El reloj marca la urna y pico

Jornada electoral del 20 de diciembre de 2015. / Fran Pallero-Sergio Méndez-Andrés Gutiérrez2015
La ciudadanía ha votado con responsabilidad y las urnas han vomitado inestabilidad, de lo cual resulta que la gobernación es una papeleta. Tras la perplejidad del 20D, Mariano Rajoy inició conversaciones con “generosidad” en busca de “certidumbres”. En la víspera de Nochebuena, el día antes de que Felipe VI apelara a la “voluntad de entendimiento”, recibió en La Moncloa a Pedro Sánchez, que acudió a la cita con un metafórico jamón que significaba “un no rotundo a una forma de hacer política de solo frente a todos”.

El secretario general del PSOE se ha empeñado en liderar “una etapa de cambio, progreso y diálogo”. Sin el Partido Popular, claro, cuyo candidato a la investidura ganó la carrera por dos cuerpos de ventaja pero perdió las riendas. Espoleado por esa circunstancia, Sánchez se agarra a la cola de un caballo regalado, al que no le mira los dientes, que lo arrastra hacia el museo nacional del Prado. Después de haber quedado cuarto en la circunscripción de Madrid y de que el PSOE registrara sus peores datos en unas generales desde la transición, ansía reutilizar uno de los lienzos más famosos y pintar un cuadro distinto. Ante una misma realidad existen diferentes percepciones y la de Susana Díaz difiere de la de Pedro Sánchez. A la dirigente andaluza le desquician las prisas, por lo que frena las ambiciones desmedidas. Recela de las pretensiones de Podemos y llama a la cautela: ni bloqueo ni compadreo.

A las puertas del cielo, Pablo Iglesias manda al infierno a la vieja política. Sugiere que el presidente sea un “independiente de prestigio”, una situación inédita en España y habitual en Italia.

Aunque estatutos de autonomía como el de Canarias imponen que el jefe del Ejecutivo sea diputado, ningún fundamento legal impediría que se aplicase la exhortación podemita. En 1981 ya lo intentaron los golpistas. Un amigo de Antonio Tejero, Jesús Muñecas, anunció en el Congreso el advenimiento de una “autoridad competente, militar por supuesto”, un elefante blanco que nunca llegó. Se sospecha que Alfonso Armada iba a proponerse como cabecilla de un Gobierno de concentración, diverso y plural. El general José Julio Rodríguez, jerarca de la cúpula castrense con Zapatero (cómplice de Iglesias en una sibilina operación de rescate o acoso al PSOE), está en la reserva. Coalición Canaria también se ofrece.

Publicado el por DNM en Crónicas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario