Pablo Casado (PP): “Mi primera preocupación sobre Canarias es el 21% de paro y la evolución turística tras la quiebra de Thomas Cook”

CARMELO RIVERO

El PP se dispone a afrontar esta semana su destino en la política española durante los próximos años. Tras perder la presidencia de Rajoy en la inusitada moción de censura de Sánchez, se convierte esta cita sobrevenida con las urnas, el próximo domingo, en una oportunidad de oro para su actual líder, Pablo Casado. El joven dirigente de 38 años (Palencia, 1981) que preside su partido desde julio pasado, viene de cosechar un mal resultado el 28 de abril, cuando el PP cayó a plomo, desde 137 escaños hasta 66, y asume, desde el debate de hoy, los días que restan para el examen de esta reválida como una carrera contrarreloj, en la que no descarta nada, incluso ganar la partida al PSOE. Es un militante del PP del siglo XXI, en el que se enroló en 2003, y aspira a resetear una organización que cogió en sus manos cuando estaba más dañada por los zarpazos de las acusaciones de corrupción y los años de poder. El duelo entre Sánchez y Casado no es aún el de González y Aznar, pero todo se andará. Este abogado de ancha experiencia en los altos pasillos de palacio, como director de gabinete de este último en su estancia en la Moncloa, ve con satisfacción que las encuestas le sonríen, y ha llegado a estimularse tanto que anima a los suyos a creer en el triunfo. Solo tiene en contra la escisión que erosionó al PP por la derecha con la irrupción de Vox (nuestra encuesta hoy le concede un claro repunte), y el temor a que el recalentamiento de Cataluña y la exhumación de Franco suministren más combustible a su más íntimo competidor. Por lo demás, en la entrevista con DIARIO DE AVISOS, Casado se muestra como un político sin ira. Esa es su mejor faceta en un tiempo tan crispado como este en que el caladero donde están los votos sigue siendo el centro, máxime este centro sin dueño oficial hasta que el domingo conozcamos su identidad. Dice el periodista Fernando Jáuregui que Casado es el político actual que más se parece a Suárez. Él evitó apropiárselo en la pregunta pertinente.

-¿Cómo ve, a escasos días de las elecciones, la situación del país? ¿Qué porvenir le sugieren los conflictos presentes?

“Complicado y complejo. La desaceleración económica está llegando a las familias y Sánchez está demostrando imprevisión e inacción ante el desafío secesionista. Pero quiero también enviar un mensaje optimista. España es un gran país y siempre ha salido de las situaciones difíciles. Quiero recuperar la concordia, la cordura y la convivencia, el respeto al imperio de la ley en toda España, y el prestigio del Estado. Nadie tiene derecho a romper lo que con tanto esfuerzo, tiempo y dedicación se ha construido a lo largo de estos años”.

-¿Canarias se entiende fuera de Canarias? Sus singularidades están en el guión de la política de Estado o los partidos nacionales se ven exigidos de un máster específico sobre los problemas de las Islas?

“Por supuesto. Canarias se entiende y a Canarias se la quiere. Para el PP, Canarias, con su singularidad y personalidad propia, siempre ha sido central en su proyecto para España. La aportación del PP al Régimen Especial ha sido siempre fundamental y firme la defensa en Bruselas de los intereses canarios”.

-Usted tiene experiencia en política nacional, conoce de cerca las Islas. Subráyenos sus grandes preocupaciones sobre Canarias en un momento como este.

“La primera preocupación es común y de ella deriva todo lo demás. El empleo. Canarias tiene más de un 21% de tasa de desempleo y en el último trimestre se han perdido 8.500 puestos de trabajo. Es necesario generar más y mejor empleo. Ahora, en lo inmediato, hay que evitar que la desaceleración acentúe sus efectos. Además, es necesario hablar del turismo, cuya evolución en Canarias y en toda España me preocupa. La quiebra de Thomas Cook, el cierre de bases de Ryanair, la reapertura de otros destinos…. Tenemos que aprobar una ley de turismo para que haya unidad de mercado en este sector; asimismo, reducir las tasas aeroportuarias e instaurar en los aeropuertos de las Islas la quinta libertad, con el fin de que las aerolíneas de otro país puedan desembarcar y embarcar pasajeros en aeropuertos canarios para ir a un tercer país”.

-Los quiebros producidos en materia de pactos en Canarias tras el 26-M abocaron a su partido a expulsar a consejeros insulares en La Palma para luego dar marcha atrás. Un impulso y arrepentimiento que parecen impropios de una fuerza política madura…

“Los resultados de las elecciones del 26 de mayo demostraron la capacidad de pacto y acuerdo del PP en toda España, incluso entre fuerzas que no se hablaban entre ellas. Hemos sido la fuerza central y centrada que ha dado estabilidad ante unos resultados que en ocasiones eran muy complejos a la hora de gestionarlos por la fragmentación política, y los españoles así lo han entendido”.

-No fue un episodio menor aquella gestión del voto palmero. Le pregunto de otra manera. ¿Qué sucedió exactamente para que el PP promoviera una alianza tan estrecha con CC en esta comunidad hasta el punto de preferir estar en la oposición antes que pactar con el PSOE? La Palma y Lanzarote son ejemplos de que pueden convivir.

“Coalición Canaria ha apoyado en varias ocasiones la investidura de presidentes del PP en Madrid y la última gran rebaja fiscal del Gobierno de CC fue fruto del apoyo presupuestario del PP. El Gobierno del PSOE en Canarias ya ha anunciado una subida masiva de impuestos. Esa es la razón.”

-¿Descarta una Gran Coalición con el PSOE, incluso en caso de victoria del PP el 10-N?

“Yo salgo a ganar las elecciones y si el PP obtiene un diputado más que el PSOE, le garantizo que habrá Gobierno”.

-Se aprecia un distanciamiento entre ustedes y Cs y Vox. ¿Su viaje al centro es definitivo? [Su referente ahora parece ser más la UCD, habida cuenta de que en su renovada imagen (si hacemos caso omiso a la barba) cabría apreciar ciertos destellos de Suárez…]

“Nosotros siempre hemos estado en el mismo sitio. Somos una formación de centro derecha, reformista y liberal. Con Cs, nuestro socio preferente, gobernamos en comunidades autónomas y ayuntamientos. Esos gobiernos están funcionando muy bien y, muchos de ellos ya han tomado importantes decisiones que tienen que ver con lo que verdaderamente preocupa a los ciudadanos”.

-A medida que se acerca el 10-N, se reaviva la llama del procés tras la sentencia del Supremo. ¿Qué solución baraja para el caso catalán?

“La solución pasa por que la ley se cumpla. Le pedí a Sánchez que enviara el requerimiento a Quim Torra y aplicar la Ley de Seguridad Nacional para tomar el control político de los Mossos y quitárselo a un presidente de la Generalitat que alienta y jalea las barricadas y ahora quiere investigarlos. Es necesario devolver la presencia del Estado a Cataluña, prestigiarlo y defender lo común, que es lo que ahora está en juego. Durante muchos años los intereses de los ciudadanos no independentistas no se han tomado en cuenta. Hay que defender la libertad y la convivencia”.

-¿Cuál es su posición sobre la exhumación de Franco?

“El 10-N no se vota sobre nuestro pasado, sino sobre nuestro futuro. El PP no quiere rehacer la historia de España sino que quiere volver a hacer historia creando millones de empleos, reduciendo el paro, dando oportunidades a los autónomos y posibilitando que los jóvenes se puedan emancipar. Como dijo Santos Juliá, el pasado, pasado está, y tenemos la obligación de conocerlo, pero no nos podemos dejar enredar en sus redes, porque hoy no es ayer”.

-A raíz del capítulo mencionado sobre el PP en las Islas tras el 26-M, hubo cambios en su cúpula. ¿En su equipo directivo qué valoración hace del expresidente del PP canario Asier Antona?, ¿qué papel le toca jugar en el ámbito nacional?

“Siempre ha demostrado talento político y una gran generosidad con el partido. Ahora, todos juntos, estamos centrados en ganar las elecciones del próximo 10 de noviembre”.

-¿Si gobierna, habrá ministros canarios?

“Yo sé qué es lo que quiero para Canarias, pero ahora lo que toca es ganar las elecciones”.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario