Del sanedrín a los grupos de influencia

Representación de la escena del juicio a Jesús de Nazaret, con Poncio Pilatos ante el Sanedrín. / El guiño

El juicio a Jesús de Nazaret resucita cada año por Semana Santa. Y siempre se repite el debate sobre los detalles de aquel acontecimiento histórico que trasciende lo estrictamente religioso. Según la tradición romana, los acusadores (cualquier ciudadano libre) presentaban los cargos y los testigos de apoyo.

Las escrituras relatan que, temerosos de Cristo, los integrantes del Sanedrín sentenciaron su pena de muerte incitados por Caifás, sumo sacerdote. Pero, como la asamblea (consejo de sabios) carecía de competencias jurídicas civiles y quería evitar el linchamiento por temor a un levantamiento popular, descargó la responsabilidad en Poncio Pilatos, el prefecto de Judea, para que decidiera sobre las denuncias de blasfemia y rebelión contra Roma. Sin embargo, este lo exculpó, se lavó las manos y delegó en la muchedumbre el dilema de liberar a Jesús o al criminal Barrabás. Y así fue cómo se crucificó a un inocente. Para la posteridad, sanedrín (con minúscula inicial) ha quedado como sinónimo de conspiración. En Canarias, este término ha sido un arma arrojadiza entre los grupos de poder de Tenerife y Gran Canaria que se disputaban la hegemonía del Archipiélago. Su existencia la ha confirmado el expresidente del Gobierno regional Manuel Hermoso Rojas (CC). “Jerónimo Saavedra [antecesor en la alta magistratura política de la Comunidad Autónoma y receptor de sus besos de Judas] me lo presentó cuando yo era vicepresidente”, confesó en DIARIO DE AVISOS. “Eran empresarios de Las Palmas. ¡Bendito sanedrín!, porque ha ayudado muchísimo a Gran Canaria. Ojalá en Tenerife hubiéramos formado uno igual”.

El político, ligado al PP, y dirigente empresarial Benicio Alonso se quitó la capucha en otra entrevista: “Yo pertenecí al sanedrín. Asistía una vez al mes. Nos reuníamos en casa de Gabriel Mejías [de Pastas La Isleña]. Éramos diez: todos empresarios, yo, el técnico y un abogado. Todos eran de Las Palmas menos yo. En las reuniones se veía qué empresas se podían crear, por dónde iba la política. Eran empresarios importantes. Los cabezas visibles de las grandes empresas de Canarias, algunos de ellos con inversiones en Tenerife. Nos reuníamos en un chalé discreto de Pasito Alto, por Las Meloneras, en San Bartolomé de Tirajana. Pero no era, como se ha dicho, un clan canarión contra Tenerife. Nunca respiré eso”.

Esa telaraña de comunicaciones que es internet atrapa ingentes cantidades de teorías, muchas de dudosa fiabilidad y algunas inquietantes a la par que creíbles, acerca de sociedades secretas interconectadas mediante una estructura de tipo piramidal: Priorato de Sión, los Iluminati, los reptilianos, el Club de Roma, la Comisión Trilateral el Instituto Tavistock o el sursum corda. Alrededor de la mesa redonda se sentaron en 1954 los fundadores del Club Bilderberg, bajo la inspiración de Bernardo de Holanda y David Rockefeller. Se llama así por el nombre del hotel de Oosterbeek, en los Países Bajos, una cadena adquirida en septiembre de 2004 por Goldman Sachs y Westmont Hospitality Group. El exespía ruso Daniel Estulin señala a “una casta formada por élites blancas de Europa y Norteamérica cuyo objeto, heredado de ancestrales círculos de poder, es mantener los privilegios”. Ellos “ordenan cuándo y cómo aumentará el precio del petróleo, dónde debe estallar una revuelta, un conflicto o una nueva moneda” desde las sucursales de la Empresa Mundial, S.A., de poderes fácticos, económicos y financieros, con una capacidad de acción mayor que cualquier Gobierno en el planeta”. Detrás de las cortinas han estado, por ejemplo, los Rothschilds, David Rockefeller, Peter Carrington y Henry Kissinger, el secretario de Estado y asesor en Seguridad Nacional del presidente Richard Nixon.

Hotel de Bilderberg. / El guiño

Con el fallecimiento a los 101 años de edad del nieto de John Davison Rockefeller, magnate petrolero y filántropo, el especulador financiero estadounidense de origen húngaro George Soros asume un rol aún más relevante si cabe. Él y David Rockefeller han patrocinado el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, el que destapó el escándalo de los papeles de Panamá. Quienes manejan los hilos de las marionetas redactan los guiones con letras de oro.

La revista Forbes, la Biblia del capitalismo, calculó el patrimonio personal de Rockefeller en 3.300 millones de dólares. En Canarias, cinco ricachones acumulan 1.890 millones de euros. Apenas representan el 0,8% del global de España. Las 200 mayores fortunas del país suman 237.345 millones. La lista que elaboró El Mundo de fuentes de del Registro Mercantil y la Comisión Nacional del Mercado de Valores la lidera Amancio Ortega, propietario de Inditex, con 67.650 millones de euros. Los primeros de las Islas son Eustasio López y sus hermanos, de Lopesan, con 875 millones de euros. Forbes atribuye al presidente del grupo 650 millones de euros. Por debajo de los cien españoles de la clasificación de la editorial de referencia figura Ram Bhavnani, de Casa Kishoo, entre 250 y 300 millones de euros. El financiero de procedencia india afincado en Tenerife saltó a la fama por su arriesgada compra del Banco Zaragozano, participaciones que vendería, con grandes plusvalías, antes de entrar en el accionario de Bankinter. Considerado un millonario atípico, en 2007 publicó el libro Los secretos para ganar dinero en la Bolsa, donde explica el moderno milagro de los peces: de 20 millones de euros a 600 millones en dos décadas. Sus enseñanzas son muy codiciadas.

En otra dimensión de influencia se sitúa el sirio de nacimiento Amid Achí Fadul, que en los años 70 hizo de Almacenes Número 1 un emblema. El prestigio lo ha ganado a la sombra de las peleas empresariales.

El alemán Wolfgang Kiessling es un animal racional de los negocios. “No soy un jeque ni tengo una fortuna en el jardín”, dice a menudo. El Loro Parque, en el Puerto de la Cruz, lleva la etiqueta del “mejor zoológico de Europa y tercero del mundo”. El Siam Park, en Costa Adeje, es el preferido para los usuarios de TripAdvisor. En Gran Canaria recita un poema en el mar, una obra inacabada muy a su pesar por problemas burocráticos.

Pedro Luis Cobiella, de Hospiten, ha tejido una red sanitaria turística con hospitales en Canarias, República Dominicana, México y Jamaica. Ha dirigido, asimismo, la Asociación Hotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Este médico con ojo clínico se adjudicó el concurso público del Ministerio de la Presidencia por el que Soraya Sáenz de Santamaría y las funcionarias del palacio de la Moncloa recibieron “reconocimientos ginecológicos” durante 2013. Embarazosa es su relación con la sanidad pública.

Ángel Ferrera influye desde la Fundación Universitaria Bravo Murillo, cuya denominación homenajea al artífice de la ley de Puertos Francos de Canarias (1852), y el Centro Atlántico de Pensamiento Estratégico. Levantó una escuela de negocios “privada y de calidad”. Su agenda de contactos mueve montañas.

Estas eminencias grises siguen los pasos de cofrades pretéritos de la talla del grancanario Fernando León y Castillo, el tinerfeño José Murphy y Meade y el palmero Blas Pérez González, que en Madrid barrieron para casa en el contexto nacional.

El ministro Jerónimo Saavedra Acevedo simboliza la discreción masónica.

Guardar

Guardar

Publicado el por DNM en Crónicas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario