“La fuerza del cambio está en nuestras manos”

Giorgina Salvador y Nieves González, Fundación Vicente Ferrer


En un lugar de la India rural de cuyo nombre conviene acordarse (Andhra Pradesh), siete valientes mujeres cumplen el ambicioso reto de cambiar su destino mediante la adaptación de los factores ambientales a las necesidades reales.

Hemmavathi construye una vivienda digna para su familia con la ayuda de su comunidad y de la Fundación Vicente Ferrer.

Yellamma es artesana. Sufría una triple discriminación: por ser mujer, por su discapacidad y por pertenecer a una casta baja. Felizmente, ahora tiene trabajo y respeto.

Kanthamma era muy pobre, pero consiguió un microcrédito de la Fundación Vicente Ferrer y se compró una vaca. Gracias a eso, vende leche y produce biogás y abono.

Nagamma lidera una red de apoyo mutuo donde las mujeres pueden formarse y fortalecer sus capacidades.

Vani contrajo el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) durante su matrimonio. Actualmente, viuda, colabora en la erradicación del estigma.

Durgamma cree, como maestra, que la educación liberará a su gente de la pobreza.

Likita será ingeniera. Su padre y su madre no pudieron estudiar. Invierten los recursos en sus dos hijos.

Ellas simbolizan la fuerza del cambio en un territorio inmenso aunque no tan grande como sus corazones. Las incansables emprendedoras participan en el Programa de Desarrollo Integral de la Fundación Vicente Ferrer, una organización que trabaja allí desde hace más de cuarenta años. Su testimonio ha llegado a España a través de una exposición itinerante, con fotografías de Albert Uriach, maquetas, juegos interactivos… A su paso por Santa Cruz de Tenerife, el camión aparcó en el parque García Sanabria.

“Cada una encarna uno de los ejes sobre los que gira la fundación”, detalla la técnica de sensibilización Giorgina Salvador. “La mujer en la India está muy subordinada”, afirma mientras se prepara para ejercer de guía en una visita escolar. “¡Ver para creer!” La acompaña Nieves González, representante de la Fundación Vicente Ferrer en la isla. Está muy contenta por la “cálida” acogida, encantada con la presentación de la campaña en el Círculo de Amistad XII de Enero y extraordinariamente motivada tras la proyección de un documental en el TEA. “El recorrido no termina aquí”, puntualiza Nieves. “Es muy largo el camino y hacen falta muchas manos para empujar la caravana”.

Las semillas que el filántropo Vicente Ferrer Moncho (1920-2009) sembró en Anantapur florecen en la conciencia de miles de personas, que aportan su granito de solidaridad desde cualquier parte del mundo. Unas  cuotas mensuales adecuadas a las circunstancias particulares de los socios de la ONG contribuyen a la búsqueda de soluciones prácticas a los graves problemas que dificultan el enriquecimiento de las condiciones de vida de los habitantes de un país en continuo crecimiento. 

“Espíritu de superación, sabiduría, compromiso, empatía, altruismo, ilusión y esperanza”. La energía emocional transforma los latidos de la mente en poder de decisión. 

Publicado el por DNM en Gente ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario