Desescalada con paso pausado

Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias. / Fran Pallero

Este mes hará un año de las elecciones que auparían al socialista Ángel Víctor Torres a la presidencia del Gobierno de Canarias. Se ha fortalecido con las adversidades. En la gestión del coronavirus ha dado positivo, en el buen sentido.

-¿Ha disfrutado ya del paseo y de la práctica del deporte al aire libre?
“El domingo pasado salí con mi hijo un ratito. Tiene 5 años y no salía desde el 13 de marzo. Ha estado cumpliendo estrictamente el confinamiento. Después de esta entrevista, si puedo, haré algo de deporte. Soy de los que les gusta trotar. Esas imágenes de gente disfrutando del día (aquí, en Gran Canaria, está espectacular) reconfortan. Lo mejor que hoy podemos decir con respecto al coronavirus. Ver a los niños en la calle es un chute de energía. Es la demostración de que estamos despertando de la pesadilla. ¡Con mucho cuidado!”.

-En Canarias empezó la escalada y en tres islas, junto a Formentera en Baleares, comenzará el desconfinamiento como tal…
“Es el lugar donde empezó todo en España. El primer caso de coronavirus se detectó el 31de enero en La Gomera. Ese mismo día, dos turistas chinos dieron positivo en Italia. A la semana, en Roma, dio positivo un italiano que había ido a Wuhan y dos o tres semanas después eran dieciocho personas en Italia. De ahí se expandió por Europa. Sin embargo, en La Gomera se atajó y lo solventamos. Se hizo bien”.

-Luego se puso en cuarentena un hotel del sur de Tenerife, del 24 de febrero al 10 de marzo…
“Esa decisión se convirtió en un modelo de actuación ante la pandemia, incluso de buena gestión en el turismo. Nos jugábamos el prestigio, canario y del país, con respecto a la respuesta sanitaria. Canarias preservó a quienes estaban en el hotel, cerca de mil personas, y apenas hubo media docena de infectados”.

-Durante el aislamiento, hay indicios que apuntan a que el presidente del Gobierno de Canarias ha conectado con la calle…
“Percibo un sentimiento de afectividad. El domingo, cuando daba una vuelta, varias personas se me acercaron para agradecerme el trabajo y el esfuerzo. Bueno, hago lo que es mi obligación. Se valora que diga las cosas claras, que no esconda la realidad si es dura. Me he comportado como lo que soy, un canario más, que lo sufre en su familia, que tiene sus miedos… Sí es verdad que he sentido el cariño”.

-¿Decepcionado por el recorrido de esa propuesta para la desescalada? ¿Hubo algún error de comunicación?
“No, lo que ocurrió fue que hicimos un gran trabajo. Participaron hasta catorce expertos, miembros de distintas consejerías… Éramos un grupo amplio. La semana última tuvimos dos sesiones largas del comité científico y lo ideal hubiera sido que ese documento no se filtrara. Eso no fue bueno. En cualquier caso, aclaré que era una propuesta, siempre lo dije, que podía ser modificada y que se había coordinado con el Gobierno central. Al final ha funcionado esa coordinación. Lo que pedíamos era que en islas como La Graciosa, El Hierro y La Gomera hubiera actividades todos los días, y en las otras, en días alternos. Yo agradezco al Gobierno de España que haya recogido esa idea. Disponemos de los mejores parámetros para que todas entren el 11 de mayo en la fase 1”.

-El esquema de apertura de las actividades es similar, ¿no?
“Sí… Es que prácticamente todas las comunidades autónomas presentaron sus planes territorializados. El viernes, cuando yo hice la rueda de prensa, exponían sus propuestas Galicia, Andalucía, Cataluña, Cantabria, Baleares… El Gobierno las escuchó, junto a otras de fuera de España. El plan de Canarias asignaba tramos horarios. Entendíamos que era conveniente que los mayores salieran a una hora, los niños a otra y el resto, a otra. Eso es lo que se ha aplicado. Así que, me alegro”.

-Cabe deducir, por consiguiente, que no se rechazó…
“Eso es falso. Nunca fue rechazado. Si se hubiese aceptado otro, sí. El de Canarias es un buen plan, muy trabajado y debatido. Es el resultado de muchísimas aportaciones científicas y de otra índole. Se aprobó por unanimidad. Es más, con la máxima transparencia. Antes de explicárselo a la población, el documento fue enviado el jueves por la mañana al Gobierno de España, detallado a mis compañeros del Consejo al mediodía, trasladado a la oposición, a la Fecai [cabildos] y a los cuatro municipios de mayor población el viernes por la mañana y sobre la una y media lo comuniqué a la ciudadanía”.

-Un procedimiento semejante está detrás del pacto de reactivación económica. ¿Con qué garantías cuenta el Ejecutivo para financiar el plan?
“La intención es que el pacto por la reactivación económica lo firmen los agentes que han participado en su elaboración, para desarrollarlo en un plan que se aprobaría en el Parlamento. Puse la fecha simbólica del 30 de mayo y hay un mes por delante de muchos encuentros bilaterales, de intercambio de opiniones. El documento surgió de más de treinta reuniones desde el 16 de marzo, 48 horas después de haberse decretado el estado. No existe otra comunidad autónoma que lo haya hecho. Ninguna. Algunas empiezan ahora. Ese pacto se sustenta sobre cinco pilares: el Estado del bienestar, no habrá recortes en sanidad ni educación ni en los derechos sociales; la protección de las familias más vulnerables; potenciar la sanidad pública con todos los recursos que sean necesarios; activar la economía, y asegurar el empleo. En treinta folios. Hay muchas propuestas en vigor: ERTE [expedientes de regulación temporal de empleo] que queremos que se prorroguen, el Ingreso Canario de Emergencia, ayudas a los autónomos, exención o aplazamientos de impuestos, facilitar el pago de las hipotecas a las familias vulnerables, etcétera. Otras se han elevado al Gobierno de España. Y para todo eso hay una estimación económica. En lo que queda de año, la comunidad autónoma habrá de aportar de fondos propios unos 8.500 millones de euros y el Ejecutivo central, unos 5.000. Considerando los ingresos previstos de Canarias, estaremos en unos 7.000 millones. Tenemos que buscar fórmulas para esos 1.600 millones de euros restantes. En lo que toca a la Administración General del Estado, hay muchas acciones que están siendo efectivas, como los ERTE y la vivienda, y otras llegarán en unos meses”.

-Los grupos de la oposición no ven concreción en el texto…
“Está abierto a lo que quieran proponer. Hemos trabajado con los grupos parlamentarios y espero que culminemos bien. No dejaré de tender la mano a los partidos de la oposición, porque han actuado con responsabilidad. Mi pretensión es consensuar el mecanismo”.

-¿Los 16.000 millones de euros del fondo para la reconstrucción social y económica, que ha anunciado Pedro Sánchez, son un remedio o un consuelo?
“Todas las medidas son necesarias. Y hay varias. Por un lado, tenemos el acuerdo en el Eurogrupo, que se materializará el 6 de mayo. Se está negociando un fondo de reconstrucción, que es fundamental. Ya tenemos asegurados 540.000 millones. Esos 16.000 millones de euros también son bienvenidos por las comunidades autónomas. Gran parte de los recursos de Canarias vienen de sus ingresos propios, de su sistema tributario particular, por lo que, ante una caída de la recaudación, somos la región que más lo padece de toda España.  Aunque se mantengan las entregas a cuenta, debe haber un índice de corrección”.

-¿El endeudamiento y el superávit son el maná?
“La ministra me ha trasladado verbalmente que vamos a contar con ello. Estamos en la fase final de esas concreciones. Hay una carta oficial enviada desde Canarias y este lunes habrá una reunión telemática de los consejeros de Hacienda con María Jesús Montero. No es el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Todas las administraciones estamos con dificultades, porque la actividad está paralizada. No obstante, tenemos que cerrar certidumbres para afrontar los meses inmediatos”.

-Cinco presidentes regionales asistieron de manera presencial a la reunión de la comisión del Senado sobre las comunidades autónomas. Al de Canarias no le permitieron intervenir por videoconferencia, pero puso las cartas sobre la mesa…
“Mandé dos: a la presidenta del Senado y al de la comisión. Lo más importante es que yo soy el presidente de Canarias y me debo al Parlamento de Canarias, que aplazó el pleno fijado para la próxima semana. No nos podemos desplazar y lo estamos haciendo telemáticamente. De hecho, se ha activado la Diputación Permanente. Por lo tanto, no tiene lógica ni coherencia que, aquí se suspendan los plenos y yo vaya a Madrid. Yo pedí intervenir telemáticamente y no fue posible. Creo que, la convocatoria, que fue solicitada por los senadores del Partido Popular, perfectamente se podía haber cambiado de fecha”.

-¿Qué conclusiones se sacaron de ahí?
“Envié un texto con mi intervención de diez minutos. Estará en el Diario de Sesiones que defendí que Canarias es la región más favorable con respecto a la pandemia y, en el lado opuesto, donde más daño económico ha causado. Sin ninguna duda”.

-Y lo que vendrá…
“Sí, por nuestra dependencia del turismo y el sector de servicios. España podrá recuperar su normalidad, en los próximos meses, y a partir de julio habrá desplazamientos en la Península. Nosotros tenemos un problema añadido: el coronavirus está en Alemania, en el Reino Unido, en Suecia… Esas personas no van a viajar fuera de su país. La clave es que vengan con el test negativo”.

-El turismo y la hostelería no es que tiren cohetes. Explotarán algún petardo…
“En los próximos días nos reuniremos con el sector para escuchar sus demandas. Hay una propuesta de apertura, que no está en la fase primera y tampoco es obligatoria. Entienden que con las actuales restricciones es complicado rentabilizar el negocio. Estamos en una situación compleja, porque se ha de compatibilizar el distanciamiento social con la economía”.

-¿Las singularidades canarias están encauzadas?
“Nosotros somos una región ultraperiférica y eso está consolidado. Es irrefutable. Está en el marco de la Unión Europea, tiene sus consideraciones jurídicas, y lo consagra el Estatuto de Autonomía. Nos ampara el derecho a recibir un trato diferencial, por nuestra lejanía y porque todo aquí cuesta mucho más caro. Eso no quita que siempre tengamos de reivindicarlo. He defendido, defiendo y defenderé nuestros derechos sin complejos. Al mismo tiempo, soy consciente de que no es igual que haya un Gobierno que apueste por los ERTE que otro que en su momento optó por los despidos; uno que apoya a las familias más vulnerables que otro que hizo recortes a las familias más vulnerables; uno que no baja el salario a los empleados públicos que otro que empobreció a las capas sociales con más necesidades. La ventaja de esta crisis para la mayoría de la población es que hay un Gobierno progresista en España para responder de una manera más justa a esta quiebra social”.

-¿A cuántas personas se les ha concedido el Ingreso Canario de Emergencia?
“Muchas personas lo han solicitado. Estamos hablando de una partida de 16 millones de euros. Va por fases: quienes tengan una singularidad en su familia son los primeros que se pueden acoger. Es una medida absolutamente necesaria. En tanto en cuanto se aprueba el ingreso de la renta mínima vital, Canarias ha acertado”.

-Se pagará en mayo, ¿no?
“Sí, se está tramitando con un equipo que ha sido reforzado desde la Consejería de Derechos Sociales y en este mes es cuando se va a abonar”.

-¿Cómo se celebrará este año el Día de Canarias?
“No habrá un acto público, lógicamente, y las distinciones quedarán para el año próximo. Haremos un homenaje específico adecuado al momento”.

-¿Esta crisis ha puesto a prueba la salud del cuatripartito?
“Ha puesto a prueba muchos aspectos de la vida. En el ámbito individual, no ha sido sencillo que la gente aguantara en sus casas. Ha puesto a prueba el estado de ánimo de cada uno, su sensación sobre el miedo, la resistencia… Hemos estado más tiempo en el hogar por un confinamiento no deseado. Se produce más tensión. Hay problemas económicos serios, porque, al no moverse la economía, la gente se preocupa sobre su futuro y ello genera en ocasiones ansiedad y mayor conflictividad. Los gobiernos experimentan idénticas circunstancias. No puede haber colectivos en los que esto no se transmita en su convivencia. Eso no significa que hayamos cambiado nuestros objetivos. El pacto [PSOE, NC, Sí Podemos Canarias y ASG] nació para defender fundamentalmente la igualdad y la justicia social. En estos momentos, que es cuando se pueden quebrar aún más las estructuras económicas, es cuando más razón tiene un Gobierno como este. Estamos absolutamente entregados a esa labor”.

-Este mes se cumple un año de aquellas elecciones…
“Un año que no imaginábamos que fuera tan movido. Sin coronavirus afronté episodios muy complicados. En mi conversación con los expresidentes [el 17 de abril], uno de ellos, no de mi formación política, afirmó: ‘Hay que reconocer que lo ha tenido complicado, porque ninguno de nosotros pasó por algo así’. Eran palabras de apoyo”.

 

Y el coronavirus golpeó de frente
En los casi diez meses que lleva como jefe del Ejecutivo de Canarias, ha habido momentos en los que Ángel Víctor Torres ha navegado por ríos de lava. Su bautizo de fuego fue un incendio. Ha habido varios. Sin llegar a naufragar, se ha visto empujado por los acontecimientos a girar el timón para enderezar el rumbo. Todo iba viento en popa para el cuatripartito, más o menos: “Iniciamos 2020 con muchísimos datos económicos favorables. Había estudios de entidades financieras que pronosticaban una disminución significativa del paro, hasta que el coronavirus nos golpeó de frente. Por suerte es temporal, aunque no sabemos gasta cuándo”. La anómala nueva normalidad trae cambios de hábito: “Antes, para convocar una reunión había que decidir en qué isla y ajustar las agendas. Pues, resulta que no hace falta desplazarse. Las herramientas estaban”.  Filólogo, docente, exalcalde de Arucas y exvicepresidente del Cabildo grancanario, esta es la etapa de mayor intensidad laboral: “En este confinamiento estoy todos los días en Presidencia. Mañana, tarde y noche. No hay festivos”.

Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario