“Fui al primer baile de magos, en el Guimerá”

Rosalba Castro Bello, una tinerfeña de 108 años


Un taxista nos conduce hasta el Hogar Nuestra Señora de la Candelaria, en lo alto del barrio de Salamanca de Santa Cruz. Cerca de la calle Prosperidad, Joaquín me presenta a su tía Rosalba, de 108 años. La persona más vieja del mundo con el certificado del libro de los récords es un hombre de 112. Solo le saca cuatro a esta mujer tinerfeña. 

Normal
0

21

false
false
false

ES-TRAD
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-language:EN-US;}

-¡Buenos días!

[Responde al saludo y pregunta a su sobrino] “¿Este quién es, un periodista?”

-Lo intento, señora… ¿Rosalba?

“Rosalba Castro Bello”.

-Permítame que le diga que usted no aparenta la edad que dicen que tiene.

“Ciento y pico”.

-¿El pico es muy largo?

“Un poquito largo, pero…”

-¿Cómo está la cosa?

“Bien, dentro de lo que cabe”.

-La veo fuerte. ¿Cómo se encuentra?

“Bien… Bueno, las piernas me duelen un poco”.

-¿Qué tal está aquí?

[Sonríe] “Aquí me quieren mucho”.

-¿Y la compañía?

“Bien, bien…”

-¿Se divierten?

“Bueno… Por las mañanas hacemos gimnasia [viene una animadora, que dirige unas actividades en un salón]”.

-[Llama mi atención con un gesto].

“Quiero decir que durante muchos años fui socia del Tenerife. Los quiero mucho. Siempre he sido del Tenerife. [Se le humedecen los ojos y le tiembla la voz]. Iba al estadio. No me perdía un partido. ¿Ahora cómo está el Tenerife, en Segunda?”

-Sí, ascendió este año. Dentro de nada, a Primera otra vez… ¿De quién se acuerda más?

“De Cuco [Andrés Gómez Rodríguez, mítico portero blanquiazul que falleció en octubre de 2011]”.

-¿De los últimos?

“A los nuevos no los conozco. Pero les mando un abrazo muy grande. Y que pasen a Primera”.

-[Joaquín me apunta que fue una señorita de la guerra] ¡Ah!, ¿sí?

“Iba a trabajar al taller patriótico”.

-¿Qué hacían allí?

“Pues, coser para los soldados. Les mandábamos ropa y eso. Estábamos en el Círculo Mercantil”.

-En el Círculo también se organizaban bailoteos.  ¿Ya no baila o qué?

“¡Qué va! Ya no. A mí me gustaba mucho bailar”.

-¿Qué tipo de baile?

“El tango, sobre todo”.

-¿Era madrina de soldados?

“Yo tenía dos”.

-Les enviaba paquetitos, ¿no?

“Sí, lo que se podía”.

-¿Qué recuerda de los carnavales?

“Que me divertía”.

-¿Nunca se presentó de candidata a reina?

“No, aunque sí estuve a punto de salir Miss Tenerife”.

-¿Dónde eran los actos principales?

“En las sociedades. Era distinto a lo de ahora. El Parque Recreativo, el Círculo de Amistad, el Mercantil, el Casino, el Náutico…”

-¿Qué tal las Fiestas de Mayo?

“Yo fui al primer baile de magos, en el Teatro Guimerá [1935]”.

-¡Mira qué bien! ¿Aquí juegan al parchís o a las cartas?

“Algunas juegan, yo no” [El pariente me explica que un chico toca la guitarra los viernes y que, además, vienen a arreglarles el pelo, las uñas, a tomarles la presión… Hace hincapié en que todos son voluntarios. En esta residencia trabajan unas diez monjas y personal de la calle].

-¿Y la tele?

“La tele sí la vemos”.

-¿Qué es lo que menos le gusta?

“Hoy todo está muy mal. Si salen noticias las oigo”.

-¿A qué se dedicaba?

“Ayudaba, cuidaba sobrinos. Como yo era soltera…”

-¿No se ha casado?

“Sigo soltera… Pretendientes no me faltaron. Tuve mis novios”.

-¿Cómo era el viejo Santa Cruz?

“Vivíamos en el centro y me acuerdo de todo. Las chicas y los chicos íbamos a pasear [a lo que actualmente es la plaza de la Candelaria]. Había sillas, que las alquilaba un tal Dimas. Pagábamos una perra”.

-¿El tranvía qué?

[Circuló entre 1901 y 1956] “Llegaba hasta Tacoronte. Transbordaba en La Laguna. Yo tenía unas tías que vivían allí. Solía ir al hotel Camacho, a los bailes. Eso ya lo quitaron. Y las lecheras venían a Santa Cruz”.

-¿Cuánto tiempo se tardaba entre Santa Cruz y Tacoronte?

“Lo menos una hora”.

-¿Se ha subido al nuevo?

“En este no. Lo he visto en fotografías”.

-¿Y las guaguas?

“Las guaguas perreras”.

-¿Por qué las llamaban así?

“¡Oh!, porque valían dos perras”.

-¿Ha sido viajera?

“Barcelona, Madrid, Alicante, Valencia… Todo eso lo he visto yo”.

Publicado el por DNM en Entrevistas 1 comentario

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Respuesta a “Fui al primer baile de magos, en el Guimerá”

  1. Joaquin Castro San Luis

    Mi enhorabuena Domingo por la entrevista a mi tia Rosalba,te lo agradezco de todo corazón.Está muy bien y la foto muy buena,me ha gustado en realidad.Un fuerte abrazo de tu compañero Joaquin Castro

     

Añadir un comentario