Bananian Complex

 

Varias veces os he hablado sobre los complejos de la profesión, que si estás gorda, fea, mayor… pero no os creáis que los modelos  y actores son los únicos, existe un muy extendido complejo bananista que hace creer a nuestros técnicos y productores que todo lo que viene de fuera mola más, y nada más lejos de la realidad.

 

Ya llevo un tiempito trabajando tras las cámaras y he participado en producciones nacionales e internacionales y decirles que hecatombes como las que llegaron de Londres, París o Barcelona pocas he visto aquí.

 

En los últimos años ha habido un despertar de la producción audiovisual en la islas y han llegado muchas producciones de fuera, y nosotros nos acercamos temerosos a ofrecer nuestros servicios ante nombres tan imponentes como París, Londres, Barcelona, Madrid…  y lo curioso es que a medida que avanza la producción se van haciendo pequeñitas.

 

Hace unos meses veía en un programa de televisión un debate en el que hablaban de ese nuevo fenómeno en el que cuando algo es bueno y es español sorprende, ya nos ocurrió en el deporte, y ahora está sucediendo en el cine y la publicidad, oímos mucho eso de: “qué bueno, sí, sí, y además es español!”  Bueno, pues en Canarias es aún peor, es como que somos lo último de lo último, la escoria que quiere trabajar en el audiovisual, y vamos con nuestras cabecitas gachas cargando con nuestras cámaras y nuestra vergüenza… What the fuck???  En estas islas hay grandísimos técnicos y grandísimos artistas, de hecho, insisto, jamás en trabajado en producciones locales con caos semejantes a los que viví en producciones de fuera donde ni siquiera nos respetan, se nos pasan por alto, gestionan todo sin contar con los intermediarios locales, amén de otras anécdotas un tanto más feas en las que no vamos a entrar, y no hablemos de los pagos! Sin embargo, he estado en producciones locales de productoras más pequeñas, con menos presupuesto y menos medios pero con más ganas y más profesionales que han ido como un reloj, así que tenemos que querernos un poquito más y empezar a creernos la valía que tenemos, que han salido talentos muy grandes con arena negra en los zapatos, que no nos achiquen personajes con acentos raros con sus grandes productoras que vienen de fuera a pedir un huequito para su cámara en nuestro suelo.

 

¿A qué tanto complejo? Vamos a perder el miedo y a demostrar la industria que tenemos en Canarias profesional, potente y doradita por el sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *