Imaginaria en el cuartel de San Carlos

Llueve sobre mojado, pero ni una gota se ha filtrado en el cuartel de San Carlos. Aquí estarán a resguardo los abogados del Gobierno de Canarias, que ahora ejercen sus funciones protegidos por ángeles de la guarda en el edificio, alquilado, de la avenida de Anaga. Tras la tormenta, con aparato eléctrico, vendrá la calma. Bajo el paraguas de la Dirección General de Patrimonio y Contratación, Arturo Cabrera y el arquitecto Félix Morales van camino del histórico inmueble para mostrar al DIARIO el estado de las obras. La previsión es que se reanuden en mayo, una vez que en breve se publique la licitación en el boletín oficial (BOC) y después de que a finales de abril se apruebe la pertinente adjudicación.

Si no rebrotan los inconvenientes, los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma se mudarán a las modernas dependencias en agosto. En el mes del parón judicial, se moverán con soltura.

“Hubo que rescindir el contrato con la empresa adjudicataria por incumplimiento”, recuerda Cabrera. “Incluso se les prorrogó el plazo. Esto debía estar terminado en enero de 2015”.  Sin embargo, Soluciones Integrales se desintegró. Quebró y entró en concurso de acreedores.

La primera piedra de la reconstrucción se colocó en 2003. A partir de ahí se formó un cúmulo de despropósitos. La cimentación hizo que el proyecto se tambaleara y se tragó el presupuesto. “Tuvieron  que inyectar hormigón a alta presión”, explica Morales. “Eso encareció mucho el coste y causó trastornos administrativos”.

Queda por implementar el aire acondicionado, el control del alumbrado, la dotación del mobiliario y el papeleo burocrático. “En la parte que a mí me corresponde”, resalta Félix Morales, “tengo más trabajo fuera, en el acondicionamiento de los exteriores, que dentro”.  A él le tocó la distribución interior: las instalaciones, el pavimento, el enfoscado… En estos 2.700, o algo así, metros cuadrados, existe “una importante diferencia entre la superficie útil y la construida” por las características edificatorias. Técnicamente, lo que más complicado le resultó fue adaptar el esquema distributivo a las nuevas necesidades: “En el proceso de paralización han cambiado algunas necesidades. Ha sido complejo, porque toda modificación en una distribución implica variación en las instalaciones y hemos tenido que trabajar mucho en esa línea. Al final, todo sale si la suerte nos acompaña”.  Quizá no se haya invertido tanto dinero como tiempo y paciencia. “En el inicio”, calcula Morales de memoria, “fueron 1.600.000 euros y luego, una cifra similar, en torno al millón setecientos mil”.

Siendo rigurosos, estamos ante un retraso endémico que se remonta a la segunda mitad del siglo XIX. En 1865, el ingeniero militar Saturnino Rueda se quejaba de que lo que comenzó en 1850 todavía no había concluido. Es el cuento de nunca acabar. Antes de que, en los ochenta, sirviera de local de ensayos de grupos del carnaval, el Ayuntamiento de Santa Cruz vendió el recinto a la Administración General del Estado, en 1849. Sobre el solar se erigió el Regimiento de Infantería de Tenerife, hasta que el Ministerio de Defensa devolvió los terrenos en 1978. Transcurridas dos décadas, en 1999, la corporación permutó la casona al Ejecutivo regional por el Fides, reconvertido en oficinas municipales.

Los despachos de los letrados en el cuartel de San Carlos están listos. Si quisieran, ya podrían ejercer. De pie, como en una imaginaria. Además de la Viceconsejería de los Servicios Jurídicos, entre estas paredes también se ubicarán la Viceconsejería de Acción Exterior y el Tribunal Económico Administrativo. El aforo ronda los 40 empleados.

Publicado el por DNM en Reportajes, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario