La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos/ESTEBAN GONZÁLEZ PONS: “Soy seguidor de Pablo Iglesias desde el Partido Popular. Es culto, inteligente y muy creativo”

fp pons05.jpg

 

Fotos: FRAN PALLERO

Por CARMELO RIVERO

 

En España no se debería consentir que hubiera una campaña electoral sin debates, “habría que obligar a hacerlos por ley”, sentencia el portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, político y poeta, y en ocasiones un verso suelto en su partido. En esta entrevista proclama sin rodeos sus simpatías por el líder de Podemos, labrada en los escaños de Bruselas: “Yo soy seguidor de Pablo Iglesias desde el Partido Popular”, dice como si diera alas a la pinza de conveniencia.

Al pisar Canarias, donde el líder del PP y ministro José Manuel Soria cayó en desgracia por el tsunami de los Papeles de Panamá, aligeró las sospechas sobre su compañero de partido y comisario europeo Miguel Arias Cañete: “Las explicaciones que dio al presidente Juncker han sido consideradas suficientes”, declara acerca de la esposa de aquel, citada en los documentos filtrados y en el listado de los beneficiarios de la amnistía fiscal de 2012. En medio de las dudas del PP y de Rajoy sobre las condiciones para acudir a los platós de televisión, ante el pistoletazo del 26J, González Pons, quien fuera el rostro mediático de su partido, arremete aquí contra el “matrimonio de Sánchez y Rivera”, que, sin duda, será una de las bazas de esta “segunda vuelta” de las elecciones generales, como las define. Horas antes de conocer el barómetro del CIS, que sitúa al PP casi seis puntos por delante del PSOE, sostiene que nadie se atreverá a vetar a Rajoy “si obtiene más de seis millones de votos”.

“Mi madre guarda un recorte de DIARIO DE AVISOS con mi jura de bandera”. A mediados de los 80 hizo la instrucción militar en Hoya Fría “y llegué a saber cuántas piedras había en las faldas del Teide, porque sobre todas me arrastré”. Fan de la mili -“que repetiría cada verano”-,se recuerda con el pelo corto y un cordón al cuello con la llave de la taquilla. “Fui feliz siendo un paria en Tenerife”.

Aún bajo el impacto del atentado yihadista del 22 de marzo que vivió en la capital belga, reflexiona sobre Europa, y trata de explicarse lo que pasa en España con una mirada de contexto.

-¿Entonces, será una campaña de bates y debates?
“Yo creo que no deberíamos consentir ya que hubiera una campaña electoral sin debates. Pretender convencer a alguien con un cartel es como querer ganar una carrera de Fórmula 1 con un carro tirado por caballos. En España habría que obligar a hacer debates por ley”.

Ante la alternativa de petróleo o paraje protegido, hay que elegir siempre paraje protegido”

-El debe del PP, la corrupción, es lo que disuade a Rajoy.
“Pero su gran activo es la gestión honesta, ordenada y moderada de la difícil encrucijada de España. Puede presentar un buen balance económico y político. Los españoles no necesitan un presidente aventurero, sino un gestor prudente que se entienda con Bruselas. Rajoy es visto en Europa como un ejemplo, el gobernante del país que fue capaz de salir de la crisis sin ser intervenido”.

-Rivera, sin embargo, pidió “coraje y valentía” al PP para cambiar de timonel.
“Un candidato que tiene el voto de tantos millones de ciudadanos no puede ser vetado por el capricho de otro político. En la vida se me ocurriría vetar a Albert Rivera. Ha demostrado que tiene menos madurez política de la que suponíamos. Ahora es en política tan inmaduro como parece. No creo que nadie vaya a vetar al presidente del PP si tiene más de seis millones de votos”.

-Usted es de los delfines. ¿El PP aplaza la sucesión?
“Deseamos que Mariano Rajoy sea el próximo presidente otra vez. No, no está planteada la sucesión”.

-Sánchez retira lo de “indecente” a Rajoy. ¿Deben olvidar y reconciliarse?
“Con disculpas o sin ellas, Rajoy está obligado a entenderse con él”.

FRAN PALLERO
FRAN PALLERO

-¿En esto de llevarse bien, qué hay de leyenda en su amistad con Pablo Iglesias?
“Es difícil decir que soy su amigo, pero puedo decir que le tengo afecto y mucha simpatía. Yo conozco al Pablo Iglesias mediático, pero también a la persona, y me parece uno de los personajes más interesantes con los que he tratado en mi vida”.

-“Afable, culto, inteligente”. ¿Se ratifica?
“Sí, sí. Yo creo que Pablo Iglesias es culto, inteligente, muy creativo, y me parece que añade valor a la política española. Yo soy seguidor de Pablo Iglesias desde el Partido Popular”.

-¿Con esos mimbres cabe, incluso, hacer un pacto?
“Es impensable. Es una fuerza revolucionaria de extrema izquierda”.

-¿Corre peligro el PSOE de sufrir un sorpasso?
“El pueblo español es de centro, centroderecha y centroizquierda. No creo que Podemos e IU, que obtendrán un buen resultado, vayan a ganar al PSOE”.

-¿La confluencia Podemos-IU qué efecto produce?
“Es esclarecedora. Son lo mismo que Julio Anguita en los 90. Ahora toca al PSOE y Ciudadanos aclararnos qué hay de su matrimonio. Los partidos deben decir con honestidad con quien piensan pactar”.

-¿Con quién piensa hacerlo el PP?
“El PP aspira a un pacto con Ciudadanos y el PSOE. Una gran coalición a la europea. Como en Alemania, Austria, Italia y la propia UE. En Europa gobernamos juntos PP, Ciudadanos y PSOE, y votamos lo mismo en el 90% de los casos. Por qué aquí no?”.

-¿Y espera que ceda?
“La mayoría quiere que el PP y el PSOE pacten. Si Sánchez no, que lo diga claro; los españoles podrían votar directamente al PP”.

-¿Les iría mejor sin Sánchez en el PSOE?
“No, eso es cosa del PSOE. Yo quiero que los socialistas presenten siempre al mejor, como hacemos en el PP. Rajoy es el mejor de entre nosotros”.

-¿Por qué sostiene que el 26-J se elegirá un Gobierno si no hemos cambiado de sistema parlamentario?
“Será como una segunda vuelta. Los españoles ya poseen la información de que tenemos mucha capacidad para enfrentarnos y poca para dialogar. Ahora saben que van a elegir a un presidente y la victoria será más clara”.

-¿Cómo vivió los atentados del aeropuerto y el metro de Bruselas (35 muertos)?
“Nos asustó mucho. Era el primer día de operación salida. Los que se iban de vacaciones estaban en el aeropuerto. Y los que venían a trabajar entraban por la estación de metro de Maelbeek. Tuvimos que recontarnos unos a otros. Los españoles, que estamos más acostumbrados a convivir con el terrorismo, fuimos los únicos que no criticamos a la Policía belga”.

-El terrorismo yihadista parece cebarse con Europa y el Parlamento Europeo es un claro objetivo.
“No vamos a acabar fácilmente con él, porque los terroristas yihadistas no vienen de Siria. Son europeos. Para estos salvajes que ponen bombas en mercados, el Parlamento Europeo es tan objetivo como lo es una feria en verano”.

-La visita de Otegui a la Eurocámara resucitó un grito de la España negra de ETA: “Asesino”.
“Fue muy duro ver a Otegui dando lecciones de paz y democracia, para Maite Pagaza (UPyD) y Teresa Jiménez- Becerril (PP), a cuyos hermanos la banda mató de un tiro en la nuca. Para mí pudo ser ofensivo; para ellas fue humillante”.

-¿Por qué la Comunidad Valenciana, su tierra natal, feudo 20 años del PP, carga con el sambenito de la metástasis de la corrupción?
“Me da mucha pena, porque Valencia es una gran tierra y el PP de Valencia un gran partido. La corrupción no tiene que ver con la ideología, sino con las personas. La lección es que un poco de poder es demasiado poder y que hay que compartirlo. Los gobiernos de coalición son mejores y un freno a la corrupción”.

-¿Tras una generación de políticos manchados, los Carlos Fabra, Alfonso Rus…, llega otra a regenerar el PP?
“Lo de las generaciones salvadoras de la patria es una tentación falangista, que nos sale a todos muchas veces por tantos años como nos la han reiterado. No existen. En Portugal, un primer ministro ha estado en la cárcel. El de Reino Unido aparece en los Papeles de Panamá. En Francia dos expresidentes de la República están imputados. El de Alemania tuvo que dimitir. En Italia, el líder de la oposición y exprimer ministro ha sido imputado. La corrupción no es española. Tenemos que dejar de latiguearnos y afrontar el problema y resolverlo”.

-Sin embargo, el PSOE se niega a pactar con el PP porque es “el partido de la corrupción”.
“La corrupción no es del PP, del PSOE o Coalición Canaria. Es, como dije, de los corruptos. Plantear que una ideología democrática es abominable es fascismo”.

El futuro del Partido popular es de gente como Asier Antona. Confío mucho en él”

-¿Tiene algo que decir a propósito de alguien que conoce bien: Rita Barberá?
“Me resulta difícil opinar sobre Rita Barberá, porque la admiro y la quiero, es una de mis amigas más queridas. Estoy convencido de que dará una explicación satisfactoria. Confío en ella”.

-Declaró en el caso Nóos. Usted ha sido abogado. ¿El listón de las sospechas es del tenor de la infanta y Urdangarin?
“Prefiero no opinar porque he sido testigo en la causa”.

-¿Qué opina del episodio sórdido de Manos Limpias?
“El que haya unos presuntos delincuentes que cometan sus fechorías imputando a personas para después chantajearles con la desimputación, quiere decir que en España es muy fácil imputar y tiene consecuencias terribles. Hemos creado un clima inquisitorial”.

-”Yo no soy un caído”, dijo cuando Rajoy lo sustituyó por Andrea Levy y pasó a los salones de Europa lejos del ruido…
“La vida tiene fases, la vida política también. Mi vocación no es ser nada, sino servir. Antes en Madrid, ahora en Bruselas, y me siento igual de realizado”.

-¿Las zancadillas en los partidos no son superchería?
“Ahora se han puesto de moda las series de televisión políticas, desde Borgen hasta House of Cards. La política es así, no vamos a engañarnos. El que viene a la política no viene a un concurso literario, que a veces también son crueles”.

-¿Por eso dijo que “no se puede ser político de combate sin tener el alma dañada”?
“Los que no somos políticos de despacho, ni tecnócratas, sino de combate, en parlamentos y emisoras, damos la cara. Cuando das la cara, muchas veces te la parten”.

-¿En qué le ha cambiado Europa?
“Soy maduro, reflexivo y profundo. Europa es una escuela, por la que ojalá hubiera pasado mucho antes”.

-¿No era, entonces, un destierro?
“Está lejos y escuchamos con dificultad lo que allí sucede. Pero en ninguna cámara parlamentaria he encontrado tanta política en estado químicamente puro como en el Parlamento Europeo”.

-¿Si piensa en la Unión Europea se lleva las manos a la cabeza?
“Este es el peor momento de Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Las tres plagas que trajeron la guerra han vuelto: el nacionalismo, el populismo y la xenofobia. Reino Unido, Grecia, Polonia, Hungría..,. y el rechazo a los inmigrantes. Europa puede convertirse en un armatoste inútil. El populismo está en el mundo, está en Donald Trump, candidato republicano en EE.UU. Son los mensajes simples. No hay respuestas complejas a problemas complejos. Los políticos, o son eficaces o populares”.

-El no a los refugiados. ¿Hay modo de reescribir esa página infame?
“Hemos fracasado. Hemos sido incapaces de acoger a refugiados que venían de una guerra, igual que en América acogieron a los europeos que huyeron de la Segunda Guerra Mundial, o en Francia a los españoles de la guerra civil. Aún podríamos hacer una política común de inmigración y asilo. Pero estamos lejos de tenerla”.

-¿Bruselas penalizará a España por el incumplimiento del déficit?
“Europa va a negociar. El Gobierno es consciente de que tiene que cumplirse, pero muchas comunidades autónomas no tanto. Si Canarias, Galicia y País Vasco han cumplido, ¿las demás por qué no?”.

-¿Por qué atisbó la importancia de Internet cuando hizo aquella web del PP de Aznar?
“Esa primera web la creé en el 2000. Ya soy un dinosaurio en las redes. Era jugador de ajedrez y a principios de los 90 descubrí Internet, buscando con quien jugar cuando nadie quería hacerlo en casa. Escribía críticas de juegos de ordenador con seudónimo”.

-¿A la poesía cómo llegó?
“Porque mi padre es poeta y se mamaba en casa. Sigo escribiendo, pero ya no me concedo volver a publicar por vergüenza torera”.

-Juan Cruz me habló hace mucho de su faceta poética.
“Juan es un genio. A Juan le han dado el Premio Nobel de Literatura, y no lo saben ni la Academia sueca ni él”.

-¿Y cómo arribó a la política?
“Para espanto de mis padres. Algún día me gustaría poder mirar a los ojos a mi padre, como dice Juan Cruz que le sucede cuando mira al espejo y ve los ojos del suyo, y decirle, papá, valió la pena dedicarme a la política”.

FRAN PALLERO
FRAN PALLERO

-¿Cómo asiste a la salida de Soria y la llegada de Antona?
“No esperaba este final de Soria, que fue muy buen ministro y dirigente del PP. Confío mucho en Asier Antona. El futuro del PP es de gente como Asier”.

-¿La nueva entente Rajoy-Puigdemont abre un atajo?
“Hay comunidades autónomas que son españolas y otras, como Cataluña o Canarias, que lo son de una manera diferente. Hay que respetarlas. Si en Madrid se quisiera un poco el idioma catalán, la situación sería menos tensa”.

-¿Cómo fue el escrache que sufrió su familia?
“Yo no estaba, pero mi mujer y los hijos sí. Llegaron hasta el rellano y la puerta de casa. Fue muy desagradable”.

-En la pugna del petróleo en Canarias se habló de su rechazo a las prospecciones en el Golfo de Valencia.
“Ante la alternativa de petróleo o paraje protegido hay que elegir siempre paraje protegido. Por más riqueza que pueda traer, nunca es comparable a una playa limpia”.

-Juncker disipó las dudas sobre las regiones ultraperiféricas (RUP), ante el presidente Clavijo la semana pasada.
“Canarias seguirá siendo RUP. Es un falso debate. Yo no he oído hablar de eso hasta que llegué aquí. Con la delegación popular europea venimos todos los años. Bruselas lo tiene claro.Canarias es un gran centro de ocio y turismo. Es muy fácil defender a las islas en Europa; todo el mundo ha estado aquí”.

-¿Por qué no acaba de ser su antesala en África?
“Porque Europa no tiene una política africana. África sufre una guerra, una hambruna y una desertificación continentales. Los movimientos migratorios van a ser de carácter bíblico. Veremos pueblos enteros moviéndose para salvarse del cambio climático a medio plazo”.

-¿Qué procede decir de 30 años en Europa?
“Que la verdadera segunda Transición se llama UE y la verdadera nueva Constitución se llama Tratado Europeo”.

La serpiente
En una familia de médicos -padre, abuelo y bisabuelo, y madre enfermera-, González Pons es la oveja negra, que se marea cuando ve sangre y prefiere la púrpura poética de sus versos amorosos. La decisión de este abogado valenciano y profesor de Derecho Constitucional, de 51 años, de meterse en política, como su amigo de Universidad Francisco Camps, desconcertó a la familia. Pero padre e hijo guardan la complicidad endogámica de la poesía. Esteban González Bayo cuenta en el prólogo de Tarde de paseo -diario del año en que el político cumplió medio siglo- lo divertido que resulta dar una vuelta con un hijo que busca el lado cómico de las cosas. Pons se mofa de sus cualidades literarias. “Es que soy un poeta muy malo”, dice este lector de Cernuda y Kavafis. Sin embargo, fue audaz componiendo versos en el móvil, con la métrica y el argot del sms, como cuando eligió la camisa blanca -título de su autobiografía no política- con vaquero, antes de la irrupción de su amigo informal Pablo Iglesias. Hay un momento de la conversación en que parece que habla de él cuando menciona la cola del intruso. Pero no. “Un día entré en el cuarto de mis hijos y me encontré una serpiente de dos metros”. Otras veces,el susto va en el sueldo, como en el escrache de las hipotecas o el atentado de Bruselas.
Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Por qué no me callo. LOS ESPEJOS DE LAS URNAS

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, cuando eran adolescentes.

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, cuando eran adolescentes.

 

Paseas por Madrid en el puente largo de Mayo, y en la Puerta del Sol hay un equilibrista que finge guardar una postura imposible, suspendido en escorzo en el aire,  con un solo punto de apoyo. El público lo observa incrédulo y deposita unas monedas en su hucha sin conseguir desvelar el misterio de la acrobacia. Por lo visto, en YouTube circula un vídeo que desmantela el número como si colocara espejos que lo delatan: un sólido soporte inmoviliza el cuerpo bajo las ropas y simula el alarde. En el pedestal donde se afianza la mano falsa se lee: “El equilibrio es la base fundamental para dar un salto grandioso al éxito.” Un mensaje muy electoral, por otra parte, que aquí tampoco resulta fiable. Hay un doble sentido en casi todas las facetas de la vida política; unos embustes se consienten más que otros. Por dar una versión y contradecirse ha dimitido un ministro. Alemania es un dechado de políticos en barbecho por meter la gamba en el currículo o fardar de tesis y descubrirse el plagio. Hay otro tic que pertenece al mismo género del simulacro. Un buen ejemplo es el reciente acto de contrición de Pedro Sánchez ante Carlos Herrera (en la Cope), admitiendo que se había equivocado al tachar a Rajoy de “indecente.” Rectificar es de sabios, pero la condenada locuacidad hace del político rehén de sus palabras colgado en el precipicio, y el respetable digiere mal las piruetas temerarias del lenguaje, como si al volatinero de la Puerta del Sol se le saliera debajo de la camisa el artilugio tramposo que lo sostiene en el aire y pidiera perdón. El corro de curiosos daría media vuelta y se largaría murmurando. Zapatero es un ateo de pies a cabeza, pero le contó el otro día Pedro J. Ramírez a Bertín Osborne (en Telecinco) que cuando aquel intervino ante Obama en el Desayuno Nacional de la Oración en Washington –un acto que monta el primer jueves de febrero un poderoso lobby cristiano- llevaba en el bolsillo de la chaqueta una estampita de la Virgen de Candelaria, que le entregó ex profeso el citado Herrera, a quien el azar ha dado entrada hoy aquí dos veces sin doble intención –ya que de esto va la columna-. Los políticos son una mina de dobleces e imposturas. A veces, los políticos se parecen a los políticos. Sánchez decía el domingo en El Mundo que vio cerca el Gobierno hasta que en Podemos se impuso “el ala dura que representan Iglesias y Juan Carlos Monedero a la más moderada de Íñigo Errejón.” Monedero me contaba el jueves, tras el Punto de Encuentro de DIARIO DE AVISOS en el Mencey, que “el radical fue siempre Errejón –su alumno- y el moderado era yo”. Es la carga de la culpa. Metroscopia, sin embargo, se la endosa en El País al propio Sánchez. ¿Qué dirán los espejos de las urnas? Esos no engañarán.

Juan Carlos Monedero, en Punto de Encuentro, de DIARIO DE AVISOS.

Juan Carlos Monedero, en Punto de Encuentro, de DIARIO DE AVISOS en el Hotel Mencey.

 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos/Patricia Hernández (vicepresidenta canaria): “Carlos Alonso levanta polémicas porque juega a ser presidente del PP de Tenerife”

PATRICIA HERNANDEZ 1

 

Fotos: ANDRÉS GUTIÉRREZ

Por CARMELO RIVERO

 

El jueves, el Consejo de Gobierno de Canarias tiene previsto aprobar las ayudas a los damnificados del edificio de Arona, derruido el pasado 14 de abril, con un balance de siete muertos. “Duermes con el teléfono encendido en la mesa de noche, Dios no quiera que pase algo”, confiesa la vicepresidenta Patricia Hernández, que recuerda la “angustia” de aquella mañana en que la primera tragedia de la IX legislatura la sorprendió en La Gomera.

Poco antes de cumplir el primer año en el Gobierno de CC y PSOE, la socialista Patricia Hernández Gutiérrez, que desempeña, a su vez, las funciones de consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, habla del percance social de las Islas como quien sale de una mina y cuenta lo que vio bajo la tierra. En su etapa de diputada fue el látigo de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y del PP de Rajoy. “Le ves la cara a la exclusión social y no entiendes cómo hemos perdido cuatro meses sin formar Gobierno en España”, declara con estupor, y repite en su despacho de la sede tinerfeña de Presidencia: “Hay mucha gente pasándolo mal en lo más profundo de Canarias. No hay tiempo que perder”. En las Islas -señala- hay 215.000 personas con pobreza severa. Hace 15 años eran 50.000, según un estudio del Gobierno. Cuando ella llegó al cargo, descubrió con asombro que más de 6.000 personas sin ingresos llevaban “meses y hasta años” sin cobrar la Prestación Canaria de Inserción, una ayuda económica básica para subsistir.

¿Por qué los políticos no abandonan sus querellas, pese al drama en los hogares? La pregunta es recurrente y abre la entrevista.

-¿Tal mal se lleva con usted Carlos Alonso?
“En el Gobierno no hacemos mucho caso a ese ruido. Trabajamos bastante, le aseguro. El bullicio queda fuera. Mi área es una de las favoritas del presidente del Cabildo, que, además, se mete con carreteras y Sanidad. Pero, en el fondo, levantando polémicas, yo creo que él juega a ser presidente del PP en Tenerife, donde antes militó. En esa carrera está. Alardea de su Plan Barrios por el Empleo y dice que tiene el 16,3% de grado de inserción laboral. Es peor que nuestros planes, que tienen 25 puntos más de inserción que los de Carlos Alonso. Somos 25 puntos más eficaces que Carlos Alonso en planes de empleo. Yo no vine a la política a crear follones y hacer de esto un campo de batalla. La gente está harta de eso. Estamos aquí para solucionar los problemas. Carlos Alonso está en su estrategia, que tiene que ver con sus preferencias ideológicas. Yo respeto que él prefiera al PP como socio de gobierno”.

Patricia Hernández. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
Patricia Hernández. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

-¿Con Fernando Clavijo cómo se lleva?
“Personalmente muy bien, con independencia de que somos de dos partidos diferentes. El Gobierno está aislado de las polémicas. Nosotros estamos muy centrados en trabajar”.

-En este Primero de Mayo destaca que Canarias, con 11.900 parados menos, sea un caso positivo en un primer trimestre malo de empleo en España. ¿Ha escrutado los datos?
“Sí. Es una buena noticia, sin ninguna complacencia. Ya no somos propiamente colistas, sino antepenúltimos. Tener el 26% de desempleo, como dice la EPA del jueves, significa la menor diferencia con la media estatal (21%) y nuestros jóvenes en paro están ya por debajo de la media nacional. Hay que seguir creando empleo, y yo miro a la I+D+i”.

-En 2012, su vídeo del exilio de los jóvenes contra Fátima Báñez lo vieron dos millones de personas. ¿Qué le ha dicho ahora a la ministra de Empleo?
“Que nos devuelva el Plan Integral de Empleo que creó Aznar, de 42 millones, y que ella nos quitó. No me dijo no rotundamente, y no me rindo”.

-¿La pobreza de Canarias, vista desde dentro del Gobierno, es tan grave como la veía desde fuera?
“Con una diferencia, que ahora le veo el rostro. Y es duro. En Canarias hay 215.000 personas con pobreza severa (que ingresan menos de 332 euros al mes) y 770.000 personas (37% de la población, ocho puntos superior a la media nacional) en riesgo de exclusión social. Uno de cada dos canarios cobra menos de 1.000 euros, y uno de cada tres, menos que el salario mínimo interprofesional. Tenemos las pensiones más bajas y la tasa más alta de no contributivas. Con ese cóctel estructural se explica la bolsa de pobreza. A la estrategia de Paulino Rivero le hemos aumentado la cuantía económica, y el comisionado de Lucha contra la Pobreza, Néstor Hernández, elabora con expertos un plan global de amplio espectro social”.

-¿Vienen caminando recortes tras el 26J por la desviación presupuestaria de España que Bruselas amenaza con penalizar?
“¿Más recortes? Para nosotros que no miren. No vamos a recortar más el Estado de Bienestar de los canarios. El Gobierno central dispara con pólvora del rey. En Canarias se acabaron los recortes. Que apechugue el Estado”.

-¿Ha ejercido ya de presidenta, en ausencia de Clavijo?
“Sí, claro, en varias ocasiones. Ahora mismo estoy de presidenta. Presidí un Consejo de Gobierno este mes”.

-¿Se siente como la fiscal fiscalizada, por primera vez en un Gobierno, alguien habituada a controlarlo desde el poder legislativo?
“Es más directo, más inmediato, más real. No hay festivos, ni horarios, y duermes con el teléfono móvil del Gobierno encendido en la mesa de noche, Dios no quiera que pase algo. Vives en alerta”.

-La primera gran tragedia humana de este Gobierno fue el derrumbe del edificio de Arona.
“Me cogió en La Gomera. Y fue una angustia. Precisamente, estamos ultimando las ayudas, que irán el jueves al Consejo de Gobierno. 1.500 euros en concepto de enseres, por las pertenencias que había en los pisos siniestrados; seis meses de alquiler completo y otros seis de complemento. Esto va a ser ya, de acuerdo con el Ayuntamiento. Allí había familias con niños que no pueden esperar”.

-¿A casi 10 años de la Prestación Canaria de Inserción (PCI), creada en enero de 2007, a tenor de una corriente en Europa desde los 80, ha sido un éxito o un fracaso?
“Cuando llegamos había más de 6.000 personas esperando para cobrar la PCI meses, incluso años. Más 4.000 que las cobraban. No teníamos dinero para pagarles y hubo que hacer una ley de crédito extraordinario. Lo hemos hecho, por fin, para que este año no vuelva a ocurrir, con previsión por si se multiplica la necesidad. El mismo equipo de trabajadores públicos que había (21 personas) se quedó a trabajar fines de semana y festivos. Yo fui testigo y les tengo un continuo agradecimiento. Fruto de ello, la PCI ahora está al día”.

-¿Es cierto que es la primera vez que sucede?
“Sí. Estoy orgullosa, pero consciente del enorme trabajo que queda por delante. Queremos acortar de cuatro a tres meses el plazo de respuesta y vincular de verdad la PCI al empleo. Yo cogí esta consejería porque sabía que estaba muy mal y no quería quedarme en el sofá de mi casa. Asumo el riesgo político, estoy en política para cambiar las cosas”.

-Más de 200 dependientes fallecieron antes de poder cobrar. Usted pidió perdón a los familiares. ¿Les ha podido pagar?
“Hemos puesto al día el pago a las comunidades de herederos; hay casos en que no se han constituido todavía. Siendo una satisfacción cumplir, me produce tristeza que sea cuando la persona ya no está, aunque no haya sido mi responsabilidad porque ocurrió antes de que llegara. Hay 14.000 personas acogidas a la dependencia. Estamos saliendo de nuevo a la calle y haciendo valoraciones. Treinta y tantas personas se incorporan ahora con ese fin. Hemos avanzado en dependencia en cinco meses más que los cinco años anteriores. Hay 14.000 personas en lista de espera. Éramos y somos la última comunidad autónoma en materia de dependencia. Y de ese farolillo rojo se sale sin trampas, sin manipular las estadísticas”.

MAMÁ
Los nueve meses transcurridos en el Gobierno le recuerdan que últimamente le acompaña ese lapso temporal. A los pocos días de tomar posesión, dio a luz un hijo, que tiene, por tanto, prácticamente la edad del Gobierno. Y que a veces se desvela y llora de noche y le trocea las horas de sueño, no siempre sin solución de continuidad. Piensa darle lactancia materna durante el primer año y confiesa que la conciliación laboral de una madre vicepresidenta no siempre resulta fácil, “pero esos ratos con mi hijo son unas minivacaciones, porque los niños te secuestran con su sonrisa”. Cada madre es un mundo, afirma, cuando surge en la conversación el gesto reivindicativo de Carolina Bescansa con su retoño en la apertura de esta legislatura bebé. “Esto es una opinión personal. Los espacios de trabajo son los espacios de trabajo, y después están los espacios más íntimos. A mí no me gusta exponer a mi hijo, procuro que su ámbito sea privado”. A veces los desahucios acaban mal en un conflicto entre particulares. Y ese fue el caso de una madre sola con dos menores del suroeste de Santa Cruz sin colchón familiar que se quedó en la calle. “Era un caso sangrante y logramos reubicarla. Un día vino a verme al Parlamento con una rosa amarilla y me rompió el alma. Le dije: no tienes que agradecerme nada, yo estoy aquí para gestionar tus derechos”.

-DIARIO DE AVISOS reveló en febrero el peligro de quiebra de empresas por impago de subvenciones del plan de viviendas de protección oficial del Gobierno.
“En efecto, había que cumplir con los pagos que se prometieron a ciudadanos y promotores, como ustedes publicaron. Eran ayudas de 2009 y ya hemos abonado una parte. Se trataba de un compromiso sometido a suficiencia presupuestaria”.

-¿En Canarias hay casas vacías para tanta gente?
“Es un tema de gran calado. Hemos firmado convenios con entidades financieras, y ya disponemos de 160 viviendas para alquileres sociales. Desde que llegamos no ha habido desahucios de bancos a familias desfavorecidas”.

-Dijo aquello de se acabaron los sorteos de viviendas públicas.
“Sí, porque no es justo que el derecho a una vivienda dependa de que te toque el número de la suerte. Ya están a punto los criterios para una baremación objetiva”.

-¿Estamos saliendo de la crisis con los buenos datos de empleo?
“Ojo, ahora ya no es garantía tener trabajo. Hay gente que tiene trabajo y es usuaria de los servicios sociales. Y cada vez más. Esto antes no pasaba. Con la reforma laboral y la crisis económica ha surgido la figura del trabajador pobre, que demanda en los ayuntamientos ayudas a la luz, el alquiler…, porque el sueldo no le llega para vivir”.

Patricia Hernández. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
Patricia Hernández. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

-¿Su promesa y el compromiso del presidente en la investidura de una ley de Servicios Sociales tiene fecha?
“Treinta años llevamos con la misma ley. La nueva ley debe hacerse con un gran consenso político y social. En junio, julio tendremos las conclusiones de las mesas de trabajo”.

-¿Es verdad que ha hecho piña con los alcaldes en la cobertura de la emergencia?
“Tengo buena sintonía con la Fecam y la Fecai. El Plan de Empleo Social lo seguimos manteniendo. Lo hemos firmado para este bienio. Para la gente que peor está”.

-Los parados peor parados.
“Las familias sin ingresos. Mujeres, parados de larga duración, mayores de 45 años. Consiguen un trabajo durante seis meses, que les permite volver al circuito”.

-¿Cuál es el perfil humano de la pobreza en Canarias?
“Mujeres con hijos empobrecidas. La foto de la pobreza en Canarias es una mujer con hijos sola”.

-¿Veremos madres con hijos en la calle?
“No. Nosotros estamos preparados para intervenir en un caso de esa naturaleza. No se va a dar ningún caso en Canarias de una familia en la calle sin techo, sin solución habitacional”.

-“¿Qué parte del no, no ha entendido Rajoy?”. Aquel tuit de Pedro Sánchez cuando no había retirado lo de “indecente” fue un error? ¿Por qué vetó al PP?
“No fue un veto. Tenemos políticas antagónicas. Y es mentira que no se sentaron. En la Moncloa, Pedro Sánchez le explicó a Rajoy que no le iba a votar. El que declinó la investidura no fue Sánchez, fue Rajoy. Y el que le da una segunda oportunidad a Rajoy es Iglesias, y ya está bien, esta es la política de verdad. Esto no es Juego de Tronos”.

-¿Cómo ve al PSOE frente a una alianza Podemos-IU?
“Podemos competirá con el PSOE, pero nosotros competimos solo con el PP para ser la primera fuerza política. Y tenemos que ir a ganar”.

-¿En estas elecciones generales es posible una alianza de Casimiro Curbelo con ustedes?
“No lo sé. Mis relaciones con él son buenas”.

-López Aguilar nos dijo que se postularía para la Secretaría general del PSC-PSOE. ¿Piensa disputarle la plaza?
“Todavía no he tomado una decisión. Cuando toque, diré si me presento o no a la Secretaría general. Mi objetivo, desde luego, es que el partido esté fuerte y unido. Y que ahora vayamos a ganar las elecciones. Que Pedro sea presidente. No debemos estar hablando de nosotros”.

-¿El pacto canario se somete de nuevo al test de las elecciones generales: el 26J como el 20D?
“Desde luego esa suspicacia no está en mi cabeza. El pacto funciona, con sus cosas, con los problemas que podamos tener, atribuibles a factores exógenos al Gobierno. ¿Mociones de censura? Ni las entro a considerar con lo superestable que es este Gobierno. Yo trabajo con lo que firmé, que es un acuerdo de cuatro años, y bastante tarea tengo como para estar preocupada con lo que pueda pasar. Eso no me interesa. Me preocupa, y mucho, la dotación de fondos ahora mismo”.

-¿A qué se refiere?
“Las comunidades y el Estado han incumplido el objetivo de déficit. Canarias cumplió. Montoro ahora ha elevado ese objetivo al 0,7%. Para Canarias es como dar caramelos a los niños, pero metidos en un tarro sin poderlos sacar. Están en juego 240 millones de euros que podríamos destinar este año a Sanidad, Educación y políticas sociales, pero estamos afectados por un techo de gasto, que lo impide aunque los ingresos vayan muy bien. Es otra forma de seguir maltratados. Depende de Montoro. Entre el presidente, la consejera Rosa Dávila y nosotros estamos intentándolo. En el Consejo de Política Fiscal y Financiera del jueves, quedó pendiente de una reunión bilateral”.

-¿La Laguna es una china en el zapato del pacto?
“Ahí hay un incumplimiento flagrante, como en otros municipios. Y debe solucionarse”.

-¿Qué le sorprendió más del ocaso de José Manuel Soria tras 17 años?
“Tenía que irse, no por cómo lo gestionó, sino por tener una empresa en un paraíso fiscal. No ayuda a la regeneración del PP que despidan a Soria como un héroe”.

-¿Cómo valora la llegada de Asier Antona?
“Le deseo que tenga éxito en la regeneración del PP en Canarias”.

-¿La Ley del Suelo de Clavijo es de su agrado?
“Yo creo que es una oportunidad política que podemos compartir todos los canarios. No puede ser que un plan general tarde en tramitarse doce años y un plan parcial cuatro. La voluntad es que salga con el máximo consenso”.

-Hay voces discordantes en el PSOE.
“No he escuchado a nadie que no estuviera de acuerdo en que había que tramitar un documento. Pero no me interesa tanto llegar a un acuerdo con los míos, como con toda la sociedad”.

-¿La moratoria turística será la siguiente en entrar en quirófano?
“No necesariamente. Habrá modificaciones a tenor del pronunciamiento del Tribunal Constitucional, que ha dictados sentencias indemnizatorias”.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Por qué no me callo. LA CÁMARA DEL FÓTOGRAFO

Trino Garriga. /Fotos:Sergio Méndez.DA

Trino Garriga. /Fotos:Sergio Méndez.DA

 

Trino Garriga se conserva a los 87 años como un pibe y seguirá igual cuando escuche cien gaitas como 100 Pipers. En la cubeta había buen qüisqui escocés mientras revelaba con la sombra al cuello, mediado el siglo, las  peripecias de Pérez Jiménez, Rómulo Betancourt o Caldera, yendo y viniendo al Palacio de Miraflores en aquella Caracas tumultuaria en blanco y negro, sin embargo, menos bélica que hoy. Dice, “vale” y no recuerdo si también dice “flipa”, pero le pega a su lenguaje jacarandoso de jiribilla octogenario. Tiene casi 90 y lamenta que lo jubilaran hace 20, pues no se ha quitado la cámara de encima y ha pasado del magnesio al digital como un inmortalísimo del oficio secular del reportero gráfico (ni le menciono el mote de fotoperiodista). Si a esas alturas de la vida se llega tan desenvuelto y pizpireta como Trino, el fiel diputado número 62, yo quisiera ser Trino el día de mañana si Dios transige ese plagio. El Parlamento es la segunda casa del  incombustible liqui liqui que he conocido en las dos orillas como si el paso del tiempo se hubiera olvidado de él. El Parlamento es la ‘cámara’ de este fotógrafo con hijo sucesor desde que cambió los presidentes de Venezuela por los de Canarias –“Olarte era un show, vale”- que no cuelga las botas, porque ha sido un correcaminos toda la vida y ha visto morir a su lado a más de uno cámara en ristre de un tiro o una explosión curado de espanto. Él, ‘cámara en ristre’, sigue yendo todos los días al Parlamento, como el asesino que vuelve a la escena del crimen (“¡dispara, Trino!”), porque la foto de Nixon no le cayó del cielo y para la de Fidel se hizo pasar por camarero, como ahora se hace pasar aún por el diputado número 61. La camiseta que nadie se volverá a poner, por respeto al ojo y al visor del padre de las 19 fotos que cuelgan de las paredes de la casa de la espiral hasta final de mes. “¿La foto que no hice? A Julio Iglesias en Caracas patinando sobre las maletas al entrar en el hotel cuando le dijo a Fernando Fernández, “nacionalízame canario”. Julio viene en julio y ese es otro con 73 tacos indemne de los rayos UVA, las malas noches y las miles de mujeres. Gay Talese, el ‘nuevo periodista’ de 84 años, cuenta ahora en un libro cómo espiaba a los amantes desde el falso techo el dueño de un motel de Colorado. Talese y Trino habrían sido un dúo legendario además de longevo en el periodismo americano. Pero Trino no habría fotografiado una felación, que era lo habitual en el motel del voyeur. No cuesta trabajo imaginarse a Julio en esa ‘iglesia’. “La rosa es una rosa es una rosa./Tu rosa es una rosa es una boca”, escribió el último Cervantes, Fernando del Paso, otro ‘drago’ octogenario en boga.

 

Gay Talese.

Gay Talese.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos/BENITO MACEIRA (nefrólogo): “La fórmula infalible para una vida sana es 5, 5, 0 y 5.000”

BENITO MACEIRA 2

 

Fotos: FRAN PALLERO

Por CARMELO RIVERO

Un millón y medio de canarios tienen sobrepeso, de los cuales 760.000 son obesos”.El nefrólogo Benito Maceira, una de las máximas autoridades en la materia, con medio siglo en la medicina, lanza en DIARIO DE AVISOS, ante esta catástrofe sanitaria, un SOS: cree dadas las condiciones -“la obesidad nos está matando”- para “pedir auxilio a la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, con el fin de que envíe un grupo de expertos a Canarias “para frenar los índices de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, que son ya de los más altos del mundo”.

Existe un precedente. La región de Karelia del Norte (Finlandia) lo hizo en los años 70, a causa de las secuelas de la Segunda Guerra Mundial. La OMS acudió en su ayuda y realizó un programa de prevención especial de factores de riesgo (desde la ingesta de sal hasta el bajo consumo de verduras o el binomio tabaco y sedentarismo), y detuvo la epidemia. El plan de choque se extendió luego a todo el país, “con gran éxito” en los últimos 40 años, y cambió el estilo de vida de los fineses, que dejaron de untar pan con mantequilla y empezaron a adelgazar. Las muertes en edad laboral se redujeron un 50%, al descender el colesterol en sangre. El Archipiélago registra el mayor número de muertos por infarto de todo el Estado. “Necesitamos un Proyecto Karelia en Canarias urgentemente”, clama Maceira, pionero de los trasplantes renales en las Islas hace 35 años.

La obesidad es el problema más grave de salud, “más que el cáncer, el sida y el tabaco y más que el cambio climático”, pero no produce tanto pánico en la gente. Incluso, en EE.UU. surgen comunidades de orgullo gordo de autodefensa. Ni siquiera está conceptuada como una enfermedad, siendo el desencadenante de una serie de desórdenes que son la primera causa de muerte en el mundo occidental. Perder peso cuesta un riñón; apenas el 5% persevera en las dietas milagrosas. Aprendemos a hablar, no a comer.

Canarias, una microsociedad obesogénica, con las tallas fuera de control, propensa a padecer diabetes, hipertensión e insuficiencia renal,anticipa la foto de lo que va a suceder muy pronto en el mundo, según alerta Maceira. Europa sufrirá una crisis de obesidad en 2030, y España registrará para entonces las tasas alarmantes que experimenta Canarias ya en la actualidad. En las Islas somos líderes de obesidad en Europa y los niños canarios “son los más gordos del mundo junto a Estados Unidos y México”. Hay un gradiente social: la pobreza influye.

Maceira, de 70 años, un histórico de la Sanidad canaria y de la Universidad de La laguna (ULL), que presidió las sociedades de nefrología e hipertensión arterial y riesgo vascular, volcado ahora en la agricultura en sus retiros de Afur y Fasnia, dice que el secreto de la buena salud es “mucho trato, poco plato y mucha suela de zapato”, y brinda esta fórmula infalible para una vida sana: “5, 5, 0 y 5.000”.

-¿Puede traducirnos esta contraseña?
“Cinco comidas al día sin entullo (poco comer, echarse la media mañana, la media tarde y una cena ligera). Cinco piezas de fruta diarias. Cero tabaco. Y cinco mil pasos, no con las manos en los bolsillos, moviendo los brazos, lo cual supone tres cuartos de hora. Cinco veces por semana, si puede ser todos los días mejor, no falla”.

-¿La obesidad es una obsesión o una pandemia?
“Voy a ser claro. La obesidad es la primera causa de mortalidad en el mundo occidental. La gente, por estar gorda, muere. La obesidad es una locomotora veloz con una serie de vagonetas: diabetes, hipertensión, colesterol alto e insuficiencia renal. Y mata.Las enfermedades vasculares no se escriben con v, sino con b de báscula. La obesidad es el quinto negocio más rentable del mundo. Vade retro. Chocamos con intereses. Lo sé”.

-¿Cómo se justifica que seamos unas islas de obesos?
“Es que en lugar de Islas Canarias deberíamos llamarnos Islas Michelín. El apellido más paradójico aquí es Delgado. Tenemos los mayores índices de obesidad del mundo, con Estados Unidos, paradigma de los gordos de verdad, y México. No España, Canarias. España tiene 15-16% de obesidad; nosotros, 32%. Uno de cada tres canarios es gordo”.

-¿La papa es la culpable?

“Tenemos hábitos antiguos y una transferencia nutricional con Hispanoamérica, cuna de la papa, y una posible costumbre asentada de siglos. Pero la obesidad es una enfermedad multifactorial. Yo, que soy nefrólogo y me dedico a la diálisis y el trasplante, empecé a meterme en este convento -la obesidad- cuando vi que por cada peninsular que entraba en diálisis por diabetes, lo hacían tres canarios. Creé una consulta de nefropatía diabética en 2003, y ¿qué descubrí? Los enfermos eran gordos y menesterosos, del área rural, y después también de clase media, ya desclasados. Los gordos son los pobres. El rico orondo con chaleco y leontina ya es historia. La minusvalía social es la causa principal de las enfermedades cardiovasculares. Y Canarias está a la cabeza de Europa en mortalidad cardiovascular. Este es el problema más importante de salud. Tan asociados están diabetes y obesidad que un médico polaco en los 90 empezó a hablar de diabesidad”.

-Cuando el campesino cultivaba, comía sano.
“Pero con el turismo, a finales de los 60, la agricultura de subsistencia desapareció. El campesino dejó de comer de su huerta y cuando regresaba del hotel, donde era jardinero, iba a comprar su dieta y estaba cara, por eso cayó en la comida basura. El canario es el español peor alimentado. Tiene la cesta de la compra más cara y los sueldos más bajos, y no tiene educación nutricional, no diferencia entre nutrirse y entullarse. Tenemos las mayores bolsas de pobreza de un Estado que está al nivel de Letonia, Bulgaria y Rumanía. Somos una sociedad prototipo de desigualdad y por eso la salud en Canarias se está esgorrifando. El capitalismo neoliberal, de Reagan a Thatcher hasta nuestros días, marca un estilo de vida, una comedura de coco consumista. Para ser feliz, lo primero es el coche, el smartphone, el iPad…, y la comida lo último. Cuando salió la PlayStation, le preguntaron a alguien por qué hacía cola de madrugada y respondió: ‘Yo no comeré este mes, pero de aquí me llevo una Play”.

-¿Empezamos a ser gordos cuando llegan los guiris?
“En el 96, el profesor Serra, catedrático de Medicina Preventiva de Las Palmas, estudió a 2.500 personas y detectó un 15% de obesos en las Islas (9% la media estatal). En 2008, el doctor Cabrera, de Medicina Preventiva, del Hospital de la Candelaria, realizó el estudio más importante hasta ahora, el CDC (Cáncer, Diabetes y Corazón), con 6.890 sujetos y le salió un 30% de obesos, con incidencia en las clases más bajas. Un crecimiento meteórico en doce años. Empecé a ver fotos de los años 40, imágenes en blanco y negro de campesinos flacos en los lagares y las sorribas, chiquillos ágiles y mujeres que mantenían la línea en las plataneras y empaquetados. Vi personas mayores y tampoco eran obesas. El único gordo era un rico por fuera de una venta de comestibles, en La Palma. Eso cambió. Con el turismo sustituimos el estilo de vida. Fue una alteración invasiva”.

-¿No es genético, entonces, no lo llevamos en la sangre?
“Llegué a pensar si era cosa de los guanches. Y lo estudiamos a través del departamento de genética de la Universidad de La Laguna. Hay un genotipo guanche que sobrevive en la población actual: un 20% de genes fundadores aborígenes presentes en nuestra sociedad. El estudio descartó esa hipótesis. Los guanches no tienen la culpa”.

-¿Por qué desapareció el potaje y el pescado de la mesa del canario?
“El coste de las verduras. Y el tiempo que se tarda en hacer un potaje cuando el currante estresado llega a casa y la desgana lo inclina hacia la comida precocinada. Yo lo llamo el síndrome de la cocina tapiada. El microondas no mancha. En cuanto al pescado, es caro y no tenemos plataforma marítima”.

-¿El gofio es recomendable?
“El gofio es de los mejores alimentos que tenemos, que hemos tenido y que tendremos los canarios. Yo me desayuno con gofio y a mis hijos los he criado con desayunos con gofio. Es saciante, un hidrato de carbono de fácil digestibilidad y tiene más propiedades que el famoso cornflakes, además de buen precio”.

-Hace 35 años, su programa de trasplantes renales fue un hito en la élite.
“Aquello fue un atrevimiento feliz. Cogimos la carrerilla y un año fuimos el centro mundial que más trasplantes hizo por cien mil habitantes. Fue tal el porcentaje de éxito, que querían venir a trasplantarse. Éramos líderes en donación. Tras más de 2.000 trasplantes, que coordiné con compañeros muy competentes (Bañares, Tomás González y hasta medio centenar) y tras ver el servicio de Nefrología de primer nivel que tenemos hoy en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) siento que son dos de mis mayores satisfacciones. La tercera fue describir la patogenia social de estas enfermedades”.

-¿Por qué en los colegios no se da educación nutricional?
“Porque muchos estén gordos hay otros que se forran. Y luego están los remedios milagrosos o el quirófano.Los estudios no se auditan y los días mundiales no sirven para nada. El quinto negocio más rentable del mundo es la obesidad (tallas, cirugía, resonancias, láser, escáner…). Hasta cuando morimos gordos, el ataúd es más caro. Es lo que llamo el aprovechamiento porcino de la población. Si se hace una política activa de prevención, se acaba el chollo. Es duro que yo tenga que decir esto”.

-La obesidad no figura en los programas electorales. ¿Qué hacer?
“Una revolución social. Crear conciencia crítica progresiva. El político no suele preguntarse por qué la población está enferma y no es feliz. Somos nosotros los sanitarios los que tenemos que
enarbolar esta bandera. La prevención está en el juramento hipocrático. La sanidad pública un día va a colapsar. Chico Whitaker, fundador del Foro Social Mundial, dice que esta es una batalla de una minoría crítica. La OMS, ya en 2008, avisó de que la ‘justicia social no es solo una cuestión ética, sino una cuestión de vida o muerte”.

-¿Canarias es un laboratorio de enfermedades cardiovasculares?
“Somos el paradigma, la liebre de lo que le va a ocurrir al mundo a la vuelta de unos pocos años. Un mundo obeso, diabético, con insuficiencia renal, graves enfermedades cardiovasculares,infartos, ictus, trombosis, hemorragias cerebrales… Suena dantesco, pero es así. Y no caminamos. Los canarios son los más tumbones del país. En 2006, el 55% prefería dedicar su tiempo libre a actividades que no requirieran esfuerzo físico, según estudió el Gobierno canario”.

BENITO MACEIRA 1

 

-¿No hay más gente ahora que sale a caminar y correr?
“Los que van en chándal por la Avenida de Anaga con los audífonos no son de clase media baja. En las clases bajas se vive con tristeza, amenaza y frustración, hay un gran estrés social. Y se busca el chute de dopamina, la satisfacción inmediata, lo primero que se agarra en la nevera. El estrés social engorda y cansa, y quita las ganas de caminar. El miedo, cronificado, provoca constantes hormonas suprarrenales (adrenalina), cortisol, catecolaminas (que aumentan la presión arterial) y glucemia (azúcar). Un cóctel devastador. He descubierto una fruta estupenda: la granada”.

-¿La granada es milagrosa?
“Aquí, prácticamente, no se conoce. Yo llego a ella leyendo literatura médica de prevención de enfermedades cardiovasculares. Tiene unas propiedades medicinales naturales extraordinarias descongestiona la próstata; previene el cáncer; va bien para las lombrices intestinales; tiene un montón de flavonoides y antioxidantes para evitar la arteriosclerosis… Ya lo usaban los egipcios. Y una finquita en Fasnia la voy a dedicar a este fin, para procesarla como jarabe, extracto…”.

-¿Qué significa estar clínicamente gordo?
“El índice de masa corporal (IMC) se obtiene dividiendo el peso por la talla al cuadrado. Con de 25, el sujeto está patológicamente flaco. De 25 a 27, normal. De 27 a 30 tiene sobrepeso. Si es igual o superior a 30 es obeso, y por encima de 40 hablamos de obesidad mórbida. Canarias lidera el ranking europeo de obesidad mórbida y de mayores de 65 años y tutea el índice de obesidad infantil de Estados Unidos y México. En términos globales, somos los más obesos de Europa y tenemos los niños más gordos del mundo. Ser gordo ya es normal en Canarias. Con sobrepeso y obesidad sumamos un 74%”.

-Una bomba.
“Una bomba de relojería. La salud de los canarios está en una situación de alarma máxima. Es dramática la obesidad infantil canaria, a la par de la norteamericana. Los niños llevan en la mochila trece magdalenas, que son más baratas que una baguette de pan. Ese niño hermoso sufre distrofia farinácea (alteración por exceso de hidratos de carbono) y será un adulto obeso.¿Qué porvenir le espera a nuestra población? ¿Por qué nadie desactiva esa bomba?”.

-¿La diabetes avisa?

“La del niño, tipo 1, sí, porque se pone malísimo y se actúa enseguida. La de tipo 2 es una asesina silenciosa. La clave es la revisión. Podemos viajar toda la vida con la diabetes sin papeles”.

-De ese campo de batalla muchos vuelven ciegos y mutilados.
“Sí, porque la diabetes es la primera causa de ceguera, pérdida dental, infarto de miocardio,insuficiencia renal, impotencia sexual, amputación por falta de riego en dedos, tobillo, rodilla y muslo. Ciegos y mutilados. Es una imagen muy popular. El canario es aquella persona que tiene un familiar en Venezuela y otro diabético”.

El trasplante original
Se puede ser monorreno (vivir con un solo riñón) y ser un gran futbolista, como Juan Antonio Pizzi, paciente del doctor Maceira en su etapa en el Tenerife. Y se puede sobrevivir con un riñón ajeno. En la foto tamaño póster que cuelga de la pared de su casa-consulta del Toscal, tras jubilarse, hay varios hombres con bata blanca y una mujer. La primera persona trasplantada del riñón en Canarias fue Julia Hernández, de 40 y pocos años, vecina de Güímar, el 13 de febrero de 1981, en el HUC. Tras casi un lustro de diálisis, resultó elegida en el tipaje para evitar el rechazo del órgano donado procedente del Hospital de la Candelaria. Esos días el equipo médico permaneció expectante, “hasta que la paciente arrancara a orinar”. El tejerazo del 23 F pasó desapercibido para ellos durante más de 20 días de encierro. “Cuando orinó, todo salió bien”. La receptora vivió más de veinte años con normalidad y no murió de la glomerulonefritis (la inflamación del riñón) que la hizo famosa. Eran novatos, pero se habían puesto a punto. Maceira, en el Hospital Clínico de Barcelona, y otros en Londres o Escocia. Maceira, hijo de un militar del mismo nombre, gallego, y de la maestra nacional Dominguita Cruz, lagunera, había estudiado en Sevilla y en el Royal Free de Londres. Cuando en 1977 se propuse acabar con el exilio de los enfermos renales canarios en la Península, recurrió a un truco para ganarse a Francisco Bañares, el prestigioso urólogo, a su causa. “Me lo llevé a la sala de diálisis mientras un niño estaba enganchado a la máquina. “Eres un granuja”, me dijo, delante del drama, y no lo dudó: “Vamos a hacerlo”. “Así empezó la experiencia más bonita de mi vida.
Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Por qué no me callo. EL CAOS

Escombros del edificio derruido de Arona./Foto: SERGIO MÉNDEZ, DA

Escombros del edificio derruido de Arona./Foto: SERGIO MÉNDEZ, DA

 

Hay un instante en el que apenas pensamos. En la caída. Como hacemos, adrede, con la muerte. Y es que estamos entrenados para conseguir el ‘botín’ de nuestras vidas, y desentrenados para perderlo. Günter Grass, sin embargo, dejó un poemario inédito, que revisó tres días antes de morir: ‘De la finitud’. Los griegos practicaban el gusto por las cosas finitas. Nada dura siempre. En la política, en el fútbol, en la literatura y en la ciudad, que es donde se desarrolla todo, hay momentos de caos y caídas, fenómenos finales. “Torres más altas han caído”, dice el refrán. En la imagen impensable del edificio de Arona se visualiza el fantasma brutal del caos, la nada –el espacio en blanco donde estuvo el edificio en pie, antes de derrumbarse el jueves a las 9,31 de la mañana, a esa hora, causando siete muertos- y bajo los escombros quedan los restos. Unas veces hay supervivientes, otras no. Todo pasa en un pispás. En estos terremotos de Ecuador y Japón (centenares de víctimas) se repite esa imagen del desenlace y la destrucción, que conozco bien desde el seísmo de Pisco (Perú, 15 de agosto de 2007, de magnitud 8: 596 muertos). Es el mismo ‘cinturón de fuego’ del Pacífico, donde se concentra el 90% de los temblores del planeta. Cuando el caos no avisa es, por definición, inevitable. Vi más tarde aquellas casas de adobe caídas en el suelo, pero en los 175 segundos que duró la sacudida, en la carretera de Huacachina a Ica –a las siete menos veinte de la tarde, esa hora, y un rayo violeta surcó el cielo- le ves la cara al caos. Todo cambia súbitamente de un instante a otro y no lo sabemos hasta que nos sucede. Hay cierta antinomia en los lazos del destino, entre lo determinado y lo fortuito, y los dos son lo mismo, cuando leemos a los teóricos del caos. Si es  verdad que el aleteo de una mariposa es capaz de provocar un tornado de un extremo a otro del mundo, terminamos paranoicos suponiendo que una cosa –una casa- se cae, o un pedazo de país, o un político por alguna razón. La caída y el caos son cosas muy actuales. Un clásico: Caer y levantarse es algo inherente al ser humano; “no es nada para nosotros”, decía Epicuro a Meneceo de la muerte. Ahora mismo, en Brasil, Dilma Rousseff, expuesta al ‘impeachment’, cuando hace nada visitó España feliz del auge de su nación frente a nuestro austericidio. Otro tanto, Soria, de ministro y delfín a víctima fulminante de los papeles de Panamá. O la caída en picado del poderoso Barcelona, impotente frente al infortunio espectral que frustraba sus goles cantados el domingo ante el Valencia. La crisis de la que venimos, el desgobierno político del país…, en fin, hablamos de lo mismo. Del caos.

El Nobel Günter Grass, amigo de La Palma, escribió 'De finitud'./Foto: phototek.net.

El Nobel Günter Grass, amigo de La Palma, escribió ‘De finitud’./Foto: phototek.net.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos/LORENZO OLARTE: “El canalla mayor del Gobierno de Suárez fue Fernández Ordóñez”

Lorenzo Olarte y Adolfo Suárez

Lorenzo Olarte y Adolfo Suárez

 

EN VÍSPERAS DEL 40º DE LA LLEGADA DE SUÁREZ AL GOBIERNO, DECLARACIONES DE UN TESTIGO DE EXCEPCIÓN 

 

Por CARMELO RIVERO

Lorenzo Olarte, uno de los seis consejeros de Suárez en la Moncloa, califica al exministro Francisco Fernández Ordóñez, de haber sido “el canalla mayor del Gobierno”. Lo señala como un “traidor” en UCD que filtraba a Felipe González los entresijos de los Consejos de Ministros “para que pinchara el globo”. En julio se cumplen 40 años del histórico encargo del Rey Juan Carlos a Adolfo Suárez para sustituir a Carlos Arias Navarro y formar Gobierno con el fin de encauzar la Transición tras la muerte de Franco. Olarte recuerda las ambiciones de poder en UCD que desgastaron a Suárez, y cita a Joaquín Garrigues como su principal adversario. “Suárez le dijo: “¿qué tienes tú contra mí?’, y le contestó, ‘lo que quiero es quitarte el sillón’.

“He perdido el miedo a la muerte, tras encerrarme en un monasterio a meditar”. Olarte Cullen, el político canario más influyente de la Transición, duerme cada noche, a los 83 años, en la paz celestial de los cantos gregorianos que le pone en la cama su mujer lagunera María Lecuona. Es el lecho de Franchy y Roca, que un ebanista le restauró, con las iniciales del republicano en el cabezal. Olarte quiso de niño ser cura y llegó a planteárselo al obispo Pildain.

Suárez y Fernández Ordóñez.

Suárez y Fernández Ordóñez.

 

Le asesinaron al jefe de gabinete en el Gobierno canario, y en Madrid pasó un año con escolta por temor a un atentado. “La CIA amenazó a Suárez con apoyar la independencia de Canarias si no entrábamos en la OTAN”, cuenta aquí. Olarte, que declinó ser ministro y embajador en Venezuela, fue uno de los seis consejeros de Suárez en la Transición con UCD. En la entrevista cuenta la única vez que le pusieron dinero sobre la mesa “y no quise nada para mí”. El exportavoz nacionalista en el Congreso, que acaba de liderar, ya octogenario, un modesto partido estatal (Ciudadanos de Centro Democrático), reúne las trazas del último dinosaurio de la fauna política insular. Hoy vive estoicamente instalado en su proverbial travesía del desierto, con 960 euros mensuales de pensión tras una dilatada vida pública (“si fui hasta procurador en Cortes hace 40 años”) y haber criado a ocho hijos con estudios en el extranjero. Está a la espera de vender su joya de la corona, la casa palacete que habita en Santa Brígida, junto al Madroñal. Pero no pierde el humor, como si se retroalimentara del Olarte de Calero, que lo imita en Viva la Radio: “El 23F yo me tiré de cabeza, y había un chiste que decía que Tejero estaba cabreado, porque había dicho al suelo, no al subsuelo”. A renglón seguido, comenta con pesadumbre: “En mi isla (Gran Canaria) me quieren por obligación, no como yo quisiera, que fui el padre de la Universidad. Con decir que he estado tentado de irme a vivir a Tenerife”. Es la semana de la tragedia de Arona y los papeles de Panamá. Aquí habla del dolor: “Estoy luchando por la vida de un hermano que está muy enfermo, al que quiero tanto que no sabría decir si es el menor de mis hermanos o el mayor de mis hijos”. Y no hace leña del árbol caído.

olate, suarez, militares

Olarte, el célebre general Saénz de Santamaría (con sus peculiares gafas oscuras) y el presidente Adolfo Suárez.

-¿Qué le ha parecido el desenlace de Soria?
“Le ha pasado lo que decía Churchill, que los adversarios están enfrente y los verdaderos enemigos en tu partido. Lo han dejado tirado, porque en la política anidan los rencores, como él sabe bien. Y no soy sospechoso, porque me quitó una subvención para la fundación de China. Pero esta ola que se lo lleva por delante, de los papeles de Panamá, tiene un tufo mediático. Hemos vuelto a los juicios paralelos”.

-¿Cómo era Pildain?
“Acabo de escribir un libro sobre él. Fue el mejor obispo de aquí. A los 11 años fui con un amigo a verlo al Obispado al salir del colegio. ¡Aquel hombre majestuoso! ‘Vengo a decirle que quiero ser cura’, le solté, y me dijo: ‘Pídele permiso a tu padre’. Luego trajo en un carrito de ruedas tres cafés y unas galletas Tamarán, y nos invitó a merendar con una humildad tremenda”.

-¿Entonces, quería ser cura?
“Fue una cosa de la edad. Yo soy creyente, próximo a la Teología de la Liberación, y he perdido recientemente el miedo a la muerte. En ocasiones, me encierro y lloro por mis padres fallecidos, pero ya sin temor por la hora final”.

-¿Cómo lidió ese toro el excronista taurino?
“Pasé una semana en el monasterio de Santo Domingo de Silos (Burgos), entre cantos gregorianos. Por 32 euros, cuatro comidas. Vives, comulgas, meditas seis horas diarias. Cuando salí, me preguntaban a qué médico había ido. Rejuvenece apartarse del mundo a pensar, incluso, en política”.

OLARTE SIN BRAZO EN ALTO

En un acto de Falange, Olarte evita secundar el saludo oficial con el brazo en alto.

 

-¿Recuerda la conversación con Juan Pablo II en Roma?
“Fui con mi familia cuando era presidente. Había una mesa castellana y dos sillones enfrentados, pero el papa me sentó a su lado y me habló con su voz cantarina. Cuando lo llamé majestad en lugar de santidad se echó a reír. Le preocupaban la juventud, la pobreza y el ‘demonio de la droga’. Al final, lo invité a Canarias. Pero lo vetó Fernández Ordóñez, ministro de Exteriores; por considerar contraproducente que viniera en una gira africana”.

-Y África era Cubillo. ¿Cómo se vivía en la Moncloa su desafío en las ondas desde Argel?
“Otero Novas y yo sabemos que la CIA amenazó a Suárez con apoyar a Cubillo si no entrábamos en la OTAN. Me lo dijo Suárez, y les dio largas. El encargado de marear la perdiz era Otero, ministro de la Presidencia. Éramos las dos personas de máxima confianza de Suárez. La CIA lo chantajeaba con ayudar al Mpaiac para que Canarias se independizara de España. Después le propuse aquel viaje histórico por las islas y el Consejo de Ministros. Cubillo era el coco perfecto para conseguir cosas en el Gobierno. Suárez me apoyaba, con esa argucia y me decía: “Canarias no me debe nada, se lo debe a Cubillo”. Y en esas, Cubillo intentando matarme”.

ELECCIONES CABILDO-GRAN CANARIA-CCN

“Conesa me enseñó un papel con la firma de Cubillo: “Eliminar al godo Olarte.”

 

-¿De verdad?
“Roberto Conesa, comisario de la Brigada Central de Información, me citó en la Puerta del Sol para comunicarme: ‘Cubillo, aliado con el Grapo, quiere asesinarlo’. Me enseñó un papel con la firma de Cubillo: ‘Eliminar al godo Olarte’. Y me mostró la pistola destinada a matarme, que interceptó su infiltrado en el Grapo. Me puso un coche de la brigada antiterrorista y dos escoltas con una Marietta. El sospechoso era un brigada desertor del Ejército. Me hizo gracia cuando me dijo: ‘Si usted acostumbra a tomar café con alguna señora -yo estaba casado-, tiene que decírselo a los escoltas, porque yo no puedo asegurarle que en esa casa no esté escondido su asesino’. Me dio instrucciones: cambiar de restaurante, sentarme de espaldas a la pared… Aquello duró un año. No pasó nada. Un día, siendo presidente, aporté 5.000 pesetas para que Cubillo volviera y él me lo agradeció. Nunca le guardé rencor”.

-¿Martín Villa y Conesa montaron el atentado contra Cubillo (Argel, 1978), estando usted en la Moncloa?
“He visto una sentencia de la Audiencia Nacional que dice que fue un crimen de Estado. Pudiera ser que Conesa estuviera detrás. Martín Villa estaba en un ministerio jodido, Gobernación, donde si por razones de Estado hay que ordenar cargarse a alguien, los ojos miran para él”.

OLARTE Y FF

Luis Hernández, Fernando Fernández y Lorenzo Olarte. “Fernando fue un presidente honradísimo.”

 

-¿Recuerda cuando asesinaron a su jefe de gabinete?
“Aquel chico, Fabián García Dobón, había estado de monje en un convento en Las Palmas, donde conoció a otro que fue legionario y toxicómano. Al cabo de los años, se vieron y sufrió 22 puñaladas. Un caso tremendo”.

-¿Cómo se llevaban Suárez y el rey?
“Suárez me contó la única discusión que tuvieron: don Juan Carlos le pidió que nombrara a Armada jefe del Alto Estado Mayor y él se negó, porque no se fiaba de un tío con ansias de poder y poco sentido democrático. Pero no creo que eso influyera en el 23F. El rey controló a los capitanes generales. Nunca me fie del de Canarias, González del Yerro. Mientras, había sobresaltos en UCD. Todos querían el sillón de Suárez. Adolfo llamó a Joaquín Garrigues y le dijo, ‘¿qué tienes tú contra mí?’. Y le contestó, ‘lo que quiero es quitarte el sillón’. Un día hubo un golpe de Estado interno. Suárez cambió de gobierno sin contar con la ejecutiva, a la que yo pertenecía. En una reunión secreta, lo habían obligado o apoyarían una moción de censura del PSOE. El traidor se llamaba Francisco Fernández Ordóñez, el canalla mayor del Gobierno. Los dos mayores enemigos que tenía Canarias en UCD eran él y Abril Martorell. Ordóñez le filtraba a Felipe González lo tratado en los Consejos de Ministros para que pinchase el globo. Suárez sufría mucho. Cuando culpaban a militares y banqueros, me decía: ‘¿Pero no ven que es mi propio partido?”.

OLARTE, HERMOSO, SAAVEDRA

Con Manuel Hermoso y Jerónimo Saavedra.

 

-¿Cómo lo conoció y cómo era en la intimidad?
“¡Oh, Adolfo Suárez! Nunca lo vi desmoronado. Triste sí. Cuando él presidía Entursa, me fue a ver al Cabildo de Gran Canaria: el Ayuntamiento de Las Palmas le negaba la licencia del hotel Iberia. Se lo arreglé y se fue con la licencia en el bolsillo. En la Moncloa, los seis consejeros éramos un grupo de lujo, yo el de menor nivel: Federico Mayor Zaragoza, Leopoldo Calvo Sotelo, Salvador Sánchez-Terán, Alfonso Osorio, José Ramón Lasuén y yo. ¡Qué equipo! Lo acompañé hasta que se aprobó la Constitución. Todos los papeles de la Constitución los veíamos Otero y yo. Mi compadre Otero, un hombre preparadísimo; él, antinacionalista, y yo, un nacionalista decepcionado, que confía en el futuro de su tierra si se usa bien el REF”.

-¿Qué le convendría ahora a Canarias?
“¡Qué buena solución sería la de Puerto Rico! Un Estado Libre Asociado. Admito que lo dije tras haber tomado unas copas con el presidente de Puerto Rico, pero me reafirmo. Yo estaba cabreado. Felipe González no me recibía, nos trataba como una colonia. Y después fuimos amigos. El canario no se ha sacudido el síndrome de la Conquista. Por eso aquí llega un godo que cuanto más godo es y más nos pisa los pies, más reverencias le hacemos. Tener un Parlamento es como media independencia. Por eso, la mayor putada que hizo Bravo de Laguna fue, en el reparto de las sedes entre Tenerife y Gran Canaria, cambiar el Parlamento por la Delegación del Gobierno. Hay que ser ignorante, pese a ser abogado del Estado. No me fui de la UCD para no dar la impresión de que no quería la autonomía. ¿Cómo puedes tú comparar una Delegación del Gobierno, que es una Jefatura de Policía, con un Parlamento, coño?”.

Lorenzo Olarte, expresidente del Gobierno de Canaria. / EFE
Lorenzo Olarte, expresidente del Gobierno de Canarias./ EFE

-¿Cómo nació Coalición Canaria (CC)?
“Yo fui el inventor. Y pido perdón a Dios. Por la misma razón que UCD. En Gando, Hermoso y Adán Martín pactaron conmigo que sería candidato a la presidencia. No cumplieron. CC y UCD tuvieron una función muy buena, y gracias a Mauricio nos traíamos muchas cosas de la Península. Pero lo que mata son las apetencias por el sillón”.

-¿Le pasó con Fernando Fernández, al que sucedió?
“Qué va, nos llevamos maravillosamente. Fue un presidente docto y honradísimo. Un día dudó de mí, y me dijo ‘si quieres ser presidente, dimito en el acto y te dejo el puesto’. Se aclaró el malentendido y siempre le fui leal, una lealtad casi patológica”.

-¿Usted se reconoce como un presidente nacionalista?
“Yo fui un presidente nacionalista de verdad. Fonfín (Ildefonso Chacón) decía que él iba en una falúa hablando de independencia y yo pasaba en una lancha rápida. Hoy soy un nacionalista que no cree en la independencia de Canarias, porque es como si creyera que Jesucristo volviera a nacer en un Belén que estuviera en La Isleta”.

-¿Canariones y chicharreros tenemos remedio?
“Es triste que tengamos difícil remedio. Ahora que Gran Canaria tiene universidad gracias a que firmé el decreto, me lo perdonan más en Tenerife que me lo alaban en mi isla. No me han hecho ni doctor honoris causa. Reparten medallas y no se acuerdan del padre de la universidad”.

-¿Qué está escribiendo?
“Mis memorias, los encuentros con líderes políticos: Arafat, Isaac Rabin, Pinochet…”.

-¿Qué impresión le causó el dictador chileno?
“La de un criminal. Un tipo terriblemente frío. Fan de Franco; me dijo que haría un Valle de los Caídos en Chile”.

-En los 80, el Parlamento lo investigó por el caso Puerto Marena. ¿Qué había de cierto?
“Nada de nada. Yo pedí la comisión de investigación, y de milagro salí indemne. Fue una invención. Había comprado la cuarta parte de un solar urbanizado cuando no tenía cargos en el Gobierno”.

CONFERENCIA COLOQUIO "LOS RETOS DE CANARIAS EN EL SIGLO XXI: HACIA UN NUEVO MODELO DE DESARROLLO ECONÓMICO"

Olarte y Paulino Rivero, en presencia de Sebastián Grisaleña.

 

-¿Alguna vez tuvo que decir no a la corrupción?
“Nadie me ofreció jamás nada a cambio de nada y, por tanto, jamás me llevé nada. Pero alguno de los míos pudo decir, Olarte se lleva una parte, y tragarse la totalidad. Un empresario de Las Palmas me puso cinco millones de pesetas sobre la mesa en una campaña y llamé a un testigo del partido: hagan lo que el partido considere. Era una ayuda legal. En UCD, el encargado de las perras era Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid. Lo llamé una vez godo, porque no nos enviaba dinero a Canarias. Cuando el CDS, apoyó con dinero Mario Conde”.

-¿Este desgobierno de España tiene salida?
“Si Sánchez y Rajoy tiran la toalla y vuelve Felipe González. Una gran coalición con un cachito para el catalán Rivera. Iglesias es brillante, pero no puedes felicitar a un tío en el Congreso con un beso en la boca”.

-Invoca a González pese a que le amenazó con el artículo 155 de la Constitución.
“Y lo mandé al carajo. Fue la guerra del descreste, que le gané a Borrell en el 89. Nos amenazaban con el mismo artículo que ahora a Cataluña. Igual que Julio Bonis era inteligente y desleal, José Miguel González, mi consejero de Hacienda, es la persona más inteligente y leal que conozco. Con él gané esa guerra y conseguimos la plena integración en Europa. Todos recuerdan oírme decir: ‘Madrid va a saber lo que vale un peine”.

-También midió la distancia con la Zarzuela y la Moncloa.
“Dije que la distancia de Canarias con la Zarzuela era de milímetros y con la Moncloa sideral. El rey me dijo bromeando que lo había metido en un lío con González. Hace dos meses le mandé un email y me respondió de puño y letra deseando vernos pronto en Madrid. En la Transición, Torcuato Fernández-Miranda, el rey, Suárez, Otero y yo colaborábamos estrechamente”.

OLARTE JOVEN UNION CANARIA

Una imagen del veterano político de 83 años en su primera etapa.

 

-Hablando de distancias, ¿le queda lejos ahora China?
“He ido 20 veces en 10 años, para establecer relaciones logísticas, pero ese sueño se frustró”.

-¿Qué no ha contado nunca?
“Mi abuela era hermana del Conde de la Vega Grande. Eso no lo sabe nadie. Pronto publicaré los detalles de un descubrimiento del Museo de Canarias: el Padre Anchieta era hermano de un tatarabuelo mío”.

-¿Quién ha sido el mejor político canario?
“El gordo. Leoncio Oramas, ‘monárquico de otras cepas’. Yo soy monárquico de don Juan Carlos, que me escribe de puño y letra”.

-¿Con 83 años se siente con fuerzas?
“Me atrevería a volver a ser presidente de Canarias, si no fuera que le gente diría, ‘¿a dónde va este viejo?”.

LA MIRADA DE FRANCOAl padre, Ramón Olarte Magdalena, juez de instrucción destinado a Puerto del Rosario (Fuerteventura) cuando salía Unamuno, le dejaron poner un palomar en lo alto de la pensión, y cuando visitaba a su novia, Antonia Cullen del Castillo, en la finca de su futuro suegro, Santiago Cullen Verdugo, gobernador militar de Canarias e introductor de las palomas mensajeras, se llevaba media docena de aves en una cesta. A las tres de la tarde, tras dictar sentencias, la seguía seduciendo con misivas, como en El amor en los tiempos del cólera. No había teléfono. El amor les duró toda la vida. Lorenzo Olarte (Puenteareas, Pontevedra, 1932) cree que solo había otra cosa que su padre quería tanto, “o acaso más”: la carrera judicial. Franco lo apartó de ella. Siendo presidente del Cabildo de Gran Canaria, Olarte visitó dos veces al dictador en el Palacio del Pardo. Era “un preguntón”: “¿Qué problemas tienen en Canarias?” (cuando el problema era el agua). Y al gobernador Martínez-Cañabate se le escapó: “Tenemos sed, mi general”. Y Franco pidió que le dieran un vaso de agua, tomándolo al pie de la letra. “Tenía el cutis muy terso, como de párkinson, y ojos negros. Estuvimos unos segundos mirándonos fijamente hasta que yo desvié la mirada. Me pudo la mirada de Franco y pensé: este sabe que echó a mi padre republicano de la carrera judicial, sabe que no levanto el brazo cuando cantan el Cara al sol y sabe que soy antifranquista”. Olarte, de abogado, había defendido a Salvador Sagaseta en dos consejos de guerra y la sala estaba llena de militares con la bayoneta calada.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Por qué no me callo. LA CALLE, LA SIESTA

Julio Tovar

Julio Tovar

 

 

Julio Tovar y Octavio Paz hablan de una calle sin vida. Hemos entrado en esa calle provinciana en la que no pasa nada ni nadie. Todo se quedó quieto una vez y ahora cuesta trabajo hasta el bostezo. Esto de decir que sí a Europa hace treinta años no fue moco de pavo. Ni aquellos viajes de Hermoso a Cuba eran florituras, o los que hizo a lo Gulliver por las cancillerías de Europa para conversarles de estos enanitos pidiendo árnica al gigante. Nada, islitas, en el filo de la navaja, donde las aguas trajeron más tarde los cayucos con niños a ahogarse a nuestros pies. Europa nos oía y nos hacía caso, era curioso. Fue la primera vez en la historia que nos dimos importancia. Que nos lo creímos. Cosa rara. Francisco Aznar, que diseñó una diplomacia canaria sotto voce sin levantar sospechas –Romeva lo debería fichar- iba tejiendo relaciones por los continentes, en las capitales de Europa y las ‘posesiones’ canarias de ultramar (Cuba, Venezuela, Uruguay, San Antonio de Texas…, nuestras ‘finquitas’), y en Senegal, Mauritania, Cabo Verde, antes de limar las asperezas polisarias con Marruecos. Era un lío inteligente, un enjambre de relaciones posibles humanas. Se veía natural celebrar una Cumbre Iberoamericana al abrigo del Teide. Como decía Gallardón en el Foro Premium de esta casa, Canarias se ganó la empatía de América. Cuando aquel rey promulgó el tributo en sangre para que cinco familias canarias poblaran América por decreto cada cien toneladas de mercancías que llevaran los barcos, estaba fundando un ‘imperio’ de alianzas que nos concernía para siempre. A Carlos II le salió el tiro por la culata, nos impuso una condena y nos regaló un planeta en el espacio de oportunidades. “Isleños”, nos llamaba Fidel, que reapareció ahora en una escuela con casi 90 años.  Y teníamos un buen amigo en Paris, Federico Mayor Zaragoza, que dirigía la Unesco. La rectora Marisa Tejedor puso en órbita proyectos del bicentenario de la ULL que presidía la reina. Aznar –el  nuestro- atraía la mirada de la ONU hacia los foros del Tricontinental, aprobó la carta de Cousteau de los derechos de las generaciones futuras. Estábamos en la Champions. Canarias hacía cosas con cierto ringorrango para que la quisieran. Ahora hacemos lo que se espera de nosotros. Poco. Nada. Eso. Nos ganamos demasiada fama, nos dieron patrimonios de la humanidad, nos metieron en los tratados de Europa. ¿Nosotros? Y nos echamos a la bartola, la soñarrera, que dijo Unamuno. Ni que fuéramos a comernos el mundo. Hemos vuelto a esa calle larga y silenciosa de Octavio Paz donde no hay nadie. “Las piedras mudas y las hojas secas”. La siesta.

Octavio Paz

Octavio Paz

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

La Entrevista del Domingo de Diario de Avisos/ALBERTO RUIZ-GALLARDÓN: “Habrá Gobierno en el último minuto del día 27”

 

alberto ruiz gallardon 1

 

Fotos: FRAN PALLERO

Por CARMELO RIVERO

Año y medio después de dimitir como ministro de Justicia tras retirar el Gobierno su proyecto de ley sobre el aborto, el fiscal en excedencia Alberto Ruiz-Gallardón, uno de los políticos españoles con mayor proyección, rompió la pasada semana su silencio en el Foro Premium del Atlántico, de DIARIO DE AVISOS, y aquí aboga, en los días cruciales de la negociación de un pacto, por “olvidar las descalificaciones personales”, para hacer posible una alianza de su partido, el PP, con el PSOE y Ciudadanos, la gran coalición, y evitar nuevas elecciones. “Supondría dar un mensaje formidable en clave española e internacional, dirigido a nuestra sociedad, a la UE y al desafío soberanista, por parte de las fuerzas constitucionalistas, en un momento grave como este”. Y arriesga: “Creo que la decisión se tomará en el último minuto del día 27. Todo acaba ese día”.

En esta entrevista hace memoria de episodios que jalonan su vida y trata de reparar las cañerías de la democracia. Anuncia el fin de los “liderazgos mesiánicos y las adhesiones incondicionales”, primarias obligatorias y una medida preventiva contra la corrupción: separar los cargos en el Gobierno y el partido, para que los empresarios sepan “con quién están hablando” cuando financian a las organizaciones dentro de la ley.

“No pienso volver a la política”, afirma. El expresidente y exalcalde de Madrid, eterno delfín, había sonado entre los posibles candidatos a presidir un gobierno tras más de 100 días de interinidad. Gallardón -que ejerce de abogado y asesor de empresas en el mundo, volcado en Latinoamérica- enuncia una despedida prematura, tras una carrera pública precoz, con éxitos exultantes -y hasta insultantes, como cinco mayorías absolutas- y una gran decepción: la fallida sede olímpica de este año, 2016, que ganó Río de Janeiro en detrimento de Madrid. El verso suelto del PP ya alguna vez había felicitado las Navidades citando a Rilke: “El que ha osado volar como los pájaros, una cosa más debe aprender: a caer”. Fue un concejal veinteañero de la capital del Reino y muy temprano secretario general de Alianza Popular (hoy PP). Manuel Fraga lo trató como a un hijo (“yo lo quería muchísimo”) tras la muerte de su padre, José María Ruiz Gallardón, abogado y diputado popular. Cuando recuerda este desenlace, se le quiebra la voz.

-¿Conserva la imagen de ese momento?

“Yo era secretario general del partido y despachaba con Fraga cuando me llamó para decirme que no se podía levantar. Llamé a Federico Trillo -se querían como un hijo y un padre- y lo ingresamos; había tenido un infarto cerebral. Fueron cuatro días terribles en la Clínica Rúber, luchando contra la muerte, pareciendo que salía adelante. Una multitud de personas pasó por la clínica para estar a su lado. Al cuarto día se le repitió el infarto y murió”.

-Tenía una biblioteca cuya fama llegaba a esta isla.

“Una fantástica biblioteca, en la que nació mi afición a la lectura, hasta hoy, en que tengo a la mejor asesora, mi mujer, Mar Utrera. Mi padre era un conservador contrario a Franco, que estuvo en la cárcel con Tamames, Múgica, Ridruejo y Javier Pradera, todos de izquierdas, menos él, que fue de derechas toda la vida. A un niño cuesta mucho explicarle que los malos han metido en la cárcel a su padre, que es el bueno. Eso despertó mi vocación política. Me dijo: ‘Mira, Alberto, si quieres que las cosas te salgan bien en política, rodéate de gente que sea mejor que tú’, y, como abogado,me dijo que no me avergonzara de defender a alguien repugnante, porque tú no te identificas con sus delitos, sino con el derecho de todo ser humano a ser defendido. Murió joven, a los 59 años. Y debo confesar que, conforme se acerca esa edad -tengo 57-, siento vértigo”.

-Usted ha estado en las quinielas de este ínterin.

“Porque no me dejaron hacer a mí esas quinielas”.

-Vio frustrado el sueño de ser presidente.

“Hace muchos años que supe que no iba a serlo”.

-¿Desde cuándo?

“Desde que Aznar eligió a Rajoy como sucesor supe que el siguiente no seríamos ninguno de su generación. Cuando dudaba entre él, Rato y Mayor Oreja, yo podía pensar, oye, a lo mejor tengo alguna posibilidad de serlo”.

-¿Volverá?

“¿A la política? No, no contemplo volver. Intervenir en el Foro Premium no es política, me apasiona reflexionar sobre la vida pública. La política me ha dado más a mí que yo a ella. Mis cinco mayorías absolutas son una gran generosidad de los ciudadanos”.

-Deshoje la margarita. ¿Gobierno, elecciones?

“Todo acaba el 27, con la notificación al Rey. Yo soy optimista, habrá gobierno en el último minuto y las últimas encuestas serán determinantes.Hay margen de maniobra, con tal de no repetir elecciones. España no puede permitirse un año de interinidad. ¿Por qué somos diferentes los españoles, y la Gran Coalición es posible en Alemania y aquí no? Fraga decía: ‘España es lo único importante”.

-¿La solución es que Rajoy dé un paso al costado?

“Sánchez no ha dicho no a Rajoy, ha dicho no al PP.”

-¿Y en ese caso, les habría puesto en un brete?

“Como decía Felipe González, con muy mal castellano, pero con mucha inteligencia política, eso es hipotizar el futurible”.

-¿Rajoy agotó su saldo?

“Ahora está en lo que está. Eso es algo que tendrá que pensar después de saber si sigue o no de presidente”.

-¿El sucesor ya existe en el PP?

“Por supuesto que el sucesor de Rajoy existe, ¿cómo no va a existir? Hay una cantera muy valiosa en el partido”.

-¿Un pacto PSOE-Podemos le dejaría preocupado?

“Asustado. Por su radicalismo y ambigüedad sobre la unidad de España. Un pacto PSOE-C’s, me disgustaría, pero no me dejaría preocupado”.

-¿Si hay financiación bolivariana, el coco es de verdad?

“Explicaría los discursos que hacía y ahora esconde y que pensábamos que eran por afecto, y resulta que, además, eran por contrato”.

-¿Qué opina de sus alcaldesas Carmena y Colau?

“Con Manuela Carmena tengo una relación antigua, heredada de mi padre. Siento solidaridad de alcalde con ella. El problema del Ayuntamiento de Madrid no es tanto Manuela Carmena como su equipo. Sobre Ada Colau no encuentro en su gestión ningún elemento positivo”.

“Cuando dimití, fui a ver a Felipe González y Aznar, dos personas que admiro y respeto, y me dieron muy buenos consejos”

-¿Se independizará Cataluña?

“Cataluña no será nunca independiente, porque España dejaría de ser España. No es una colonia. El Reino Unido no desapareció cuando Hong Kong volvió a la soberanía china, ni desaparecería si Gibraltar volviese a la soberanía española, dos situaciones, esas sí, coloniales”.

-¿Agradece el Estado un nacionalismo cauto como el canario?

“Canarias se ama con lealtad. La pongo de ejemplo a Cataluña. Se puede ser un profundo catalán y un profundo español, como demuestran los canarios”.

-¿Qué sobresale en el debe de este Gobierno?

“Cuando gobiernas te equivocas. Lo que más nos distancia de los jóvenes, y lo digo por la experiencia de mi propia familia, es la corrupción y no explicar qué hemos hecho contra ella.Muchos casos no merecían el reproche de las urnas y los partidos no eran enérgicos. Pero eso ha cambiado en España para siempre. La gente con menos de 30 años no va a perdonarlo más. No hablo solo del PP, también del PSOE. Nos afecta por igual”.

-¿Sirvió para algo su informe Naseiro (1990)?

“Fue un encargo de Aznar. Acababa de suceder a Fraga en el partido y me dijo que, fuese lo que fuese por doloroso que fuese, tendría su apoyo. Y fue, en efecto, muy doloroso. Pero fuimos el primer partido político en España con un código ético, elaborado por mí”.

-¿Y por qué se produce más tarde el caso Bárcenas?

“En este tiempo he hecho una reflexión personal: ¿qué hacer para que no haya jamás un caso Bárcenas en ningún partido? Además de impartir ética y sanciones (el actual Código Penal es de los más exigentes de la UE), propongo un mecanismo preventivo: incompatibilizar el ejercicio de funciones públicas con el de dirección en las distintas fuerzas. Que el presidente del Gobierno no presida el partido, ni el alcalde y el presidente autonómico. Cuando un partido acude a los empresarios a pedir apoyos para su causa, que es legítimo si se hace dentro de la ley, debe estar claro que no hay contrapartidas. Yo nunca acepté asumir los dos cargos en Madrid. Es bueno que los empresarios sepan con quién están hablando. Si es con el partido, no les puede ofrecer nada, y si es con el Gobierno, no les puede pedir nada”.

-¿Qué lección extrae de los papeles de Panamá?

“Un político no debe tener cuentas en el extranjero, por muy legal que fuese”.

-Usted se borra. ¿Por qué han de renovarse los carteles?

“Hace tres años, el Jefe del Estado era el rey Juan Carlos; el líder de la izquierda, Rubalcaba, el de la izquierda más radical, Cayo Lara; la de centro, Rosa Díez, y el del PP, Mariano Rajoy. A día de hoy, el Jefe de Estado es el rey Felipe; el líder del PSOE, Pedro Sánchez; a su izquierda tiene a Garzón y Pablo Iglesias;el del centro es Albert Rivera, y el del PP sigue siendo Rajoy. Pero deben ser los militantes los que decidan. No me gustó cuando Rivera, en el debate de investidura, invitó a los diputados del PP a rebelarse y desautorizar a Rajoy. No es elegante”.

-¿Fue un error del PP perder a Rivera como militante?

“Sin duda, sería hoy bueno que hubiera seguido en el PP”.

-¿Cómo van a ser los partidos, los líderes, la política mañana?

“Sospecho que van a pasar muchas cosas. Una clave será modificar el sistema electoral. Los partidos tendrán que ser más participativos, y las primarias dejar de ser voluntarias para ser obligatorias por ley. El liderazgo, tal y como se ha entendido hasta ahora, ha muerto. No va a haber en el futuro liderazgos mesiánicos, de adhesiones incondicionales, serán modernos, inclusivos, de equipos, como las empresas. No va a volver a haber un González o un Aznar, con toda la potestad. Lo que propongo es abrir una reflexión sobre la no concentración del poder”.

-¿Esperanza Aguirre sentía celos de usted?

“Era un caso curioso. Dos buenos amigos y una mala relación política. Porque en Madrid conviven dos instituciones potentes, la Comunidad y el Ayuntamiento. Pero nunca rompimos el vínculo de afecto”.

-Dimitió porque el Gobierno abortó su ley.

“Recibí un encargo del Gobierno que no pude materializar porque así lo entendieron el propio Gobierno y el partido. No me arrepiento de haber dimitido, en absoluto. Nadie me habrá oído un solo reproche ni a Moncloa ni a Génova. Y mi relación con Rajoy es muy buena”.

-¿Se vio solo?

“Fui a ver a dos personas que admiro y respeto: Felipe González y Aznar. Y me dieron muy buenos consejos”.

“Se puede ser un profundo catalán y un profundo español, como demuestran los canarios”

-¿Usted es un hombre de derechas con vacilaciones de izquierda?

“Sigo donde estaba, en el centro derecha, no me asusta esa expresión. Ciudadanos se reclama de centro, y nosotros, de centro derecha, como Sarkozy, Merkel o Cameron, lejos de los populismos europeos, terriblemente peligrosos. Con el PSOE, la moderación socialdemócrata, damos prosperidad a España y Europa”.

-¿A qué obedece esa fiebre ultra, trasatlántica?

“La gran aportación de Fraga a la democracia española fue evitar la ultraderecha, al concentrar en AP las opciones radicales, que nacen del enfado, como escribía en El País Steve Jarding, profesor de Harvard, sobre Donald Trump y Bernie Sanders en Estados Unidos. En España hay populismo de extrema izquierda, pero está demasiado presente la dictadura como para que lo haya de extrema derecha.A día de hoy ese es mi análisis”.

-¿Los hijos de la democracia traicionaron a sus padres, que hicieron la Transición con diálogo, después de que sus abuelos hicieran la guerra?

“Yo no hablaría de traición. Pero en algunos hablaría de lo que han olvidado. Hay españoles que piensan que la democracia es un dato que no se discute: la hemos tenido y la vamos a tener siempre. Y se equivocan. No es un dato, es una conquista que hay que revalidar cada día de la acción política. Y esa reflexión no la ha hecho una generación importante de jóvenes españoles”.

-¿Cuál fue su experiencia más dura en política?

“La experiencia más fuerte que he tenido en toda mi vida, política o no, fue el 11M, la matanza de Atocha, siendo alcalde, y vivo el riesgo yihadista como una obsesión”.

-¿Occidente recoge lo que sembró?

“Muchos pensaron que Bush hijo, al liquidar a Sadam, había logrado las metas que no alcanzó su padre tras liberar Kuwait. ¿No fue más inteligente Bush padre? No me gusta el régimen de Siria, pero mucho menos un gobierno yihadista. Cuando la primavera árabe, algunos comentaron, ‘ojalá esto ocurra en Marruecos’. Hemos visto Libia y Egipto. Tenemos que agradecer a Marruecos que lo evitara. Como sé, por mi etapa en el Gobierno, es un socio leal, que nos ayuda en Defensa y Seguridad. Canarias lo entendió en la crisis de los cayucos, hay que invertir en origen para revertir los flujos de refugiados”.

-Argentina, Colombia, Perú, Cuba. ¿Por qué no estamos ahí?

“Canarias está llamada a ser protagonista de ese espacio de oportunidad. Asia lo es, pero nuestro modelo de sociedad es Europa y América. Uno de los riesgos de Europa en este siglo XXI es diluirse dentro de un espacio económico olvidando que somos también un espacio social y cultural”.

-¿Reformaría la Constitución?

“No son las Tablas de la Ley, hay muchos aspectos que reformar. Pero es la primera que no fue impuesta por unos españoles a otros; todos la votaron, y Cataluña la que más. Si no se da el mismo consenso, con todos sus defectos, prefiero quedarme con esta”.

-¿Qué problema global citaría?

“Un primer ministro inglés citaba tres prioridades: educación, educación y educación. Añado otras tres en una: aún no hemos sabido convertir la información en conocimiento y este en cultura”.

alberto ruiz gallardon 2

EL PACTO

Los cuatro hijos de Gallardón estudiaron Derecho y ninguno eligió la política; solo el segundo ha seguido fiel a la tradición jurídica familiar, en un despacho de prestigio, el de Uría Menéndez, y el más pequeño orilla la vocación de Estado de la saga: prepara oposiciones para diplomático. El mayor cuelga la toga por la gastronomía después de pasar siete años en otro despacho diez, el de Pérez-Llorca, y abre ahora un restaurante en Santiago de Compostela. Un abogado, un diplomático, un master chef y cierra la nómina un cineasta. Gallardón, melómano e hincha de la Fórmula 1, sintió riesgo al arte, y le salió el ramalazo conservador, “le dije, vale, hijo, pero estudia una carrera alternativa; hizo Derecho y Comunicación Audiovisual, y me dijo, “padre, yo ya cumplí, ahora voy a hacer lo que siempre he querido”, y ya tiene un corto, y se fogueó en Las brujas de Zugarramurdi, de Álex de la Iglesia. Gallardón ha hecho, incluso, un cameo con Garci. Dos hijos permanecen en la casa familiar -la misma en la que vive desde niño, el piso paterno, grande, que reconstruyó en la zona antigua de Madrid- y las dos plazas vacantes de los que se han emancipado están cubiertas por Oli (cuando la frustrada Olimpiada) y Mambo. Enciende el móvil y muestra las fotos de sus perros, una beagle y un labrador, “que son la alegría de mi vida”. Los hijos ya vuelan solos. A los perros, en cambio, como si nunca dejaran de ser niños, como el nieto, los saca a pasear puntualmente, turnándose con su mujer. “Ese es el pacto”. El pacto de los perros, como una gran coalición, mientras otros lo intentan a cara de perros desde el 20D.

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?

Por qué no me callo. VARGAS LLOSA

Mario Vargas Llosa/adribosch.wordpress.com

Mario Vargas Llosa/adribosch.wordpress.com

 

Vargas Llosa dice que no tiene talento, como si renunciara a ser el número uno y prefiriera el éxito disciplinado del dos. A la defensa del peyorativo ‘escribidor’ de su oficio imposible –nunca pensó vivir de escribir, pagaría por ello-, añade la de “correveidile”, no menos despectivo, para el don de contar historias imaginadas o reales. Lo hace en un artículo/inventario el domingo, ‘Un alto en el camino’ (‘Piedra de toque’, El País), al cumplir 80 años, en que se reivindica lector: le leían de niño para que tomara la sopa y no se volviera tuberculoso. En la Casa Museo O’Higgins, en el peatonal Jirón de la Unión, de Lima, el autor más célebre de Perú –su único Nobel– recibía en 2008 un homenaje que era una reconciliación en toda regla. Había perdido en las urnas ante Fujimori en 1990, y el desencuentro con la patria duró como las heridas que tardan en cicatrizar. En las estancias de la casona colonial recorrí con Lucía –nos casamos un año después, hace ahora siete- el mundo más íntimo del autor más discreto del mundo hasta que el papel cuché lo ha puesto bajo el foco. Vimos su mascota legendaria, los hipopótamos; una entrada del estreno de su primera obra –teatral-, ‘La huida del inca’, a los 16 años; la carta de Cortázar contándole que acababa de enviar a Buenos Aires lleno de pudores el manuscrito corregido de ‘Rayuela’; una foto con García Márquez, con quien pensó escribir una novela a dúo antes de un enfado ‘inmortal’, y otra con Carmen Balcells, la agente literaria de ambos que adivinó el futuro del peruano y lo ‘liberó’ con un sueldo para que dejara de revisar los nombres de las tumbas del cementerio en los días de pluriempleo. La muestra, ‘La libertad y la vida’, era un relicario epistolar y fetichista del autor de ‘La ciudad y los perros’, la novela que Carlos Barral le apadrinó. Había unos poemas adolescentes que Vargas Llosa recordaba con rubor cuando se los mencioné más tarde, y el original de ‘La fiesta del chivo’, que, por lo que vi, pensaba titular ‘La muerte del chivo’. Estaba la voz del autor de Arequipa en mítines y entrevistas y estaban allí los ídolos que conoció en París, como Albert Camus o Sartre. Cuando le dio la mano al existencialista que dijo no al Nobel corrió a celebrarlo con los amigos. Flaubert, el más admirado de sus héroes, le enseñó que a falta de talento, está el esfuerzo. El domingo regresan los fantasmas a la casa de Vargas Llosa: hay elecciones en Perú y la favorita es Keiko Fujimori. Pero los peruanos dicen que, en segunda vuelta, nunca gana el uno, sino el dos.

Gustave Flaubert

Gustave Flaubert

 

Publicado el por Carmelo Rivero en Opinión ¿Qué opinas?