“Estoy en política convencido, no por conveniencia”

Los cargos por conveniencia son una carga para la sociedad. Menos mal que en política también se está por convicción. Frente al desapego ciudadano, Manuel Marcos Pérez reivindica el valor de lo público. El vicesecretario general de Asuntos Políticos y Comunicación del PSOE de Canarias no se priva.

-¿Se siente cómodo en el papel de palmero de Paulino Rivero?

“Bueno, no me considero palmero de Paulino Rivero. Yo soy palmero socialista. Lógicamente, estamos en un momento en el que hay un acuerdo de gobierno con Coalición Canaria que he apoyado. Se hace sobre la base de un planteamiento claro, que Canarias necesita un tratamiento diferenciado por parte del Estado”.

-La perspectiva es diferente. Antes estaban enfrente…

“Sí, en política uno puede estar en un lugar y luego cambiar por una coyuntura determinada. En la legislatura anterior, cuando el PSOE ganó las elecciones, ejercimos la oposición porque el PP y CC formaron una mayoría. He de reconocer que en aquella ocasión fui duro con el Gobierno. Entendía que, desde nuestra óptica, no estaba defendiendo adecuadamente los intereses de los canarios”.

-Esta vez es el Partido Popular el que suma más votos…

“Esa es la aritmética parlamentaria”.

-Los que siempre están ahí son los de Coalición Canaria. A ver si me pasan la fórmula de la vida eterna…

[Risas] “Si nos pasan esa pócima, encantado. Lo que quiero decir es que, efectivamente, con el sistema electoral de Canarias es prácticamente imposible obtener una mayoría absoluta. Es cierto que Coalición Canaria y antes las AIC han estado en los gobiernos en virtud de que se precisan al menos dos fuerzas políticas. Por eso, creemos que es un ejercicio de madurez democrática que haya más pluralidad en el Parlamento”.

-También podría funcionar un pacto entre el PSOE y el PP…

“Por supuesto. Pero yo nunca he vislumbrado esa posibilidad en el ámbito autonómico. Hay una distancia abismal entre ambos partidos en el modo de interpretar la política. Lo vemos cuando hablamos de definir prioridades”.

-Va a ser difícil encontrar en el Parlamento más pluralidad que en este partido…

“Este es un partido plural, democrático y de izquierdas con una gran tradición. Las divergencias son parte de nuestra historia. Es verdad que las carajeras crean desconcierto en la ciudadanía y eso es malo. Las discrepancias habría que canalizarlas en el debate interno”.

En vísperas de los congresos, ¡uno escucha cada cosa!

[Sonríe] “Puede ser. Las discusiones también se dan en las relaciones de pareja…”

-No se olvide de que existen los matrimonios de conveniencia…

“Al PSOE se viene convencido. Este partido tiene las puertas abiertas para entrar y para salir. Yo me afilié a los 19 años. No por conveniencia, sino por convicción”.

-Si descubre una chincheta en el escaño, ¿las primeras sospechas recaerían sobre algún diputado de su grupo?

[Risas] “Pensaría que se rompió la butaca y no sospecharía de nadie”.

-Me temo que conviene pegar chicles en los asientos para que sus señorías no se levanten tanto. Hace un rato no había ningún miembro del Gobierno en el pleno…

“En la sesión de control se requiere su presencia, pero no tienen por qué estar sentados en el banco azul los dos días del pleno”.

-Cuando alguien reclamó una revisión de las dietas, creo que no se refería a suprimir el refrigerio.

“Yo fui el primer sorprendido”.

-Era un punto de encuentro interesante…

“Coincido con esa apreciación. Aquel tentempié no era, a mi parecer, una manera de ahorrarme la comida. Por el contrario, servía para estrechar lazos de confraternidad”.

-El chocolate del loro…

“Sí, pero estamos en una situación en la que la demagogia es tan grande que obliga a hacer gestos cara a la galería. Aunque la reducción del gasto sea mínima, proyecta una imagen de austeridad”.

-¿Cuántas tijeras tiene en casa?

“Varias, porque soy hijo de sastre. Conservo las tijeras con las que mi padre cortaba la tela para confeccionar los trajes”.

-O sea que no se asusta cuando ve una…

“No me asusto en absoluto. Y tampoco cuando hay que tomar medidas”.

-¿Los recortes son de manga ancha?

“Hay que plantarse y propiciar un modelo que no cree más desempleo y exclusión social. No se justifica que se le inyecte capital a la banca y que, sin embargo, no fluya el crédito para las familias y las pequeñas empresas. Se está asfixiando a los sectores productivos con un adelgazamiento que lleva a la muerte”.

-Estamos en una etapa de conversión, no sé si religiosa, ideológica, política, económica… De la adoración al becerro de oro al culto en el altar del déficit público.

“Es la concepción de que debemos pagar los pecados que hemos cometido. Me alegro de que haya gente que se esté rebelando”.

 

Manuel Marcos Pérez, vicesecretario de Asuntos Políticos y Comunicación del PSOE de Canarias
Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario