“La alimentación saludable no tiene recetas milagro”

Gladys Pérez Borges, enfermera educadora de endocrinología y nutrición del HUC


Gladys Pérez Borges, enfermera educadora de endocrinología y nutrición del HUCComer es un placer. Bueno, según qué y cómo. La postura también influye. Los hábitos de alimentación perfilan nuestra figura y el bienestar corporal. De mi visita a Gladys en el hospital salgo con la lección bien aprendida.

-¿Qué se hace aquí?

“Educación diabetológica, de alimentación saludable, de obesidad…”.

-¿Cómo?

“A las personas con obesidad mórbida les hacemos una valoración individualizada de sus hábitos alimentarios, de la actividad física que realizan, una evaluación de sus autocuidados… Con esos datos, se les introduce en una educación grupal que consta de dos sesiones con diez personas. En obesidad se siguen haciendo sesiones individualizadas, cada mes, mes y medio o dos meses, para motivar al paciente y fomentar lo que se ha explicado con sus propios hábitos”.

-¿La obesidad es un problema gordo?

“Mucho. De hecho, las dos mayores causas de mortalidad en el mundo tienen que ver con el mal comer: el hambre y los infartos provocados por un exceso de grasa en las arterias”.

-Deduzco que eso es consecuencia de una mala alimentación…

“Es lo que intentamos transmitir”.

-¿Hay dietas a la carta?

“Alimentación equilibrada y saludable solo hay una. Puede estar adaptada en cantidades y en calorías a una persona, pero el plan es el mismo. Las dietas milagro, muy hipocalóricas y ricas en proteínas, pueden ser válidas para un plan  de choque en pacientes que van a ser operados del estómago a fin de reducir el peligro de la intervención”.

-¿Qué no debería faltar cada día?

“De forma diaria debemos tomar alimentos farináceos: harina, granos, pan, pasta, arroz… Vegetales, dos veces al día y tres veces frutas. Eso, en cualquier pirámide de alimentación saludable recomendada por las organizaciones de expertos. Dos veces al día, alimentos proteicos (carne, pescado, huevos…); de dos a tres, lácteos y, de forma ocasional, bollería, productos ricos en grasa”.

-Algún nutricionista recomienda consumir toda la bollería que quieras por la mañana…

[Enfatiza] “Toda la que quieras no. Nosotros no recomendamos bollería a nadie.  A lo sumo, una vez al mes o cada dos, como hacían nuestros padres. Es mala a cualquier hora. Realmente, la bollería tiene una gran cantidad de grasa oculta que ingerida en exceso afecta a la circulación sanguínea. Aporta mucha caloría y, por tanto, mucho peso. Eso es la excepción. La norma debe ser comer de todo, alimentos naturales, en cantidades adecuadas”.

-¿Y las papas qué?

“Lo mismo que el pan, según la cantidad. Las papas las podemos comer a diario. Hay quien piensa que las bonitas, las negras, tienen menos azúcares, que no engordan tanto y que suben menos el azúcar. Entre las blancas y la negras, la diferencia es…”.

-El color…

“Es muy pequeña, en cuanto a contenido en almidón. Insignificante”.

-Las fritas sí que son dañinas, ¿no?

“Si una papa de este tamaño [coge una y la pone en un vaso medidor] tiene más o menos 92 calorías guisada o arrugada, esta misma frita son 300 calorías”.

-¿Engordan más los hábitos que determinados alimentos?

“Engordar siempre es un compendio de cosas. Ingerimos más kilocalorías de las que somos capaces de gastar. Influyen la alimentación y la actividad física; no solo para conservar el peso adecuado, sino para llevar una vida saludable”.

-¿Qué hago para bajar esta barriga?

“Fundamentalmente, actividad física reglada, no un día mucha y una semana nada. Se aconseja unos 45 minutos de ejercicios que te permitan, si no existe contraindicación médica, respirar sin dificultad. Y quitar los alimentos de alto contenido calórico: bollería, frutos secos, aceitunas, refrescos y todo lo que contenga azúcares añadidos. Eso es lo que verdaderamente tendríamos que evitar”.

-¿Qué me queda, entonces?

“Te lo doy por escrito [ríe]. Pues, te quedas con frutas, verduras, papas, arroz, pasta, pan, leche, yogures…”.

-¿La cerveza hincha?

“Aporta calorías. Como todo, depende de las cantidades. En esa pirámide de alimentación, está recomendado tomar una o dos copas de vino al día antes que bebidas blancas. La cerveza está entre los alcoholes con menos graduación. En nuestros regímenes contra la obesidad,  el alcohol en general está contraindicado”.

-Digo sin alcohol…

“Si te tomas una al día… Es como si me preguntas que si el pan engorda. El problema surge cuando nos excedemos. Lo ideal es comer variado, porque eso nos da los nutrientes básicos (hidratos de carbono, proteínas y grasas) junto a las vitaminas y los minerales que requiere el organismo para funcionar adecuadamente”.

-¿Qué se les enseña a las personas diabéticas?

“Explicamos cómo afrontar las complicaciones agudas, técnicas para inyectar la insulina, el cuidado de los pies…”.

-Un último consejo.

“(…) Mucho trato, poco plato y  mucha suela en el zapato”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario