“Cada azafata tiene su estilo”

Necesitaría una escalerilla si ella no fuera tan amable de agacharse. Carmen lleva siete años como azafata de vuelo. Y yo todavía no he aterrizado.

-Así que… ¡azafata!

“TCP”.

-¿Eso que es?

“Tripulante de cabina de pasajeros”.

-Como quieras. ¿Cuándo se produjo el despegue?

“Empecé volando en Air Europa, después estuve en Islas y volví a Air Europa”.

-¿Cuántas horas de vuelo?

“No puedes volar más de noventa horas al mes”.

-¿Cuál ha sido el trayecto de mayor recorrido?

“San Petersburgo ida y vuelta, desde Tenerife. Al volver no recordaba ni cómo me llamaba. Fue un día entero metida en el avión. Era horroroso, porque estás dentro de ese tubo con las mismas personas… Y, claro, la falta de oxígeno”.

-¿No has sentido miedo?

“Bueno, yo me matriculé el 11 de septiembre de 2011. Cuando llegué a casa, puse la tele y vi cómo el segundo avión impactaba contra las Torres Gemelas. Eso no me hizo cambiar de idea”.

¿Arriba se respira otro aire?

“No es el mismo aire que respiras en tierra que en el tubo”.

-¿El tubo?

“El tubo es el avión”.

-¡Un trabajo de altura!

“Es un estilo de vida, ¿sabes? Te tienes que acostumbrar tú, acostumbrar a tu familia, a tus amigos…”

-Cuando necesitas tomar aire, te subes a un avión…

“Me encanta mi trabajo, menos los madrugones” [risas].

-¿Pasas mucho tiempo fuera de casa?

“Una semana o algo así. Yo he escogido una vida más tranquila, viviendo en casa y tal. En cambio, si me voy a Madrid tendría que estar más tiempo fuera. Y si te vas a otra compañía, hasta un mes: tres días aquí, una semana allí… Es el ritmo de vida que tú quieras. Yo no puedo con eso ya. ¡A estas edades!”

-¡Mira quién habla! No me digas que estás a punto de jubilarte, que me da algo…

[Risas] “No puedo, no puedo, ¡qué va!”

-¿Qué es lo más anómalo que has presenciado?

“Sustos con el avión, pocos. En Air Europa hay una confianza tremenda, en mis compañeros, en todo… Movidas con los pasajeros, unas cuantas”.

-¿Cuántos ovnis has visto?
“Ovnis, ninguno. Lo que sí he visto son ivnis”.

-¿Qué?

“Individuos voladores no identificados”.

-Siempre me he fijado en las azafatas, pero ellas…

[Más risas] “Esas son unas aficionadas”.

-¿En las compañías de bajo coste cobran la sonrisa?

“Jajajajaja…”

-Una vez me despertó una de Lufthansa para darme el desayuno.

“¡Qué atenta!”

-De recuerdo conservo una cucharilla de café. Hacía mucho que una mujer no me despertaba, aparte de mi madre.

“¿Y ahora?”

-Hace tiempo que no viajo.

“¿No tendrás pánico a volar?”

-¡No! ¿La tripulación se sorprende cuando alguien presta atención a las instrucciones de seguridad?

“El desinterés incomoda, la verdad. Yo les llamo la atención”.

-A mí me entretienen los movimientos de las azafatas…

“Calla, que una vez se me abrió la camisa. Me di cuenta porque todo el mundo estaba mirando”.

-Además de ser alta y guapa, ¿qué te exigen?

[No se cree lo de alta y guapa] “Eso no es así. Esto que no salga, ¡eh! [risas]. Haces un curso que imparte Aviación Civil a través de academias homologadas. Una vez que adquieres la licencia y entras en una compañía, debes hacer otro para cada avión”.

-¿Qué otras cualidades?

“La primera prueba en determinadas aerolíneas es el uniforme: si no cabes no te admiten. Lo que se busca en España es profesionalidad: amabilidad, confianza…”

-¿Algún piloto se ha quedado dormido en uno de tus vuelos?

[Se lo piensa y me responde con una carcajada]

-Para mí, el pasillo del avión es una pasarela.

[Sonríe con picardía] “Reconozco que al principio actuamos como modelos”.

-No hay que perder la costumbre…

[Se ruboriza] “¡Hombre!”.

-¿Cada azafata tiene su propio estilo?

“Sí, sí…”
 
Carmen Ledesma Rodríguez, azafata de vuelo
Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario