“La poesía es una transformación que lleva a la luz”

Iván Ruiz Expósito, profesor de español para extranjeros y poeta


Estoy en el restaurante de El Corte Inglés. Saco la grabadora, le doy al botón rojo y la pantallita me indica que la batería está agotada. Miro en la mochila. ¡Oh!, no llevo repuesto. Pensamiento positivo: bajo a la sección de electrónica y compro un paquete de cuatro pilas. Regreso para hablar con Iván de la poesía como herramienta terapéutica.

-Cualquiera puede ser un poeta, ¿no?

“Entre comillas. En Canarias hay más poetas que lectores. Todos tenemos esa capacidad. A veces escuchas a un señor mayor y piensas que lo que está diciendo es poético. Luego, a los sentimientos hay que darles forma con las herramientas del lenguaje”.

-¿Cómo se llega al pensamiento positivo a través de la poesía?

“Los pensamientos positivos modifican la estructura del cerebro y, al contrario, tardas un montón en reciclar los negativos. Así como la neurología y la psicología se proyectan hacia el pensamiento positivo, me plateé hacer algo nuevo desde la poesía”.

-¿Por qué?

“Porque la poesía es tan potente que es una dimensión de la realidad”.

-¿Eh?

“Hay pocas cosas que te sirven como prisma para ver la realidad de manera total: la religión, la filosofía, la ciencia, el humor, la poesía…”

-¿Es obligatoria la rima?

“Ese es el problema de la poesía como estereotipo, que se convierte en una estructura encorsetada. Y la poesía es mucho más hondo que eso, más armónico. Aparte de la envoltura, el mensaje debería tener su propia forma”.

-¿En cuántas palabras defines la poesía?

[Silencio reflexivo] “La poesía es transformación que te conduce a la luz”.

-Un interruptor de sentimientos…

“¡Por ejemplo! A ver, escribir es terapéutico. Lo dicen los psicólogos. Entonces, ¿qué diferencia hay entre un diario y un poema? En un diario hay desahogo, vomitas lo que te pasa. La poesía va más allá: transforma lo que te ha pasado en fuerza de vida”.

-Pero también hay poesía pesimista…

“Como dimensión de la realidad, la puedes utilizar para cualquier cosa. De lo que hablo yo es de usar la poesía para lo contrario”.

-¡Claro!

“Para girar a la luz… Por eso me refería a la dimensión de la realidad. Para que lo comprendas mejor: una espiral  gira hacia dentro o hacia fuera…”

-Ya lo veo…

“Pues, lo que yo propongo es la expansión. La poesía ayuda a la hora de equilibrar dos necesidades…”

-La de guardarlo todo para uno…

“Y la de permitir que salga a la luz”.

-Que es por donde vas tú…

“Ese es el efecto que busco”.

-¿Tu técnica se basa solo en la creación o incluye la lectura?

“Para mí, la lectura es un acto creativo. Cada persona aporta su visión”.

-¿Qué es Canarias Cultural?

“Es una escuela de idiomas para extranjeros, en Santa Cruz”.

-¿Trabajas ahí?

“Soy uno de los propietarios. Empecé como profesor y acabé comprando la escuela. Les encuentro alojamiento [a los alumnos], les organizo el tiempo libre y les doy clases”.

-¿Cuántos profesores son?

“Fijos hay tres. Además, Jose [hijo del exrector de la Universidad de La Laguna José Gómez Soliño] y yo también impartimos clases. Él hizo Filología Inglesa y yo me licencié en Hispánicas”.

-¿La escuela es de los dos?

“Es una sociedad a medias”.

-Organizas charlas, cursos, talleres…

“Sí, algunas charlas han terminado siendo el prólogo de un curso. Me aficioné a la poesía a una temprana edad y al final…”

-Has escrito esta página en tu libro de actividades lúdicas y docentes…

“Me hacía ilusión”.

-¿Has publicado poemarios?

“Y he elaborado un diccionario de poesía, que se llama Diccioemario. Cada palabra adquiere un valor metafórico”.

-Ilústrame…

[Mira un papel y lee] “Amor: es un ave temblando en las manos de un niño”.

-¡Poético!

[Menea una hoja] “Aquí hay un par de citas. Despiensa, siente, fluye…”

-¿Despensar?

“Aprender a pensar de otra manera. No des vueltas a la cabeza, céntrate en lo que ves, en lo que hueles, en lo que… Es una manera poética de desconectar”.

-¡Cómo no!

“La poesía es presensitiva, algo anterior a los sentidos”.

-¿En qué se diferencia de la religión?

“En la poesía existe Dios de manera tangible, verificable…”

-Me tengo que ir…

“Pues, nada [y sigue recitando]”.

-Yo creo que es suficiente…

[Se termina la caña] “¡Ya está!”

Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario