“La pasión se tiene y las emociones se transmiten”

La directora de la escuela de Fama ¡a bailar!, el programa de superación personal de Cuatro, recoge en Paso a paso (Aguilar) prácticos consejos y divertidas anécdotas de la televisiva academia. Este libro es una caja de herramientas para edificar los sueños más realistas. “El secreto se esconde en tu interior”, atestigua la bailarina y coreógrafa Lola González.
-¿Por qué el talento tiene mala fama en televisión?
“A veces se confunde la popularidad con el talento. Lamentablemente, ahora triunfan programas donde abundan las peleas y los gritos”.
-¿Los espectadores de ‘Gran hermano’ hacen el primo?
“Hay público para todo. A mí no me gusta descalificar a la gente por lo que ve”.
-¿La fusión entre Telecinco y Cuatro ha creado confusión?
“Confusión, no. Lo que ocurre es que hay cosas que te descolocan un poco, porque hay un tiempo de rodaje. Espero que se respete el perfil de Cuatro y, de hecho, esa es la intención. Como yo siempre voy por la vida sumando, no quiero pensar que perderemos nuestro estilo”.

-¿El libro es un espejo del programa?
“Parece una tontería, pero hay gente que no se mira al espejo. En este libro cuento los momentos del espejo, cómo ayudamos a los chavales a superar sus complejos. Y mucho más. La idea es trasladar a la calle las sensaciones que vivimos en la academia, además de ofrecer una serie de consejos para comportarse dentro y fuera de la pista de baile. También me he propuesto reflejar las etapas por las que pasan los chicos”.
-¿Para cumplir un sueño conviene estar despierto?
“Muy despierto, sí. De lo contrario, cuando llegas arriba eres un muñeco de papel que se cae a los dos minutos. Hay que ir subiendo escaloncitos y vivirlo al instante. Lo que vas encontrando en ese camino es lo que te mantiene en pie”.
-¿Cuál ha sido la mayor pesadilla en la academia?
“Cuando alguien abandona la escuela, ya sea por cuestiones personales o por una lesión. Eso es una pesadilla para mí, porque se ha terminado un sueño”.
-¿Dejar volar la imaginación sin tener los pies en el suelo te corta las alas?
“Lo ideal es buscar un equilibrio entre soñar y volar lo más alto que se pueda, sin olvidar quiénes somos ni dónde estamos”.
-¿La creatividad es alumna de la ilusión?
“Yo diría que sí. Cuando te falta la ilusión y estás hundido se te quitan las ganas. Y eso se nota en la danza”.
-¿La pasión se convierte en enemiga si no dominas las emociones?
“Bueno, las emociones se transmiten y la pasión se tiene”.
-¿La imagen transmite carácter?
“Es fundamental para triunfar, pero los jóvenes de hoy están muy condicionados por la imagen de los artistas y de los famosos en general. Yo les recomiendo que no copien, sino que cuiden su personalidad”.

-¿Eres lo que imaginas o solo es una suposición?
“Tu imagen te define y tiene que ser auténtica, original. Al presentarte ante tus profesores deberías saber perfectamente quién eres, qué quieres conseguir y qué deseas mostrar a los demás. Lo que más valoramos no es tu exquisita técnica ni tus maravillosas manos en el aire, sino la confianza que sudas, la espontaneidad…”.
-¿Tan importante es bailar de corazón?
“Si eres sincero con todo y con todos, si eres honesto, si eres noble contigo mismo y con los demás, lograrás bailar desde el corazón. Es tan importante como eso”.
-¿Los profesores aprenden en la escuela?
“Yo aprendo, porque en la escuela son conscientes de que vengo a enseñar y no a grabar un vídeo. Su capacidad de adaptación me enriquece. Cada día me sorprenden más”.
-¿Las rivalidades duelen más que los pisotones?
“Los profesores queremos bailarines y bailarinas que hagan equipo, no que se dediquen a cuidar un territorio imaginario. De ahí que insistamos en que antes que el baile está la vida”.
-¿Escuchar es un arte?
“Sin duda. Es una de las reglas no escritas. Escuchar no es poner cara de interesado ni prestar un poco de tiempo al que está hablando. Es aceptar las críticas y entender que están relacionadas con tu trabajo, y no con tu persona. Y ese arte va unido al respeto hacia los demás”.
-¿Se necesita carné para conducir la autodisciplina?
“Disciplinarse a uno mismo forma parte de la indispensable tarea de conocerse para sacar el mejor partido. Si un bailarín no es organizado en sus comidas y en sus horas de ensayo, en sus horarios de descanso y en la forma en que trabaja su imagen, le resultará muy difícil realizar un sueño”.
-¿La soledad es mejor en compañía?
“Lo bailarines somos egocéntricos porque somos solitarios. Nos pasamos horas bailando solos en el salón de casa, en cualquier sitio donde veamos que podemos bailar. Pero no lograremos nada sin apoyo, tanto en los ensayos como en las representaciones públicas. Bailar es una profesión en la que intervienen compañeros en las coreografías, en la definición del estilo… Bailar es amistad”.
¿Qué pasos tendría que dar un patoso?
(Risas) “El primer paso, creerte que puedes bailar. El segundo, disfrutar. Luego vamos a clase y haremos lo que sea”.

Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario