La feria de las vanidades

Noria en una feria. / El guiño

Que las papeletas de la tómbola de la Moncloa estén trucadas no justifica las pataletas en las atracciones de la feria de las vanidades, ahora que se acercan las elecciones. Baleares se ha beneficiado de las iniciativas de Canarias en la reivindicación no de derechos, que son iguales para todos los españoles, sino del reconocimiento de las singularidades -las factibles, no las presumibles- derivadas de la insularidad (artículo 138.1 de la Constitución), un factor al que se añade una mayor lejanía en el archipiélago atlántico. De ello han hecho gala el Gobierno de Fernando Clavijo y su partido (Coalición Canaria), que acaban de descubrir el Mediterráneo.

A todas estas, la controversia carnavalesca en torno al Régimen Especial de Baleares (REB) no es más que una gota en un océano, pretendido caladero de votos con la pandorga del agravio. Antes de que el chiringuito del Consejo de Ministros sirviera un real decreto ley con medidas urgentes para la aplicación inmediata del REB (inspirado en el Estatut d’Autonomia), la jefa del Ejecutivo balear, Francina Armengol (PSOE), reclamó el 7 de febrero “las mismas condiciones que Canarias” para acceder a fondos comunitarios de la Unión Europea. “En el último periodo, al archipiélago canario le han llegado 1.800 millones procedentes del Feder [Fondo Europeo de Desarrollo Regional] y a Baleares, solo 267 millones”, arguyó en Menorca después de un viaje a Bruselas. En compañía de sus homólogos de Córcega, Gilles Simeoni, y Cerdeña, Francesco Pigliaru, pidió a la comisaria de Regiones, Corina Cretu, más financiación para equiparar estos territorios a las RUP. “A las regiones insulares que no somos ultraperiféricas no se nos dan las mismas oportunidades a favor de una cohesión social y de una competitividad empresarial y económica”, expresó la presidenta. “Si nos comparamos con Canarias, es evidente que no recibimos el mismo trato y tenemos que luchar para que al menos nos otorguen un estatus de periferia”. Esas palabras se quedaron sin viajar porque ella no estaba al lado de Pedro Sánchez, que, según Clavijo, “tira por tierra la ilusión de los canarios”. El eco se ahogó en el mar de la indiferencia.

En diciembre de 2016, Clavijo y Armengol corroboraron en Mallorca la “necesidad” de que la Administración General del Estado asuma el sobrecoste insular y que la compensación “esté presente en las políticas, de tal forma que se garantice la plena igualdad entre las Islas y la Península”. La cita finalizó con la firma de un manifiesto que refleja el posicionamiento común de Canarias y Baleares en materia de financiación, turismo y transportes. “Compartimos problemas y debemos plantear soluciones conjuntas”, constató Clavijo. “Somos dos archipiélagos y nuestra realidad es, a pesar de las distancias, muy similar y juntos podemos trabajar para lograr que se entiendan nuestras especificidades”. El texto llama a “complementar la legislación vigente, así como facilitar nuevas leyes que permitan la superación de las desigualdades que sufren los ciudadanos, las empresas o las administraciones que están radicadas en territorios insulares”.

El 11 de abril de 2018, en Tenerife, concertaron la creación de “un frente común para garantizar el incremento del 50% al 75% en la bonificación para los residentes en los trayectos aéreos y marítimos con la Península, así como la supresión de las tasas aéreas. El anfitrión celebró el ambiente de colaboración: “Somos dos archipiélagos, con problemas muy similares y tratamos de buscar soluciones comunes”. Resultó ser una jornada “muy completa”, que permitiría “seguir generando sinergias en lo que es un intercambio y otra manera de hacer las cosas”. Armengol le agradeció lo bien que “siempre” había tratado al Govern: “Hemos trabajado toda la legislatura juntos para que el Gobierno de España sea sensible a algo que es difícil de comprender si no se vive en una isla”.

José Miguel Barragán fue reelegido secretario general de CC durante el sexto congreso, en marzo de 2017, al que asistió como invitado el regionalista Jaume Font, líder de  Proposta per Les Illes Balears y diputado autonómico. Coalición comunicó el 18 de julio de 2018 su intención de concurrir al Parlamento Europeo, en la convocatoria del 26 de mayo, conjuntamente con El Pi: “Acordaremos una línea de actuación en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2019 y en la tramitación del Régimen Especial para Baleares”. Barragán alentó una “alianza en la defensa de los territorios alejados del continente”.  Sánchez “está dispuesto a reírse de los canarios hasta su último día en el poder”, clamó la semana pasada. “Nos alegramos por Baleares, pero no aceptamos que ignore nuestro REF y el Estatuto de Autonomía”.

Armengol anunció en septiembre un compromiso sobre la “ley de compensación de los perjuicios de la insularidad”. En el Pi se sintieron “engañados como chinos”. Font se soltó la lengua: “Que no nos den un chupa chups, Baleares quiere una ensaimada bien grande”.

El decreto ley ha sido convalidado por el Congreso con la abstención de CC. La noria despliega su fuerza centrípeta.

Publicado el por DNM en Crónicas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario