Opinión

Por qué no me callo. ‘PSOEXIT’

Felipe González y Mariano Rajoy./Foto:Ernesto Agudo

Felipe González y Mariano Rajoy./Foto:Ernesto Agudo

 

‘¿Investidura cuanto antes?’, preguntaba Felipe González en El País el jueves. En Londres han dicho sí. En Madrid, vuelva usted mañana. Este es nuestro mes de la Gesta. Y la historia ha querido que enviemos un abrazo fraternal a los británicos del alma (cuando Europa los quiere correr a gorrazos tras el ‘brexit’), como alentó aquí en el primer piso Jaime Pérez Llombet. El corazón tiene razones que la razón desconoce. Doscientos diecinueve años después no les guardamos rencor (por la invasión frustrada). Les guardamos el sitio. Les guardamos amor de Cabildo. Amor, reivindican las poetas mujeres ahora con antologías. Amor de madre, incluyo. La diputada ‘tory’ Andrea Leadsom, de 53 años, madre de tres hijos, es una mujer sensata que metió la pata y salvó a la ‘patria’, retirándose para que otra mujer, Theresa May, ministra del Interior, sea la nueva Margaret Thatcher. ¿Por qué sensata y cuál el desliz? El sábado dijo en The Times que al ser madre estaba más capacitada que May –sin descendencia- para gobernar un país huérfano. Ayer dejó vía libre a May para acortar los plazos cuando se “necesita inmediatamente un fuerte liderazgo”. Redujo una cuestión de meses a horas. Dado que en España los cuatro líderes son hombres, uno se inclina a pensar que el problema de elegir presidente se estanca por la falta de mujeres (el lado femenino de los hombres, el “costado escondido”, según el sabio Kinsey, se echa en falta), que son más prácticas. El ‘no’ de los ‘niños’. Son ya más de cien años de ‘invalids’, el morfema de los turistas ingleses de salud, que Nicolás González Lemus lleva bien la cuenta. En Reino Unido, a donde Nelson nos quería mandar en 1797, sustituir al extinto Cameron ha sido cosa de mujeres, aunque el ruido de sables lo hicieran dos mozos de pasantía, Boris Johnson y Farage. Las mujeres nunca son versos sueltos, mandan. “Llora a la oscuridad, o a las estrellas/que brillan y giran lejos de nosotras”. Como en la descarnada Sylvia Plath, una yanqui mudada a Londres, ellas tienen la cabeza en lo alto y los pies en el suelo. Y lágrimas, las justas, a pesar del “llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”, de la sultana a su hijo Boabdil. Hace falta que corran ya las listas (antes que la sangre si alguien se empeña en cortarse las venas) y entren mujeres en escena en la política española, que ya viene el viernes a Adeje Susana Díaz. Si estamos abocados a votar por tercera vez el 20N, que venga Franco y lo vea. Aquí cae un ‘brexit’ y nos crecen los enanos, resucita Larra y todos los males de la burocracia juntos. País de formulismos y dirigentes oficinistas para cubrir el trámite. El no de Sánchez, si no lee a González, es el ‘Psoexit’ del bloque constitucional. Pero los artículos se comentan, no se leen.

 

Theresa May, sucesora de David Cameron./telegraph.co.uk.

Theresa May, sucesora de David Cameron./telegraph.co.uk.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

La Entrevista del Domingo Diario de Avisos/ LUIS MORERA (TABURIENTE): “Cumplo 70 años y siento el castigo político por pensar libre”

Luis Morera./DA

Luis Morera./DA

 

Fotos: DA/SERGIO MÉNDEZ

Por CARMELO RIVERO

Considerado como una voz cimera de la canción popular en Canarias, Luis Morera Felipe celebrará su 70 cumpleaños “a lo grande”, con las dos orquestas sinfónicas de la Comunidad, en una gira que arrancará en septiembre en las Fiestas del Cristo de La Laguna y lo llevará, junto a su grupo y Olga Cerpa, al Alfredo Kraus grancanario y al auditorio de Agüimes. Pero el sabor es agridulce. “Siento que mi voz ha triunfado, pero no mi arte”, señala con desencanto. “Cumplo 70 años y siento el castigo político por pensar libre”.

Ante el freno a sus jardines y miradores, este renacentista palmero se acuerda -mirando de punta a punta las Islas- de su amigo César Manrique en Lanzarote: “Se me mató cuando más lo necesitaba; íbamos a empezar a trabajar juntos en La Palma”. Morera, solista de Taburiente (Premio del mismo nombre concedido por DIARIO DE AVISOS en 2015), el célebre grupo de la música popular en España en los años 70, se congratula de que el público haya llegado a amarle a través de su voz. “Pero no he logrado enamorar a los políticos”. ¿Se cotiza alto? “La gente no sabe que yo por actuación llego a cobrar 300 euros”. Estos días se cumplen 40 años de la edición del disco fundacional de Taburiente, Nuevo cauce, un aniversario que está pasando desapercibido.

El testimonio de Luis Morera no nos deja indiferentes. Siente que ni el mítico lugar que ocupa Taburiente en la cultura canaria (de la edad de oro en que irrumpieron junto a Los Sabandeños y Caco Senante) le ha abierto las puertas en su propia tierra. Ahora, este joven artista septuagenario (lo será el próximo 10 de octubre) termina de pintar su obra maestra: el drago del boceto que ilustró el disco AchGuañac, y que aspira a vender al Cabildo de La Palma para reconstruir su taller-museo, en ruinas desde que se le cayó el techo.

-Un drago para salvar una casa.
“Mis padres me ayudaron y compré una casa antigua al lado del Teatro Circo de Marte. No tenía un duro para repararla, el techo se vino abajo y pude refugiar mi obra en los sótanos de un amigo, con humedad. El drago puede ser mi salvación. Si el Cabildo me lo compra, haré un museo para que mi obra no se pierda. Lo estoy pintando en casa de mi amiga Helga Helmke, en El Paso. Sé que me quedan 10 años de actividad. Ahora puedo subirme a los andamios. Cuando tenga 80, no”.

-¿A los andamios?
“Sí, quisiera pintar los techos del Teatro Chico, Teatro Circo de Marte y La Recova. Un alcalde de Santa Cruz de La Palma me dijo: ‘¿Por qué pintar los techos? ¿No están mejor blancos?’. Me acordé de la Capilla Sixtina y de Néstor en el Pérez Galdós, y le dije: ‘Lo que está en blanco es tu mente”.

-¿Todos los políticos han sido contigo tan receptivos?
“Juan Ramón Hernández, de alcalde de Los Llanos de Aridane, me apoyó un parque botánico con plantas del mundo, pero llegó otro alcalde y me echó. Hice el Mirador de La Glorieta, que es un reclamo turístico. Ahora proyecto otro en Breña Alta y un Jardín de las Hespérides en Garafía. Y ya está aprobado el Mirador del Universo en Tijarafe, en una finca del compositor Juan Caballé. El político más receptivo que he conocido es Antonio Morales. Siendo alcalde de Agüimes le dije: ‘Ojalá un día lleve el timón de Canarias’. Ahora que preside el Cabildo de Gran Canaria le propuse rescatar la figura del gran pintor simbolista y modernista Néstor Martín-Fernández de la Torre. Mi hija Julia, que termina Historia del Arte, me va a ayudar. Ojalá lo llevemos al Museo del Prado. ¿Por qué siento que aquí la cultura está muerta?”.

Recogiendo su premio Taburiente. | SERGIO MÉNDEZ
Recogiendo su premio Taburiente. | SERGIO MÉNDEZ

-Taburiente no ha muerto.
“En su día, los Padorno, Chirino, aquella generación tuvo que irse expulsada de su tierra; esa es la realidad. Canarias no cuida a sus profetas, sobre todo si se quedan. Se está maltratando la identidad de nuestra cultura. Esa fue mi denuncia en el Guimerá cuando DIARIO DE AVISOS nos entregó el Premio Taburiente. Hemos convertido la identidad en un souvenir de salsa, merengue o reguetón. En Telde tenemos un hijo, Sorón, un grupo musical escolar, cuyo maestro es un amante de Taburiente. Nunca hicimos canciones para los 40 Principales, sino para que se escucharan como se lee a César Manrique en Escrito en el fuego, como un padrenuestro. En el nuevo disco, Identidad, Taburiente vuelve a las raíces, al Nuevo cauce, con temas alegres. Ahora un tajaraste suena como nunca, con esta generación de timplistas nuevos. Cuando fui con Manolo González y Olga Cerpa en busca de Valentina iba al reencuentro de la identidad. Ese es mi compromiso poético”.

-¿Y tu compromiso político?
“Cuando el Gobierno central reprimió el referéndum sobre el petróleo, me decepcionó. Era como sentir que perteneces a un país que no te quiere. El futuro de Canarias es el de un pueblo nación, que no quiere vivir separado, sino hermanado con todos los pueblos, es el sueño de las Galápagos. Una vez, en una iglesia de Ibiza oí a unas payesas de luto rezando sus ajijides, y compuse una canción que decía, ‘vivimos en estas islas agazapadas del agua,/en un sueño inmenso que nos hace universales,/aquí la vida comienza/mientras en otros sitios acaba,/por un lado América/y por el otro, África”.

-¿Añoras el morbo que daba Taburiente en la etapa cubillista?
“En esa época nació un caldo de cultivo de amor a la tierra en las distintas ramas. Unión del Pueblo Canario y Cubillo eran una incitación. Hoy ese terreno ganado se diluye, porque tenemos unos dirigentes que están perdidos. Este nacionalismo es un nacionalismo que no lo es. Canarias es un pueblo creativo, y a la creatividad se le está dando palos. La cultura está por los suelos. Nosotros seguimos defendiendo la identidad y la naturaleza. Taburiente no ha bajado el listón creativo. Canarias sí ha bajado el listón de la canariedad”.

-¿Qué sensación te dejó el 26J?
“Desencanto. Las nuevas generaciones, obligadas a emigrar, se desilusionan y no votan. Y la gente mayor siempre tiene miedo y vota lo que piensa que revoluciona menos. Toda la vida he cantado a las nuevas generaciones, que son las que se van”.

-AchGuañac (1978) (lo que es de todos, en guanche) es un himno nacionalista (el PNC de Lanzarote propuso un referéndum a tal fin), en el que propones “traer” al que “está lejos”.
“La idea se me ocurrió cuando en España cada pueblo cantaba a su libertad. Nosotros estábamos emigrados en Madrid, porque esta tierra, aunque nos duela admitirlo, nunca ha dado soporte a sus hijos. AchGuañac nace, en una época de opresión, para decirle al mundo que Canarias existe y a cada canario que tiene su lugar, “que el campesino siembre su propio pan y el pescador pueda trabajar sus redes”. Es un grito de libertad y de identidad. Qué es la diversidad sino la identidad. AchGuañac sigue teniendo la misma fuerza y vigencia que cuando fue creada. Seguimos pidiendo que no se nos vaya la gente, sino que vuelvan”.

-Precisamente, sorprendió que, en pleno auge, consagrados por la crítica y las discográficas, un día ustedes decidieran volver de Madrid.
“Es cierto que habíamos entrado en los grandes sellos, CBS, Ariola. Pero en un momento dado, nos dijimos, ¿y qué hacemos nosotros cantando fuera de nuestra tierra? Ya somos conocidos en toda España; ahora necesitamos ir a nuestra casa. La lógica del isleño. Y quisimos ser grandes dentro de Canarias para salir fuera, no al revés. Teníamos la ilusión de que Canarias lo iba a entender”.

-¿Y qué sucedió?
“Volvimos llenos de éxito, pero todo se fue diluyendo, porque las Islas siguen sin valorar lo que tienen en casa. Para triunfar, el canario tiene que salir fuera, y ese es el mayor error de esta tierra. Cuánto nos gustaría que un Gobierno autónomo nos abriese las puertas de un Teatro Real en Madrid y nos llevase a Cataluña, diciendo vamos allá con nuestra identidad”.

-Antes de ser Taburiente, eran La Contra, cantaban en Baleares y eran unos melenudos.
“Teníamos aquel look. Nos llamó Cutillas cuando Tenderete era en blanco y negro. A un empresario de Ibiza le gustó y nos contrató. En Barcelona, cantamos con Mercedes Sosa, Los Chalchaleros…, y fuimos a Madrid, donde Teddy Bautista nos dice: ‘Siempre estuve buscando esa identidad y nunca la encontré’. Aportó su visión electrónica y nos produjo Nuevo cauce y AchGuañac. Fue una relación extraordinaria”.

-Don Eduardo, el padre de Teddy, aquel preceptista de los jóvenes taburientes, era un dandi venerable y a ustedes los quería muchísimo.
“Una persona deliciosa. El mejor representante que hemos tenido. ¡Qué buena gente era!”.

-Taburiente eran tres, Luis, Miguel y Manolo, y con la marcha de este último, muchos temimos que desapareciera.
“Pero el grupo siguió. Ahora también con José Eduardo y Carlos. A la vuelta de los años, nos hemos vuelto a reunir con Manolo. Hicimos una reedición histórica en disco-libro, y ahora una recopilación de villancicos, con arreglos suyos, para Navidad. Es una etapa más reposada y acorde al concepto musical de Manolo”.

El cantante cumple 70 años. /DA

El cantante cumple 70 años. /DA

 

-Hablando de discos, ya son 40 años de Nuevo cauce (1976).
“Es el primer disco de Taburiente, que abre una época maravillosa en que nos subíamos a los escenarios con Labordeta, Lluis Llach, Raimon, Gerena, Rafael Alberti. Aquella efervescencia no se olvida. En Canarias éramos recibidos como ahora se recibe a un equipo de fútbol. Había una necesidad de lo canario. Hoy me duele ver a mi tierra despersonalizada, haciéndose pasar por un pueblo de Brasil o cantando el reguetón como si fuera el himno oficial”.

-¿Taburiente se siente apreciado en su tierra?
“Recibimos la Medalla de Oro de la Comunidad (2001). Nos dan medallas, pero si no nos dan trabajo, no valen para nada; sino para colgarlas. Hay una desgana cultural institucional”.

-¿Qué vivencias te dejaron los años cantados en la Transición?
“Reuniones acogedoras en casa de Pablo Guerrero, que cantaba ‘tiene que llover, tiene que llover, a cántaros’, con la presencia afectuosa de Pablo Milanés…”.

-La historia parecía repetirse cuando después surge gente como Pedro Guerra…
“A Pedro lo vi crecer, era un chiquillo, yo vivía en Güímar y era amigo de su padre. Yo siempre le quería quitar el deje de Silvio para que sacara su sensualidad. Cuando sacó Contamíname, Ana Belén y Víctor Manuel vieron que allí había una fuente riquísima”.

-Oírte hablar del Pedro precoz invita a imaginar cómo cantabas de niño.
“Como Joselito. Yo iba con mi sereca, mis alpargatas y mis pantalones zurcidos mil veces por mi madre a ver las películas de Joselito en el Parque Recreo, en La Alameda. Me sentaba en las escaleras del cine, y el dueño me dejaba pasar. Yo tenía la voz de aquel niño. Con ocho años cantaba rancheras acompañado a la guitarra por mi hermano Manolo”.

-¿Cuál es el secreto de tu voz?
“Me he sabido aislar de la pobreza cultural que hay en mis islas y sigo soñando. Mi cabeza no entiende otra cosa que soñar, amar la vida. Cuando uno llega a los 70 años manteniendo la capacidad de asombro de un niño, conserva la voz. A Alfredo Kraus le duró tanto porque amaba la música con una ilusión renovada”.

-¿Qué habría pasado si, como Blahnik o Kraus, hubieras buscado el éxito en el exilio?
“Lo digo de corazón, no cambio nada de lo que yo he sentido de mi gente, de cada rincón de mis islas, del aire, de mis bosques, por haberme creído que iba a crecer a Nueva York. ¿Qué es crecer?, ¿abandonar tu identidad?, ¿irte para venir de paso siendo grande como un extraño en tu casa? No lo soportaría. Yo soy esa semilla que no para de sembrarse y que piensa que en un futuro no muy lejano acabará germinando”.

-¿70 años qué son?
“Son 70 años muy vividos. Manolo González, director de Mestisay, me dijo, ‘Luis, esa fecha hay que celebrarla en los escenarios’. Y lo está organizando a lo grande. Confío en incluir a La Palma con la Escuela de Música. Canarias me conoce por mi voz, pero no por todas las demás facetas que hago y eso me entristece. En este tiempo he crecido como creador multidisciplinar. Los conciertos mostrarán un documental que lo refleja, de Wolfgang Jung. Pienso que mi legado va a valer la pena, pero la pena que me llevo es no haberme realizado como artista en mi tierra”.

-¿Por qué denuncias que tu isla, La Palma, no te escucha?
“No es un cuento. Hubo dos jóvenes amigos en una isla que era la Cenicienta de Canarias, Lanzarote. César Manrique y Pepín Ramírez. Cuando este fue presidente del Cabildo de la isla llamó a su amigo a Nueva York y César dio a luz los Jameos del Agua, el Mirador del Río, el Jardín de Cactus…, y Lanzarote es conocida en todo el mundo. Yo cumplo 70 años y siento el castigo político por pensar libre. Cuando uno no se casa con nadie y dice lo que piensa, en una democracia falsa, los políticos te lo cobran. No tuve la suerte de César”.

-¿La Palma es una Lanzarote en potencia?
“La Palma es la perla de Canarias y del mundo. Como artista lo sé. Una vez le dije, ‘César, si tuvieras cualquier barranco de La Palma en Lanzarote, sería un parque nacional”.

-¿Llegaste a colaborar con César Manrique?
“Íbamos a trabajar juntos. Se me mató cuando más lo necesitaba. César tenía el proyecto de hacer el mirador de la Cumbrecita, en la Caldera. Y me dijo: ‘Te voy a meter conmigo para que te valoren estos’. Habría sido mi oportunidad. Yo le decía que había un sitio mejor para el mirador, en el Bejenado (El Paso) y tenía preparado un jeep para que fuéramos a verlo. Pero nunca llegó a ir, por el accidente. No soy un discípulo de César, sino alguien cautivado por las enseñanzas del maestro”.

-¿Económicamente, Luis Morera tiene la vida resuelta?
“La gente no sabe que yo por actuación llego a cobrar 300 euros, 400 euros, excepcionalmente 1.000. Nunca he podido cobrar lo que otros artistas de fuera, que a menudo empiezan y se llevan 15.000 euros por cantar. Sobrevivo con una pensión mínima. Pero no solo soy yo, hay grandes músicos canarios que tocan en los hoteles por 50 euros. Esa es una denuncia que me toca hacerla. Yo aún tengo esperanzas y conservo mis sueños. Mi museo. Mis proyectos. Por lo menos, que los últimos días que me queden, los viva con dignidad. He incorporado a los conciertos de este cumpleaños un tema de Violeta Parra que nunca había cantado, Gracias a la vida. Siempre digo que es el mayor don, la vida, y que todos somos necesarios, porque somos hoy más sabios que ayer en toda Canarias”.

 

EL ABUELO MÉDIUM
Detrás de unas cortinas, presenció de niño una sesión de espiritismo dirigida por su abuelo, que era un comunista paranormal y un hombre de sentimientos. Una chica sumida en una depresión tras la muerte de su madre escuchó la voz de la difunta consolándola y se curó. “Yo no daba crédito, pero la voz de la mujer, que yo había conocido en vida, la oí en aquella sala en boca de otra persona”. El abuelo esotérico se las ingeniaba para escuchar en la radio la voz de Nikita Kruschev. Era una familia pintoresca políticamente. El padre de Luis, un militar de vocación, comandante de Infantería, sobrenadó en la dictadura como pudo, poniendo a salvo a una familia de rojos confesos y fue a su manera una especie de Schindler “que a más de uno le salvó el cuello”. No ganó para disgustos en casa: los hijos también le salieron contestatarios. La madre era “como la de Gorki, la novela que leí con afinidad, porque nos protegía como una gallina clueca a los siete hijos”. En la familia todos cantan de siempre. Los Morera y los Felipe. “Mi padre cantaba malagueñas y dicen que así enamoró a mi madre”. Los tíos eran líricos de raza, y hacían desafíos con la voz en el Quiosco Eliseo. “Se reunían, bebían y el vino llamaba al canto”. De tal palo tal astilla. Fue una madre longeva, que bordeó la centuria. “¿Cantar hasta los 100? No somos vampiros. Me conformo con llegar a los 80 como Atahualpa sobre el escenario con aquella dignidad, a cantar o a decir lo que siento poéticamente”. Mientras dure la voz, que esperen las musas del abuelo médium.

 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

¿Por qué no me callo? ESCAÑOS VACÍOS

ESCAÑOS EN BLANCO

 

No es cuento infantil, pero lo parece. El PSOE baraja la ausencia de algunos diputados para que Rajoy eche a andar, acaso por un noble sentimiento paternofilial de país. En la última película de Spielberg, ‘Mi amigo el gigante’, una niña huérfana es secuestrada por un grandullón que hace de padre y la protege. Desde la noche de hadas y lobos del 26J, vivimos metidos en un laberinto de fábula. Mi hijo dibuja a ‘Pepe’ (Rajoy) y ‘Pablo Iglesias’. La política española, sin rastro de poesía, es un cuento cruento de Andersen para un país huérfano. Si uno se fija en los comportamientos, nota algunas tendencias –que es lo propio de esta sociología reticular-, y descubre, por ejemplo, que ahora le ha dado a la gente por irse. Se van de Europa los ingleses con una satisfacción que espanta, hay sonrisas y parabienes, y también se van los que propusieron irse, abandonan el iceberg que desmembraron. Es la parte cobarde de la fuga: Boris Johnson y Farage tras la hazaña de sus vidas: extirpar a Europa de sus pequeñas islas, el tumor de Bruselas. El desastre político, como el ecológico, muestra un cambio climático que asusta. ¡Que lideres! Es la moda: irse. ¡Si se quieren ‘dir’, ‘dirsen’! ¿Por qué el 48% de los catalanes –ojo, según Iceta, que es del PSOE- quieren irse? ¿Hacia dónde van los que eluden? El fin de la poesía será el fin del mundo, decía el poeta francés Yves Bonnefoy, que también se fue el pasado viernes. Es el fin de la metáfora. ¿A dónde van? A ninguna parte. El mundo no está tranquilo. ¿Cuándo lo estuvo? Si es verdad que está loco, si el mundo es Donald Trump –que adora el ‘waterboarding’, la tortura del ahogo: “Me gusta mucho”, admite estólido este mentecato haciendo el bullying a la pared-, a ver si España va a ser uno de los pocos países cuerdos que existe actualmente. Aunque se votara con  miedo. Votar con miedo es lo común desde el 11-S, el 11-M y la crisis. Han caído gobiernos del entorno por la prima de riesgo, antes del populismo ultra que pronto tendrá presidente en Austria. Votar con  miedo es de Perogrullo en la sociedad del miedo. Coalición Canaria pasó miedo la noche del 26J (hadas y lobos). Ciudadanos y Unidos Podemos sintieron miedo al ridículo. Pedro Sánchez –no me gusta la cara absorta, de ido, que pone en todas las fotos, no es broma, lo está pasando mal-, también: miedo al ‘sorpasso’. Pero es como el hambre, no llamemos tal cosa a tener apetito a media mañana. Miedo lo pasaron la semana pasada en el aeropuerto de Atatürk, en el café bangladesí y en una heladería de Bagdad donde aparcó un camión cargado de bombas y no de helados que saltó por los aires. Miedo es miedo. Lo otro son escaños vacíos en un país huérfano. Unos cuantos que se van para que llegue papá.

 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos/ ROMÁN RODRÍGUEZ (NC): “Si Rajoy preside España, hay cambio de gobierno en Canarias; sale el PSOE y entra el PP”

ROMAN RODRIGUEZ PERFIL

 

Fotos: ANDRÉS GUTIÉRREZ

Por CARMELO RIVERO

 

Román Rodríguez no le colgará el teléfono a Rajoy, pero este necesitará Dios y ayuda para convencerle si así ha de evitar unas terceras elecciones: “Rajoy sembró vientos y recoge tempestades”, declara en esta entrevista con DIARIO DE AVISOS el líder de Nueva Canarias (NC), que fue presidente de esta Comunidad entre 1999 y 2003. El disputado voto del señor Cayo, la novela de Delibes que plasmó en la Transición el abismo entre el centro y el páramo de la periferia, ha dado luego mucho juego periodístico. ¿Necesitará Rajoy al diputado canario Pedro Quevedo para ser investido presidente, como Felipe González necesitó a Luis Mardones – el disputado voto del señor Mardones- hace poco más de un cuarto de siglo?

Como entonces, el candidato recibe presiones de Europa; en 1989, González, del poderoso vecino François Miterrand, y ahora es la recia canciller alemana Angela Merkel la que insta a Rajoy a formar gobierno cuanto antes tras la tempestad por el brexit, la deserción de Reino Unido de la UE.

A su regreso de la cumbre europea, esta semana, el presidente en funciones comenzó el cortejo de socios. El martes se reunirá con Fernando Clavijo y José Miguel Barragán, de Coalición Canaria (CC), para hablar del voto de Ana Oramas.

¿Por qué todas las miradas se posaron tras el 26J en el otro diputado nacionalista canario, Pedro Quevedo (NC)? Porque si Rajoy no seduce al PSOE, sería el voto 176, el de la mayoría absoluta, en un pentapartito no exento de reticencias entre PP, Ciudadanos, PNV, CC y NC. El disputado voto del señor Quevedo. O la abstención.

A Román Rodríguez no le hace ninguna gracia esta broma del destino. Con un no rotundo a Rajoy cerró las persianas en todos los medios. “Es un artificio mediático”, dijo. “No hay nada de nada, ni lo habrá”. Aquí admite que, llegado el caso, se sentaría a hablar.

La entrevista, tras reunirse el viernes la ejecutiva nacional de su partido, permite sondear al veterano dirigente sobre otra negociación que subyace en este momento político: la unidad nacionalista en Canarias. “Mañana mismo nos sentaríamos a hablar. Nosotros no nos comemos a nadie”, afirma, tras una década de división, y apunta que “si gobierna Rajoy, en Canarias sale el PSOE y entra el PP” en el Ejecutivo de Fernando Clavijo, que esta semana cumple su primer año.

FOTO: Andrés Gutiérrez
FOTO: Andrés Gutiérrez

-¿Ya le ha llamado Rajoy?
“No. Pedro tuvo un breve contacto el otro día con Rafael Hernando, el portavoz popular, y no se habló nada”.

-El socialista Lavandera forzó un retruécano para decir que el acuerdo del PSOE y ustedes no prevé que ustedes no acuerden apoyar a Rajoy.
“Al principio me costó entenderlo. Luego comprendí que era una obviedad”.

-¿Si le llama, usted le colgaría el teléfono a Rajoy?
“Si nos llama Rajoy, u otro, escucharemos. No es ningún secreto, nuestro candidato es Pedro Sánchez”.

-Pero los propios socialistas han tirado la toalla. ¿Ustedes no?
“Yo solo digo que lo intente Rajoy y, si no lo consigue, se articule otra mayoría. El PP obtuvo 8 millones de votos, el 33%, y 137 diputados. El PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos tienen 13,6 millones de votos, el 57%, y 188 escaños. Eso es democracia parlamentaria”.

-¿Por qué quita intriga al voto 176 ¿No les tocó la lotería con Quevedo bajo el foco?
“Es que no hay tal foco. Es una invención mediática, un artificio. Empezar la casa por el tejado. Nosotros somos pequeños, pero serios. Esas cosas se formalizan. Si Rajoy se dirige a nosotros, que haga una propuesta seria de cambio de política para el Estado y para Canarias, y, de acuerdo con el PSOE, la estudiaremos, aunque en nuestro pensamiento no esté apoyar a Rajoy”.

-¿Será Quevedo o Góngora? ¿Con o sin ustedes habrá gobierno?
“Será cosa de los grandes partidos. No descarto un gobierno conservador de Rajoy, con la abstención de quien sea. No sé si del PSOE. Pero Ciudadanos no se sienta con nacionalistas. O sea, que ya me dirá. O lo arreglan los grandes o habrá terceras elecciones”.

-¿Y quién soportará esa carga de culpa?
“Hay 349 responsables antes que nosotros”.

-¿Ni una lluvia de millones para Canarias le doblaría el brazo?
“Honestamente, nosotros no estamos en ese mercadeo. Yo entiendo que CC sea más proclive. Seremos respetuosos con los procedimientos democráticos. Pero no solo nos interesan las carreteras; nos preocupan y mucho las pensiones y el derecho universal a la cobertura sanitaria”.

-Me contó Mardones que en el 89 apoyó a González para que pudiera presidir Europa y no lo humillara Miterrand. Ahora, el Gran Hermano, Bruselas, nos mira de nuevo tras el ‘brexit’.
“Me preocupa el efecto contagio del brexit. Europa se vuelve xenófoba y de ultraderecha, excepto España”.

-¿Su acuerdo con el PSOE les resta patente nacionalista?
“En absoluto. En diez años hemos ganado al PP en Gran Canaria. Gobernamos en el Cabildo y tenemos siete alcaldías (Telde, Santa Lucía, Agüimes, Valsequillo, Gáldar, Guía y Teror). Sumamos cuatro escaños en el Parlamento canario y dos en las Cortes Generales: un diputado y un senador. Tener la hegemonía de Gran Canaria es tener la del 40% de Canarias. En un momento determinado, cogí el avión y me fui a Madrid a negociar con la dirección federal del PSOE. Les dije, ¿ven esto posible? Y en septiembre estaba firmado el acuerdo electoral”.

-¿Cómo observa la evolución de su antigua casa, CC?
“En las elecciones del 2000 al Congreso, obtuvo el 30% de los votos. Ahora, menos de 8%. En el 99, cuando fui presidente, logró el 37% (26 escaños), y en 2015 obtuvo el 18% (18). En la actualidad, en Gran Canaria tiene una sola alcaldía, Firgas, y en Tenerife se le agotan las reservas a nivel municipal. Se lo tienen que hacer mirar”.

-Pero ninguno de los dos puede reclamarse nacionalista cojeando en la isla de ‘enfrente’ ¿La unidad es una quimera?
“De ninguna manera. Pero si se habla de los temas que hay que hablar. No nos fuimos del poder para volver a hablar del poder, sino del 26% de paro; de un tercio de la gente con exclusión y pobreza; de la reforma electoral; de la Ley del Suelo”.

-¿Si le llama el PNC, se pone?
“Y nos vemos mañana mismo. Yo me llevo muy bien con Juan Manuel García Ramos”.

-¿Si le llama CC?
“Mañana mismo”.

-¿El nacionalismo canario, con esta bifurcación, tiene acaso porvenir?
“Hay dos espacios, uno conservador e insularista, CC, y otro progresista, de izquierda, NC, que bebe en los manantiales de la Transición: Pueblo Canario Unido, UPC, UNI, Asamblea Canaria Nacionalista e ICAN. Hubo un momento en que nos juntamos y funcionó. Luego surgieron diferencias y nos fuimos. El espacio nacionalista es fundamental. Representamos a un pueblo, una cultura, una historia, una idiosincrasia, una singularidad, que precisan de organizaciones territoriales en primera línea. En su día dije en el seno de CC que había que cambiar de ideas, no solo de personas”.

-¿Faltan las personas que los sienten a almorzar?
“Es curioso que, en el fondo, nos llevamos bien. Todavía en CC hay gente que vivió aquella etapa, como Ruano, Rosa Dávila, Castro o Barragán. Con este presidente y el anterior tengo excelentes relaciones; con Mario Cabrera, con Ani Oramas…Para unirnos los nacionalistas, me sentaría mañana mismo con CC. Nosotros no nos comemos a nadie. Pero la realidad es otra”.

-¿Cuál es la realidad?
“Que están buscando a toda prisa dónde gastar los 160 millones del ITE (Impuesto sobre el Tráfico de Empresas) y no van a ir a políticas sociales. Nos ignoraron en la mesa del Parlamento, en el Consejo Rector de la RTVC y nos ningunearon en las comisiones. Solo se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena”.

-¿Fue más fácil reunificar a las dos alemanias?
“CC solo se acuerda de nosotros cuando le duele algo y suele ser en los procesos electorales. Me gustaría que también se acordara cuando hace la Ley del Suelo”.

-¿Por qué no comparte esa ley?
“Va a triturar las competencias de los Cabildos en política territorial y ambiental. Todo el poder irá al ámbito local. La desregulación del suelo rústico, la discrecionalidad… No nos gusta el borrador nada, nada. Y les ofrecemos llegar a un acuerdo antes de que se tome en consideración en el Parlamento. Compartimos la necesidad de agilizar los trámites, pero no el dislate competencial. Creemos que la va a liar, que va judicializar más las cosas, y que no va a ser más ágil. Lo dice alguien que, siendo presidente, dedicó tres años a aprobar por unanimidad las leyes de Directrices Generales de Ordenación y Sectoriales del Turismo, que ahora se cargan para dejar solo la poesía. Hasta cinco malas leyes sacaron la pasada legislatura, que ellos mismos desmontan porque hay un ajuste de cuentas dentro del partido contra todo lo que hizo Paulino Rivero”.

-¿Usted se siente señalado cuando dicen que la Moratoria turística es un filón de indemnizaciones?
“En absoluto. No hay ni una sola sentencia indemnizatoria en relación a las leyes de Directrices de 2003 de mi gobierno. Es respecto a la Ley de Medidas Urgentes del año 2009, aprobada por CC y el PP, en la que les advertimos que el artículo 17.1, que regulaba la posibilidad indemnizatoria, era una imprudencia. Las sentencias hay que leérselas y no dicen lo que dicen algunos para echarme las culpas en sus guerras internas”.

-¿Se habla poco en Canarias? ¿Los líderes mantienen alguna línea abierta?
“Con Hermoso no coincido tanto, y espero ver ahora más a menudo a Paulino Rivero, pero con Saavedra hablo mucho, y también con José Miguel Bravo. No podemos permitirnos ignorar lo que piensa esta gente”.

-Esta próxima semana, el Gobierno de Clavijo cumple un año. ¿Cuál es su valoración?
“El primer año de Clavijo no ha tenido rumbo ni estrategia. Su bandera era el ITE, con el que iba a transformar el modelo productivo, y ha sido un fiasco, porque el Estado no garantiza su continuidad. Yo en eso apoyo a Clavijo”.

-¿Aquel rifirrafe Clavijo (CC)-Antonio Morales (NC) por el reparto del ITE era en clave de pleito insular?
“Fue una acusación gratuita. Antonio Morales estaba en clave de fueros de los Cabildos, defendiendo criterios objetivos con la Ley de Haciendas Territoriales. Quien está en clave de pleito insular es Carlos Alonso, el presidente del Cabildo de Tenerife, sobre el desequilibrio en carreteras, acusando de “canariona infiltrada” a la consejera de Obras Públicas, una majorera muy sensata. Cuando el convenio de carreteras ha sido un éxito de todos los gobiernos canarios, desde Hermoso a nuestros días”.

-¿Cómo se lleva con Podemos?
“Muy bien. Gobernamos juntos en el Cabildo y en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria”.

-¿Son ciertas las especulaciones sobre un pacto de izquierda en el Parlamento?
“No sumamos. Yo no me creo que Mario Cabrera abandone la disciplina de CC. Dimitió el secretario de Fuerteventura, José Juan Herrera, pero no hay más. No estamos en eso. Nosotros no andamos en ninguna operación conspirativa de desestabilización del Gobierno que preside Fernando Clavijo”.

-¿Ha hablado con Asier Antona del diputado 176?
“Lo felicité por el resultado electoral; nos llevamos muy bien, como me pasaba con Soria. El PP es una marca potente. No hablamos de pactos. Si, como creo, gobierna el PP, en Canarias se pondrán de acuerdo Asier y Clavijo”.

-¿Ah, sí?
“CC no tendrá ningún problema en sustituir al PSOE por el PP. Si Rajoy gobierna España, hay cambio de gobierno en Canarias: sale el PSOE y entra el PP. El PP de las Islas está envalentonado, ha sacado un buen resultado, con seis diputados y siete senadores, y está en lista de espera. Los socialistas tampoco han tenido perfil propio; se han subordinado a CC en la Ley de Presupuestos, el Suelo y el ITE. Ha mandado CC. Ya está medio trabajo hecho: en Santa Cruz y el Puerto de la Cruz se hizo; en La Laguna van camino y en el Cabildo de Tenerife poco falta. Además, creo que tienen un acuerdo de facto con Casimiro Curbelo y podrían conformar una nueva mayoría. La democracia funciona así, es legítimo”.

-¿Pedro Sánchez cómo sale de este revés?
“Los resultados están por debajo de las expectativas, pero resistió el sorpasso de Unidos Podemos. No me atrevo a prever su futuro, no conozco por dentro su partido”.

-¿Pondría fecha de caducidad al gobierno que se adivina?
“Creo que saldrá para finales de julio, a lo sumo septiembre, y durará cuatro años”.

-Diez años al frente de NC y 60 de edad. ¿Cuando mira hacia atrás qué piensa?
“Que el tiempo pasa y nos hacemos mayores. Es ley de vida. Lo importante es mantener las convicciones y la salud. Soy médico y proclamo que hay que cuidarse. Tenemos una carga genética condicionante, pero hay otra vinculada a los hábitos y la alimentación, y cuando eres mayor pones la salud en valor y haces todo lo que más ayuda cuando el cuerpo ayuda menos.”

-¿No ha vuelto a fumar?
“Lo dejé cuando una persona cercana murió de cáncer. Fue el 1 de enero de 2000. La mejor decisión que he tomado en mi vida. Tres, cuatro veces por semana recorro en cinta seis kilómetros. Y hago tres asaltos de tres minutos con el saco, con guantes y manos vendadas. Costumbre infantil. Ahora tengo un dedo lesionado, porque no es lo mismo tener 20 que 60 años. Mi padre era boxeador y tenía un gimnasio en un empaquetado de tomates, gratuito para el pueblo, La Aldea, y nos llevaba a los chiquillos a la cafetería a ver los combates por la tele de Foreman, Frazier y, sobre todo, Clay”.

-¿Sintió la muerte deALI?
“Son gente muy querida para mi generación. Antes de Internet, ya eran mitos globales. Su carisma, su coraje, su no al Vietnam. Me dio pena. Como de Mandela”.

-¿Qué hará si le piden el voto para evitar unas terceras elecciones antes de que suene la campana?
“Semejante responsabilidad es desproporcionada, injusta, improbable, no es real”.

-¿Les concierne si el PSOE decide abstenerse?
“Si el PSOE acuerda abstenerse, pues que lo haga, no nos vincularía. Que Rajoy se ponga a llamar por teléfono. Nadie llamó a nadie de NC para preguntarle”.

-¿Y si Rajoy lo llama y suscribe todas sus demandas?
“En 2011, con mayoría absoluta, quiso una investidura amplia y negoció con Oramas y Quevedo la abstención a cambio de ocho, nueve temas para Canarias. No cumplió ninguno. Yo no me fiaría”.

 

Quevedo y la ocarina de Rajoy
En Match Point, la película de Woody Allen, al tenista le sonríe el azar y se sale con la suya. Pero Pedro Quevedo Iturbe (diputado de NC y segundo teniente de alcalde de Las Palmas de Gran Canaria) no ha matado a nadie, como en la cinta, y tiene en sus manos salvar la cabeza del presidente. “No nos hemos vuelto locos, ni somos intransigentes. Hablaremos con quien haga falta para decirle lo que pensamos a la cara”. Quevedo ha practicado toda su vida el tenis, “aunque últimamente tengo la raqueta abandonada”. La noche del 26J, la pelota cayó en su pista tras titubear un instante sobre la red, como en la película. Quevedo no se lo cree. “¿Pero qué es esto del superdiputado?”. Y devuelve la pelota. “A ver si Rajoy es capaz de hacer de nuevo la cobra al Jefe de Estado”. Duda del sí del PNV y tacha a CC de altavoz del PP”. Ante las fobias de Ciudadanos no se oculta: “Soy soberanista, no independentista. Y llevé al Congreso un referéndum sobre el petróleo de Canarias, pero CiU se ausentó. Las vueltas que da la vida”. ¿Cuánto vale su voto, incluso, su abstención? “Un amigo”, ironiza, “calcula que la publicidad por ser el primero en visitar al Rey en las rondas de consulta no se consigue ni con dos millones de euros”. Entonces, ¿valdría oro? Más. Sería resucitar “políticamente a un muerto”, y Quevedo -”una investidura no es un zoco”- sabe de eso, es médico de profesión. Fue portavoz del Gobierno canario con Román Rodríguez de presidente y ya escuchó la ocarina de las promesas de Rajoy cuando en diciembre de 2011 Oramas y él se abstuvieron en su elección. “No es creíble”, sentencia este nacionalista nacido en Caracas, de 60 años, de padre de Las Palmas y madre de Bilbao, casado con la pintora Lola Navarro. “Pero yo qué pinto aquí, debajo del foco”, se rebota jocoso.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Por qué no me callo. RÉGIS DEBRAY EN LA HABANA

Régis Debray y el Che.

Régis Debray y el Che.

 

En La Habana, al comienzo de los 80, Régis Debray nos recibió en la habitación del hotel a la periodista María del Carmen Machado y al que suscribe. Nos abrió la puerta, era esquivo y taciturno. Se sentó bajo la ventana y nosotros lo hicimos enfrente sin acertar a comprender si aquello iba a ser una entrevista. Habló, antes de que le preguntaran, sobre el Che y la revolución, como un obediente acólito de la ciudad y su tema. Había escrito un libro titulado Revolución en la revolución, hace ahora medio siglo. Y yo recuerdo, entre la borrosa memoria del encuentro, que le pregunté por la lucha armada que apoyó junto al Che en Bolivia y América, donde la romántica guerrilla, y, en cambio, su reformismo socialista de asesor de Miterrand en una Europa donde a aquello se le llamaba terrorismo. Debray cargó la recámara como quien mira con munición y me dio una teórica sobre esa doble vertiente. Tenía motivos para torcer el gesto. Veinte años atrás lo habían detenido los bolivianos, cuando regresaba de su mili guerrillera con Guevara en las selvas y montañas bajo una crisis culposa de pánico a la insurgencia, y en los mentideros de América se dedujo que Debray se fue de la lengua porque a poco cayó el Che. No hizo mención a esa arruga de su biografía -quizá injusta o inevitable-, pero me clavó los ojos y se despachó a gusto: no tendría sentido -a su juicio- empuñar las armas en las democracias asentadas; América era un régimen cuartelario, otra cosa. Ahora reivindica la identidad de los pueblos -nada que ver con el brexit de este jueves-, su cultura acotada, en Elogio de las fronteras, en la Feria del Libro de Madrid, desandando el marxismo en lo que a Marx se le fue la mano: olvidar lo localista cultural fiándose a una concepción económica global. Fidel -en una conversación que al contrario que en Debray se convirtió en entrevista en el Palacio de la Revolución en el 98- desplegó su argumentario a favor de un régimen universal. Entre los líderes del globo leí entre líneas que, exceptuándose él, pensaba en Clinton y gente así. También mencionó al Che en esa ocasión, perseguido por la leyenda negra de haberlo abandonado a su suerte en su escondite boliviano. El miércoles pasado se cumplieron veinte años de la visita a Tenerife del Comandante -hoy nonagenario- que Aznar boicoteó sin éxito, como recordó Juan Carlos Mateu en este periódico. Ahora que las revoluciones de América se podemizan en las urnas al llegar a esta orilla, Debray es una voz anticipatoria con las contradicciones pequeñoburguesas del intelectual beligerante adujado bajo el shock de un tiroteo furtivo. Iglesias es “socialdemócrata”, como Borges se consideraba un “anarquista conservador” y se quedaba tan pancho en su poncho de ginebra.

Debray (derecha), junto con Ernesto Guevara 'el Che' en un campamento de Bolivia.

Debray (derecha), junto con Ernesto Guevara ‘el Che’ en un campamento de Bolivia.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos/ PIER: “Hace falta un cambio en el Tenerife. Se acabó el constructor que compra un club y se imponen los gestores”

 

FRAN PALLERO
FRAN PALLERO

Por CARMELO RIVERO

 

Al filo de un cuarto de siglo de que Pier marcara el gol a Buyo, en la primera de las ligas arrebatadas al Madrid, se sigue hablando de su galopada -“la carrera más larga de la historia”, como la mitificó Quique Estebaranz- hasta el remate final. En los dorados años 90 del tándem Javier Pérez-Jorge Valdano, el Tenerife era un asiduo de las portadas del Marca y el As y sus estrellas se medían con los cracks de la mejor liga del mundo.

Uno de aquellos ídolos veinteañeros, Pier Luigi Cherubino, afronta ahora, a los 44 años (ya padre de dos hijas con su edad de entonces), otro desafío a la lógica como candidato a la presidencia del club: se enfrenta a Miguel Concepción, que atesora una década en el cargo y el apoyo del 40% de las acciones. “No me apabulla la actitud del presidente perdonándome la vida. Yo quiero acabar con esa idea de que el club es un coto privado. El Tenerife es de todos”, declara este exdirigente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) acerca de las otras elecciones, del 14 de julio, que decidirán el nuevo presidente del Tenerife, en un domingo como este, en que se elige indirectamente al jefe de Gobierno. “Si en el Tenerife se votara en unas urnas como hoy en las elecciones generales, nosotros ganaríamos de calle”.

-¿Quién le inspira para intentar este sorpasso?
“Yo tengo en la mente grabadas muchas imágenes, muchas sensaciones. Quiero devolver muchas cosas a este club, a esta afición. A mi amigo Rommel”.

-El panameño y usted eran uña y carne.
“Vivíamos juntos en Tomé Cano. Yo en el piso de arriba y él me decía, “bájate, que ahí estás solo”. Éramos como una familia, con sus primos, siempre la casa llena poniendo música de salsa. Rommel era la cosa más buena que había en la Isla. La persona más humilde que he conocido, siendo el ídolo que era. Cuando perdíamos, sufríamos a solas. Pero lo recuerdo con una sonrisa”.

-¿Cuando lo fichó el Valencia, fue un disgusto?
“Un disgusto horrible. A mí me partió. Él no era feliz en Valencia. Fue un buen traspaso para el Tenerife y una oportunidad para Rommel de estar en un grande. Pero me decía: “Pier, aquí no soy feliz”. Quería mucho a su islita y algo iba mal. Aquel no era su sitio”.

-Rommel, Pier…, ¿y qué otros jugadores pondría la afición en el frontispicio del club?
“Estaría mal que me incluyera. Los ídolos del Tenerife han sido Rommel, Redondo, El Gharef, Hugo Morales, Dertycia y Cristo Marrero.”

-¿Qué tenía Javier Pérez?
“No tenía que abrir la boca para ser líder. Desprendía ese carisma sin decir palabra. Impresionante. Todo lo que hacía invocaba grandeza. Echo en falta ese espíritu. Javier aprovechó el momento dulce de los partidos televisados. Consiguió, después del Madrid y Barça, el mejor contrato. El Tenerife tenía rango de equipo grande”.

-¿Cuándo se le ocurre presentarse a estas elecciones?
“Hace unos años, cuando el equipo perdió la ambición y cayó en la atonía. Se acabó el constructor que compra un club y se imponen los gestores”.

-¿A quiénes ha subido a su guagua?
“Deportistas, empresarios, comunicadores, gente con preparación. Desde Quique Medina en la dirección deportiva, o Tigre Barrios, José Juan Gutiérrez, Martín Marrero, Hugo Morales y Dertycia, hasta consejeros del mundo de la empresa, como Cristóbal Sides, Raúl H. Rodríguez, Santiago G. Campos, Rodrigo David C. Rodríguez, Luis Claveríe y la presidenta de la Asociación del Deporte Femenino, Laura E. Castro Hernández, periodista y exjugadora de fútbol. José Antonio Pérez y Fernando Palarea se ocupan de la comunicación”.

-¿Ser hijo de la cantera marca tendencia?
“Empecé a escribir un libro de mi trayectoria titulado De Geneto al Calderón, porque mi primer partido profesional fuera de casa fue ante el Atlético de Madrid. Cuando salimos del túnel de vestuarios y vi el campo abarrotado me llevé un sopetón. Todos saben de dónde vengo. Mi idea es fomentar la cantera con Quique Medina. Ojalá algún día pudiéramos trabajar solo con futbolistas canarios”.

FRAN PALLERO
FRAN PALLERO

-¿Hará fichajes fuera?
“Si Dios quiere, vamos a tener un jugador importante que le va a gustar a la gente. Pero hablar de eso ahora es una falta de respeto a los que están dentro”.

-El último canterano premium, Ayoze Pérez, fue exportado al Newcastle . ¿Se hizo bien?
“Ahora es el caso de Nano, y no ha sido renovado todavía. Fue un error no haberlo hecho con Ayoze en su momento; ese chico te hubiera dado el ascenso a Primera y luego lo hubieses vendido mucho más caro”.

-¿Faltan símbolos?
“Desde la salida de Cristo Marrero, no ha habido un símbolo. Ahora serían Suso, el capitán, y Vitolo, pero sin camisetas, porque el club no fomenta la grandeza del futbolista.. Las nuestras serán de Adidas cuando acabe el contrato con Hummel”.

-¿Cuando Pier era un símbolo, a qué se debía?
“Tú te lo curras y la gente te designa con su afecto. Yo tuve la fortuna de vivir la mejor época de la historia del Tenerife”.

-¿Qué aprendió de Valdano?
“Jorge cambió la historia de este equipo. Cogió a un Tenerife conformista y le dio unas señas de identidad: fútbol de ataque y protagonismo con el balón. Ángel Cappa, un sabio del fútbol, nos enseñó el achique de espacio. Los dos hicieron borrón y cuenta nueva”.

-Ustedes eran muy épicos, sedientos de epopeyas.
“Es verdad, se nos daban. Una vez jugué de portero ante el Auxerre. Habíamos empatado aquí 2-2 y allí se lesionó Agustín con todos los cambios hechos. Estaba en el campo y me puse de portero. Fueron seis minutos y nueve de descuento que nunca olvidaré. Otra locura de joven. Íbamos 0-1 ganando. Si me marcan un gol tonto y nos eliminan, me matan. Al domingo siguiente fui titular. Valdano me dijo: “Te lo has ganado jugando de portero”. Había mucha competencia para ser delantero centro: Dertycia, Pizzi, Quique Estebaranz, Latorre, Felipe y yo. Pizzi fue Bota de Oro, el único pichichi histórico de nivel europeo que ha tenido el Tenerife”.

-Hubo un gol que simboliza aquel Tenerife “enloquecido”, que decía Valdano. ¿Cómo hizo el gol a Buyo?
“Era la primera de las dos ligas que el Madrid perdió en Tenerife. Íbamos 2-2, quedaba menos de un cuarto de hora, y necesitaban ganar, tenían prisas. Hay un despeje nuestro y el balón llega a Sanchís a la altura del medio campo; Pizzi le presiona y él opta por enviar a Buyo con un globo. Tuve una corazonada, pensé: va a dar en el larguero, yo recojo el rechace y hago gol. El balón se iba a córner y Buyo, al intentar salvarlo, lo metió con la mano por alto en el campo, pero no se esperaba que a mí me diera la locura de correr detrás de esa posibilidad. Llego antes que él y la empujo dentro”.

-¿Usted era madridista o culé?
“Tenía simpatía por el Barcelona de Cruyff”.

-Buyo nunca lo superó.
“Bueno, bueno, todavía hay enfrentamientos. Se quedó muy dolido y se lo tomó mal. Todavía sigue con la falta de respeto al Tenerife y la afición, diciendo que estábamos comprados.”

-¿Hubo primas y otros parentescos?
“Yo no me enteré, era el más joven. Pero Redondo, hace poco, le respondió a Buyo que él tampoco. Así que nada de nada”.

-Fernando Redondo era un príncipe en el campo.
“Era muy elegante. Un futbolista de primera clase mundial. Yo creo que ha sido el mejor jugador de la historia del Tenerife. Él está al corriente de mi proyecto, como Valdano, Heynckes, Mata, Marioni…”.

-Kissinger le habló a José Carlos Francisco (presidente de la CEOE) del Tenerife de Redondo.
“Fuimos muy importantes. Ricardo Melchior me dijo que en un pueblo de la selva de Colombia le hablaron del ‘Tenerife que juega en Europa.”

-¿Se puede volver a levantar la marca?
“Ese es mi sueño. Me he preparado para dirigir una empresa deportiva. Y he vestido esta camiseta. No es obligatorio, pero es más difícil que me engañen. Con Redondo, Pizzi, Felipe…, Valdano de entrenador y Javier de presidente, todo llamaba a la grandeza. Hoy hubiéramos jugado la Champions. Hay que recuperar el tiempo perdido, volver a ser portada en los diarios deportivos. Con un proyecto sólido, podemos volver a ser grandes en España, en Europa y en el mundo”.

-Acaso para Concepción sanear el club fuera su liga.
“No le niego el mérito, aunque en buena parte lo haya hecho a costa de vender el patrimonio. Es un club económicamente estable, pero sin proyecto deportivo. Empezó bien, porque surge de un paso al frente para salvar el club. Pero han intentado perpetuarse. El Tenerife no puede conformarse en Segunda B. Su sitio está arriba”.

-¿Recuerda la sensación de un ascenso a Primera?
“La viví con Rafa Benítez. Fue lo más importante que hice en mi vida deportiva y ahora es mi objetivo número uno”.

-¿Cómo se asciende?
“Con la grada. Vamos a bajar los abonos para llenar el estadio: el 5% la de Tribuna; 12% San Sebastián; 24% Herradura y 25% General de pie. Yo añoro en el estadio el sentimiento tinerfeñista que mamé y que hace que este equipo respire y camine. Con 15.000 personas en las gradas es difícil que el equipo pierda. Lo dice alguien que lo sabe bien”.

-No parece entusiasmarle la idea de un nuevo estadio.
“Sería un gran error. Lo que hay que hacer es devolver el escudo al equipo y al estadio. Se lo quitaron a la gente diciéndole que el club era de 10 empresarios. Hay que poner murales y cubrir los pasillos de historia para que el jugador salte al campo motivado”.

-¿Martí con usted seguiría en el banquillo?
“Claro, se ha ganado la renovación”.

-Guy Roux entrenó durante más de 40 años al Auxerre, un viejo conocido suyo.
“Era un caso único. Pero la identidad del equipo giraba en torno a él, y yo prefiero que el Tenerife tenga su identidad, la que prescribió Valdano: con balón y ofensivo. Y que el técnico se atenga al guion”.

-Es curioso que Pier, un hombre de la factoría de Valdano, jugara en la selección española de Clemente.
“Me llevó dos veces, una jugué contra Macedonia y la otra me lesioné. Ser internacional es el techo”.

FRAN PALLERO
FRAN PALLERO

-El candidato de las dos ligas del Madrid.
“Eso me acompaña. Yo, que no tuve títulos, las celebro como tales. El primer año jugamos por honor y ganamos. El segundo, por entrar en Europa y hacer historia. ¡Ese estadio a reventar! Lo que antes comenté. Ganamos 2-0. Haremos un Museo del club”.

-Hinchas blaugranas venían a cortar césped, el fetiche de esas ligas.
“A gente de Barcelona que ha querido sacarse una foto conmigo en la portería donde le metí el gol a Buyo, no los han dejado porque me tienen por un enemigo”.

-La Isla era un escaparate.
“Valdano hablaba de que aprovecháramos el foco mediático mundial. Fue una doble oportunidad y todos dimos un salto en nuestras carreras”.

-Eran la bestia negra del Madrid.
“Es que no solo fueron las dos ligas; en el Bernabéu los eliminamos en la Copa del Rey (0-3), y después quedamos quintos, el Madrid sexto y los dejamos fuera de Europa. Sí, el Tenerife era un equipo odiado por el Madrid”.

-¿Messi o Ronaldo?
“El mejor del mundo es Messi”.

-¿Por qué fue delantero?
“Empecé de niño de defensa hasta que encontré mi sitio. El delantero goleador tiene un gen y el gol es la vida. Si no tienes gol estás muerto”.

-Dice Iniesta que el secreto es pensar más rápido.
“Hugo Sánchez adivinaba la jugada. Iniesta es igual, porque esa es la escuela del Barça”.

-¿Si es presidente creará una escuela?
“La Ciudad Deportiva tendrá una residencia y una escuela de fútbol para la base, y abriremos otra en África, con el Cabildo y el Gobierno. Futbolistas africanos se cotizan alto en Francia”.

-¿Pensó en unirse a Paulino Rivero?
“Lo he visto varias veces y se llegó a comentar. La pena es que no lo dejaran presentarse por incompatibilidades que no quedaron claras. Seguro que habría querido hacer otra cosa. Concepción y Amid apostaban por él y ahora dicen que no, y repite Concepción que es más de lo mismo y nos esconde la lista de accionistas. Pero al pequeño y mediano accionista lo vamos a buscar por toda la isla. Muchos no saben siquiera que lo son. El presidente de los veteranos se equivoca entrando en el consejo de Concepción; debería ser neutral. Respecto a Quintero, es un legítimo aspirante, pero no comparto su proyecto”.

-¿Descarta un pacto con Concepción?
“No casa con lo que nos mueve, que es el cambio”.

-¿Qué modelo de equipo de los tres grandes prefiere?
“El del Atlético de Madrid. Pelear por lo más alto. No su idea de fútbol. Mi carné futbolístico es el que expidieron Valdano, Heynckes y Oltra”.

-¿Había un estilo Pier de galgo de cabeza vendada?
“Eso fue en la Copa del Rey frente al Sabadell, con N’Kono de portero. Tengo esa foto, tirándole un penalti con la cabeza vendada en el Tenerife. Peleaba, iba a por todas y terminaba con la cara llena de cicatrices”.

-¿Conoció la palabra miedo?
“El delantero que lo niegue, miente. Hubo épocas en que tuve miedo a fallar. Pero el miedo a los rivales desapareció cuando llegó Valdano”.

-¿Ramos tiró el penalti a Croacia con miedo?
“Yo tiraba penaltis a un lado y media altura. Debe tirarlo el que intuya que va a meterlo. Pero tengo buenas vibraciones sobre España en la Eurocopa”.

-Mañana, Italia. ¿Del Bosque indultará a Pedro tras condenarse?
“Va a tener su momento. Es duro no tener minutos. Está acostumbrado a jugar y ser importante. Lo entiendo perfectamente. Y es bonito que le haga ilusión terminar en el equipo de su isla”.

-¿El Leicester, blanquiazul, es fuente de inspiración?
“Claro, es el triunfo de la fe. Ganar la Premier League siendo un modesto, es algo incierto que se vuelve real”.

-¿Aquel Tenerife pensó en ir a por la Liga?
“Hubo un momento en que Javier pensó eso. El Depor, que iba a la par, lo consiguió. La historia decía que también podíamos y la prueba es que con Heynckes se acarició la Copa de la UEFA”.

-¿Cuál fue la mayor oferta de su carrera?
“Cuando jugué el Mundial juvenil, en 1991, tuve la posibilidad de ir al Barça con Johan Cruyff, pero mi cláusula era alta y el Tenerife no me soltó. Después, Luis Aragonés me llamó personalmente para ir al Atlético de Madrid. Javier era muy duro a la hora de negociar. Estando en el Betis, tuve ofertas de equipos ingleses, pero nos ponían cláusulas de 2.000 millones de pesetas”.

-¿Lopera era trigo limpio?
“No cumplió su palabra conmigo. No era un tipo de fiar”.

-Decía: “Barata juega con el pasaporte de un muerto”.
“Cuando el Betis se jugaba el ascenso con el Tenerife. Se quedó fuera el Atlético de Madrid, que habló del infierno de la Isla.”

-¿Usted cree que hay corrupción futbolística?
“El fútbol no está exento de lo que pasa en la sociedad. Creo que la hay y que aflorará”.

-Tras 25 años, se sigue hablando de su gol a Buyo.
“El padre de Redondo, después del partido, me dijo: ‘Nene, dentro de 10 años se van a acordar todavía de tu gol’. ¡Pues han pasado casi 25 y aún se habla de aquello!”.

: “¿Pier Luigi? Pedro Luis”
Pier sitúa los primeros recuerdos de la infancia en el Puerto de la Cruz, donde alarga su sombra el Brexit, que era un lugar más propio de un turista inglés que de un italiano de Roma como él. Su familia se mudó al solárium cuando Pier tenía seis años, siguiendo los pasos de los abuelos paternos, que se habían instalado en la zona del Botánico. Eran los años de esplendor. El Puerto despuntaba en el mapa con vitola turística, aupado a una genialidad de César Manrique: el Lago Martiánez. A finales de los 70, el portuense era un ciudadano cosmopolita, que se cruzaba en la calle con extranjeros como en un hotel de babel de guiris y peninsulares insolados pese a la amable panza de burro. “Iba solo por la calle, libre y seguro, entre tanta gente, cuando era niño.” Pudo haberse dedicado a la esgrima, como su padre y uno de sus dos hermanos, y la practicó, hasta que el fútbol lo puso entre la espada y la pared y siguió la huella genética de un tío que jugó en los filiales de la Juve. Siendo juvenil del Tenerife, Miera lo subió al primer equipo, pero no tenía la nacionalidad española. Cuando cumplió los 18 y Azkargorta lo quería hacer debutar (Rommel, El Gharef y Guina copaban las plazas foráneas), con las prisas del papeleo (“era un viernes y jugaba el domingo”), le tradujeron hasta el nombre en el DNI. ¿Pier Luigi? Pedro Luis”. ¿Hispano-italiano? Ranillero.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos: HENRY SICILIA: “El plátano canario se enfrenta a una bomba con Ecuador y a un tsunami desde África”

 

Foto FRAN PALLERO
Foto FRAN PALLERO

Por CARMELO RIVERO

 

Nos enfrentamos a una bomba y un tsunami a la vez”. Está a punto de caer una bomba sobre el plátano canario, del que dependen 14.000 puestos de trabajo: la invasión de las bananas de Ecuador en Europa, antes de diciembre, con aranceles preferenciales. Pero eso no es todo. La banana africana crece como un “tsunami”, y entra en los mismos mercados sin barreras. Henry Sicilia, nuevo presidente de Asprocan, no se muerde la lengua. En la entrevista que concedió a DIARIO DE AVISOS explica por qué el sector no va a poder dormir tranquilo de aquí a 2020. El plátano centenario, que irradia una enorme influencia sobre buena parte de nuestra economía, se la juega. Hijo de agricultores palmeros que emigraron a Venezuela, asume la batuta de la organización agrícola más poderosa de Canarias, que agrupa a las seis productoras de plátanos de las Islas, con este toque de queda: “El sector está unido, y debe llevar esa unión más allá”. Se trata de un sector clave que condiciona sobremanera la vida de islas enteras como La Palma. Todas, salvo Fuerteventura y Lanzarote, tienen tradición platanera, y constituyen la principal región productora de Europa. “La crisis del plátano no ha llegado todavía. Está por llegar, y hay que hacer algo antes de que sea tarde”, recalca este discípulo de Leopoldo Cólogan, que hasta abril lideró durante nueve años la patronal agraria regional Asaga, antes de coger el testigo de Santiago Rodríguez al frente de Asprocan.

-Es la primera vez que ponen el acento en la banana de África.

“Se trata del fenómeno más reciente. Empresas de origen francés -Martinica, Guadalupe…- se han ido estableciendo en Camerún, Costa de Marfil…y siembran con una ventaja: esa banana entra libremente en Europa, sin aranceles, cupos ni contingentes.La banana africana crece a pasos agigantados. El año pasado en Camerún aumentó en mil hectáreas nuevas. Están invirtiendo en infraestructuras ferroviarias para exportar a Europa. Estamos seriamente preocupados. Es una competencia tsunami. Nosotros vendemos en el resto del Estado y un poco en Portugal. Somos una marca cotizada, pero corremos peligro. Necesitamos ser más eficientes y nuestra gran baza es la Indicación Geográfica Protegida (IGP), el sello de calidad único en el mundo, que nos ha concedido Europa y que, después de tres años, ya se aplica plenamente”.

-No les ayuda que EE.UU. esté pidiendo a Europa que elimine esas marcas alimentarias en el futuro tratado de libre comercio (TTIP).

“La IGP es nuestra salvación. Ese sello nos permite batallar con los lobos del mercado para que a los consumidores no los engañe nadie con la pegatina de ‘Plátano de Canarias. No podemos permitir que la marca en la que hemos invertido tanto los productores se la puedan cargar. Estamos luchando en reuniones en Europa para no volver a ser moneda de cambio en los grandes acuerdos de libre comercio”.

-¿Ante el 26J, qué demanda a las fuerzas políticas?

“Que incorporen el plátano a las ayudas al transporte de mercancías entre Canarias y la Península, a través del Ministerio de Fomento, con su ficha financiera, para no mermar recursos de otros sectores”.

-¿Con Ecuador empezó la cuenta atrás?

“Estamos en los meses críticos previos a esa decisión crucial. Ecuador presiona para que Europa autorice antes de diciembre que sus bananas entren con aranceles preferenciales, como Perú y Colombia. Entrarían como Pedro por su casa. Es un gigante bananero, que no cumple nuestras exigencias sociales, fitosanitarias y fiscales. El peligro es grave. Nuestros 400 millones de kilos frente a 5.000 millones de Ecuador. Arrasarían. Si Ecuador se sale con la suya, en 2017 nos invade”.

-¿Cómo se están defendiendo ustedes?

“Más unidos que nunca. Las seis OPP que formamos Asprocan (Coplaca, Agriten, Llano de Sardina, Cupalma, Eurplátano y Plataneros de Canarias) estamos dando la batalla, y esa unión hay que llevarla más allá. Hay medidas compensatorias y de corrección que estamos negociando. Ecuador empezó en 2010 pagando un arancel de 148 euros por tonelada: ahora ya va por 117, y el descreste iba a concluir en 2020 en 114 euros, pero aspiran, con muchas posibilidades, a pagar en diciembre 96 euros y que en 2020 queden en 75. Esta semana me voy a Bruselas. Si no actuamos rápido, en 2020 puede venir la auténtica crisis del plátano”.

-¿Qué pasará, exactamente, en 2020?

“Es el año clave, culmina el programa agrícola en vigor (2014-2020), las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) a todos los subsectores. Nuestro objetivo es salvar la ficha financiera de 141 millones anuales de ayudas al plátano. Ahora me reúno con la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea y con eurodiputados. En septiembre habrá una cumbre de la Asociación de Productores Europeos de Bananas (APEB), de la que soy vicepresidente, con la comisaria de Agricultura, probablemente en Alsacia. En 2020 nos la jugamos”.

-¿Corren peligro las ayudas al plátano?

“Pueden ser duraderas, pero tenemos que poder decirle a Europa, ‘oye, hemos hecho todo lo que estaba de nuestra parte”.

-¿España, el Gobierno de Rajoy, está con ustedes?

“Tenemos el apoyo del eurodiputado popular Gabriel Mato, y la ministra García Tejerina está al corriente. Pero las multinacionales europeas (algunas españolas) presionan para acceder a esos países a cambio de concesiones. La eurodiputada liberal francesa De Sarnez elabora el informe clave que se votará el 26 de septiembre. Le estamos dando nuestra información. Es una carrera contrarreloj”.

-¿Tras casi una década al frente de Asaga, coincide con el presidente de Cajasiete, Fernando Berge, en que hay un boom agrícola de inversión y tecnología?

“El viernes se celebró la Asamblea General de Asaga, con su nueva presidenta, Ángela Delgado. ¿Qué está pasando? Un cambio de modelo y de generación: de una agricultura artesanal que yo conocí a otra con I+D. Hay tres veces menos agricultores y se produce tres veces más. La primera vez que mi familia, que es de campo, compró papas en su vida fue en Venezuela. Aquí era de vagos tener que comprarlas. Hay un auge de frutas tropicales, como papayas y aguacates, que ya se exportan. Antes se enviaban a la Península en guacales las piñas de plátanos envueltas en pinocha y ahora un robot monta los palés. Tenemos potencial. ¡La tierra está ahí! Y llega gente universitaria al sector, que no significa que el mago sea una especie en extinción”.

Modern Bridesmaid Dresses
Foto FRAN PALLERO

-Defina al mago.

“Yo soy un mago que habla inglés. Y digo que soy un mago con orgullo. El mago trabaja y tiene palabra, estrecha la mano y vale más que una firma. Mis padres y abuelos han sido magos. Mi madre, con 82 años, se mete en la huerta a escarbar, a producir sus lechugas y acelgas”.

-¿El intermediario “en el negocio frutero” de la polka sabandeña ya es historia?

“Aún sigue ahí. El intermediario es el operador de maduración entre el productor y el distribuidor. Toda esa infraestructura todavía no está en manos del sector”.

-Por fin las dos marcas se hermanan: Plátano de Canarias y Turismo de Canarias. ¿Con qué fin?

“Traer turismo y vender plátanos en verano, cuando llegan frutas más frescas. Es una unión natural e inédita. La cuota de mercado de Plátano de Canarias es un 75%; la de Coca-Cola es del 55%. Todas las semanas entramos en 16 millones de hogares. Del 27 de este mes al 27 de julio sorteamos siete viajes en familia a Canarias con el ticket de compra en 7.000 puntos de venta, bajo un eslogan que nos aúna: El sabor que te lleva al mejor clima del mundo. Aprovecho DIARIO DE AVISOS para hacer un llamamiento a la coherencia: que cuando esos turistas lleguen encuentren plátanos de Canarias en los hoteles y restaurantes. No siempre es así”.

-En casa de herrero, cuchara de palo.

“Yo hago la prueba y en muchos sitios me dicen que no. Ahí nos gana la papaya. El todo incluido nos hace daño”.

-¿Es verdad que la fruta de postre tiene sus ‘lobos’ particulares: los lácteos envasados?

“Esa es nuestra pesadilla. A los jóvenes se les van los ojos a los yogures y natillas. Hay una guerra de hábitos entre frutas y plastificados.Nos ayuda la pirámide demográfica invertida, porque la gente mayor sigue consumiendo fruta de postre. Y en Navidad intentamos que los Reyes Magos y Santa Claus traigan plátanos, no solo turrón”.

-“Que tu alimento sea tu medicina”, decía Hipócrates, el amigo de las frutas. ¿Es tan rica la dietética del plátano?

“Voy a darle una noticia. Antes de un año,vamos a tener un dictamen científico al más alto nivel de todas las propiedades que contiene el plátano,a través de universidades especializadas en cáncer de colon y aparato digestivo, y otras disciplinas. El plátano tiene potasio, fibra, vitamina B6, manganeso y algo extraordinario: el aminoácido triptófano para la liberación deserotonina,que es un relajante cerebral, un antiestrés y sirve para el insomnio. Yo a veces bromeo diciendo que el plátano hay que venderlo en las farmacias”.

-¿A Hawking le van a regalar una manilla de plátanos? En Gran Canaria lo cubrieron de frutas y hortalizas.

“Por qué no, siempre buscamos oportunidades de impacto. ¡Y al Papa habría que enviarle plátanos también! Todos recordamos a los grandes tenistas con un plátano canario en el descanso de un Roland Garros”.

-Y a Dani Alves comiéndose un plátano lanzado por un aficionado racista, que desató una campaña viral.

“Para nosotros fue una reacción muy positiva, a partir de un motivo indeseable”.

-Cuando se le buscan los tres pies al plátano se dice que consume mucha agua. ¿Qué aportan a cambio?

“Eso era antes cuando se regaba a manta; ahora se ahorra. ¿Qué cosas aportamos en silencio? El abaratamiento de las importaciones. Gracias a que existe el plátano, son un 10% más baratos los productos de alimentación que se importan y un 4,8% el resto. El plátano hace que un colchón importado cueste un 4,8% menos. Porque los barcos no bajan vacíos. Según las universidades canarias, aportamos 171 millones de euros a otros subsectores económicos. El plátano crea 14.000 empleos directos e indirectos y mueve una masa salarial anual de 148 millones de euros. En el PIB parecemos nada, pero somos un montón de personas haciendo un montón de cosas en el mundo de la economía real”.

-¿Están justificadas las ayudas que reciben?

“Si hay algo en lo que Europa se puso de acuerdo fue en la Política Agrícola Común (PAC), el mayor presupuesto europeo, porque es un sector estratégico: producir comida. La PAC reparte 52.000 millones de euros anuales entre 15 millones de agricultores y ganaderos europeos. A España corresponden 3.680 millones anuales, y a Canarias 282 millones. El plátano recibe la mitad, 141 millones, porque es el 50% de la producción, con 400 millones de kilos al año desde el 88. Dependemos de la climatología. Este año, sin invierno, ha sido complicado: el cuatrimestre de mayor producción del último decenio, y hemos logrado vender 18 millones de kilos más que el año anterior, gracias a un gran producto y un sector organizado”.

-Y a costa precios más bajos y quizá un año sin beneficios.

“Es la ley de la oferta y la demanda, pero hay que hacer cuentas al final del ejercicio, porque también has vendido más”.

-¿El cliente peninsular es fiel al plátano canario?

“Tenemos un cliente fidelizado, que pide nuestro plátano con pintas aunque cueste 60 céntimos más que la banana. Los chinos meten bananas en sus tiendas de cercanía hasta que el cliente les reclama plátano canario”.

-¿Qué piensan hacer si la producción sigue en aumento?

“Teniendo una cuota del 75% del mercado peninsular, daríamos pasos en el extranjero a sitios no lejanos con redes de maduración. Los mercados hay que mantenerlos las 52 semanas del año. Porque los lobos están en la puerta con la banana del área dólar o la africana, y se meten. Vamos a ver qué nos dicen los expertos en mercados internacionales. De momento, es un escenario de excedentes”.

-¿Ya no se tiran plátanos a los barrancos?

“Gracias a Dios, hemos desterrado la pica. Donamos a bancos de alimentos: cuatro millones de kilos ahora y otros tantos a ganaderos, bajo regulación, con inspecciones de la UE. Te reconocen el volumen en tu histórico de producción para mantener las ayudas. Antes, si había excedentes, se le daba el volquete en los barrancos. Hoy se ha puesto sentido común y social”.

-¿El plátano tiene larga vida pese a la maldición del monocultivo: caña, viña y cochinilla?

“Yo me caracterizo por ser positivo. El enfoque de Europa es lo que ellos llaman el 70-30. Nos dicen a agricultores y productores, sáquenle el 70% al mercado, y el 30% se los podemos dar en ayudas. Esto no va a desaparecer”.

-¿Encuentran apoyo en el Parlamento Europeo frente a los lobos, como usted dice?

“Sí, estamos de guardia permanente con los europarlamentarios. El sector agrario tiene que estar muy pendiente de los despachos, porque decisiones tomadas a miles de kilómetros de aquí nos cambian la vida”.

-De lobos a lobbies. Les tachaban despectivamente.

“El lobby no es algo peyorativo. En Europa se funciona así y es como se mueve nuestra competencia. Decir que tuvimos oficina en Bruselas antes que el Gobierno de Canarias parece una chulada, pero es la realidad”.

-Usted estuvo en las quinielas para ser consejero de Agricultura en el Gobierno de Clavijo.

“Algunos dan tu nombre, a veces para quemarte. Pero la realidad es que yo no tengo el más mínimo interés en entrar en política”.
-Leopoldo Cólogan fue su Vicente del Bosque, el que lo seleccionó.

“Sí, él me sacó de la cantera de líderes del sector, cuando yo era secretario de una cooperativa y asistía a las juntas de Coplaca. Leopoldo fue el gran visionario que las veía venir: la entrada en Europa, la llegada de la gran distribución, el asociacionismo, la APEB… Todo el plantel profesional que ha dirigido Santiago hasta mi llegada en Asprocan es, fruto de esa escuela, de primer nivel”.

-A falta de Alonso Arroyo -jubilado-, Narvay Quintero y Abel Morales cubren las expectativas del sector?

“A Arroyo vamos a rendirle pronto un reconocimiento del sector agrario, que es de justicia. El nuevo equipo del Gobierno canario está
haciendo un buen trabajo. Si hay que ponerles nota, estoy dispuesto a darles un notable”.

-¿Cuál es el talón de Aquiles del sector?

“Si exceptuamos la campañas de publicidad, somos buenos productores, pero malos comunicadores”.

-¿Cuánto pone cada productor para esas campañas de éxito?

“Cada uno pone por cada kilo comercializado un céntimo”.

Los lobos

El plátano, todo un fetiche en el fabulario colectivo, se enfrenta a los “lobos” de la competencia, según el símil del nuevo líder de los plataneros canarios, que defiende una ética del mago -”trabajo y seriedad”-como la mejor defensa. Hay una querencia rural que se forja en la niñez cuando el abuelo ordeña la cabra con el nieto para que tome leche con gofio antes de ir al colegio en Breña Baja (La Palma). Esas raíces fijaron un talante en Henry Sicilia, pese a que -hijo de palmeros emigrantes- nació en un pueblo costero, Coro, en el istmo de los médanos del estado Falcón (Venezuela), cerca de la península petrolera de Paraguaná, donde el nombre Henry estaba de moda. Henry no les chocaba en la Universidad Tecnológica de Tennessee, donde hizo el posgrado en Comercio tras estudiar Empresariales. Habla inglés, que ayuda a negociar en Bruselas. Cuando en los años 90 murió el padre, don Gelasio, de los cuatro hermanos le tocó a él ponerse al frente de las plataneras familiares, que pronto concilió con el ganado porcino. La madre, María Gloria, le escachaba de niño galletas María con plátanos, cuando no los mezclaba con gofio. Ahora la escena se repite con los nietos en casa. Y otro tanto sucede con Plátano Baloo, la canción que los padres evocan con sus hijos en la nueva promoción de la fruta, tras el reestreno de El Libro de la Selva, de Disney. El pequeño Mowgli ideado por Kipling, no teme a los lobos, que lo protegen. Los del plátano son lobos con piel de cordero.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos/JUAN CARLOS MONEDERO (Podemos): “Pedro Sánchez va como un pollo sin cabeza”

 

monedero sillon

 

Fotos: ANDRÉS GUTIÉRREZ

Por CARMELO RIVERO

 

“¿Por qué les acusan de financiación iraní?” Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, responde: “Es, tras Venezuela, el otro coco. Tenemos los peores amigos del mundo. Esa es la imagen que se quiere dar de nosotros”. Esta ha sido la semana de Unidos Podemos, segunda fuerza en la encuesta del CIS tras el PP. El sondeo otorga verosimilitud a la conjetura preferida de Pablo Iglesias para el 26J, el sorpasso, al aventajar al PSOE, que es tercero. El programa de Podemos, editado como un catálogo de Ikea, es mirado con lupa, ante su ascenso en los primeros compases de esta segunda vuelta de las elecciones de diciembre.

La campaña electoral, iniciada el viernes, con la dramatización de esa pugna en la izquierda -dos partidos se arrogan la socialdemocracia- reproduce algunos estigmas del 20D respecto a Podemos, como sus nexos con Venezuela e Irán. En esta entrevista, uno de los padres de Podemos, Juan Carlos Monedero, profesor titular de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid y autor de una veintena de libros, revela su enfrentamiento y reconciliación con Hugo Chávez, y hace este diagnóstico sobre su rival más directo: “El PSOE desaparecerá. Pedro Sánchez va como pollo sin cabeza”

El debate a cuatro que se televisará hoy es la primera prueba de fuego. En el diálogo con DIARIO DE AVISOS, Monedero -que protagonizó en abril un Punto de Encuentro con empresarios organizado por este periódico- responde a las cuestiones cardinales del momento. El politólogo afín a la revolución bolivariana declara: “Si Naciones Unidas opina que en Leopoldo López hay una detención forzosa, sería exigible su puesta en libertad”.

-Cuénteme la verdad acerca de su relación con Chávez.
“Lo conocí y lo asesoré. Chávez me pareció siempre una persona excepcional. No solo sacó a Venezuela del agujero en que la metió el turnismo adeco-copeiano, sino que sacó a América Latina de su postración. Sin Chávez es difícil imaginar a Lula en Brasil, Evo en Bolivia, Correa en Ecuador, Kirchner en Argentina… Recuperó la OPEP y rescató al continente subiendo los precios de las materias primas, que posteriormente se hundieron. ¿Qué pasaría en España si perdiéramos el 80% del turismo? Tenía una concepción regional, como Altiero Spinelli o Schuman respecto de Europa. En su queja desesperada antes de morir, ‘necesito más tiempo’, se daba cuenta de que la cultura política de un país no se cambia en 10 años”.

-¿Se dejaba asesorar?
“Tuve con él una discusión fuerte en 2010, porque le dije que había un problema de hiperliderazgo, donde Chávez tenía que atender hasta los baches que había a la salida del Palacio de Miraflores. Fidel Castro le regañaba: ‘No eres el alcalde de Venezuela, eres el presidente’. En esa reunión planteé que nadie hacía su tarea, esperando que él tomara la iniciativa. Una empresa no funcionaba porque el presidente no había firmado el punto de cuenta para ponerle el nombre. Discutimos, se enfadó conmigo y decidí abandonar mi aventura venezolana”.

-¿Así terminaron?
“Dos años después, regresé, cuando enfermó. Intervine en un programa a las seis de la mañana y entró una llamada con su voz inconfundible diciendo desde Miraflores, ‘querido Juan Carlos, ¿cómo estás?’, y reconociéndome en público que tenía yo razón en lo del hiperliderazgo. Yo le vi llorar por la lentitud del proceso. Venezuela perdió un líder descomunal. Y América Latina”.

-¿Qué opina sobre los presos de Venezuela y, en particular, sobre Leopoldo López?
“Si en España alguien, la noche de las elecciones, hubiera llamado a desconocer el escrutinio electoral y a generar disturbios, incendios y 43 muertos, estaría en la cárcel. Si los organismos de Naciones Unidas opinaran que en el caso de Leopoldo López hay una detención forzosa, sería exigible su puesta en libertad. Aznar mandó, en el 98, para ayudar a Irene Sáez, que contendía contra Chávez, a Moragas, Pedro Arriola y Francisco Correa, el de la Gürtel. Que lo explique”.

-Por haber asesorado a Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua dimitió en Podemos.
“Yo he sido consultor internacional y llevo 24 años dando clases. Para poner en marcha La Tuerka en Internet logro un encargo del Banco del ALBA y tributo legalmente por dividendos; ante el jaleo, decido hacer una complementaria y tributar por IRPF. Aznar no lo hizo y Hacienda lo multó. Soraya Sáenz de Santamaría dijo que si la gente fuera como yo no habría hospitales, y Antonio Hernando (PSOE), que yo era el Bárcenas de Podemos. Me parece genial que Aznar denuncie a la Agencia Tributaria por revelación de secreto, pero es un vivales, que nos mete en la guerra de Irak, construida mediáticamente por Murdoch, quien lo recompensa en el consejo de News Corporation”.

AG - JUAN CARLOS MONEDERO - 01.JPG

 

-Murdoch, el Ciudadano Kane de la guerra de Irak.
“Los protagonistas de la foto de las Azores forman parte de un mismo entramado. Blair también trabaja luego con Murdoch. Y a Durão Barroso, que presta las Azores, lo nombran presidente de la Comisión Europea”.

-El promotor inmobiliario franquista Ambrosio Jiménez, que simpatiza con ustedes, dice que le recuerdan el miedo a Felipe González en el 82.
“Hay gente que se asusta. Gente mayor y en zonas rurales. Dicen que somos el lobo”.

-¿Surgirán más partidos emergentes?
“No lo veo, salvo un partido de inmigrantes. Confluencias, sí. Del PSOE ya nos vienen”.

-¿Cómo ve al PSOE?
“En franca disolución, con cinco millones menos de votos al final del bipartidismo. Está a expensas de Ciudadanos, que ha bailado la yenka. Como tendencia, ha caído en las zonas más dinámicas de España: Madrid, Barcelona, País Vasco. En Valencia y Canarias nos votan más que a ellos. Una extinción casi biológica”.

-¿El sorpasso cuajará en estas elecciones?
“No me gusta esa expresión, tiene connotaciones antiguas. Creo que la desaparición del PSOE es útil, pero no es una buena noticia. Un ministro alemán del SPD, que vino a conocernos, nos veía como unos nostálgicos socialdemócratas. Le reproché que gobiernan con Merkel y me contestó: ‘Yo no vivo del pasado’. Es la actitud de la socialdemocracia europea condenada a desaparecer”.

-¿Son, entonces, un partido socialdemócrata?
“Decía Hegel que en la síntesis hay parte de la tesis y de la antítesis. En Podemos tiene que haber una parte de la memoria de la izquierda tradicional, que hay que reinventar siendo menos dogmáticos. Algunas etiquetas solo tienen un aire de familia: ¿qué es la clase trabajadora? En Francia una parte de ella vota a Le Pen. ¿Qué es la izquierda? Lassalle, Olof Palme, Anguita, González, Pol Pot… Son conceptos agotados”.

-¿La coalición con IU complementa o escora a Podemos?
“En IU todos no son Garzón. Reconozco mi temor a los lastres de una izquierda derrotada. Perderíamos magia. Creo que IU suma y complementa. Pero no tengo claro si también nos escora hacia una izquierda tradicional”.

-Su amigo Llamazares se opone a esa alianza. Anguita, con quien hizo un libro, la avala.
“A Gaspar, con todo cariño, lo veo errático. Julio, como el buen vino, envejece bien. Fue siempre rehén de la maldición de Casandra: saber lo que iba a ocurrir sin convencer”.

-¿Por qué González no los traga?
“Porque Pablo y yo le recordamos sus sueños traicionados, le hacemos ver su estercolero”.

-¿Fue un error de Iglesias desenterrar la cal viva?
“Seguramente, no lo volvería a decir, sino le recordaría que es un lobista. Pero hay una gran hipocresía en España, donde ponemos en el Facebook nuestra mejor foto. Es difícil entender una transición ejemplar con 120.000 asesinados en las cunetas por defender la Constitución del 31 contra un aliado de Hitler como Franco y el palmarés terrible de ser el primer país del mundo, tras Camboya, en fosas comunes. Como plantea Cercas en Anatomía de un instante, Tejero nos hace mejores, pero no a todos antifranquistas. González fue el que dijo, me presentaron un papel para si quería volar a la cúpula de ETA. ¡Ah, había guerra sucia! Recordar los GAL y la cal viva implica un debate moral que disturba la placidez de la memoria”.

-¿Cuál es la postura de Podemos sobre el terrorismo?
“Si decías que ETA asesinaba por motivos políticos, te demonizaban, cuando el diccionario de la Real Academia nos da la razón. Pongamos rigor. Otegui no es Mandela, pero quien niegue que colaboró en el proceso de paz miente. ETA ya no mata, lo cual celebro y lo que espero es su desaparición absoluta. Y luego está el yihadismo. No pretendemos desmilitarizar Canarias, sino que las Islas no se usen para operaciones de castigo. ¡Qué necesidad, viviendo del turismo! Queremos terminar con el terrorismo islámico, atacando su financiación y la venta de armas. Eso lo silencia el pacto antiyihadista. Y Rivera diciendo, ‘sí, hay que bombardear’. Yo le digo, ponte tú la camisa caqui y vete a bombardear”.

-El PP le pidió en 2003 cinco años de cárcel.
“Me denunciaron porque los estudiantes que hacían la página noalaguerra.org llamaron cómplices de asesinato a los diputados que votaron intervenir en Irak. Me pidieron los nombres y no los di. Uno tiene contradicciones, pero también dignidad. Fue sobreseído”.

-¿Por qué les acusan de financiación iraní?
“Es, tras Venezuela, el otro coco. Tenemos los peores amigos del mundo. Esa es la imagen que se quiere dar de nosotros. Todas las denuncias han sido archivadas, y el que las promueve, Manos Limpias, está en la cárcel. Yo era una persona normal a la que un día le llovieron las querellas. Me pasa como a Gila, que me fusilaron mal”.

-¿Qué porvenir le augura al Partido Popular?
“Representa el orden establecido, con cuatro millones menos de votos y una capacidad vehemente de subsistir. No les va a pasar lo que a UCD. Ejecutarán a quien sea y se renovarán con una fuerte carga generacional”.

-Maroto, Pablo Casado…, asoman los delfines.
“Pero no es gente nueva, son profesionales burócratas del viejo bipartidismo. Todos, ¡eh! César Luena, Susana Díaz, Sánchez, Hernando. Casado aparece de intermediario de Aznar en negocios con Gadafi. La renovación de la derecha se hará con mujeres jóvenes del tipo Andrea Levy, y, más allá, Inés Arrimadas o Villacís, aunque esta es más cínica”.

-¿Y en el PSOE?
“Pedro Sánchez está muerto. Va como pollo sin cabeza. Recuerda a la película Doce del patíbulo, de unos condenados a muerte en la Segunda Guerra Mundial, a los que ofrecen una misión suicida: si sobreviven, los indultan. Se lo van a cargar. Se echó en brazos de Ciudadanos y traicionó su programa como traicionó a Rubalcaba. Susana Díaz, a su vez, traicionó a Griñán, que al parecer es un tipo honesto. El PSOE suena más al Pasok. Es más fácil que sobreviva el PP y que el PSOE se transforme en otra cosa”.

-Podemos llegó a ser primero en intención de voto (CIS, octubre de 2014). Economía, corrupción, ¿qué manda esta vez?
“Las explicaciones que dé cada cual de estos meses”.

-¿La carga de la culpa?
“Pedro Sánchez decidió hacerlo con Ciudadanos y no con nosotros”.

-¿Confían en gobernar?
“Es una probabilidad muy alta. El que tengamos más votos que el PSOE es la única alquimia capaz de conciliarlo con sus postulados socialdemócratas, como en Madrid y Barcelona”.

-¿Qué tienen pensado hacer?
“Si necesitamos al PSOE y quieren entrar en el Gobierno, no debe haber problema”.

-¿Pablo Iglesias será presidente?
“Claro, es uno de los líderes más luminosos de la política española”.

-¿Usted le puso un defecto: “soberbia intelectual”?
“Todos los profesores somos soberbios. También señalo sus virtudes. Una fascinante capacidad de trabajo. Mucha frescura. Y talento para conciliar”.

-¿Con cuál reemplazó a Sergio Pascual por Echenique?
“Con las tres. Un acierto brutal. Sergio insistía en hacer un aparato y la locomotora se comía a los vagones, los círculos”.

-En esa crisis, Íñigo Errejón se volatilizó.
“Íñigo despertó de una ensoñación burocrática y tuvo una respuesta pueril, al decir, ‘ahora no respiro’. Y desapareció. Luego hizo la lectura correcta: Podemos es más grande que nuestros desencuentros”.

-¿Se sintió un apestado cuando le señalaban desde dentro?
“Sí, sí. Me dolía que algunos creyeran que si yo desaparecía se terminarían los problemas, como se ha visto”.

-Un año después de salirse, ¿cuál es su papel?
“Como diría Zygmunt Bauman, soy un dirigente líquido”.

AG - JUAN CARLOS MONEDERO - 02.JPG

-¿Mosca cojonera, el no-candidato que agita?
“No tengo interés en serlo. Discutimos mucho. Hay un libro en el que lo hacemos, pero la gente no lee. Soy amigo de Platón, pero más amigo de la verdad. Dicen Monedero es el radical y Podemos es Monedero. Quedan como idiotas. No tengo cargo, no me reúno con nadie, salvo con mis amigos”.

-¿Con Pablo Iglesias?
“Claro. Es mi amigo”.

-¿No tanto con Íñigo?
“También le veo”.

-¿Era buen alumno?
“Muy bueno. No deja de hacerme gracia que él parezca el moderado y yo el radical, cuando yo era el profesor que lo templaba”.

-¿Por qué Juego de Tronos es un referente?
“A mí no me gusta, es como Gran Hermano, pero con un enano maquiavélico. A Pablo y a Íñigo les encanta”.

-¿Es terrible el ocaso de Europa?
“Ya tuvo su agujero en los 30 y la situación es parecida. La salida natural del capitalismo en crisis en Europa es el populismo de ultraderecha, xenófobo y autoritario”.

-¿Hitler está amortizado?
“Decía Galbraith que la memoria del último timo piramidal dura 15 años, y recaemos. Hay un 20% de fascismo en Europa. El 80%, o se moviliza, o el 20% te rodea y te remata”.

-¿Entre Tsipras y Varoufakis, con quién se queda?
“Varoufakis se equivocó saliendo del entorno del Gobierno griego. Lo que le da miedo al poder es disputarle el poder. A medio y largo plazo con ideas y movilización, y a corto, ocupando los palacios de gobierno”.

-¿El asalto al cielo marxista a quién se debe?
“Eso es muy 15M. Es una expresión clásica de la poesía alemana, que la recoge Marx en una carta a Kugelmann para explicar lo que habían hecho las locas y los locos maravillosos de la Comuna de París de 1871. ‘Quisieron asaltar los cielos’, dice; luchaban contra Bismarck y Versalles. Estaba escrito que iban a ser derrotados, pero qué hermosura lo que intentaron. Como dice Pablo: ‘Salimos a ganar”.

-¿Y a quién se le ocurrió ponerle proa a la casta?
“Creo que fue él, Pablo. Impugnar el lenguaje”

-El gobierno de las palabras, titula uno de sus libros. Cinco años del 15M y medio lustro de Podemos.
“Un día registramos el partido Pablo, Carolina y yo. Así empezamos. La pregunta no es dónde está el 15M, sino dónde no está”.

-¿Sin Internet habría existido Podemos?
“Los jóvenes están en Internet. Sin ese dónde habría sido imposible”.

 

“DÉJATE DE TONTERÍAS”
“Un hombre trabajador, bueno y sabio”. El padre de Juan Carlos Monedero es de derechas. El entrecomillado es del presidente de Vox, Santiago Abascal, en Twitter. “Pero mi padre llegó a estar próximo al PSOE, algo lo desencantó, y cuando ganó el PP en Madrid, pensó que si se hacía del PP le iba a ir mejor”. Pensaba en su bar y tienda de ultramarinos, “un caso clientelar clásico”. Salvador Monedero, de Asturias, conoció a su mujer, Flora Fernández, de La Mancha, en Madrid, y con su negocio sacaron a media docena de hijos adelante, que ayudaban repartiendo pedidos. “Mis padres siempre fueron generosos. Era una tienda que fiaba, y a casa acudía gente a que mi madre les diera una bolsa de comida”. Un día, aquel pequeño comerciante, “una persona de orden”, se convirtió en oyente de Jiménez Losantos e inició una deriva hacia las antípodas de su hijo el politólogo de Podemos. “Pero a él le parece bien lo que hacemos, siente rabia hacia los sinvergüenzas”. ¿Qué necesita un hombre a los 84 años? “Que le den cariño, mi deber es quererle y cuidarle”. Un padre que sonríe en las fotos, “conservador en sus costumbres, eso sí. Yo siempre le decía que me había echado un novio y se enfadaba: ‘Juan Carlos, déjate de tonterías”.

 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Por qué no me callo. HAWKING Y EL OJO DE DIOS

Garik Israelian, Stephen Hawking y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso/nacion.com

Garik Israelian, Stephen Hawking y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso/nacion.com

 

John Beckman, que fue compañero de clase de Stephen Hawking en Oxfod, me comenta que el físico teórico que ahora ‘regresa’ a las islas, como un candidato celestial a apaciguar las fieras que debaten a cuatro como si fueran los cuatro jinetes del Apocalipsis, solía, como él, parar más en los saraos que en las clases tediosas de la universidad, cuando no estaba atado a una silla de ruedas. Todos los alumnos eran ‘cerebritos’, ‘celebrities’ potenciales y ‘nobeles’ en ciernes. Pero Hawking era novelero y acaso este roce con la cumbre de premios Nobel que le va a homenajear en el sur le ayude a llevarse el ‘gato sueco’ al agua o al agujero negro. Si, además, Rebolo & Cia logran verle la cabellera cuántica a este último, de Tenerife al cielo. Un astrofísico armenio de armas tomar, Garik Israelian, alertado por su amigo Brian May (exQueen), se plantó un día en Cambridge y fichó para su Starmus al científico que es más famoso que la propia ciencia. Las grandes cosas son así: de andar por casa, dicho y hecho. Hawking hablará esta vez de inteligencia artificial, él la pone en cuarentena por si suplanta al hombre de mala manera. El robot es el Frankenstein socializado que va a trabajar y deja al amo en casa. A Hawking le preocupa ese mundo de Spielberg a ‘ciencia cierta’. Fue a verlo Israelian, que le da al jazz y al rock como busca exoplanetas, y se lo ganó con la hora de Greenwich, que es la canaria, y la sonrisa armenia. Así trajo a Neil Armstrong cuando lo trajo, que era como traer la huella del hombre en la Luna a las faldas del Teide. Ahora Hawking vuelve a casa por junio, calienta el sol y apetece, y este es al balneario de los ingleses; allá dejó a sus paisanos discutiendo del Brexit y se vino al 26J a ver el eclipse. Hay que darle la nacionalidad a Hawking, que es un amigo. A Nelson, que nos atacó, le dimos una calle. Nos hemos familiarizado con el Hawking ficcional y ahora pasamos de la película al reality de la ‘estrella’ galáctica. Hawking viene a que se le pegue el Nobel. La gente cree que Hawking está retirado, y no para de cocinar teorías no caiga esa breva y se lo den. Le pregunté a Cendagorta si le pusieron la placa solar prometida en su casa de Cambridge, y están en eso. Tiene Hawking un saldo evaluativo –como dicen las encuestas- muy alto, cosa que no los candidatos. Y ahora reta al robot. Hace doscientos años, en Villa Diodati, Lord Byron desafió a sus huéspedes, para vencer la claustrofobia del volcán –había una erupción-: que se ingeniaran una historia de terror. Fue cuando Mary Shelley creó al fulano Frankenstein en el sacrilegio del laboratorio cuando no sabíamos del genoma humano ni de coches sin conductor. Le disputó el copyright a Dios. Acabamos de ver el ojo de Dios fotografiado desde Vilaflor. Hawking sabe dónde se mete.

El astrofotógrafo alemán Fritz Helmut Hemmerich, que reside en Tenerife, ganó el título Astronomy Picture of the Day (APOD), que concede la NASA a la mejor imagen astrónoma del día.

El astrofotógrafo alemán Fritz Helmut Hemmerich, que reside en Tenerife, ganó el título Astronomy Picture of the Day (APOD), que concede la NASA a la mejor imagen astrónoma del día.

 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Soria emprende un viaje de tres meses a EE.UU., donde hará un curso en Harvard

JOSE MANUEL SORIA MANOS

 

El exministro José Manuel Soria inicia este viernes, 10 de junio -con la espoleta de la campaña electoral- un viaje, en principio, de tres meses a Estados Unidos para estudiar en un curso de economía internacional en la Universidad de Harvard. Fue otro viernes, el 15 de abril pasado, cuando bajó el telón de su carrera política y dimitió de modo irrevocable de todos sus cargos, envuelto en la polémica sobre los papeles de Panamá y su relación con empresas familiares radicadas en paraísos fiscales. En ese momento era uno de los hombres de máxima confianza de Mariano Rajoy, y su nombre sonaba como posible delfín en las quinielas de la crisis política abierta tras las elecciones del 20 de diciembre. La caída en desgracia de Soria, en tan solo cuatro días agitados de cruce de informaciones, hizo tejer la tesis de que había sido víctima de una ráfaga de fuego amigo en la guerra de nervios de una sucesión que nunca se produjo.

Con este retiro de tres meses inicia, según su entorno, un “periodo de descompresión”, tras un rocambolesco harakiri, digno de estudio en la formación de líderes políticos. Soria se inmoló al querer dar explicaciones en tiempo real antes de contar con todos los detalles del caso. Negó, sin dudarlo, tener sociedades en paraísos fiscales, al saltar su nombre entre la masiva documentación difundida esos días sobre el bufete de abogados panameños Mossack Fonseca. Y fueron las distintas versiones que se vio obligado a ofrecer contrarreloj, en la misma semana frenética, a cada nueva revelación, las que le arruinaron la carrera política. Pese a declararse inocente de cualquier irregularidad con la Hacienda española, acabó admitiendo su fallo de información.

Ahora trata de pasar página retomando su perfil profesional -tras cerrar 20 años de ascensión de alcalde a presidente de Cabildo en Gran Canaria y finalmente ministro- y publicará un libro sobre política industrial. En su círculo comentan que el exministro de Industria, Energía y Turismo no descarta establecerse una temporada más larga en Estados Unidos antes de volver a España. El viaje al exilio americano lo emprende en solitario, sin la familia, ante la incertidumbre de su futuro inmediato.

Este es el preámbulo. Tras dos meses de apagón en que nada ha trascendido acerca de él, el político canario de 58 años quiere empezar una “nueva vida” tomando distancia de su país. De la noche a la mañana, pasó de estar sentado en el Gobierno a ser un ciudadano de a pie rodeado de miradas no siempre amistosas, tras vivir la política entre fuertes pasiones encontradas.

La intención de Soria es permanecer más tiempo en un país de oportunidades para alguien como él que habla el inglés como un nativo. Su madre se lo llevó a Inglaterra a los dos meses y vivió toda su infancia en Reino Unido, adonde volvió de mayor a tomar las riendas del negocio familiar, al morir su padre. La actividad que, 20 años después, fue causa indirecta de su desenlace político.

Por ahora no tiene decidida su reincorporación como técnico comercial y economista del Estado
Este economista que quiso ser diplomático y trabajó a principios de los 80 en la Oficina Comercial de la Embajada española en Caracas vuelve a sus orígenes, con la vista puesta en el exterior. Hasta el momento, José Manuel Soria no tiene decidida su reincorporación como técnico comercial y economista del Estado, plaza que conserva en excedencia, y que le llevó a trabajar seis años en el Ministerio de Economía y Hacienda de Carlos Solchaga antes de aterrizar en la política a mediados de los 90 como alcalde de su ciudad natal, Las Palmas de Gran Canaria.En estos dos meses, Soria ha tratado de digerir su sorprendente final, tras cuatro años y cuatro meses al frente de un ministerio influyente, desde el que pudo dirigir la política industrial, energética, turística y de telecomunicaciones, y labrarse una carrera en el seno del Gobierno y el PP.
Soria emprende un viaje de tres meses a EE.UU., donde hará un curso en Harvard publicado por → 8 junio, 2016
Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?