“Donald Trump es bastante bocazas, pero no creo que sea un mamón”

Inocencio Arias Llamas, diplomático polifacético


Inocencio Arias, en el Hotel Mencey. / SERGIO MÉNDEZ
Habla por los codos y ya no se muerde la lengua. Inocencio Arias Llamas está jubilado solo a efectos de la Seguridad Social. Sin el peso de los cargos que ocupó con la UCD, el PSOE y el PP, refresca la memoria en su sexto libro: Yo siempre creí que los diplomáticos eran unos mamones.

-¿Donald Trump es un mamón?
“No, yo creo que un mamón no. Es un hombre demasiado bocazas, impulsivo, narcisista… Y tiene además una sensibilidad a flor de piel, que inmediatamente trata de contrarrestar. Claro, el presidente de Estados Unidos tiene que tener más encaje. A cualquier ataque de la prensa reacciona rebatiendo y atacando a su vez. Entonces, se pasa. Es cierto que la prensa americana lo ha machacado desde el principio. En ocasiones, con argumentaciones más o menos aceptables. En otras, incluso faltando un tanto a la verdad. Esto a él lo excita. Ha ganado las elecciones teniendo a los medios de comunicación en contra”.

-¿Existe algún paralelismo con España?
“No hay similitudes ahora mismo. Hombre, el PP ha tenido medios de información favorables o propensos a defender lo que dice y otros en contra. Pero no de manera furibunda. Bueno, una cadena de televisión [supuestamente se refiere a La Sexta] ha ido a machacar a Mariano Rajoy”.

-Del mismo grupo [Planeta] que otro canal [Antena 3] que lo ha tratado con cierta benevolencia. Al menos, no ha sido beligerante…
“Exacto, sí. En la prensa escrita [La Razón] lo ha tratado con clara benevolencia. En Estados Unidos, el levantamiento de escudos frente a Trump, incluso el día que ganó, es mucho más generalizado. Ha habido cadenas y periódicos que hasta el último momento sostenían que era imposible”.

-Con todos esos factores en contra, ¿a qué se debe su éxito?
“A muchas cosas. La importancia de la prensa en Estados unidos es más reducida de lo que pensábamos. No hay ningún periódico totalmente de alcance nacional, como aquí. A eso se añade que Trump no es nada tonto. Pero, como es un presidente americano de derechas, se piensa que es un cernícalo desde todos los puntos de vista. En tercer lugar, Hillary Clinton era una candidata en la que muchos americanos no confiaban. Quiero recordar que, meses antes de la elección, hubo tres encuestas en las que el 59% declaraba que no era de fiar. ¡Muy fuerte! Por último, Trump ha hecho una campaña muy inteligente. Él abandonó rápidamente, y no se gastó dinero, los estados en los que no tenía nada que hacer, como California y Nueva York. Se empleó a fondo estudiando lo que la gente quería oír en los estados que estaban en el fiel de la balanza, que normalmente inclinan las elecciones a un lado u otro. Ahí ganó en todos. Mucho tuvieron que ver su yerno y su hija”.

-Se le acusa de nepotismo…
“Ahora se asombran de que su hija esté en la Casa Blanca cuando va a visitarla un japonés o que su marido esté de asesor. Resulta que son bastante inteligentes y, aunque suene a nepotismo, ya hay precedentes: Bill Clinton le encargó a su mujer la reforma sanitaria, que fracasó”.

-¿Este mandato es en cierto modo la herencia que Obama dejó a los estadounidenses?
“Este era un candidato populista que ha sabido capitalizar el descontento del mayor grupo de votantes: la clase media, media-baja blanca. Lo que choca aquí, que se le condena por todo, es que lo han votado más mujeres blancas que a la señora Clinton. Esto da mucho que pensar”.

-¿Cuál ha sido el nivel de influencia de Putin en este proceso?
“Lo ha intentado. Evidentemente, [el presidente de Rusia] está detrás de las filtraciones de irregularidades o conductas poco éticas de la campaña de Hillary Clinton. No era nada escandaloso, porque se sabía. No estaba inventando nada. Lo grave es que Putin pueda entrar en correos de políticos occidentales importantes, que influya en la campaña electoral francesa y en la alemana”.

-Le Pen simpatiza con él…
“Seguro que los rusos pretenden desprestigiar a los adversarios de Marine Le Pen, que ganará en la primera vuelta de las presidenciales y perderá en la segunda”.

-¿Quién es el dirigente de la escena internacional que mejor se disfraza?
“Ante su pueblo, Putin. Y el que menos se disfraza, Trump. El presidente de Rusia ha logrado usar la tecla nacionalista con habilidad”.

-Es amigo o aliado de políticos nacionalistas extranjeros…
“Y está incordiando en Ucrania. Un montón de rusos piensan que hace bien”.

Sobre Donald Trump y la ONU

-¿Los populistas emplean dos varas de medir con Argentina y Venezuela?
“Es una paradoja que los de Podemos critiquen a [Mauricio] Macri y no denuncien lo de [Nicolás] Maduro. En Venezuela son presos políticos condenados de manera mucho más clara e injusta. Con la protesta en el Congreso han evidenciado su desapego a la división de poderes y un sentido del espectáculo demagógico, populista… En eso son hábiles. A veces logran titulares a base de gestos incorrectos, no elegantes y poco diplomáticos”.

-Podemos celebró su segunda asamblea general coincidiendo con el congreso del PP. ¿Rajoy ha salido reforzado?
“Primero, Rajoy es un buen político. Tiene altura, es un buen parlamentario y está aplicando políticas que lentamente dan resultados. Pero, por otra parte, ha salido reforzado porque ganó las elecciones. Si hubiera perdido, en el congreso del PP habría habido gritos y conatos de cuestionarlo. Como ha ganado tres elecciones seguidas, la gente se pliega”.

-¿Qué ocurriría si Pedro Sánchez recupera el control del PSOE?
“Pedro Sánchez puede lograr dividir completamente al PSOE, de una forma de la que el PSOE puede tardar en curarse. Para mí sería un desastre que ganara las primarias [a secretario general], pero no se puede descartar. Mientras que otros candidatos iban a crear divisiones, Pedro Sánchez las crearía mucho más profundas. Si uno habla ahora con gente del PSOE, la división es palmaria, profunda y rencorosa. Un grupo odia al otro. Uno oye hablar a los sanchistas y dicen epítetos de Susana Díaz que no diría uno del PP y uno oye hablar a los de Susana o a muchos de la gestora y oye cosas de Pedro Sánchez que nunca serían aplicadas a Rajoy. Hay rencor, animosidad… Si ganara Sánchez, sería un desastre para muchas cosas; incluso para el problema catalán”.

La división en el PSOE es palmaria, profunda y rencorosa”

-Curiosamente, alcanzó la secretaría general ayudado por Susana Díaz para frenar a uno, Eduardo Madina, que parecía más radical y que ahora está con ella…
“La política hace extraños compañeros de cama”.

-¿No hay un mirlo blanco?
“No se ve. Ojalá surgiera. Es bueno que el PSOE sea fuerte. No solo porque la izquierda sea un interlocutor adecuado, sino porque la división es mala para España”.

Zapatero era el que más roncaba en política exterior”

-En 2012 se publicó el libro Los presidentes y la diplomacia: me acosté con Suárez y me levanté con Zapatero. ¿Quién era el que más roncaba?
“En política exterior, el que roncaba más y era más inexperto con diferencia era Zapatero. No le gustaba. Estaba incómodo cuando se movía en la escena internacional. Hay cinco mil anécdotas que lo prueban, desde que tenía que hacer un viaje y de pronto decía que no iba hasta hacer comentarios infantiles con respecto a Estados Unidos. Bush nunca recibió a Zapatero”.

-Por el desplante aquel en el desfile militar…
“En ese momento no era presidente. Fueron manifestaciones suyas después sobre la guerra de Irak, cuando dijo taxativamente que todo el mundo se marchara de Irak y dejara solo a Estados Unidos. Esto supo a cuerno quemado”.

-Adolfo Suárez, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero…
“Y Leopoldo Calvo Sotelo, el gran olvidado. Un tío inteligente, culto, con sentido del humor. Aparentemente parecía un tanto adusto, ciprés… Aznar ha sido el presidente más demonizado en los últimos cuarenta años. La izquierda le ha puesto un estigma. Y yo diría que en la escena internacional se movía bien. Aquí, la izquierda decía: ‘Se ha cargado las relaciones con el mundo árabe, con Iberoamérica’. Eso es totalmente mentira. En el mundo árabe había muchos dirigentes que apreciaban a Aznar, y en el hispanoamericano también; entre otras razones, por una muy importante: la reputación que Aznar tenía en el extranjero era la de que, fuera simpático o antipático, cumplía su palabra y esto, en el campo internacional, vale dinero. En el marco de la Unión Europea, siempre entregaba lo que había prometido”.

-¿El del bigote -ya no- pretende afeitar al de la barba?
“Aznar quiere dejar constancia de las cosas con las que no está de acuerdo, pero no me lo imagino creando otro partido”.

-El PSOE está buscando su identidad. ¿El PP se ha desplazado hacia la socialdemocracia?
“El PP ha adoptado en ciertos aspectos políticas muy cercanas, calcadas o inspiradas en la socialdemocracia. Y eso a algunos no les gusta, pero es probablemente lo que quiere la sociedad española”.

-¿Hay posibilidades de que esta legislatura dure los cuatro años o tres y medio?
“Rajoy quiere que dure, pero no lo garantizo. Depende del PSOE, que está mirando por encima del hombro a ver si Podemos le quita votos y la gestora está mirando por encima del hombro a ver si Pedro Sánchez se hace con el partido. Eso hace que a veces tengan que ser intransigentes con el PP aunque en su fuero interno piensen que a lo mejor no tendrían que ser intransigentes”.

-Como cuando el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, llamó mayordomo a Rajoy tras la conversación telefónica con Trump…
“Eso fue una chiquillada que refleja que un político español tiene que hacer una frasecita si la cosa se presenta a tiro. Poco menos, este señor pretendía que Rajoy le declarara la guerra a Trump o que le dijera que lo del muro con México era una barbaridad, cuando es lo más normal del mundo. Nosotros tenemos uno; porque, si no, se nos colarían de la noche a la mañana, miles y centenares de miles de personas. ¿Por eso odiamos a los africanos? No. ¿Somos racistas? No. Que vengan pocos y de forma ordenada. El muro de Trump no tiene otro objetivo”.

-Y se empezó a construir con Bill Clinton…
“Mil kilómetros y algo”.

-[Un madridista merodea con su familia por los jardines del Hotel Mencey hasta que se decide a intervenir aprovechando el cambio de sitio del trípode de la videocámara. El entrevistador accede a sacar unas fotos. El aficionado recuerda la etapa de Chencho como director general con Ramón Mendoza y su interlocutor le resuelve una duda: nunca se postuló para presidente]. ¿Los jugadores del Real Madrid son unos gandules, van de sobrados o qué?
“En el fútbol no siempre gana el mejor. Si fuera así, sería mortalmente aburrido”.

-Hay equipos con una enorme capacidad de plantar cara, aunque no estén en lo más alto…
“Jugar ante el Real Madrid es uno de los partidos más importantes del año y los rivales se esmeran como si disputaran una final”.

-¿Cuál es el problema?
“En el Real Madrid hay unos jugadores magníficos, pero no tiene un gran equipo. Deslumbrante no lo es. Con frecuencia, equipos mucho peores dominan el centro del campo. No sé. Hay algo ahí que…”.

-Florentino Pérez ha anunciado que no va a repetir. ¿Será verdad?
“Yo no creo que se vaya a retirar Florentino Pérez”.

-Es uno de los pocos clubs que son propiedad de los socios…
“Sí, el club es nuestro”.

-Pero el presidente tiene que ser rico, ¿no?
“Con las reglas actuales, desde luego. Debe avalar el 15% del presupuesto, que está en unos 560 millones de euros. Y una antigüedad de 20 años”.

-El catálogo de candidaturas de reduce muchísimo…
“Por supuesto. Bueno, hay otros millonarios, grandes figuras de los negocios, que reúnen las condiciones, lo que pasa es que no se atreven a lanzarse a la palestra”.

-¿El Barcelona es un estandarte del separatismo catalán?
“Sí, creo que equivocadamente está jugando esa carta. Pensarán que les es rentable”.

Los separatistas catalanes lanzan mensajes absurdos”

-A los soberanistas se les ve muy crecidos…
“Los separatistas catalanes lanzan al exterior mensajes que son en un tanto por ciento elevado totalmente absurdos. Por ejemplo, el ‘España nos roba’. ¡Una idiotez! Si uno va a una farmacia en Canarias, en Almería o en Pontevedra, el 60% de los productos están hechos en Cataluña. Si uno va a comprar un yogur a El Corte Inglés, 90% están hechos en Cataluña. Si yo quiero darle de comer a mi perro, los piensos están hechos en Cataluña. Dándole la vuelta al argumento, uno podría afirmar que Cataluña nos coloniza económicamente. Pero sería una estupidez decirlo, porque hay otras zonas de España, desde Madrid hasta Canarias pasando por Murcia, que producen lo que pueden producir. Y no digamos ya cuando dicen: ‘España nos asfixia culturalmente’ y que desprecia la cultura catalana. Esto es de La Codorniz [revista de humor publicada entre 1941 y 1978]. Serrat es catalán. ¿Se le escupe cuando viene al Auditorio de Tenerife, cuando va a Murcia? No. Tricicle es catalán. ¿La gente no va a verlos? ¿Dalí es despreciado por la gente de Cáceres o de Sevilla? ¿Los autores catalanes de teatro no son los que copan ahora mismo las carteleras de Madrid?”.

-España no se va a romper tan fácilmente…
“Pero lo van a intentar. Y siguen haciendo cosas para fomentar el victimismo. Ese es el tema más grave de la España de hoy, más que la corrupción y el paro. Hay unos dirigentes de una Comunidad Autónoma muy importante, que están obcecados y que se lo hacen creer a un montón de la población no despreciable”.

-Se les adoctrina desde la cuna con un potente aparato de propaganda…
“¡Claro! Hay que preguntarse si se hizo bien al ceder completamente las competencias de Educación a las comunidades autónomas”.

Inocencio Arias, en el Hotel Mencey. / SERGIO MÉNDEZ

Con él no hay tiempo para el aburrimiento. Inocencio Arias Llamas ha estado en muchos fregados y si se moja es remangado. Escamotea el fango para no embarrar a nadie. En Lo que viví. Memorias políticas y reflexiones, de Editorial Prensa Ibérica, José Manuel Otero Novas, ministro de la Presidencia y de Educación con Adolfo Suárez, desliza que la Administración de Jimmy Carter “había llegado a lanzar de forma indirecta, pero muy clara, el mensaje de que, si España no entraba en la OTAN, Estados Unidos podría hacerse con Canarias”. En cuanto recibió la respuesta afirmativa de la UCD, “Antonio Cubillo fue retirado de la circulación y desapareció su movimiento”. El expresidente del Gobierno autonómico Lorenzo Olarte ha transmitido esta versión: “Otero Novas y yo sabemos que la CIA amenazó a Suárez con apoyar a Cubillo si no entrábamos en la OTAN. Me lo dijo Suárez”.

-¿Ha habido algún momento en el que la estabilidad geopolítica de Canarias estuviera seriamente comprometida?
“No, no”.

-¿Ni siquiera por las apetencias expansionistas de algunos estados?
“No, porque los marroquíes saben que los canarios son como de los de Almería o los de Pontevedra. Sí nos creó problemas el tema del MPAIAC [Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario], que era una nimiedad pero que estaba siendo utilizado por Argelia como moneda de cambio para presionar a España por el Sáhara. Una vez dijo Nikita Krushov [dirigente de la Unión Soviética]: ‘Yo cuando quiero jorobar a Occidente, aprieto los testículos en Berlín’. Probablemente, Argelia pensó: ‘Cuando quiero que España no se incline hacia Marruecos en el tema del Sáhara, le aprieto los testículos en Canarias’. Yo estaba en Argelia destinado en esa época. Entonces, Argelia pasaba a [Antonio] Cubillo para que España no se metiera en la cama con Marruecos”.

-A su vez, Marruecos ha utilizado la presión demográfica…
“Últimamente, Marruecos está colaborando. Está siendo bastante comprensivo hacia las posturas de España”.

-¿La posición de España ante el Sáhara es la adecuada?
“España ha intentado mantenerse equidistante entre el Polisario y Marruecos. Durante el mandato de Zapatero se inclinó mucho más hacia Rabat. Además, con lo ilusa que era su política exterior, se creyó que España iba a solucionar el conflicto del Sáhara. En el libro cuento una conversación en la que están Zapatero, [Jacques] Chicac [presidente de la república francesa], [Miguel Ángel] Moratinos y el ministro francés. Zapatero le dijo literalmente a Chirac: ‘Eso lo arregla este [señalando a Moratinos] en seis meses’. No cabía mayor sandez”.

-¿Estados Unidos chantajeó a España con Canarias para que entrara en la OTAN?
“Lo dijo algún político canario [Lorenzo Olarte]. Cuando yo trabajaba tanto en la Oficina de Información Diplomática como cuando estuve en la Moncloa con Suárez, nunca lo oí. Ni cuando he hablado con personas muy cercanas a él. Suárez desconfiaba de los americanos y no era muy pro OTAN, pero luego, al final, se convirtió. Se dio cuenta de que era inevitable. Igual lo interpretó”.

Argelia presionaba a España con Canarias para que no se metiera en la cama con Marruecos”

-¿De qué manera repercutirá el brexit en lo de Gibraltar?
“No creo que esto conduzca a que España vaya a tener la soberanía o la cosoberanía en un año. Ahora, que esto coloca a los gibraltareños en una situación muy incómoda, desde luego. Las personas más cabreadas con el brexit [proceso para la salida del Reino Unido de la UE, iniciado con el referéndum del 23 de junio de 2016 ] son un sector de Escocia y todos los gibraltareños”.

-¿El de diplomático es un oficio de alto riesgo?
“Normalmente, no. Pero hay ocasiones en que sí. Yo pasé momentos de peligro en Lisboa, cuando el asalto a la Embajada, o en Bolivia. Dado que hay 108 embajadas, en alguna existe ese riesgo. Los diplomáticos que trabajan en siete u ocho de ellas están amenazados”.

-[Fue embajador] ¿La ONU es un nido de víboras?
“No, la ONU es una organización bien pensada que con frecuencia se ve impotente por el egoísmo de los estados. El tema de Oriente Medio es el más paradigmático. La ONU aprobó la creación de dos estados -Israel y Palestina- hace sesenta y tantos años. El segundo no ha surgido todavía”.

 

Una pajarita que anida en la memoria

Podría ser astronauta si se lo planteara. Ha pasado por la vida como un cohete y aún le queda oxígeno para unos cuantos paseos espaciales. No sería sorprendente que descubriera planetas en un baile orbital, porque Inocencio Arias Llamas (Albox, provincia de Almería) echa a volar la imaginación en su distinguida pajarita de alas con plumas que escriben historias en los nidos de la memoria. Iba para periodista y ha participado en una docena de películas. Licenciado en Derecho por la Universidad de Murcia, se incorporó a la carrera diplomática en 1967. En el Ministerio de Asuntos Exteriores dirigió la Oficina de Información Diplomática y fue portavoz durante los periodos 1980-1982 (UCD), 1985-1988 (PSOE) y 1996-1997 (PP). Trabajó con todos los presidentes de la democracia contemporánea excepto con Mariano Rajoy. En esa casa de patio de vecinos que es la ONU, una torre de babel erigida sobre pilares de papel, estuvo siete años. Representaba a España en el Consejo de Seguridad cuando la guerra de Gila en Irak (2003). “¿Armas de destrucción masiva? ¡Que se pongan!”. El anticiclón de las Azores desató una tormenta que situó a George W. Bush, Tony Blair, José María Aznar y José Manuel Durão Barroso en el ojo del huracán. Quedaron en fuera de juego y lanzaron balones fuera. De fútbol también entiende Arias. Viajó alrededor de los mundiales y ocupó un cargo en el Real Madrid. Entre gol y col, apechuga.

Guardar

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario