Consejo Ministerial

Primera reunión del Consejo Ministerial de Pedro Sánchez. / La Moncloa
Pedro Sánchez ha configurado un Consejo Ministerial con personas originarias de ocho de las diecisiete comunidades autónomas de España. Destacan las de Madrid, Valencia y Andalucía. De Cataluña proceden dos, otros tantos del País Vasco; de Galicia y Extremadura, una. El entorno del Gobierno se han apresurado a precisar que esto no es un reparto territorial, sino que han de estar los “mejores”. Este Ejecutivo “digno” está “a la altura de los españoles”, ha manifestado Óscar Puente. “España es progreso, buenos científicos, profesionales y comunicadores”, apostilló el portavoz de la dirección federal del PSOE y, al mismo tiempo, alcalde de Valladolid.

En los últimos cuarenta años, desde la restauración de la democracia, ha habido cuatro ministros canarios. Antes, muchos más. El grancanario de Agüimes Juan Alvarado y Saz (1855-1935) ha sido el isleño que más ministerios ha gestionado: Marina (1906), Hacienda (1909), Gracia y Justicia (1916) y Estado (1917). Secretario particular de Emilio Castelar,  fue vicepresidente del Congreso de los Diputados y presidente del Consejo Superior Bancario. No llegó, sin embargo, a la cúspide, que sí alcanzaron el liberal tinerfeño Leopoldo O’Donnell, en el siglo XIX, y el socialista grancanario Juan Negrín, en la segunda república. Ambos profesaron la responsabilidad de Sánchez.

Luis Carlos Croissier (natural de Arucas) custodió la cartera de Industria y Energía de 1986 a 1988, en la etapa de Felipe González (PSOE). Luego, Jerónimo Saavedra se ocupó de Administraciones Públicas (1993-1995) y de Educación y Ciencia (hasta 1996). Le siguió, ya con José Luis Rodríguez Zapatero, Juan Fernando López Aguilar, ministro de Justicia entre abril de 2004 y febrero de 2007. Por el PP, Mariano Rajoy designó a José Manuel Soria para Industria, Energía y Turismo (entre 2011 y 2016, cuando dimitió).

El paréntesis se alarga. Pero, como conciudadanos que son, la conexión canaria resulta obvia. Tratándose de una región que recibe a millones de visitantes y que atesora atractivos de diversa relevancia, no debería extrañar que las ministras y los ministros de este nuevo periodo guarden alguna relación con Canarias. Sin ir muy lejos, Pedro Sánchez disfrutó en Semana Santa de unos días de descanso en Tenerife y hace dos años por estas fechas participó del encanto de las alfombras del Corpus de La Orotava. Las Islas no le son indiferentes en lo personal ni en lo político. Agradece y no olvida la movilización a su favor estimulada especialmente por el triángulo que dibujan el lagunero Pedro Ramos, en el vértice superior; el aruquense Ángel Víctor Torres, y Héctor Gómez, de Guía de Isora. Con ellos ha establecido una línea de contacto sostenido. Las aplicaciones de mensajería les son de gran utilidad y efectividad.

La memoria de la vinculación de Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación retrocede a febrero de 1989, cuando Felipe González amenazó al Gobierno de Canarias con activar el botón del artículo 155 de la Constitución para obligar a Lorenzo Olarte (CDS) a aplicar un desarme arancelario (reducción de derechos de aduana) del 15% sobre las mercancías europeas. Borrell era el secretario de Estado de Hacienda, en el ministerio de Carlos Solchaga. Luego sería titular de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente. Estuvo a punto de coger el mando del partido: aunque ganó a Joaquín Almunia, cedió la secretaría general a su oponente. Presidió el Parlamento Europeo entre  2004 y 2007. En diciembre de 2014 pronunció una conferencia en el Legislativo autonómico. Imaginó a Canarias como un “perfecto laboratorio” para desarrollar las energías renovables mediante el aprovechamiento del sol, el viento y la geotermia.

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, tampoco es ajeno a Canarias. Vocal del Consejo General del Poder Judicial desde 2013 a propuesta del Partido Popular, conoce de cerca al presidente de la Audiencia Nacional, el tinerfeño José Ramón Navarro, que en 2014  lo apadrinó en una conferencia sobre ética pública y privada en el Real Casino de Tenerife. En 2011 intervino en las II Jornadas sobre Prensa y Justicia, de la Universidad de La Laguna. “En ocasiones, la verdad judicial y la verdad periodística difieren”, observó. Su presencia no quedó ahí.

En lo que respecta a Pedro Duque, el director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Rafael Rebolo, saluda el aterrizaje del astronauta en el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. “Hay una gran demanda en Canarias para trabajar en el ámbito espacial”, constató el ingeniero en una de sus estancias. En 2001 asistió al Festival de Aeromodelismo del Puerto de la Cruz. Una semana antes de convertirse en ministro de Cultura y Deportes, Màxim Huerta firmó  en la Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria ejemplares de su novela Firmamento. Premonitorio. En 2013 presentó junto a Pilar Rumeu la gala de elección de la Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife.

Publicado el por DNM en Crónicas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario