Colores

Ya me lo olía. El color de la taza de chocolate  influye en su sabor. Lo han probado dos investigadores de las universidades Politécnica de Valencia (UPV) y de Oxford: “Sabe mejor en un vaso naranja o crema que en otro blanco o rojo”. ¡Y un churro!  El gusto es subjetivo y está lleno de matices, porque el paladar crea sensaciones a pedir de boca.

Los sentidos distinguen las señales que procesa el intelecto. Al igual que la mirada, los colores transmiten emociones. Por sus  sutiles connotaciones, ofrecen mensajes que captan la atención del subconsciente. La composición cromática de nuestro universo visual dibuja una gama de significados cuya interpretación contribuye al despliegue del lenguaje no verbal.

Como quiera que la relación con los colores es personal, hablaré de mí. Mi vinculación con el rojo está marcada en el calendario: el domingo encarna el descanso y la diversión. Entre los aspectos positivos, simboliza la sangre, el fuego, el calor, la fuerza, el atrevimiento, el cambio, la acción, el impulso, el dinamismo, la sensibilidad, la excitación, el humor, la alegría, el optimismo, la seducción, la sensualidad y, por supuesto, el amor. Siempre llevo algo rojo, aunque no se vea. Un llavero en forma de corazón, por ejemplo. ¿Será por eso que me llaman Domingo de Pasión?

Para compensar, lo combino prudencialmente con el azul, el negro y el malva. Naturalmente, pierdo el tiempo a la hora de elegir el reloj a juego con la prenda superior de la vestimenta. Del azul valoro especialmente la serenidad, la reflexión, la frescura, la tranquilidad, la calma, el reposo, la concentración y la confianza. Del negro me quedo con la elegancia, el misterio, la mesura y el fetichismo. La asociación de la energía del rojo con la estabilidad del azul se tiñe de morado: lujo, nobleza, magia, espiritualidad, feminidad, transformación, paz, protección psíquica y transgresión.

He de confesar que me fascinan los coloretes en las mejillas de las mujeres.

Publicado el por DNM en Emociones ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario