“Las ilusiones se construyen soñando con la realidad”

María Ángeles Palmero Díaz, vicepresidenta de Fepeco


María Ángeles Palmero Díaz, vicepresidenta de FepecoMe lleva en el coche para demostrar que las mujeres no son peligrosas al volante. Era un riesgo innecesario. Nos bajamos y Ángeles despliega sus alas bajo el luminoso cielo del barrio de La Salud. Está feliz y se siente “orgullosa” de vivir en esta zona de Santa Cruz, una metáfora de la cercanía en el trato social que ella predica y practica. Se maneja con destreza en los circuitos del sector de la construcción y de la empresa familiar.

-¿Ser mujer es un reto?

“Es un privilegio. Aunque hemos avanzado, queda mucho por hacer. Las mujeres no queremos ser hombres. Lo que queremos es igualdad de oportunidades en el mercado laboral, igualdad efectiva en todos los ámbitos. Eso significa, por ejemplo, que las empresas vean qué personas están capacitadas, tienen habilidades, conocimientos y que, sean hombres o mujeres, aspiren a la misma categoría”.

-Discriminar por razón de sexo es del género tonto, ¿no?

“Pero se hace. Dicen que las profesiones no deberían tener sexo, y yo lo creo. Sin embargo, cuesta todavía hacer entender que algunas mujeres quieren otra forma de vida, otros trabajos… Eso hay que valorarlo”.

-¿Con qué herramientas se construyen las ilusiones?

“Pues, mira, las ilusiones se construyen soñando siempre, sin perder de vista la realidad. Una persona sin ilusión no tiene vida. Yo me levanto cada día con la esperanza y con ganas de comerme el mundo”.

-¿Hay una crisis de felicidad?

“Hay una crisis de valores. Fíjate que en estos tiempos de dificultades a lo mejor nos hemos dado cuenta de la relevancia de la familia”.

-¿Emprender es comprender?

“Por supuesto. Pero te voy a decir algo: sí, hay que apostar por nuevos nichos de trabajo, pero se han olvidado de los empresarios que llevan toda una vida. También habría que conservar lo que ya tenemos. Lo fácil es montar una empresa, vas a la Cámara de Comercio y en 48 horas lo resuelves. Lo difícil es batallar y mantenerla en el tiempo, que te permitan desarrollarla para generar empleo. El mayor problema de esta crisis ha sido no invertir para evitar que se paralice la actividad económica. Trabajo es empleo, el sosiego que ha perdido esta sociedad”.

-¿El turismo es un bien ganancial o privativo?

“Un bien ganancial. Por el turismo, estamos en esta situación y no hemos ido a peor. Lamentablemente, a veces ha sido gracias a las desgracias de otros países. Por eso, hay que fidelizar. No nos podemos quedar obsoletos, porque el mundo es muy amplio y Canarias posee unos recursos naturales que hay que aprovechar. Debemos cuidar las infraestructuras, modernizar y planificar a futuro. De ahí, la importancia de la construcción”.

-No ser amable es desagradable, ¿verdad que sí?

[Sonríe] “Para mí es mucho mejor dar con una persona amable. Ahora, yo también puedo ser desagradable en un momento dado. Por naturaleza, claro que sí. A mí es que me gusta el trato con las personas y procuro mostrar la mejor cara. Yo animo a empatizar con el sentimiento de los demás. Más que escuchar y quedarnos quietos, ponernos en su lugar ante una adversidad”.

-¿Qué te divierte?

“Cosas divertidas te pueden pasar todos los días. Últimamente, voy en el coche y, cuando en Teide Radio, en Despierta Tenerife, salen la Señora y el Caballero [de Juan Luis Calero], me parto de la risa. Estoy en un semáforo y se me están cayendo las lágrimas. Agradezco enormemente que se informe, pero que también se entretenga”.

-¿Por qué estás hoy tan contenta, Ángeles?

“Porque se anuncia el inicio de la rehabilitación de las viviendas en los barrios. Eso significa dignificar la vida de las familias y adecentar el entorno urbano”.

-[Delante de su empresa, Tinerfeña de Obras Públicas] ¿Las paredes ladran?

“¡Si las paredes hablaran! Si supieran algunos el sufrimiento que hay detrás de las puertas de los negocios…”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario