosa del presidente de mi partido; el suyo ha sido el único discurso de Estado. Ha sido conciliador y claro”.

-¿Cómo es ahora la relación Rajoy-Rivera?

“La personal no lo sé, pero la política es cordial y tranquila, igual que con Pedro Sánchez y otros líderes políticos. La que no es ni cordial ni tranquila es la de Sánchez y Rajoy”.

-Ni la de Rivera-Iglesias, que lo llamó “el chiclee de MacGyver”.

“Pues qué quiere que le diga, lleva mes y medio de vacaciones, siendo comentarista de la vida política. No hace nada por desbloquear y cree que llamándonos en la tribuna el chicle de MacGyver gana rédito político”.

-Debate de investidura en un Congreso bronceado…

“Sí, yo, la verdad, estaba viendo los tonos de piel de distintos diputados y me miraba los brazos y me veía tan blanca, que, al final, se nota quién ha estado de vacaciones cogiendo el sol y quién no. Algunos diputados me han dicho que han veraneado en Canarias y que yo estaba pálida. Debo de ser la canaria más blanca de este verano, metida en Madrid negociando. Y yo les decía que no he podido ir de vacaciones a mi tierra. El miércoles salí corriendo y fue la primera noche que dormí un número de horas razonables. Pero no me quejo. Había que trabajar”.

-¿Quién perdió el debate?

“La vieja política, que entró en enfrentamiento antiguos y enrocados. Y Pablo Iglesias, que quedó fuera del debate y ni se había leído el acuerdo de Ciudadanos con el PP”.

-¿Como arquitecta, qué problemas tiene este edificio?

“¿El país? Creo que tiene problemas en algunas zapatas de la cimentación, esas bases de hormigón necesarias, que quizá no están todo lo reforzadas que deberían, como evidencian los problemas territoriales. Cuando se estaba haciendo la cimentación, estableciendo las relaciones con Cataluña, no se pensó en el futuro, en el proyecto de España, sino en mercadear con partidos nacionalistas. Y al edificio le empiezan a aparecer grietas. Pero estamos a  tiempo de reforzar la cimentación si hay gobierno”.

-Dice Rivera sobre Rajoy que uno “no debe escoger lo más guay, sino entre lo malo y lo menos malo”. ¿Lo quiere arreglar?

“Quiso decir que en política no es todo como a uno le gustaría. Bloqueamos o llegamos a un acuerdo para desbloquear. Lo menos malo es desbloquear. Lo guay es que hubiésemos ganado nosotros las elecciones”.

-¿Cuando dijo estar dispuesto a perder la credibilidad cambiando el voto por el bien de España estuvo desafortunado?

“Los ciudadanos han observado que hemos llegado a la política para implantar la coherencia del diálogo y el centro político. Podemos hablar a nuestra derecha y nuestra izquierda. A eso se refería Albert Rivera”.

-¿Por qué este pacto pareció menos efusivo que aquel con el PSOE?

“Con el PSOE era de gobierno y con el PP es de investidura. De los 150 puntos que hemos concertado con el PP hay 100 que ya estaban en el acuerdo con el PSOE y que fue ratificado por sus bases y militantes. La negociación con el PP no fue fácil, hasta la noche del sábado no se cerró, a pesar de que la vicepresidenta dijo el viernes 26 que se iba a firmar en un par de horas”.

-¿Cuál ha sido el tema que más le ha costado aceptar al PP?

“La reforma institucional”.

-¿Senado y diputaciones?

“Exacto, de hecho nosotros seguimos queriendo eliminar las diputaciones, y el PP no. Hemos conseguido que se les reduzcan mil millones de gastos. Y quiero puntualizar que las diputaciones no tienen nada que ver con los cabildos insulares. Los nacionalistas canarios llevan año y medio con esa pataleta. Los cabildos no están en riesgo, ni jamás Ciudadanos ha pensado en quitarlos”.

-¿Qué le pareció la incorporación de CC al pacto?

“Nosotros no negociamos con CC; el que tenía que recabar votos era el PP. Muchas de las propuestas de nuestra agenda canaria casualmente las hemos visto recogidas en ese acuerdo PP-CC. No vamos a entrar en quién lo dijo primero. Defiéndalo quien lo defienda, lo que es bueno para Canarias es bueno también para nosotros, así que bienvenido sea”.

-¿Si tras las elecciones vascas, en contra de lo dicho por Aitor Esteban, el PNV apoya a Rajoy, ustedes se sentirían incómodos?

“No es un tema de comodidad o incomodidad. Lo lógico es que Rajoy busque apoyos. Se trata de tener o no tener visión de Estado. Los políticos debemos pensar antes en el país que en la espalda de nosotros mismos. Hemos suscrito un acuerdo para este proceso de investidura. Ante un segundo proceso, el comité ejecutivo de mi partido, del cual formo parte, deberá ratificar o no su vigencia. Si otros partidos no van en contra del mismo, pueden sumarse sin problemas. Pero en esos acuerdos están la unidad de España y el no a los referéndums de autodeterminación. Ahí no vamos a dar marcha atrás”.

-¿Pedirían al PNV que no cruzara esa línea roja?

“Nosotros no, lo debería hacer el PP si quiere contar con nuestro apoyo”.

-El acuerdo PP-C’s supone aumentar el gasto. ¿Cómo sin elevar los impuestos?

“Para nosotros no es un gasto. ¿Cómo se recupera? De la amnistía fiscal, de que los empresarios paguen (impuestos de sociedades) y del ahorro en instituciones”.

-¿La ‘estrella’ del acuerdo, el complemento salarial, en qué se traduce para una familia necesitada?

“Una familia donde uno de los progenitores cobre 650 euros y tenga varios hijos, por ejemplo, pues al mes acabará percibiendo unos 1.050 euros (a través del IRPF). Se incluyen las ayudas del plan contra la pobreza infantil”.

-¿Qué dirán ustedes si el PSOE veta a Rajoy ante una nueva investidura?

“Habría que sentarse a hablarlo. Formalmente, eso no se ha puesto sobre la mesa”.

AG - CIUDADANOS MELISA - 06.JPG

EL CONGRESO Y LOS BALCANES

“¿Pero tú te llevas bien con todo el mundo?”, le preguntó  un compañero de partido, al verla saludando afable a unos y otros en días de caras largas en el Congreso como han sido los de esta semana de votaciones estériles. “¿Yo? Claro”, le contestó Melisa Rodríguez, que alardea de buenas relaciones con diputados del PP, PSOE, Podemos, PNV…”Con ellos son con los que tengo luego que sentarme a negociar en las comisiones, y mejor llevarse bien que mal, ¿no te parece?”. Cree que este debate ha puesto de manifiesto algo que oxida a la “vieja política”: la crispación. “Rajoy y Sánchez no lo pueden negar: son la vieja política tirándose los trastos a la cabeza”. Y regresa a su diplomacia palmera particular que motivó aquel comentario: “No podemos llevarnos a la greña en la vida normal”.  Esa lección la aprendió visitando los Balcanes sobre las cicatrices de la guerra. “Somos seres humanos”.

 

 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario