Cambio de ciclo

En la noche electoral, Rajoy se metió la mano en el bolsillo derecho del pantalón y sacó cambio para un café. No era necesaria la calderilla, porque ya estaba servido. Que prepare tila, no tanto para él como para los que están impacientes. Sin haber tomado posesión del cargo de presidente, a Mariano lo atosigan con encargos que exigen el sudor de la frente.
Mucho antes, en octubre de 2004, el naranja de la UCD transfirió la creatividad y la ambición al decimoquinto congreso del PP.  Los manuales de la cromoterapia confieren a ese color un deseo protector y cualidades regeneradoras. Aun sin el empuje del rojo, es energético y estimulante. Su uso se receta para animar a personas con parálisis emocional o depresión. Inspira la conversación y el sentido del humor. Pero el exceso inocula nerviosismo y agitación. Omnibulado por la decoración, Mariano Rajoy halló el centro: entre Fraga y Aznar. Consciente de que no podía competir en telegenia con José Luis Rodríguez Zapatero, en la campaña para el 9 de marzo de 2008 se burló de la estrategia de su contrincante: “¿Se acuerdan ustedes de lo de Gabilondo? Habló muy bajito para que nadie lo oyera. Le daba un poquito de vergüenza. Pero lo escuchamos. Dijo que quería tensión, dramatismo y crispación”. Aludía a la acústica confidencia con el periodista tras una entrevista en Cuatro. Para ilustrar su sarcasmo, imitó el tono del secretismo. Consumada su segunda derrota consecutiva en las urnas, Rajoy enmudeció y su liderazgo se lo jugó con Esperanza Aguirre en una partida de mus.
“Mañana tengo el coñazo del desfile”, comentó durante un acto del PP en La Coruña sin darse cuenta de que el micrófono estaba abierto. Luego admitió que la marcha militar de la Fiesta Nacional no era un plan “apasionante”. Días después, La Sexta se disculpó por haberlo llamado “payaso” subliminalmente. El líder del PP fue víctima -por cuarta vez en ese año- de un “error técnico y humano”. En diciembre de 2007, Antena 3 emitió un plano de Rajoy cuando se hablaba de conductores detenidos.
Al hacer balance de 2010, resumió que su trayectoria política ha sido “una historia de grandes consensos” y se negó a ejercer de psicólogo de Zapatero.

Publicado el por DNM en Reportajes ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario