Escuela de felicidad

La psicóloga Carmen Serrat-Valera y la periodista Alexa Diéguez enseñan en el libro Tú puedes aprender a ser feliz (Aguilar) a explorar los recursos, a gestionar las emociones y a aprovechar el talento para lograr la plenitud. Esta obra ayudará a entender cómo funciona el comportamiento, a identificar y vencer los obstáculos que impiden a una persona manejar emociones negativas, como el estrés, el miedo y la ira, para que no pongan trabas al bienestar. Son más de seiscientas páginas de consejos, ejercicios, técnicas, historias, experiencias de especialistas y reflexiones de filósofos y pensadores de culturas muy distintas. Ese carácter permite una doble lectura: de principio a fin o como consulta.“Las desgracias vienen solas, pero la felicidad hay que trabajársela. O, como ha dicho otra reconocida psicóloga, la desdicha es innata; la felicidad hay que aprenderla. Y buscarla es, no sólo un derecho, sino también un deber de los seres humanos. Porque la felicidad no es un destino, sino una manera de viajar, un modo de ir por la vida”. La felicidad es cosa de uno mismo, porque “no tiene mucho que ver con los factores externos”. Está demostrado que, a partir de un cierto nivel de bienestar, el dinero no influye en absoluto en la felicidad. Lo mismo ocurre con el excesivo tiempo de ocio, la total falta de responsabilidades, el éxito o la salud. Tampoco se es feliz por carecer de preocupaciones. “La insatisfacción, el maniqueísmo de verlo todo en blanco y negro, el dar a las cosas más importancia de la que tienen, los prejuicios que nos hacen sacar conclusiones generales a partir de hechos aislados, la rigidez en el modo de pensar y la resistencia a los cambios, la pretensión de evitar cualquier sufrimiento, plantearse metas irreales, compararse con los demás o buscar la aceptación y el cariño de todo el mundo, sentirse responsable de los problemas y desgracias de los demás, no aceptar las tres realidades de la vida (uno mismo, los demás, la propia vida), culpar a otros de lo que nos pasa o creernos incapaces de hacer algo son otros tantos obstáculos en el camino hacia la felicidad”.Estamos hechos de emociones y no hay vida fuera de ellas, remarcan. “Son los ladrillos de nuestra psique y, más que buenas o malas, son ineludibles. Las emociones aparentemente negativas nunca lo son de un modo absoluto; por lo que se trata de aceptarlas, no fomentarlas y aprender a convivir con ellas”.
En la larga lista de procedimientos para lograr el bienestar, el primero de ellos es darle un propósito a la propia vida. “El sentido de nuestra existencia lo llevamos dentro, por lo que no se trata de inventarlo, sino de descubrirlo. En ese camino debemos marcarnos metas y objetivos concretos, para lo que son imprescindibles la disciplina y la perseverancia”.
Carmen Serrat-Valera y Alexa Diéguez aconsejan cultivar las virtudes de la gratitud y del perdón. Con todo, el amor es “el sentimiento que demuestra que estamos vivos”.
Los pequeños placeres son los más frecuentes y los más baratos.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario