Fernando Menis: “Desde Corea del Sur, el confinamiento español parece exagerado, pero necesario”

CARMELO RIVERO

Uno de nuestros grandes arquitectos y de nuestras mentes más lúcidas, Fernando Martín Menis, recorre el mundo desde hace tiempo en busca de espacios para plantar su imaginación. Edificios que diseña y proyecta y dan vida y sentido a aquellas capitales donde este creador pone el ojo y el talento. Ahora le ha tocado vivir personalmente la crisis del coronavirus en uno de los países que más lecciones aporta al mundo: Corea del Sur. Desde allí atiende la llamada de DIARIO DE AVISOS.

-¿Cómo está viviendo Corea del Sur la crisis del coronavirus?

“Se vive con preocupación pero con mucha más normalidad que en Europa. Aquí ya han pasado por virus similares como el SARS en el 2003, que sacudió la economía coreana, pero que hizo al país no olvidar y estar preparado. Aquí se puede salir, ir a restaurantes, a centros comerciales, a pasear”.

-¿Por qué cree que ahí ha funcionado el protocolo?

“Porque aquí se empezó por hacer test muy efectivos que tienen los resultados a las pocas horas y a aislar a los contagiados, no a toda la población, además porque aquí se tomaron medidas enseguida: desde que vieron lo que estaba pasando en China ellos ya sabían que les iba a afectar. Daegu fue la única ciudad que aislaron, pero tampoco tan brutalmente como se hizo en Wuhan en China, y consiguieron que, por ejemplo en Seoul, que es donde yo estoy ahora, el número de casos sea muy pequeño. De Corea del sur en España no sabemos casi nada, es una gran democracia muy bien organizada”.

-¿Cómo contempla el confinamiento de España y otros países?

“Exagerado, pero al no estar preparados, necesario. Si no hay tests se aísla a toda la población en lugar de aislar solo a los que den positivo. Por otro lado, se tardó en reaccionar, y además da la sensación de que se dan órdenes contradictorias, y eso hará que se alargue más el proceso en detrimento de la libertad de los ciudadanos y de la economía. Supongo que los asiáticos son más ordenados y obedientes que los europeos, no lo sé”.

-¿Qué se comenta en Corea del Sur de la forma en la que está afrontando España la crisis?

“Es curioso que en España se diga que no hace falta llevar mascarillas, aquí nadie sale sin ellas, no solo proteges a los demás, sino a ti mismo, la mascarilla hace que te toques mucho menos la boca y la cara. Los guantes no se llevan por la calle, casi, pero son indispensables para trabajar. No hay nadie que vaya por la calle sin mascarilla, que solo se quitan para comer en los restaurantes, que ya han vuelto a abrir. Como curiosidad: vas caminando por la calle, ves a alguien que se acerca y si no tiene la mascarilla se la pone al pasar junto a ti. Igual en la universidad o en una reunión. Las reuniones se siguen manteniendo. En cuanto a qué se opina de España, aquí en Corea se le tiene mucho cariño a España en general y a Tenerife, en particular a Garachico, porque ahí se rodó un reality show coreano llamado Youn´s Kitchen, de la cadena TVN que tuvo muchísimo éxito en toda Corea del sur, y por eso ahora muchos coreanos visitan Canarias (o visitaban, pero sé que quieren volver).

-¿Cómo analiza el cierre de hoteles y de vuelos para el futuro de Canarias?

“Me parece una medida demasiado radical. Me pregunto casi todos los días: ¿por qué han cerrado también los hoteles de ciudad en España? Aquí no han cerrado, en ningún momento, tampoco los vuelos, no solo eso, sino que se han hecho verdaderos esfuerzos diplomáticos para que no se rompieran los lazos aéreos y marítimos de Japón o Singapur u otros vecinos con Corea, y lo han conseguido; de hecho, yo logré llegar sin ningún problema y entrar desde Qatar, eso sí, te obligan a salir de España ya con una app instalada en la que tienes que incluir diariamente tu temperatura y otras variables de salud y que te sigue a donde vas”.

<
En todos sitios, ascensores, lugares de paso, en restaurantes en la entrada, en plantas de hotel, hay siempre gel de alcohol para limpiarse las manos y siempre, están llenos

-¿Qué anécdotas nos puede contar de la vida diaria en Corea del Sur?

“En los hoteles de ciudad se ha tomado una medida curiosa, que supongo, pero no lo sé, que de alguna manera estará siendo paliada por el gobierno, solo se ocupa una cuarta parte de cada planta del hotel, o sea hay muy pocos clientes, pero no se cierran porque son fundamentales para los negocios y para que la economía no se pare. El respeto entre unos y otros es brutal para no pasarse la enfermedad. En todos sitios, ascensores, lugares de paso, en restaurantes en la entrada, en plantas de hotel, hay siempre gel de alcohol para limpiarse las manos y siempre, están llenos. Y nadie se los lleva. Han aparecido mascarillas de todo tipo, como una moda, unas con dibujos, otras negras. La costumbre española de tapas sería totalmente inviable porque se contaminarían unos a otros, ahora comen con plato individual, a pesar de que su costumbre era otra. Y si ponen algo para compartir te ponen unos palillos, te lo pasas a tu plato y nunca se repite palillo”.

-¿La gente tiene miedo o trata de llevar una vida social?

“Claro que socializa, la vida sigue, y, como comentaba, la gente se relaciona, se reúne, aunque casi siempre con mascarilla. Tampoco Corea es un país como España, donde siempre estamos dándonos abrazos y la mano y besos cada dos por tres. Ellos mantienen un poco más las distancias, pero son muy amables”.

-¿Cómo reaccionaron ahí a las medidas de reacción ante la propagación del coronavirus? ¿Aplican algún fármaco a la espera de la vacuna?

“En una palabra: las medidas fueron rápidas. En seguida cerraron las universidades y colegios y comenzaron las clases online. Tengo un amigo profesor que de la noche a la mañana tuvo que adaptar su temario a un sistema online. Eso también es de destacar, tanto aquí en Corea, como en Singapur o Hong Kong o Taiwan (donde asimismo lo llevan muy bien) o China se han desarrollado en estos apenas dos meses, numerosas app de aprendizaje online y de teletrabajo. No sabría decirte nada sobre lo que están investigando, solo sé que ese no es el mundo en que me muevo, que es la arquitectura, pero sí que sé que ahora mismo Corea del Sur está exportando material médico, que no da abasto”.

-¿Qué dicen los científicos sobre la enfermedad y su cura?

“Lo que he podido leer en prensa es que opinan que es un virus más, uno nuevo, como tantos que han venido y vendrán, y que la humanidad lo superará, pero que hay que estar tan preparados para este tipo de acontecimientos como para los tsunamis, porque nunca se sabe cuándo llegará la próxima oleada pero sí que se sabe qué es lo que hay que tener previsto, planificado y almacenado. Y que ya el mundo es un solo mundo, y que basta que algo pase en Chile para que Corea se preocupe, o viceversa. Las cosas cambiarán ligeramente, cada vez serán más las acciones cotidianas que realicemos por reconocimiento facial u ocular, más que táctil, y las casas y los hospitales tendrán que ser mejor diseñados para este tipo de acontecimientos. Y estar mejor dotados.”

 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Añadir comentario