Mario Jiménez. | DA

 

CARMELO RIVERO

El PSOE vela armas tras la destitución la semana pasada de sus consejeros por parte de Fernando Clavijo. Es un partido en tránsito que se mueve por una lógica precongresual que acogota sus movimientos. La crisis canaria sorprende a la gestora nacional de Ferraz en la travesía hacia la sucesión de Pedro Sánchez y aún bajo el fantasma de este, que desespera a sus seguidores sin decidirse a optar de nuevo a la Secretaría General en unas primarias. Ayer precisamente, el día después de que una cumbre de sanchistas del PSOE invocara la reaparición de su demiurgo para contener la ascensión de Susana Díaz, el portavoz de la gestora y hombre de confianza de la presidenta andaluza, Mario Jiménez, aceptó la entrevista con DIARIO DE AVISOS en clave canaria. Conoce bien nuestros entresijos y no disimula que su partido está dolido con el PP por socorrer al presidente tras desalojar al PSOE.

Jiménez es el portavoz parlamentario de un PSOE hegemónico en su comunidad, y tras el tumultuario comité federal de octubre que puso fin a la era Sánchez del no es no a Rajoy, el rostro -y el deje andaluz- de este joven político de Moguer, de 45 años, ha irrumpido en la escena política nacional formando tándem con el presidente de la gestora, Javier Fernández. Uno y otro cortados por la misma tijera, dos políticos sin afeites, de natural campechanos.

-¿Cómo ha encajado Ferraz que Clavijo corriera a gorrazos a los consejeros socialistas en Canarias?

“La sensación que yo tengo es que las dificultades internas y el proceso que se está viviendo dentro de Coalición Canaria (CC) han influido, y Fernando Clavijo no ha sabido resolver la situación, en contra de lo que han hecho otros presidentes, y al final se ha plegado a los intereses de quien le estaba tironeando, con esa apuesta otra vez por el insularismo que no tiene sentido. Su papel ha sido pésimo. Se había convertido en uno de los presidentes más poderosos de toda España, por la influencia del voto de Oramas en las Cortes, y, de repente, se echa en brazos del PP; por lo tanto, ese voto ya no es nada, no vale nada, y ha malversado esa posición política estratégica que tenía, que podría haber servido para poner en su lugar, por primera vez desde hace tiempo, la agenda canaria. Ha cometido un grave error, podía haber, incluso, jugado con la posición de CC con nosotros. Era un puente, se hubiera maximizado la capacidad política de los representantes canarios en las Cortes. Y ahora todos los días este hombre va a tener que estarle rogando al PP que le dé estabilidad”.

-¿Cuál va a ser la reacción del PSOE?

“En primer lugar, Fernando Clavijo tiene que ir al Parlamento y expresarse públicamente sobre las razones por las que ha llevado a la comunidad autónoma a una situación de desgobierno absolutamente injustificada y con una irresponsabilidad enorme, bajo un proyecto político que no se sabe a dónde va. Sobre todo, tiene que explicar qué va a pasar ahora, cómo pretende gobernar. Y tiene que haber un posicionamiento de todo el mundo, no solo del PSOE, sobre quién se vincula a ese proyecto en caída libre y quién no se vincula”.

-¿Cómo ha actuado el PP?

“PP y Coalición han pactado, no me cabe la menor duda. Porque esas maniobras que hace el PP en el Parlamento con respecto a las enmiendas que estaban planteadas al Fdcan, y que de tener una posición en una sesión la cambia por la contraria en la siguiente, está claro que reflejan que hay un pacto. En ese momento la agenda canaria voló de la mesa de Mariano Rajoy, Clavijo la tiró por la borda”.

-¿En qué quedó la confluencia PSOE-PP, que, alentada por los acuerdos nacionales entre ambos, llegó a sembrar la teoría de una Gran Coalición en Canarias?

“Ahora mismo esa posibilidad no nos conviene. Pero sí es verdad que hay un clamor mayoritario en los partidos en Canarias a favor del cambio, excepción hecha de CC y ahora del PP, por esa compra a precio de saldo que ha hecho del voto de Ana Oramas. Pero hasta hace 20 días había ese clamor de gentes tan dispares como Podemos, PP o Nueva Canarias planteando la necesidad de un cambio político en Canarias. Desde luego, nosotros no vamos a formar gobierno ahora con el PP”.

-¿Les ha defraudado?

“Está claro que el PP ha hecho un giro irresponsable a última hora. Todo el mundo tenía claro que era una necesidad imperiosa un cambio político en Canarias, pero pasa que ahora el PP ha replanteado sus intereses, y se ha vinculado de esa manera sorprendente a Coalición Canaria”.

-¿Le culpa de abortar el cambio?

“El PP se ha convertido en un tapón para impedir que se produzca el cambio político en Canarias. Y esa será su responsabilidad”.

-Insisto. ¿Qué le corresponde, o mejor, qué piensa hacer el PSOE para alimentar esa llama?

“En la vida parlamentaria, a partir de este momento nos queda ejercer una oposición rotunda y responsable; somos un partido vinculado a la gente estemos en el Gobierno o en la oposición. Y ya que CC y PP han decidido que la agenda canaria desaparezca del tablero, nos encargaremos nosotros de que esté presente en el debate nacional y de que, en un escenario parecido al que ocurre en las Cortes Generales, ocupemos la centralidad en la política canaria y podamos ejercer una tarea de fiscalización del Gobierno, en sintonía con nuestro programa, que se estaba realizando por parte del PSOE, en una labor magnífica de Patricia Hernández y nuestro equipo de consejeros en el Gobierno. Sería injusto y perjudicial para Canarias que esa tarea y esos proyectos en marcha los haya tirado por la borda la irresponsabilidad y la falta de capacidad política de Fernando Clavijo. Se ha puesto en evidencia él y ha arrastrado a su propia formación política”.

-¿No corre riesgo el PSOE de quedarse en un segundo plano?

“Hay una cuestión no menor, y es que vamos a vigilar y denunciar muchas cosas. Asistiremos a una fase de entreguismo de Clavijo al PP, eso está claro, como ya dije. El día 17 hay una Conferencia de Presidentes y a partir de ahí se va a abrir un debate fundamental para el futuro de las comunidades autónomas, y, especialmente, para Canarias, que es la financiación autonómica. Fernando Clavijo no va a poder abrir la boca en esa conferencia; tendrá que tragarse las lentejas que le ponga el PP y nosotros vamos a denunciarlo. Tenía la oportunidad de jugar fuerte en ese debate y, con el paso que ha dado rompiendo el pacto, acaba de arruinar las posibilidades que tenía Canarias de poder tener, por primera vez, un sistema de financiación autonómica suficiente que reconociera la situación diferencial de su distancia e insularidad. Como Clavijo se ha convertido, con esta maniobra, en una especie de súbdito del PP, no abrirá la boca, no levantará la voz y Canarias no resolverá ese problema”.

-Citaba la centralidad de su partido tras ser expulsado del Gobierno. Era el espacio histórico de CC, como eje perpetuo de todo pacto posible. ¿Quiere decir que es la penitencia por el abrazo del PP?

“Totalmente. El PSOE ocupa la centralidad en las Cortes, donde no se aprueba nada sin nosotros, y así va a seguir. Y Clavijo tenía buenas relaciones con nosotros, como socios de gobierno que éramos. De repente, por una maniobra inconcebible, pierde esa posición y CC se convierte en un partido subordinado a los intereses del PP, lo cual es inexplicable. La decisión de Clavijo de romper el acuerdo con el PSOE tiene una grave trascendencia en términos políticos e institucionales, y para las Islas, terrible”.

-¿Consideran en el PSOE la postura canaria del PP como una agresión?

“El PP no le debe nada al PSOE, ni nosotros al PP. Pero sí tememos que lo que ha hecho constituya una agresión para Canarias”.

-PSOE, Podemos y NC forman un bloque progresista de 27 diputados en el Parlamento. Podemos promueve una mesa de diálogo para censurar a Clavijo. ¿Qué dice Ferraz?

“Más allá de esa fórmula, es cierto que hay un bloque progresista en el Parlamento canario. Y hay que evitar que se produzca un volantazo a la derecha en las políticas del Gobierno canario, ni una situación especulativa con la Ley del Suelo, o una involución en políticas sociales, o en medidas de regeneración democrática, o que con la reforma del Estatuto de Autonomía se dé marcha atrás a cuestiones esenciales. Vamos a evaluar la situación en Canarias y adoptar decisiones”.

-¿Debe someterse Clavijo a una cuestión de confianza?

“Sí, él mismo tendrá que constatar qué mayoría tiene en el Parlamento. Antes debe dar una explicación como presidente del Gobierno ante el Parlamento de por qué ha hecho lo que ha hecho, y después, en efecto, explicitar con qué apoyos cuenta en realidad”.

-El PP asegura que no le daría su confianza. ¿Le cree?

“Eso habrá que verlo. Creo que ahora mismo hay mucho juego de posicionamiento, no queriendo dar la cara”.

-¿En cabildos y ayuntamientos el PSOE piensa censurar y recuperar posiciones?

“Se ha producido un cambio en el ámbito del Gobierno canario. A partir de ahí, en cabildos y ayuntamientos se verá qué es lo mejor que podemos hacer”.

-¿Por qué el PSOE no ha presentado la moción de censura que se presentía, ni la que ahora le reclaman otras fuerzas por dignidad?

“La dignidad del PSOE se ha visto en la gestión en el Gobierno canario de la vicepresidenta y los consejeros socialistas, que ha sido de altura, lo mejor del Gobierno canario, sin lugar a dudas. Ahora veremos cuáles son las decisiones que hay que tomar”.

-En Asturias, Javier Fernández (PSOE) salva los presupuestos autonómicos de 2017 gracias al PP. ¿Qué diferencias hay entre Canarias y Asturias

“Se trata de una circunstancia específica de Asturias. Son personas y situaciones distintas que en Canarias”.

-¿En verdad, el PSOE tiene claro su voto para los Presupuestos de Rajoy?

“Muy claro. No los vamos a apoyar”.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario