La gran maraña

El puzle del 'brexit'. / El guiño

Si la salida ordenada del Reino Unido de la Unión Europea ya supone un grave perjuicio, el portazo con el que amaga Boris Johnson causaría fracturas en el tabique nasal y magulladuras por todo el cuerpo. Una desconexión sin carta de ajuste destruiría más de 1,7 millones de puestos de trabajo en las demás naciones del bloque comunitario (350.000, con acuerdo). En España, donde normalmente Canarias sale mal parada, serían 70.000 empleos los que se irían al garete. Con un incremento en los aranceles y de las trabas para viajar, el comercio y el turismo serán los sectores más dañados en cualquier caso. Las repercusiones en la agricultura de las Islas tampoco son insignificantes. De hecho, el campo económico más damnificado va a ser el del tomate y el pepino.

Según la Estadística del Padrón continuo a 1 de enero de 2019 (se ofrecen los datos de la población residente en España a 1 de enero de cada año), en Canarias residen 25.521 británicos: 12.926, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y 12.595, en la de Las Palmas. A la inversa, alrededor de 3.000 isleños viven allí. Las cifras hablan por sí solas. De ahí, la importancia de levantar diques de contención para frenar en seco los desbordamientos. No es una tarea sencilla.

Un informe del Gobierno británico elaborado durante el mandato de Theresa May y revelado por The Sunday Times, augura que un brexit duro llevaría el caos al Reino Unido. En el paso entre La Línea de la Concepción y Gibraltar habría retrasos de hasta cuatro horas. En la denominada operación Yellowhammer (martillo amarillo), se dibujan los escenarios probables de una despedida brusca el 31 de octubre: frontera en Irlanda del Norte, reducción de alimentos frescos, encarecimiento de los productos, escasez de medicamentos, embrollo aduanero (entre el 50% y el 85% de los camiones que atraviesan el canal de la Mancha no estarán listos para llegar a Francia)…

May prometió (no de sus bolsillos, claro) más de 4.000 millones de libras para prepararse ante el brexit. A esa cantidad, Johnson añadió 2.000 millones. Se trata de contratar 500 oficiales extra de la fuerza fronteriza, consolidar las infraestructuras portuarias, gestionar la interrupción del tráfico en Kent -un condado limítrofe con el Canal de la Mancha), garantizar el suministro de medicamentos, información y propaganda. Tres comisiones sustituyen al Comité de Salida de la UE concebido por May.

Canarias creó en octubre de 2016 un grupo de estudio para evaluar el impacto del brexit en la economía regional. En el documento actualizado el 22 de mayo de 2019 se deja constancia de que la mayor repercusión en el sector turístico derivada de la confusión se acusa en las ventas a británicos de las empresas asentadas en Canarias (-6,8%), Baleares (-5,6%), litoral levantino (Región de Murcia, -4,7%, y Comunidad Valenciana, -4,3%) y Andalucía (-4,6%). La prórroga que la CE otorgó en abril alejó un efecto negativo en España de 1.436 millones de euros y una caída de, 1,1% en el crecimiento turístico de 2019. La amenaza está aquí otra vez.

Entre las afecciones en la economía canaria, el Ejecutivo canario ha analizado datos como el saldo comercial, la compra de inmuebles, la inversión exterior, el presupuesto comunitario y el intercambio de estudiantes. En 2015, la exportación de legumbres y hortalizas al Reino Unido supuso el 52% del total. Los británicos representan el 31% del gasto turístico global en el Archipiélago (el 3% del PIB regional), por lo que una merma de su poder adquisitivo se reflejaría en el consumo y en el tiempo de estancia. El 27% de los compradores de viviendas en Canarias corresponde a ciudadanos del Reino Unido. “Una depreciación de la libra repercutiría en este segmento de compras e incluso en el regreso de este porcentaje de la población al Reino Unido, pues en su mayoría son pensionistas”. Gran Bretaña es, además, el país europeo -no español, naturalmente- con el mayor número de canarios radicados, a quienes se les plantearán problemas con los permisos de trabajo y residencia.

El anterior consejero de Economía, Pedro Ortega, avisó de que la capacidad de Canarias es   exigua, dado que “buena parte del control de las variables más relevantes, como la política comercial, aranceles el cielo único y el tipo de cambio se gesta en instituciones supranacionales”. No obstante, abogó por adoptar mecanismos excepcionales impulsados desde la comunidad autónoma en su condición de región ultraperiférica. Durante una comparecencia parlamentaria, manifestó: “La cautela debe ser nuestra compañera en estos momentos. Creemos que existe la posibilidad de efectuar una excepción al marco del POSEI y aumentar las ayudas para incluir la parte que España dejaría de pagar por el transporte de mercancías agrícolas”.

La actual responsable de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias, confía en que el relevo en los órganos de la UE propicie unas instituciones “sólidas y fuertes”, que permitan,” de alguna manera”, amortiguar el porrazo del brexit. El 21 de agosto encabezó una reunión del equipo de emergencia, integrado por los departamentos de la Administración autonómica implicados.   Para principios de septiembre se ha convocado representantes del ámbito agrícola.

En 2018, las exportaciones agrarias hacia el Reino Unido registraron descensos. Las del tomate se recortaron un 6,2% en valor y un 6,5% en peso. El bajón en los pepinos fue del 19,2% (valor) y del 16,6% (peso). Los precios de los tomates crecieron un 0,4% en términos unitarios (valor/peso), pero los de los pepinos retrocedieron un 3,1%. Por lo que respecta a las importaciones, se observa un ascenso del 14,3% de las papas en valor y una disminución del 2,0% en peso. Los precios subieron un 16,7%. Así está el panorama.

Publicado el por DNM en Crónicas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario