“El respeto da tranquilidad a las relaciones”

Rosa Baena Espinosa, coordinadora de Recursos Humanos del Cabildo de Tenerife


Huye de la frivolidad. Tanto es así que solo al terminar la entrevista en su despacho, abierto al mar, le entra la risa. Rompe el protocolo de esta sección para no distorsionar la imagen de seriedad de la institución. Como coordinadora de Recursos Humanos del Cabildo de Tenerife, Rosi extiende su responsabilidad sobre 5.000 empleados repartidos entre 87 centros de trabajo. 

-¿Cuáles son las funciones de la coordinadora general de Recursos Humanos y Defensa Jurídica?

“Los coordinadores generales tienen rango de consejero, pero no son electos y es requisito ser funcionario de carrera. En teoría, las funciones son de carácter eminentemente administrativo. En la parte jurídica también llevamos la defensa de algunos ayuntamientos. El área está adscrita a la vicepresidencia de Presidencia y Hacienda, que dirige Víctor Pérez Borrego”.

-¿Desde cuándo estás en el Cabildo?

“En octubre cumpliré diez años. En una primera etapa solo estaba en recursos humanos y en 2007 se me encargó la defensa jurídica”.

-¿Mucho jaleo?

“Mucha dedicación, pero es un reto apasionante desde el punto de vista profesional. La referencia del ciudadano de Tenerife con el Cabildo es de un apego y de una identificación con la institución que no se da en el resto de las islas”.

-¿Qué pasa con el horario flexible?

“Pues, que acabó aceptándose. Hay un mecanismo que se llama estudio del clima laboral, que hemos incorporado con una periodicidad bianual. El último se hizo a finales de 2010”.

-¿De qué se trata?

“Se encuesta a los empleados sobre aspectos relacionados con la organización y cómo valoran las medidas de recursos humanos. En ese último estudio quedó bien reflejado que no se perseguía otra cosa que permitir conciliar la vida laboral con la familiar mediante el establecimiento de unas bandas de presencia física obligada y un horario flexible para acomodarlo a las condiciones personales de cada uno”.

-¿Los intereses están sincronizados?

“El hecho es que son ochenta acuerdos plenarios en estos últimos diez años y todos han sido suscritos por los sindicatos representados en el Cabildo y en sus organismos autónomos”.

-Un ambiente cordial, deduzco…

“Sí… Hemos tomado medidas de ajuste importantes desde 2010. En este último periodo de reducción de los gastos de personal se han adoptado catorce acuerdos consensuados con las organizaciones sindicales. Hemos firmado un convenio de estabilidad con el personal interino y nos hemos comprometido a no promover ningún expediente de regulación de empleo y a no acometer reducciones. Hemos tramitado 200 jubilaciones parciales entre los 60 y los 64 años. Eso implica que simultáneamente estamos generando empleo, porque el puesto de trabajo se desdobla en dos”.

-¿Qué relaciones son más llevaderas, con los empleados o con los políticos?

“Utilizan distintas armas. Yo llevo con mayor tranquilidad y con menos coste personal las relaciones con los empleados y los sindicatos”.

-¿Los políticos son emocionalmente más inestables?

[Se muestra cautelosa] “Las relaciones con los políticos están cargadas de mayores afinidades a la hora de entender la gestión de los servicios públicos. Algunos facilitan más el trabajo que otros. En ese sentido, hay que intentar respetar y atender los planteamientos de cada área de gobierno, pero compatibilizándolo con el fin último que se busca en la Administración, que es el de mejorar la atención a la ciudadanía”.

-¿Quién manda más aquí, el presidente o la coordinadora de recursos humanos?

[Sonríe] “El presidente [Ricardo Melchior], sin duda alguna. Siento un gran respeto por su capacidad de trabajo y por la gran confianza que deposita en mí. Eso es un enorme respaldo y un estímulo muy valioso”.

-¿Se ha intentado desde alguna posición política condicionar la labor de este departamento?

“Tampoco”.

-Vienes curada en salud, ¿no?

“Sí. Vine tras una etapa bastante complicada, cuando se produjeron,  del 92 al 95, las transferencias del Insalud a la Consejería de Sanidad. En ese periodo de mucho esfuerzo y pocos medios, logramos formar un equipo muy cohesionado. El mejor recuerdo que me traigo es el de los compañeros”.

-¿En qué ocupas la mayor parte del tiempo?

“Ahora mismo, en la negociación de los convenios colectivos. Estamos negociando a un buen ritmo y confiamos en que los nuevos estén cerrados  antes de final de año”.

-¿Te sientes realizada?

“Lo que realmente hace que se me ponga un nudo en el estómago es el vencimiento de un contrato. Conservar el nivel de empleo en el Cabildo es mi principal preocupación”.

-¿Qué reformas necesita esta institución?

“Reformas como necesidad no tiene. Actualmente se está funcionamiento y trabajando de la manera más adecuada”.

Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario