La mochila del Fdcan

Fernando Clavijo revisa su mochila. / FRAN PALLERO

Fernando Clavijo está de gira, en vísperas del congreso de CC y a la búsqueda de la estabilidad nunca conseguida, para contar las bondades del fondo de desarrollo En la mochila de Fernando Clavijo pesa la sospecha de propaganda a cuenta del Fdcan. El presidente del Gobierno de Canarias está de gira y hay quien piensa que lo hace para captar adhesiones al objeto de apuntalar su Ejecutivo, tras la ruptura con el PSOE, y afianzar el liderazgo en CC con motivo del congreso de marzo. Aunque él insiste en que no optará a la secretaría general -ya lo es en Tenerife-, Clavijo quiere asegurarse el control del aparato para propulsar la maquinaria del poder.

La fórmula para la distribución de los recursos liberados de la compensación a la Administración General del Estado por la supresión del Impuesto General de Tráfico de Empresas (IGTE) se entendió como un tartazo a los socialistas, que aguantaron el equilibrio hasta que el presidente los expulsó del banquete. En el pleno parlamentario del 19 de enero, Clavijo escondió la mano y prorrumpió que el Fdcan era una excusa del PSOE para salir por patas después de ausentarse dos veces del Consejo.

Ya sin los niños traviesos en los sillones traseros del utilitario, Fernando Clavijo rubricó el 30 de diciembre los correspondientes convenios con los siete cabildos, las dos universidades públicas y los ayuntamientos. Conforme al criterio que vio la luz, en un parto con cesárea, el día de la destitución de los cuatro consejeros del PSOE, la asignación se ajustó a los porcentajes de participación de cada isla en los ingresos del Régimen Económico y Fiscal (REF). La tormenta de la triple paridad descargó café sobre el campo. Clavijo está recogiendo la cosecha y repartiendo sonrisas. “Hoy es un momento importante, pero no el único”, proclamó el mandatario. Y llevaba razón, porque pocas veces tan poco ha dado para tanto. A semejanza del afilador, que hace sonar la siringa para atraer a la clientela, Clavijo pedalea a toque de corneta y al flautista de Hamelín le entran unos celos profesionales de fábula.

La eliminación de los 80 millones de euros para la sanidad, la educación y los servicios sociales incorporados a los presupuestos autonómicos a través de una enmienda de Nueva Canarias en la ponencia votada además por el PSOE, el PP y Podemos indignó a Román Rodríguez. El portavoz de NC corroboró que el Fdcan “no es un plan de desarrollo, puesto que siguen intactos los proyectos de aparcamientos y adoquines”. Del “cemento” y para los “amigos”. Así definió este instrumento. “Hay cero euros para sanidad, educación y los servicios sociales”, se quejó.

La piedra filosofal para la construcción de “una Canarias distinta” obra la ilusión de convertir los metales en oro político. Convencido de la rentabilidad de los 1.600 millones de euros invertidos a un plazo de 10 años, el dirigente alberga la esperanza de que los huevos Kinder Sorpresa traigan soluciones amoldadas a los deseos particulares. “No somos iguales, tenemos diferencias”, aduce en un elogio la diversidad de modelos productivos. “Generamos sinergias juntos. Lo que nos une son los ciudadanos. Se ha hablado y escrito mucho del Fdcan, pero la voluntad de todos es hacer las cosas distintas para diversificar nuestro modelo productivo, con fórmulas nuevas, planificar y proyectarnos a diez años vista y ese trabajo se ha hecho”.

En un periplo ¿de campaña?, Clavijo ha visitado esta semana Lanzarote y Tenerife. A El Hierro se trasladó con la talega la consejera de Hacienda, Rosa Dávila. En Arrecife se rodeó del presidente del Cabildo, Pedro San Ginés (CC), y de los alcaldes. “Ya ha hecho una transferencia de 18 millones de euros, por lo que hablamos de un hecho y no de un sueño”, entonaron a coro. San Ginés brindó por “la oportunidad sin precedentes para acometer con verdadera ambición planes que, de otro modo, serían impensables”.

Al lado de Clavijo y Dávila, la comitiva de la ruta de las Montañas de Fuego la integraba la titular de Turismo, Cultura y Festivales de Música, la paisana Mariate Lorenzo, y el viceconsejero de Economía, Ildefonso Socorro. “De nada sirve sacrificar lo que nos unió por un maravilloso decreto”, reflexionó el jefe del Ejecutivo. Si es preciso, “se cambia”.

En Tenerife, Fernando Clavijo y el presidente de la corporación insular, Carlos Alonso, han confiado la innovación a la Universidad de La Laguna y al Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) mediante 40 contratos de investigación, con una duración mínima de cuatro años, englobados en el programa Agustín de Betancourt, denominado así en honor al ingeniero militar e inventor de origen portuense y colaborador del zar Alejandro I. Se trata de incentivar “el talento de la excelencia”.

El 10 de febrero, Clavijo, Dávila; la consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, Nieves Lady Barreto; el de Presidencia, Justicia e Igualdad, José Miguel Barragán, y el presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, conformaron la mesa técnica de supervisión del Fdcan en coordinación con los 14 ayuntamientos. Allí se encontraron con la dificultad de justificar el dinero de 2016. La varita mágica guía el “ejercicio de lealtad y de coherencia más allá de los colores partidistas”. El propósito es que esta inyección económica actúe en el organismo como una hormona de crecimiento del producto interior bruto y evite la descompensación. El tratamiento beneficia al Roque de los Muchachos, la Cueva de Las Palomas del Valle de Aridane, la estación de guaguas de Santa Cruz y a las zonas comerciales abiertas.

En una posición bastante crítica, el Cabildo de Gran Canaria aceptó los 167 millones de euros “¡Por imperativo legal!”.

Desde la óptica de la “solidaridad” y la “generosidad”, el maná del Fdcan constituye una fuente de energía renovable que impulsa a vivir sin aire. Como juego de rol o de cartas coleccionables, vale para hechizos y conjuros. Las promesas de la fe son inescrutables.

Publicado el por DNM en Crónicas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario