“En la sanidad pública prima el clientelismo”

Jaime Bethencourt es un histórico en activo. Auxiliar de enfermería en el servicio de la UVI, compatibiliza sus labores de representante de los trabajadores en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) con su responsabilidad en el secretariado nacional de Intersindical. Su vinculación a Diario de Avisos se remonta a  finales de los setenta. En la etapa palmera del periódico, ejerció el oficio de cajista.

-¿La sanidad pública tiene remedio en las actuales circunstancias?

“Eso depende de que las administraciones busquen ese objetivo”.

-¿Cuál es el diagnóstico?

“Desde nuestro punto de vista, el derecho fundamental de la sanidad está sometido a un acoso y derribo. Se mueven más que nada los intereses mercantilistas. Lo estamos viendo con la privatización, con el hurto de presupuesto, con la derivación de actividades asistenciales que pueden ser perfectamente desarrolladas en la pública…”

-Aquí ya conocen lo que es la externalización de servicios, ¿no?

“Ciertamente, lo de la externalización es un eufemismo”.

-¿Cómo habría que llamarlo?

“Privatización pura y dura, independientemente de que haya un sistema encubierto con las concertaciones. En este momento asistimos a un claro intento de esta práctica en la lavandería, sin que existan argumentos técnicos o económicos para hacerlo”.

-¿Qué ocurre?

“Percibimos que la Administración promueve la externalización para favorecer al sector privado. Y creo que también hay una tendencia a quitarse problemas de encima”.

-Que otros laven los trapos sucios…

“Exactamente. Se quitan tareas por comodidad”.

-Eso es un reconocimiento de que no saben gestionar…

“Sí… En los últimos años hemos sostenido que uno de los grandes problemas de los servicios públicos, y especialmente la sanidad, es la mala gestión. No prima la profesionalidad, sino el clientelismo político”.

-¿La enfermedad es un negocio?

“Y se pretende que aún lo sea más, a costa del sufrimiento de los pacientes y de los trabajadores”.

-¿Cuántos empleados hay en el HUC?

“Somos cuatro mil trabajadores”.

-¿Cómo les va?

“Hombre, el grado de descontento laboral se ha puesto de manifiesto en la reciente marcha blanca convocada por las organizaciones sindicales”.

-¿Qué es lo peor que funciona en este hospital?

“Yo creo que hay un problema genérico en cuanto a mal funcionamiento que viene dado por la negativa gestión. Evidentemente, lo que más se nota son las listas de espera. Bueno, se están cerrando quirófanos y reduciendo el número de trabajadores. Voy a dar un dato que puede parecer escandaloso…”

-Estoy curado de espanto…

“Verás. Hay una sesión concreta dedicada expresamente a derivar pacientes al sector privado”.

-¿Sí?

“Eso da idea del nivel de negocio que la Administración está permitiendo con la enfermedad”.

-No entiendo que se supriman camas para los pacientes y se proyecten apartamentos para sus acompañantes…

“Lo de las camas de los apartamentos era doblemente grave, porque se intentaba hacer negocio con los parientes de los pacientes. [No puede disimular la risa] Para facilitarles la labor pretendían construir apartamentos en la zona alta de los aparcamientos”.

-El comité de empresa puso el grito en el cielo…

“Al final, los representantes de los trabajadores desarmaron esa operación”.

-¿Cómo funciona el aparcamiento?

“Está en un terreno público cedido a una empresa privada por 45-50 años y los concesionarios aplican un cobro claramente excesivo y prohibitivo para el poder adquisitivo de muchos usuarios”.

-¿En qué se beneficia el hospital?

“Por sentencia, un porcentaje es utilizado por el personal. Pero esa gratuidad va a desaparecer por los recortes que ha impuesto el Gobierno autónomo”.

-Si hubiera que ingresar a los responsables públicos, ¿qué sección estaría más ocupada? ¿Quizá psiquiatría?

[Risas] “No creo que los gestores políticos tengan tantos problemas emocionales como para acabar en la consulta de psiquiatría”.

-Por cierto, ¿se han incrementado los ingresos por causa de la crisis?

“Lógicamente, un parado sin recursos y con una familia que mantener es un terreno abonado para un problema psicológico. El estado depresivo se ha multiplicado por veinte en los últimos cinco años”.

Jaime Bethencourt, delegado sindical en el HUC
 
Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario