Órgano, aparato y sistema

20, Ene, 2010

El hombre en su total complejidad constituye una unidad biológica. Si lo hemos descuartizado para su estudio ha sido por la necesidad de hacernos entender.

Ser humano integral, dibujo de Leonardo da Vinci.

La fisiología humana, la anatomía humana, la bioquímica humana son disciplinas, puntos de vista, desde las que estudiamos a ese ente único e indivisible que es el hombre. De la misma manera un país es único y el mismo aunque sea estudiado desde un punto de vista físico, político o geológico.
Dicho esto, entremos en materia.

La unidad básica del organismo es la célula. ¿Qué quiere decir esto? Queremos decir que la célula es la parte más pequeña del organismo capaz de tener vida por sí misma. El organismo está formado por millones y millones de células encerradas en un envoltorio de piel (a su vez también formada por células). ¿Demasiadas células? Sí, bastantes: sesenta billones, célula arriba, célula abajo, encerradas en un saco de piel.

Pero con ser tantas y tan pequeñas, las células en sí son otra máquina de extraordinaria complejidad en cuyo funcionamiento no vamos a entrar en este momento para no complicar las cosas. Solo diremos que:

• Su potencialidad es tanta que todos nosotros procedemos de una sola célula, elhuevozigoto. Éste se ha multiplicado millones de veces y se ha ido diferenciando hasta convertirse en nosotros. Pero no solo se ha multiplicado, también se ha diferenciado de tal manera que una célula del sistema nervioso (neurona) es muy distinta de otra del sistema óseo (osteocito), pero ambas estaban potencialmente en la primera célula de la que procedemos.

• Si las células no marchan bien nada marcha bien en el organismo. Por lo demás la siguiente figura nos puede dar una idea de su estructura y complejidad.

(Nota: las imágenes están tomadas de páginas de la red de acceso libre. Si, por error mío, alguna estuviera sujeta a copyright, ruego se me comunique para retirarla).


La célula

Las células se aglutinan para formar tejidos. Un hueso está formado por tejido (en su mayor parte tejido óseo), un músculo también (tejido muscular, también en su mayor parte) y también nuestro cerebro (casi en su totalidad tejido nervioso). Somos un puzle de tejidos que se combinan para formarnos. Bien cosidos los tejidos formarán un ser humano. Someramente haremos mención del tejido epitelial, el conjuntivo y sus derivados diferenciados, el muscular, el óseo y el nervioso.

Diversos tejidos.

Los tejidos, a su vez, se agregan para formar órganos.


Un órgano, el hígado, forma parte de un aparato, el digestivo.

Si hablamos de organismo estamos hablando de órganos. Muchos órganos forman un organismo. Y ¿qué son los órganos? Todos sabemos que el riñón es un órgano y que el estómago es otro. Pero, ¿son lo mismo? Evidentemente no. Qué les une entonces para que ambos sean órganos. Sencillamente que ambos realizan una función, aunque distinta. De aquí podemos intentar una definición de órgano. Podríamos decir que un órgano es una parte diferenciada del cuerpo humano que realiza una función (o varias, como el hígado, por ejemplo, que tiene múltiples funciones).

Varios órganos que contribuyen a una misma función forman un aparato. Por ejemplo en el aparato digestivo tenemos órganos como el estómago y el hígado, ambos contribuyen a que hagamos la digestión. Hacemos, pues, la digestión con un aparato, el digestivo, claro está.

Aparato digestivo.

Cuando un conjunto de órganos tiene la misma estructura, el mismo origen embriológico y está presente en todo el organismo estamos ante un sistema. Como ejemplo, el sistema nervioso. Por pequeña que sea la parte de un cuerpo humano siempre habrá en ella terminaciones nerviosas.

Nos movemos y sentimos gracias a un sistema, el nervioso. Éste, a través de los nervios, manda sus órdenes a los músculos que actúan sobre el esqueleto. El resultado es el movimiento.

Por los mismos nervios llegan los estímulos dolorosos, de calor, de frío, etc., a nuestro cerebro, donde reside la consciencia. Así somos conscientes del dolor, calor, frío, sensaciones placenteras etc.

Sistema nervioso.

  • 88476 lecturas
Publicado el por Rafael Úbeda en Biología, General ¿Qué opinas?

El autor

Rafael Úbeda

Médico. Escritor aficionado.

Añadir comentario