“La música influye y nos afecta emocionalmente”

Blanca Casañas, cantante


Blanca Casañas, cantanteLa música es un arma del alma para preservar el estado de ánimo. Dispara adrenalina en los disturbios del desaliento y ameniza el bienestar de la paz interior.

-Blanca, ¿de qué color es la música?

“¡Uy! Podría ser blanca, porque el blanco tiene todos los colores. Yo diría más bien que la música es un arcoíris. Pero si tengo que elegir un color, elegiría el blanco”.

-¿Quién lleva la batuta cultural?

“Yo creo que la lleva la economía [risa irónica]. Ese es el gran problema de la música… Bueno, de la cultura en general”.

-¿A qué suena el desencanto?

“Me parece increíble que los trabajadores públicos, los políticos, no se preocupen por el bienestar, sino única y exclusivamente por la economía. También es importante, pero hay que dar una de cal y otra de arena. Si se puede se atiende a todo; si no, habrá que hacer un reparto equitativo”.

-¿En qué armonizas tus acordes?

“En todo lo que venga, lo que me propongan. Estoy abierta a cualquier iniciativa. Ahora mismo hay una propuesta del grupo Jeita, que dirige Jeremías Martín y que hace música popular pero sin anclarse en el pasado, que es mi visión. Luego, con Óscar Bacallado y Cirilo Leal le estoy dando vueltas a una obra de teatro”.

-[¿La subvención es una venda para cubrir lo que no vendas?].

“Mi último disco lo grabé con una ayuda del Gobierno de Canarias. Gracias a eso pude sacarlo. Si no, ¿de dónde? Yo no tengo grandes ventas. Pero todo no se puede basar en lo que vendas”.

-¿Es verdad que las plantas sienten la música?

“Sí, yo he oído y leído eso. La música tiene muchas más propiedades de las que nosotros creemos. Nos influye, es evidente. Y emocionalmente nos afecta”.

Blanca Casañas. / Roberto Bacallado

La cantante Blanca Casañas. / Foto: Roberto Bacallado


-¿Una solista actúa mejor sola?

“No, en la música siempre es mejor acompañada. Lo que pasa es que una va quemando etapas. La de la Agrupación Folklórica Universitaria fue fantástica, absolutamente maravillosa, por lo que conocí y aprendí y por la gente con la que coincidí. Claro, vas teniendo una edad y llegó un momento en el que me sentía como la madre de todos. Y porque quería hacer cosas diferentes. Después montamos Fuerte Ventura, formé parte de coros…”.

-¿Qué es lo más antiguo de lo moderno?

“Hay una música que es atemporal y otra que pasa de moda. Por ponerte un ejemplo muy simplón, las canciones de Georgie Dann sirven perfectamente para el verano, para cualquier verano, pero solo para el verano”.

-¿Por qué la música clásica no caduca?

“Esa es la atemporal. Cuando se creó no había otra cosa y ahora tenemos muchísimas más posibilidades”.

-¿Existe alguna ópera divertida, alegre? Y no me refiero a las bufonadas.

“¡Hay óperas muy divertidas! Un problema de la ópera, y en general de la música clásica, es que cuando nos la tropezamos en la radio no sabemos lo que escuchamos. Recuerdo la primera vez que fui a la ópera, era pequeñita, me llevaron del colegio. Solo veía a una señora [emite un agudo] y decía: ‘¡Qué sonido tan bonito!’. Si no lo entiendes te aburres. Con el tiempo supe que había acudido a una representación de Madam Butterfly [de Puccini]”.

-Es un drama no entenderlo…

“Un drama que lo puedes vivir [y sentir]. La ópera es como una obra de teatro o una película”.

-[Refunfuño en broma] ¿Otelo no cansa ya?

“No, los celos son muy recurrentes. Son sentimientos del ser humano. Inevitables [risas]”.

-¿El colmo de un cantante es que dé el cante y te encante?

“Probablemente, sí. La última vez que estuve en un concierto, en el Teatro Leal, me sorprendió el grupo Vocal Siete, cuyo único instrumento es la voz. Nos fuimos a comer a Gastro Timple y dieron otro espectáculo allí”.

>> Más información sobre Blanca Casañas

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario